Está usted en:

Comparecencia ante el Pleno del Congreso

Sánchez afirma que Europa vuelve a responder unida para proteger a sus ciudadanos ante la crisis derivada del COVID-19

Congreso de los Diputados, Madrid, miércoles 29 de julio de 2020

El jefe del Ejecutivo ha mantenido que, con el acuerdo alcanzado en el Consejo Europeo extraordinario del mes de julio, Europa ha respondido al mayor desafío de su historia durante los últimos 100 años.

A su juicio, la primera lección que se puede extraer es que Europa vuelve a creer en la unión, en el principio de reciprocidad y apuesta unida por seguir escribiendo su historia. La segunda es que no ha dejado caer a sus ciudadanos, en especial a los más vulnerables, ante la crisis creada por la pandemia. La tercera lección es que Europa pide a España igualdad de género, cohesión social y territorial y una apuesta por la transición ecológica y digital, algo que ya forma parte del proyecto del Gobierno desde el principio de la legislatura.

El presidente ha asegurado que la pandemia no ha cambiado las prioridades que expuso en su discurso de investidura, sino que las ha reforzado. La digitalización de la economía es, en su opinión, imprescindible para mantener la actividad productiva a través del teletrabajo y para sostener el sistema educativo. La transformación ecológica es esencial para detener el cambio climático, ganar en salud y generar empleos de calidad. La igualdad de género es necesaria cuanto antes y a la cohesión social se tiene que unir la cohesión territorial. "No queremos que haya brechas insalvables entre distintos colectivos: privilegiados y vulnerables, y entre las zonas urbanas y las rurales, ni entre las comunidades autónomas", ha subrayado.

"Reivindicamos el proyecto de país en el que venimos trabajando", ha sostenido el presidente, para quien el diagnóstico del Gobierno es el correcto y sus objetivos no se han movido: recuperar el crecimiento, crear empleo digno y empresas.

Pedro Sánchez ha explicado que durante los consejos europeos, tanto ordinarios como extraordinarios, celebrados desde el inicio de la pandemia, España siempre ha reclamado una respuesta europea consecuente y proporcional a la situación derivada de la crisis sanitaria: "Para los parámetros europeos habituales, hacer una propuesta el 23 de abril y tenerla aprobada por unanimidad tres meses más tarde es todo un éxito colectivo del que nos congratulamos. Europa no solo ha decidido bien, sino que ha decidido rápido".

El presidente ha hecho hincapié en que, durante las intensas negociaciones, el Ejecutivo siempre reivindicó de forma clara, firme y proactiva que sus prioridades eran un fondo ambicioso, constituido principalmente por transferencias y no por préstamos.

140.000 millones de euros para España en 6 años

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención desde la tribuna del hemiciclo del CongresoPedro Sánchez ha detallado que el paquete de apoyo a la recuperación frente a las consecuencias económicas y sociales del COVID-19, denominado "Próxima Generación UE", está dotado con 750.000 millones de euros, de los que 390.000 millones serán transferencias y 360.000 préstamos.

Sumados al Marco Financiero Plurianual 2021-27 de 1,074 billones de euros, la cifra total supera los 1,8 billones de euros. "Es un acuerdo muy ambicioso, un Plan Marshall que permite afrontar, con un respaldo sólido, la difícil y compleja tarea de recuperación económica y social en España y Europa", ha resaltado.

Durante los próximos seis años, ha afirmado Sánchez, a España llegarán 140.000 millones de euros -equivalentes al 11% del PIB del año 2019-, de forma adicional a los que le corresponderán presupuestariamente en el Marco Financiero Plurianual. Dos de los principales programas del Fondo de recuperación aprobado son el "Mecanismo de Recuperación y Resiliencia", dirigido a reformas e inversiones económicas y sociales estructurales, que destinará 59.000 millones de euros en transferencias a nuestro país, y el "React Unión Europea", diseñado para hacer frente de forma directa a las consecuencias de la crisis del COVID-19, a través del que llegarán 12.400 millones.

El presidente ha señalado que el Gobierno ya está trabajando para presentar los Planes de Inversiones y Reformas de cuyo cumplimiento dependerá la llegada de los fondos. Estos planes deberán ser evaluados por la Comisión Europea y después aprobados por el Consejo Europeo. "Tenemos un gigantesco reto de gestión", ha recalcado, para "absorber todos estos recursos en seis años y transformar nuestra economía".

Los planes deberán estar basados en los criterios acordados entre todos los Estados miembro, que son la transformación digital, la transición verde y la mejora de la educación y del capital humano. Estas prioridades, ha dicho el presidente, constituyen una enorme oportunidad para retomar la senda del crecimiento sobre pilares mucho más sólidos y sostenibles: "Dentro de una década deberíamos poder decir que España está a la cabeza mundial de la economía digital y de la economía verde".

El presidente también se ha referido a la aprobación de 7.500 millones de euros para la Política Agrícola Común (PAC) y a la continuidad de la cuantía para ayudas directas a agricultores, medidas de desarrollo rural y medidas de mercado.

Por otra parte, Sánchez ha mostrado su convencimiento de que el ejemplo europeo debe servir como "acicate e inspiración" para que haya en España unidad y acuerdo, y ha apelado a los grupos parlamentarios a conseguirlo: "Si en Europa se puede, en España se debe poder. Debemos hacer que se pueda llegar a acuerdos. Ahora es nuestro turno".