Está usted en:

Coronavirus COVID-19

Pedro Sánchez: "Tenemos que aprender de la emergencia para prepararnos mejor"

La Moncloa, Madrid, domingo 14 de junio de 2020

En su comparecencia tras la reunión semanal por videoconferencia con los presidentes de las comunidades y las ciudades autónomas, el jefe del Ejecutivo ha destacado que los españoles han recuperado buena parte de la normalidad en los últimos días, pero que no debe olvidarse la amenaza de "un virus que sigue al acecho".

Sánchez ha apuntado que ayer se reportaron en todo el mundo 5.000 muertes por el COVID-19, diez veces más que el pasado 13 de marzo, cuando se decretó el estado de alarma en España. "Entre todos y con muchísimo esfuerzo" -ha afirmado el presidente-, España y el conjunto de Europa han logrado "arrinconar" al virus, y el epicentro de los contagios se ha desplazado a otros continentes, pero el riesgo no ha desaparecido.

"Una segunda ola, nos dicen todos los expertos, es posible; es un riesgo cierto y debemos evitarlo a toda costa porque nos llevaría contra el muro. Y depende de cada uno de nosotros evitarlo", ha manifestado.

Comisión de Evaluación

El jefe del Ejecutivo ha abogado por "extraer todas las lecciones" sobre lo que ha funcionado mejor y peor durante la emergencia sanitaria.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaEs necesario -ha sostenido- abordar las deficiencias del sistema sanitario, las fragilidades de la asistencia a los mayores, la falta de capacidad para fabricar equipos de protección y el problema de la brecha digital; en cuanto a las fortalezas, Sánchez ha citado los sistemas de telecomunicaciones, energía y aprovisionamiento de alimentos, así como el potencial del conjunto de servidores públicos "que han estado al frente y en primera línea".

Con el fin de abordar todos esos aspectos, el presidente se ha comprometido a impulsar una Comisión Parlamentaria de Evaluación de la crisis del COVID-19 cuando se levante el estado de alarma. "Lo que tenemos que hacer es aprender de la emergencia para prepararnos mejor", ha declarado.

Una segunda tarea fundamental -ha añadido- es "la puesta en marcha del país a pleno rendimiento" y la reconstrucción social y económica, empezando por tres pilares que hoy han abordado el presidente del Gobierno y los autonómicos: la vuelta a las aulas, el relanzamiento de la industria y la apertura de las fronteras.

Garantizar la vuelta a las aulas, una prioridad

Pedro Sánchez ha indicado que el parón forzado de la educación presencial ha puesto de manifiesto las dificultades que sufren muchas familias para trasladar el aprendizaje al hogar y compatibilizar el trabajo y el cuidado de los hijos. Además de buscar soluciones para esas cuestiones -ha subrayado-, ahora es "absolutamente prioritario" garantizar la vuelta a las aulas de todos los alumnos y alumnas, una tarea en la que al Gobierno le corresponde establecer recomendaciones a las comunidades autónomas, que son las autoridades competentes en materia educativa.

Las clases se reanudarán en septiembre y, gracias al trabajo conjunto de los ministerios de Sanidad y Educación y Formación Profesional con las comunidades, el regreso "será en un entorno seguro y saludable", ha asegurado el jefe del Ejecutivo.

En Educación Infantil y hasta 4º de Primaria se establecerán grupos estables de alumnado, preferiblemente de quince alumnos; para el resto de los cursos, los espacios se reorganizarán de forma que haya una distancia de un metro y medio entre los estudiantes. La mascarilla será obligatoria a partir de 5º de Primaria, y también en los cuatro cursos anteriores cuando los escolares no estén con su grupo estable de convivencia. Además, existirá un protocolo para la gestión de los casos que presenten síntomas compatibles con el COVID-19.

Sánchez ha señalado que el Gobierno es consciente de la dificultad de adaptar los centros y ha reconocido la labor de toda la comunidad educativa en estas circunstancias. También ha remarcado que, de los 16.000 millones con que estará dotado el fondo no reembolsable para las comunidades autónomas, 2.000 se destinarán a la educación. "Cuando los niños y niñas vuelvan al colegio, tanto la sanidad como la educación pública deberán encontrarse fortalecidas, revitalizadas, reorganizadas", ha declarado.

Impulso de la automoción y la movilidad sostenible

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaRespecto al sector de la automoción -que representa una décima parte del Producto Interior Bruto y emplea de manera directa o indirecta a casi dos millones de personas-, el presidente ha anunciado un plan integral para responder a sus necesidades en este momento tan crítico. La iniciativa, respaldada por un presupuesto de 3.750 millones de euros, se presentará mañana en un encuentro con todos los representantes de este ámbito en La Moncloa.

Sánchez ha explicado que el objetivo del plan es acompañar al sector en la transición hacia una movilidad sostenible y conectada, mantener su competitividad y fomentar el empleo de calidad, todo ello de manera coherente con los compromisos internacionales de lucha contra el cambio climático. Recogerá inversiones y reformas legales, estímulos a la investigación y la innovación, medidas fiscales y otras relacionadas con la formación y la cualificación profesional.

El plan incluirá, asimismo, financiación para la renovación del parque de vehículos, incentivando especialmente los vehículos eléctricos, y contará con ayudas especiales para las familias con menos recursos, según ha informado el jefe del Ejecutivo.

Apertura progresiva de las fronteras desde el 21 de junio

El presidente también ha avanzado que el próximo jueves el Gobierno presentará un plan de impulso para otro sector básico muy dañado por la crisis, el turístico, que supone más del 12% del PIB y del empleo español. La iniciativa, diseñada junto a los representantes del sector y las comunidades autónomas, fomentará la renovación, la sostenibilidad medioambiental y la mejora de las condiciones de empleo, siempre desde la máxima seguridad sanitaria.

Para consolidar el liderazgo de España en este terreno, es imprescindible la reapertura de las fronteras, ha dicho Sánchez, que ha recordado que hace justo 35 años se firmó el Tratado de Schengen, que abrió el camino a la integración europea. El presidente ha señalado que, de acuerdo con los criterios de la Unión Europea, las peticiones del sector y la buena evolución de la emergencia sanitaria, España levantará los controles fronterizos con los Estados miembros de la Unión y los países del espacio Schengen el 21 de junio, coincidiendo con el fin del estado de alarma.

Sánchez ha precisado que los controles en las fronteras interiores terrestres con Portugal se mantendrán hasta el 30 de junio, "tal y como nos han solicitado"; la reapertura se celebrará el 1 de julio en un acto en el que participarán el Rey, el presidente español, el presidente de la República Portuguesa y el primer ministro luso. A partir del 1 de julio -ha agregado el presidente- se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países, de fuera del espacio Schengen, con tres requisitos: tener una situación epidemiológica análoga o mejor a la de la UE; asumir ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino, y actuar con reciprocidad.

La recuperación será más rápida con unidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaEl jefe del Ejecutivo ha recalcado que la recuperación debe abarcar todos los campos y sostenerse "en el máximo grado de unidad posible", ya sea entre sindicatos y empresarios en la Mesa para el Empleo, entre los partidos políticos que conforman la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica o entre el Gobierno y las comunidades autónomas. En este sentido, Sánchez ha propuesto a los presidentes autonómicos celebrar una conferencia monográfica y presencial a finales de julio.

La unidad también permitirá que la reconstrucción sea más rápida y efectiva en Europa, ha expuesto Sánchez, que ha pedido a todos los partidos españoles que demuestren responsabilidad, altura de miras y patriotismo y "apoyen activamente" la propuesta de la Comisión Europea de crear un fondo de recuperación dotado con 750.000 millones de euros.

El presidente, que ha reiterado el homenaje de todo el país a los más de 27.000 fallecidos por el COVID-19, ha llamado a actuar "con constancia y humildad para orillar lo que nos enfrenta y nos separa" y construir con el esfuerzo colectivo una España más fuerte.