Está usted en:

Comparecencia del presidente del Gobierno sobre el progreso de la desescalada

La Moncloa, domingo 14 de junio de 2020

PEDRO SÁNCHEZ_ Presidente del Gobierno

Buenas tardes, en primer lugar, bienvenidos a los medios de comunicación que nos acompañan en esta comparecencia y en esta rueda de prensa, y como viene siendo habitual, voy a hacer una introducción y posteriormente me someteré a las preguntas de los colegas de los medios de comunicación.

En primer lugar, me gustaría que lo primero que haga sea mostrar la solidaridad del conjunto del Gobierno y la mía propia, con las familias de las tres víctimas mortales registradas hoy en Úbeda, en Jaén, en lo que parece un nuevo caso, desgraciadamente, de violencia de género. Hablamos de María Belén, de 46 años, y de sus dos hijos de 12 y de 17 años. El Gobierno, como el conjunto de la sociedad española, siente profundamente la pérdida de estas tres vidas. Reconozco que la mejor manera de rendir homenaje a las víctimas es seguir luchando contundentemente, como estamos haciendo el conjunto de instituciones, para que no haya ninguna víctima más. Hay que seguir defendiendo la vida de tantas y tantas mujeres que merecen ser felices, libres. E igualmente, seguiremos trabajando para que no haya más infancias destruidas. Los menores también tienen derecho a una vida digna y libre de violencia.

Estos últimos días hemos recuperado una buena parte de la normalidad en nuestras vidas. Después de estos meses tan duros, tan dramáticos, tan difíciles que hemos atravesado, necesitábamos volver a pisar nuestras ciudades, nuestros pueblos; nos hacía falta traspasar las puertas de las tiendas y de los bares; necesitábamos volver a mirarnos cara a cara con nuestros amigos, con los compañeros de trabajo, con los familiares. Nos hacía ya falta volver a practicar el ejercicio y también volver a apasionarnos con las competiciones deportivas como estamos viendo durante estos últimos días. Pero este alivio que tanto necesitábamos no puede hacernos olvidar dos cosas muy importantes que me gustaría subrayar:

La primera es la amenaza, la amenaza que no ha desaparecido de un virus que sigue al acecho. Esta es la primera de las cuestiones que me gustaría compartir con todos ustedes.

Y la segunda es que ahora toca volver a poner en marcha el país con total rotundidad, la reconstrucción y la recuperación económica y social de España.

La amenaza de la pandemia, como saben ustedes, sigue presente. La pandemia no ha terminado. Basta volver la vista a lo que sucede hoy mismo en América del Norte y América del Sur para poder comprobarlo.

Un solo dato nos permite comprender la magnitud del desafío que todavía tenemos como humanidad que abordar conjuntamente: y es que, el pasado día 13 de marzo, cuando anuncié el Estado de Alarma, se reportaron en todo el mundo, 10.000 nuevos casos diarios de contagio y 500 muertes diarias.10.000 y 500 muertes diarias. Ayer, el número de nuevos casos que se reportaron en el mundo fue de 150.000; 10.000 - 145.0000. Y también el número de fallecidos ascendió a 5.000 diarios. Es decir, la pandemia es 15 veces más feroz en el mundo que hace tres meses, las víctimas mortales ayer fueron 10 veces más que el pasado 13 de marzo, cuando decretamos el estado de alarma en nuestro país.

Es cierto que hemos conseguido, entre todos y con muchísimo esfuerzo, doblegar la curva de contagios y hemos logrado arrinconar al virus en nuestro país y también en el continente europeo, y el epicentro se ha desplazado a otras latitudes mucho más lejanas. Pero el riesgo no ha desaparecido. Una segunda ola, nos dicen todos los expertos, es posible; es un riesgo cierto y debemos evitarlo a toda costa porque nos llevaría contra el muro. Y depende de cada uno de nosotros evitarlo.

Ciertamente debemos prepararnos mejor frente a ese riesgo en el futuro cercano y también en el futuro más lejano. Y precisamente por eso debemos aprender de esta conmoción, por si el mundo sufre una nueva calamidad de estas características.

Debemos extraer todas las lecciones de lo que ha funcionado mejor y también, lógicamente, aquellas cuestiones que peor han funcionado. Evaluar deficiencias de nuestro sistema sanitario, las fragilidades de nuestro sistema de asistencia de mayores, de nuestra capacidad industrial para dotarnos de equipos y también de atención y protección.

Debemos evaluar las fortalezas de nuestros sistemas de telecomunicaciones, de energías, de aprovisionamiento de alimentos; el gran potencial de nuestras FCSE, de las FF.AA., en definitiva, del conjunto de servidores públicos que han estado durante estas semanas tan largas, al frente y en primera línea.

Y también debemos evaluar las fragilidades que arrastramos en el teletrabajo, en educación no presencial, el problema de la brecha digital que ha dejado descolgados a quienes no acceden a internet, no solamente desde el punto de vista de los recursos de renta, sino también desde el punto de vista territorial.

De todo eso deberá ocuparse una Comisión Parlamentaria que propuse esta semana misma en el Congreso de los diputados, una Comisión Parlamentaria de Evaluación que impulsaremos de inmediato cuando sea levantado el estado de alarma el próximo 21 de junio. En definitiva, lo que tenemos que hacer es aprender de la emergencia para prepararnos mejor. Esa debe ser la máxima que nos guíe, que guíe al conjunto de fuerzas parlamentarias que vayan a participar en esa Comisión Parlamentaria de Evaluación de la crisis del COVID.

Pero, además de examinar lo sucedido, nos aguarda una segunda tarea fundamental: y es la puesta en marcha del país a pleno rendimiento y la reconstrucción y recuperación social y económica de nuestro país.

Precisamente de ello quiero hablarles hoy para centrarme en tres aspectos muy relevantes que he tratado en esta décimo cuarta ya Conferencia de presidentes y presidentas autonómicos, que hemos mantenido a lo largo de esta mañana:

En primer lugar, la educación y la vuelta a las aulas en el mes de septiembre.

En segundo lugar, el relanzamiento de la industria y la necesidad de un plan específico para el sector de la automoción y también para el sector del turismo.

Y en tercer lugar, la apertura de fronteras y en consecuencia vincularlo con el plan de apoyo al turismo al cual ante he hecho referencia.

En el ámbito de la educación, estos meses de crisis y de vida detenida han sido especialmente duros para los más jóvenes, para los niños y niñas que han visto paralizadas sus vidas, su entorno social, afectivo y su relación con el exterior. Han tenido el refugio de sus familias, pero han perdido la conexión con sus compañeros y su vínculo ordinario con sus profesores, con sus maestros. Este parón forzado de la educación presencial ha puesto de manifiesto dos carencias que me gustaría compartir con todos ustedes:

En primer lugar, la brecha digital: muchas familias carecen de los dispositivos o de la conexión o del conocimiento para trasladar el aprendizaje desde el aula al hogar. Y en segundo lugar, la conciliación familiar, la corresponsabilidad familiar, cómo se compatibiliza el trabajo de los padres y madres y el cuidado de los niños y niñas

De estas carencias deberemos ocuparnos en esa Comisión Parlamentaria de Evaluación a la cual antes hice referencia mencioné, y que deberá proponer medidas de alcance para el futuro. Pero además ahora tenemos que organizar y preparar esa vuelta tan necesaria e imprescindible a las aulas, en coordinación con las Comunidades Autónomas, que son, como todos ustedes saben, quienes tienen las competencias, como sucede también con la Sanidad, en la gestión de la Educación.

Los Ministerios de Sanidad y de Educación y Formación Profesional, a lo largo de estas últimas semanas han estado trabajando codo con codo y han elaborado un documento marco que fue presentado la pasada semana, bueno, esta semana que estamos terminando, y discutido con los consejeros y consejeras de educación de los distintos gobiernos autonómicos, y cuyo único propósito es establecer lo que, digamos, corresponde al Gobierno de España, que son recomendaciones a las autoridades competentes en materia educativa, que son las Comunidades Autónomas.

Las clases se reanudarán en septiembre y gracias a estas recomendaciones, a este trabajo conjunto que está haciendo el Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Educación y Formación Profesional, junto con las CC.AA., esa vuelta en el mes de septiembre será en un entorno seguro y saludable.

Las medidas definidas procuran reducir los riesgos de contagio: reforzando, por ejemplo, la educación para la salud; limitando los contactos; fomentando la higiene personal y ventilando los espacios. Y a la vez, se recomiendan medidas para gestionar los casos de contagio que pudieran producirse en los colegios.

Cada centro educativo, a partir del mes de septiembre, tendrá que abrir con un Plan de Inicio de Curso y con un Plan de Contingencia que detallará las actuaciones y los mecanismos necesarios de cara a cualquier tipo de incidencia. Se prevé que exista en cada centro una persona de referencia para los aspectos relacionados con el COVID-19 y un equipo formado por distintos representantes de la comunidad educativa que garantice la información y el cumplimiento de los principios.

En Educación Infantil y hasta 4º de Primaria incluido, se ha determinado que se establezcan grupos estables de alumnado, preferiblemente de 15 alumnos, aunque podrían llegar hasta 20 alumnos. Se trata de recomendaciones que hemos planteado al conjunto de CC.AA.

Para el resto de los cursos, los espacios se reorganizarán de forma que haya una distancia de un metro y medio entre los alumnos y alumnas. La mascarilla será obligatoria a partir de 5º de Primaria y también en los cuatro cursos anteriores, cuando los alumnos y alumnas no estén con su grupo estable de convivencia. En Educación Infantil no será obligatoria la mascarilla. Se priorizará, además, la utilización de espacios al aire libre para actividades educativas y también de ocio.

También deben saber que existe un protocolo pautado para la gestión de los posibles casos que presenten síntomas compatibles con la enfermedad del COVID. Salud Pública será la encargada de la identificación, el seguimiento de los contactos según el protocolo de vigilancia y control vigente de la Comunidad Autónoma correspondiente.

Y desde el Gobierno, desde el Gobierno de España, consideramos que es absolutamente prioritario garantizar la vuelta a las aulas de todos los alumnos y alumnas. Ya la interrupción brusca del curso fue un duro golpe para nuestros alumnos, también para las familias. Y este daño no se expresa en cifras económicas ni tampoco de negocio, pero es una herida que afecta a generaciones de muchachos y muchachas que no podemos permitir que se ahonde.

Somos, en todo caso, conscientes de la dificultad de adaptar los centros a esta nueva situación, como sucede también en los centros de trabajo, en los lugares de recreo o en el comercio. Pero, tal y como he solicitado a los presidentes y presidentas autonómicas, es indispensable trabajar en ello en beneficio de todos los ciudadanos, y sobre todo, de los niños y niñas, de los menores, que merecen volver, con todas las garantías, al curso escolar a partir del mes de septiembre.

El Gobierno de España está haciendo su parte. No solamente elaborando estas recomendaciones para el conjunto de CC.AA. También, y no me quiero olvidar, de la comunidad educativa, de los profesores, de los padres, madres, y también lógicamente, de los alumnos.

Y en otro ámbito de cosas, el Gobierno, como saben ustedes, aprobó, bueno, anunció, vamos a aprobarlo en los próximos días, un fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros para las Comunidades Autónomas. Y de esta inyección de recursos, como saben, 9.000 millones de euros deberán ser destinados a la sanidad, pero 2.000 millones de euros, esto era lo importante que quería reseñarles, se dirigirán precisamente a la educación. Porque en septiembre, cuando los niños y niñas vuelvan al colegio, tanto la sanidad como la educación públicas deberán encontrarse fortalecidas, revitalizadas, reorganizadas. Son, en definitiva, absolutamente esenciales esas protecciones y esa garantía de salud y libertad. Sin ellas, no será posible una verdadera reconstrucción y recuperación en nuestro país.

En segundo lugar, en relación con el sector de la automoción, ha habido distintos presidentes y presidentas autonómicos que a lo largo de estas semanas, también en la interlocución que hemos tenido, directa, con el sector del automóvil, trabajadores y empresas, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, hemos estado elaborando este plan para defender al sector de la automoción en este momento tan crítico que han atravesado como consecuencia del parón y de la caída de la demanda.

No es necesario explicar la importancia que tiene para España la industria de la automoción. Representa hasta una décima parte de nuestro Producto Interior Bruto y casi un quinto de nuestras exportaciones. Emplea a 650.000 personas de manera directa y casi dos millones de puestos de trabajo en total están ligados al sector de manera directa o de manera indirecta. Y no es necesario tampoco explicar a estas alturas la importancia que tiene la transición ecológica de nuestra economía en una época en la que la emergencia climática es uno de los principales problemas, desafíos, del conjunto de la humanidad.

El Gobierno ha trabajado de la mano con el sector para anticipar un plan integral que dé respuesta a sus necesidades y que sirva además para realizar una transición ecológica urgente que se tiene que dar también en el ámbito de la movilidad. Un plan destinado a acompañar al sector en la transición hacia una movilidad sostenible y conectada, dirigido a toda la cadena de valor industrial, para ayudarle a adaptarse y mantener la competitividad. Y coherente, lógicamente, con nuestros compromisos internacionales de lucha, adaptación y mitigación del cambio climático.

Queremos promover la estabilidad, el impulso en el sector de la automoción. Y los vehículos del futuro se parecerán muy poco a los del pasado en lo que se refiere a la incidencia en el medio ambiente. Les avanzo que ese plan incluye medidas para preparar la industria en:

En primer lugar, inversiones y reformas legales;

En segundo lugar, con un estímulo a la investigación y a la innovación;

En tercer lugar, con la fiscalidad que le dote de una mayor competitividad;

Y por último, con una formación y cualificación profesional para dotar de recursos humanos a la industria.

Lo daremos a conocer, se lo anuncio, daremos a conocer este Plan de Automoción en el día de mañana, el lunes, en un encuentro que tendré en el Palacio de la Moncloa con todos los representantes del sector. Y les anuncio que estará respaldado, este plan, por un presupuesto de 3.750 millones de euros.

Habrá financiación para la renovación del parque de vehículos, incentivando especialmente los vehículos eléctricos y con ayudas especiales a las familias de menos recursos para que nadie quede atrás en este proceso. También resultarán beneficiados los empresarios, los trabajadores y trabajadoras autónomas a través de los ahorros en combustible que comportará la renovación de su flota.

Y este impulso a la industria no tiene por objeto retroceder a tiempos pasados. Al contrario, facilitará la renovación del parque de vehículos para que sea más eficiente y más conforme a los objetivos de transición energética que nos hemos propuesto y los objetivos son muy ambiciosos, es llegar a cero emisiones en el año 2050, en línea con los postulados de nuestro Plan de Energía y Clima, con la ley que hemos enviado al Congreso de los Diputados y lógicamente y también con el Pacto Verde a nivel europeo que muchos países estamos impulsando, entre ellos el nuestro.

En resumen, estamos trabajando para que en el futuro tengamos mejores vehículos, más sostenibles ciudades más limpias y con un empleo de mayor calidad y con un sector mucho más competitivo. Estos objetivos están en el horizonte de toda nuestra acción, y lógicamente en esa la colaboración público-privada, creo que podremos fomentar su consecución.

En tercer lugar querría hablarles del Plan de turismo que es un sector que lógicamente se han visto dañados como consecuencia del cierre de fronteras, de los confinamientos de las restricciones de movilidad y comentarles los anuncios que he hecho a los presidentes autonómicos en relación con la apertura de nuestras fronteras.

Si la automoción es un sector estratégico para nuestro país, como he dicho antes, no lo es menos el turismo, que ha sido uno de los más afectados por la emergencia sanitaria debido a las inevitables restricciones de la movilidad que tantas vidas han salvado.

El turismo, por darles algunas cifras, supone más del 12% del PIB y del empleo español. Es un hecho que cualquier crisis en el turismo acarrea consecuencias gravísimas sobre la economía española y sobre las familias de nuestro país que se dedican a este sector. Pero el turismo es además un sector clave para la recuperación de nuestra economía. Lo fue en la crisis de 2008. Y lo volverá a ser ahora.

Y como en la automoción, la superación de esta crisis no puede llevarnos al punto anterior. Hemos de aprovecharla para transformar nuestras grandes fortalezas de nuestra oferta turística para impulsar una renovación urbana y hacerla más sostenible desde el punto de visto medioambiental. Con ese objetivo, el Gobierno presentará el próximo jueves un Plan de Impulso del Turismo, diseñado junto con los representantes del sector y con la coordinación de las Comunidades Autónomas.

La recuperación de la actividad turística será prioritaria para el Gobierno de España. Nos aseguraremos de que el desarrollo del turismo contribuya a afianzar los territorios en riesgo de despoblación. Mejoraremos las condiciones de empleo, reduciendo la precariedad y la brecha de género. Y fomentaremos con estos planes la convivencia entre la población turística y la población autóctona con la máxima seguridad sanitaria.

España no es cualquier país cuando se trata de turismo. Ni en cantidad ni en calidad. Somos el segundo país del mundo por número de visitantes y por gasto turístico. Y lideramos desde hace 5 años el Índice de Competitividad Turística elaborado por el Foro Económico Mundial

No me cabe la menor duda de que con el esfuerzo conjunto de empresas, instituciones públicas y al frente el gobierno de España consolidaremos este liderazgo. Y para ello tenemos que contar con la reapertura de nuestras fronteras, que es inminente. Y gracias a la iniciativa conjunta de los Gobiernos de Italia y España, como saben, la Comisión Europea ha establecido un orden de reapertura escalonado. Primero se abrirán las fronteras internas y después se permitirán las entradas desde terceros países. Varios países ya han levantado parcialmente esos sus controles fronterizos internos. Y la Comisión ha recomendado a los demás países que lo hagan a partir de mañana, a partir del 15 de junio.

Asimismo, ha recomendado prolongar la restricción de viajes no esenciales desde terceros países hasta final de mes. Es decir hasta el 30 de junio. Durante ese tiempo, se preparará una lista de países seguros con los que se pueden levantar las restricciones a partir, como he dicho antes, del 1 de julio.

Me gustaría decir que en un día como hoy un 14 de junio de hace 35 años, se firmaba el Tratado de Schengen, que abría el camino a la eliminación de los controles fronterizos y marcaba el futuro de la integración europea. No se me ocurre mejor forma de conmemorar este aniversario, precisamente hoy, otro 14 de junio: con el anuncio del restablecimiento de una de las libertades fundamentales que definen al ideal europeo.

Por eso, en consonancia con los criterios de la Unión, con las peticiones del sector turístico de CCAA y con la buena evolución, afortunadamente buen evolución, de la emergencia sanitaria, puedo anunciarles lo siguiente: que España levantará los controles fronterizos con los Estados Miembros el próximo domingo 21 de junio, coincidiendo justamente con el fin del Estado de Alarma.

A partir de entonces, desaparecerá la obligación de cuarentena para los viajeros que entren en nuestro país. Y se han llevado a cabo consultas con los Estados miembros vecinos, teniendo en cuenta la necesaria bilateralidad de las medidas a adoptar, que estamos adoptando.

Como resultado de estas consultas se mantienen los controles en las fronteras interiores terrestres con Portugal hasta el 30 de junio, tal y como nos han solicitado. Ahora bien, dada la estrecha relación que tenemos con nuestro querido amigo y vecino portugués, hemos acordado celebrar un acto muy especial, muy emotivo de reapertura de fronteras entre los dos países el próximo 1 de julio en el que estará presente el Jefe del Estado, su Majestad el Rey, mi presencia también y lógicamente el Primer Ministro portugués y el Presidente de la República Portuguesa. Eso será el 1 de julio en un acto de haremos en una ciudad española y en una ciudad portuguesa.

Para este fin de semana, o mejor dicho para esta próxima semana, hemos puesto en marcha ya un proyecto piloto que implicará la llegada de 10.900 turistas alemanes a las Islas Baleares. Una iniciativa con la que verificaremos todas las medidas de seguridad que aplicaremos en esta temporada turística.

E insisto, este es un proyecto piloto que nos servirá de mucho para aprender en los próximos meses. Queremos que nuestro país, que ya es reconocido como destino turístico de calidad, ahí están las cifras, sea reconocido además como destino turístico de seguridad. De seguridad en las calles y de seguridad sanitaria. Posteriormente, a partir del día 1 de julio, se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países, de fuera de Schengen. No todos, por supuesto, sino los incluidos en una lista cuando cumplan tres requisitos.

n primer lugar su situación epidemiológica deberá ser análoga o mejor a la de la Unión Europea.

En segundo lugar deberán asumir ciertas condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino.

Y deberán, por último, actuar con reciprocidad. Es decir, deberán aceptar también el ingreso de viajeros procedentes de la Unión Europea. En suma, el 21 de junio se abren las fronteras salvo con Portugal que será de 1 de julio. Se abren las fronteras con los países Schengen, a partir del 1 de julio con Portugal y con aquellos terceros países con los que lleguemos a un acuerdo de reapertura de fronteras.

Se van a abrir con seguridad de forma gradual como he dicho el 21 de junio, el 1 de julio. Queremos que turismo y seguridad sanitaria vayan de la mano. Turismo, sí; intercambio, sí; apertura, sí. Seguridad y salud, también.

En más de una ocasión he insistido en que no hay que elegir entre salud y negocio, entre salud y economía, porque si se sacrifica la salud se resiente también el negocio y la economía como hemos visto durante estas semanas tan difíciles que hemos atravesado.

Más allá de estos sectores específicos, a los cuales antes he hecho referencia, que son el turismo, la automoción, y lógicamente la vuelta al colegio de nuestros hijos y nuestras hijas a partir del mes de septiembre, la tarea de la reconstrucción debe abarcar a todos los campos y debe sostenerse en el máximo grado de unidad posible.

Unidad con sindicatos y empresarios en la Mesa para el Empleo; unidad entre el Gobierno y las conferencias autonómicas de presidentes, y es la propuesta que les he hecho a los presidentes autonómicos, celebrar una Conferencia monográfica y presencial a finales de julio, tras las celebración de las elecciones en el País Vasco y Galicia; y también unidad entre los partidos políticos que conformar la Comisión Parlamentaria por la Reconstrucción que avanza en sus trabajos y en sus recomendaciones al gobierno de España.

¿Qué sentido tiene hoy hablar de Reconstrucción, de Recuperación Social y Económica? Tiene una dimensión social, desde luego, porque significa recuperación de la confianza de los consumidores, de los empresarios, de los trabajadores. Pero tiene también un significado económico rotundo. Significa recuperación de la actividad económica; significa recuperación del empleo. En definitiva, Reconstrucción equivale a recuperación de la seguridad en que nuestra economía y nuestra sociedad se ponen en pie y reanudan la marcha con fuerza.

La Reconstrucción, la recuperación, será más rápida con unidad; esto es lo que he defendido siempre: será más efectiva con unidad. Igual que sucederá en el espacio europeo. Como saben, la Comisión Europea ha presentado una propuesta de dotar un fondo de Reconstrucción y recuperación europea que ha recibido el nombre de Nueva Generación-Unión Europea, en su traducción en español (Next Generation EU)

La cuantía final de la propuesta de la Comisión asciende a 750.000 millones de euros: 500.000 en transferencias directas y 250.000, como saben, en préstamos. Están destinados a reactivar las economías más afectadas y a prestar apoyo a trabajadores, a los autónomos, a las PYMES, sistemas sanitarios y a los sectores más golpeados como por ejemplo el del turismo y la cultura.

Esta propuesta cuenta con apoyos muy amplios, pero no está todavía aprobada. Y encuentra reticencias, como saben ustedes, en algunos países que se resisten a aceptar este avance que a mi juicio es esencial, es determinante para la recuperación de los países más golpeados pero que en realidad redunda en beneficio del conjunto de Europa.

Por eso, me gustaría pedir públicamente a todos los partidos españoles que apoyen activamente la Propuesta de la Comisión Europea dentro de sus familias políticas respectivas, para que sea aprobada en el Consejo Europeo, y se pueda poner en marcha lo antes posible. Además de justo, es capital para nuestra recuperación.

Si España gana, todos ganamos: trabajadores, autónomos, grandes y pequeñas empresas, economía social. Si España pierde, no solo pierde el Gobierno de España, todos perdemos.

Nadie puede soñar con sacar un beneficio dañando a los intereses de España y del conjunto de ciudadanos. Así que pido responsabilidad, pido altura de miras y pido sobre todo y ante todo, patriotismo.

Comenzaba esta intervención diciendo que no podemos olvidar los días más duros. Pero mucho menos aún podemos olvidar -jamás lo haremos- a aquellos que ya no están junto a nosotros, a los que fallecieron en estos meses terribles que hemos atravesado. No estamos todos, no estamos todas. Faltan más de 27.000 compatriotas que murieron víctimas del COVID19. Son demasiadas personas las que faltan. Demasiadas las que ya no están y que contribuyeron a hacer de nuestro país, un país mejor. Y, tal como anuncié hace un mes, este país, su país, España, les guardará memoria siempre y les rendirá homenaje en una Ceremonia de Estado que se celebrará también en días posteriores al 12 de julio, que es el día de las elecciones en Galicia y el País Vasco

Termino, y lo hago haciendo referencia a un proverbio oriental, para trasladarles alguna reflexión. Hay un proverbio oriental muchas veces citado, que sostiene que "cuando soplan vientos fuertes, algunas personas se dedican a construir muros, mientras que otras construyen molinos". Lo habrán escuchado este proverbio en muchísimas ocasiones.

Obviamente, nadie esperaba este vendaval. Pero ha llegado y nos ha sacudido, como ha golpeado a todo el mundo. Y solo hay dos respuestas posibles: o ser muro o ser molino. División o transformación.

Ya antes de la pandemia sabíamos para qué servían los muros: para dividir, para segregar, para confrontar, para separar.

Con la pandemia hemos visto alzarse otros muros: los del miedo, el engaño y el odio. Los muros no son la solución. Queda otra opción: la de los molinos, como dice el proverbio. Podemos utilizar la tempestad que hemos vivido y convertirla en una fuerza positiva. En una fuerza de transformación. Una fuerza positiva para reencontrarnos forjando alianzas entre los más jóvenes y nuestros mayores, los más expuestos al virus; empresarios y trabajadores que quieren preservar y relanzar sus empresas y sus empleos; alianzas entre todos los pueblos de España; la unión de todas las fuerzas políticas con el objetivo de reconstruir y recuperar el empleo y el crecimiento económico. En todos los territorios de España empezamos a disfrutar de esas cosas, muchas veces pequeñas, que dan sentido a la vida. Cosas que antes pensábamos que eran seguras y para siempre, y ahora sabemos que se pueden perder y lo costoso que es volver a conquistarlas.

Hemos pagado como sociedad, como país, un precio muy alto para recuperar una parte de la normalidad de nuestras vidas. Está en nuestras manos transformar toda esta aspereza y este dolor en algo que nos haga mejorar y nos fortalezca como país, como comunidad. Está en nuestras manos actuar, con constancia y humildad, para orillar lo que nos enfrenta y aquello que nos separa.

Podemos hacer mejor, mucho mejor nuestro país, aprovechando el esfuerzo al que nos ha obligado esta desgracia. Es esta esperanza de un futuro mejor la que nos mantuvo en pie a todos, a todas, los días más duros de esta pandemia, y es esta esperanza la que tenemos que hacer realidad ahora.

Así que muchas gracias por su atención, y muchas gracias también y ante todo por su responsabilidad y generosidad.

P.- Hola, buenas tardes. Inma Carretero, de la cadena SER. Me alegra verle de nuevo, presidente. Quería preguntarle por los presupuestos. Me gustaría saber hasta qué punto cree compatible el acuerdo programático de PSOE y Unidas Podemos con la política económica y, sobre todo, fiscal de Ciudadanos y hasta qué punto ve revisable esos contenidos del acuerdo en aras de un posible acuerdo de presupuestos y para buscar una mayoría en una eventual negociación con Ciudadanos.

Por otro lado, el otro día en el Congreso le preguntaron por posibles recortes y usted habló de reformas. ¿Qué reformas se plantea el Gobierno y qué escenario maneja sobre la posible condicionalidad que pueda plantear la Comisión Europea para transferir los fondos de ese plan de reestructuración al que acaba de hacer referencia? ¿Qué condiciones cree que tendremos que cumplir los Estados miembros?

Y, por último, me gustaría saber si apoya el plan de su vicepresidente Iglesias de limitar la gestión privada de las residencias de ancianos. Él ha dicho que el actual está altamente precarizado, altamente privatizado y que es peligroso para la salud. Me gustaría saber si está de acuerdo con esta reforma. Gracias.

Presidente.- Muchas gracias. A mí también me agrada mucho volver a verla a usted y al resto de compañeros y compañeras en esta sala de prensa. Esperemos que conforme vayamos recuperando esa nueva normalidad seamos, incluso, muchos más los que estemos aquí presentes. Nos están acompañando, además, a través de medios telemáticos y en este sentido quiero agradecer, lógicamente, el trabajo que durante estas semanas ha estado haciendo la Secretaría de Estado de Comunicación en circunstancias tan complicadas.

Bueno, son muchas preguntas, vamos a responder a todas. A ver si puedo ser muy breve.

En relación con si son compatibles unas propuestas con otras, las propuestas fiscales, las propuestas… Yo creo que tenemos todos que ser muy conscientes de que el parón en la actividad económica en nuestro país como consecuencia del confinamiento es un parón sin precedentes, sin precedentes. No solamente en España sino en Europa y en el conjunto del mundo. Que la crisis del Covid va a traer también una crisis social y económica que algunos españoles, desgraciadamente, están sufriendo ya pero sobre todo lo que tenemos que hacer es no solamente absorber este shock sino poner en marcha nuestro país en la recuperación, en el crecimiento económico, en la creación de empleo, que es lo que veníamos registrando antes de que emergiera y eclosionara esta pandemia y, en ese sentido, todos tendremos que poner de nuestro lado.

Desde luego, el Gobierno de España ha apelado siempre a la unidad. La unidad, hemos dicho muchas veces, salva vidas y la unidad salva empresas y salva empleo, y creo que si está justificado en un momento dado que pongamos todos de nuestra parte para lograr unos presupuestos es en estas circunstancias tan complejas, tan difíciles, tan extraordinariamente dramáticas como ha atravesado nuestro país. Y a mí me parece que sería una muy buena noticia para el sector productivo, para los profesionales sanitarios, para trabajadores y trabajadoras, para aquellas personas que van a sufrir las consecuencias de esta crisis el tener unos Presupuestos amoldados a la realidad económica y social tan extraordinaria que estamos atravesando, con lo cual, nosotros como Gobierno tendemos la mano a todas las fuerzas parlamentarias dispuestas a echar una mano, a arrimar el hombro para que España salga cuanto antes de esta crisis y recupere el crecimiento económico y creación de empleo que teníamos hasta la emergencia de esta pandemia el pasado mes de marzo.

Sobre las reformas y la condicionalidad que usted antes comentaba. Yo he hecho una reflexión que me gustaría compartir con todos los partidos políticos, ya sean de derechas, de izquierdas en nuestro país. En Europa, por favor, vayamos de la mano, no pidamos cosas que son contraproducentes, ya no digo para España, son contraproducentes hasta, incluso, para la preservación de un gran hito en nuestro Continente y nuestro proyecto europeo como es el Mercado Único. La respuesta que está dando la Comisión Europea con esa propuesta es una propuesta sin precedentes, es un punto de inflexión en lo que es la respuesta a una crisis económica completamente distinta a la que se dio en 2008, sino que también es una respuesta que va en favor de una mayor integración, de un mayor compartir una respuesta común a un problema común como es esta pandemia, que aunque haya afectado a unos países más que a otros, desde el punto de vista económico y social el parón es semejante en todos los países que pertenecen al Mercado Único y a la zona euro.

Por tanto, desde el punto de vista de la posición de todos los partidos políticos --con independencia de que estén en el Gobierno o no, en el Gobierno de España, están en gobiernos autonómicos-creo que debe ser la misma. Creo que debe ser la que está manteniendo, de manera humilde, España junto con otros países en el seno de la Unión.

¿Reformas? ¿Condicionalidad? Fíjese, este Gobierno es un Gobierno que durante poco más de 100 días, llevamos, poco más de seis meses al frente del Gobierno en esta legislatura que empezamos en el mes de enero, hemos hecho y hemos propuesto a las Cortes Generales amplias reformas, por ejemplo, de modernización de nuestro sistema educativo, de la formación profesional. Hemos propuesto, también, un anteproyecto de ley de Cambio Climático que va a transformar nuestro modelo energético, por ejemplo. Hemos transpuesto directivas tan importantes como es, por ejemplo, el de los mercados de emisión de CO2. Hemos aprobado una nueva estrategia de economía circular.

Evidentemente, estamos planteando respuestas en positivo a una crisis que ha acelerado muchos cambios que ya veíamos venir, por ejemplo, en el ámbito de la digitalización, no solamente en la educación sino también en las empresas. Por lo tanto, nosotros estamos siempre dispuestos a las reformas pero en una respuesta positiva a una crisis que tiene que permitirnos transformar en positivo este sistema económico que tenemos.

Desde luego, el Gobierno de España lo ha dicho claramente, nosotros lo que queremos es una respuesta inclusiva y sostenible, sostenible desde el punto de vista social, medioambiental y, lógicamente, laboral. Fíjese, una de las respuestas de calado que muy probablemente sea una de las grandes transformaciones que dejemos para las próximas ceraciones es la utilización masiva que estamos haciendo de los expedientes de regulación temporal de empleo. ¿En las anteriores crisis qué es lo que se ha hecho? Expulsar directamente a los trabajadores y trabajadoras. Ya no estamos haciendo eso. El 31% de la población ocupada en nuestro país ahora mismo está siendo mantenida con recursos del Estado.

Quiero decir con esto que estamos innovando, que estamos planteando reformas que ya se hacían en otros países, por ejemplo, en Dinamarca, en Alemania, los expedientes de regulación temporal de empleo y que nosotros estamos incorporando a nuestra forma de plantear los trabajos en el ámbito laboral y, en ese sentido, creo que una de las buenas sendas que hemos iniciado es que esos ERTEs, esos expedientes de regulación temporal de empleo, lo hemos hecho de la mano de los sindicatos y de los empresarios.

Y, en relación con la última de sus preguntas. Fíjese, ha habido, incluso, algunos presidentes autonómicos que han dicho, no sé muy bien, sobre las residencias de mayores. En fin, hay varias cosas que me gustaría decir, como la sanidad y la educación, la dependencia y las residencias de mayores están en manos -su gestión-de las comunidades autónomas. Pero el Gobierno de España no ha mirado para otro lado en esta crisis, y no solamente porque hemos aprobado órdenes sino porque hemos enviado al Ejército.

Para que se haga una idea, durante esta crisis desde el 18 de marzo al 17 de mayo el Gobierno envió al Ejército a realizar 5.200 actuaciones en residencias de mayores en toda España en el marco de la operación Balmis. Mayor compromiso con nuestros mayores, con la seguridad en nuestros mayores que ha mostrado este Gobierno a mí me parece imposible en el sentido de que hemos enviado hasta el Ejército para desinfectar y saber el estado de las residencias de mayores de nuestro país. Insisto, desde el 18 de marzo al 17 de mayo, 5.200 actuaciones en residencias de mayores por parte del Ejército y, luego, lógicamente todas las órdenes que hemos ido elaborando a lo largo de las semanas tan intensas que hemos vivido desde el 5 de marzo al 19 de marzo, al 23 de marzo, al 4 de abril y luego un fondo social extraordinario de 300 millones de euros que aprobó el Gobierno de España el 19 de marzo para paliar los efectos del covid-19 reforzando las plantillas de las residencias de mayores y los centros de Servicios Sociales.

Por tanto, ese compromiso del Gobierno de España es absoluto, absoluto con las residencias de mayores. Insisto, el ejército, 5.200 actuaciones.

En todo caso, creo que -y ha sido, además, compartido por todos los presidentes y presidentas autonómicos, que son los responsables de esta gestión-es evidente que algunas lecciones tendremos que sacar de lo ocurrido y, por eso, creo que uno de los debates sobre la Comisión de Evaluación que vamos a proponer en el Congreso será tratar de ver de qué manera podemos resolver esta situación en las residencias de mayores que a todos nos ha preocupado a lo largo de estas semanas.

P.- Mercedes Arroyo, de Expansión. ¿Qué medidas relativas a la fiscalidad incluye el Plan Industrial a la Automoción? ¿Significa que renuncia a la subida del diésel que iba en sus Presupuestos junto al resto de subidas de impuestos? ¿Va a proponer a Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo y ha sorteado apoyos ya para ello? ¿Le preocupa que esto signifique que tenga que hacer un ajuste de estos de los que no quiere hablar que está en esta posición?

Hay rebrotes en País Vasco y en partes de Cataluña. ¿Se ha ido demasiado rápido en estos casos para buscar su apoyo político?

Y, por último. El caso 8M ha sido archivado, pero es un archivo provisional. En Italia, Giuseppe Conte ha sido interrogado por la Fiscalía. ¿Cree que puede reabrirse el caso y contempla tener que responder usted o algún miembro del Gobierno? Gracias.

Presidente.- Muchas gracias, Mercedes, por sus preguntas. Creo haber entendido las 5 preguntas que me ha hecho.

En relación con el sector de la automoción mañana conocerán ustedes los compromisos que asume el Gobierno que han sido acordados, además, con el sector, pero creo que más de 3.000 millones de euros puestos para recuperar a un sector tan importante que ha sufrido un shock tan evidente como consecuencia de la caída de la demanda me parecía necesario y ese es un compromiso del Gobierno de España.

En relación con el 8 de marzo pues, evidentemente, todos los archivos son provisionales, todos los archivos son provisionales, por tanto, no hay noticia en esta cuestión que usted plantea y, evidentemente, nosotros somos un Gobierno que colabora con la Justicia, como no puede ser de otra manera.

Y, en relación con la candidatura de la vicepresidenta económica del Gobierno a la presidencia del Eurogrupo. En primer lugar, a mí me parece que es un honor para España el que personalidades como Nadia Calviño, en este caso, la vicepresidenta económica, no solamente por parte del Gobierno de España sino por parte de muchísimos colegas europeos, suena con mucha fuerza para ser candidata a la presidencia del Eurogrupo. Desde luego, como comprenderá, el Gobierno de España estaría muy interesado, lógicamente, en ese tipo de responsabilidades y durante estos días que tenemos hasta el 25 de junio, lógicamente, hablaremos con todos los colegas para ver si madura esa candidatura pero, evidentemente, yo la veo con, no buenos ojos, la veo con muy buenos ojos esa candidatura.

Y, respecto a lo otro de los recortes y, en definitiva, las cosas que usted ha dicho vinculándolas con la candidatura del Eurogrupo pues, honestamente, primera noticia. No he recibido para nada ese tipo de inputs por parte de los colegas europeos, me refiero.

P.- Hola, buenas tardes presidente. Soy Federico Molina, de Informativos Tele5. Quería hacerle un par de preguntas relacionadas con el turismo. Eliminada la cuarentena para los viajeros de la Unión Europea, ¿hay previstas algún tipo de medidas, tipo control de temperatura en aeropuertos o pruebas rápidas para garantizar que no vienen contagiados? En caso afirmativo si habría margen, ya que estamos a una semana, para preparar esa contingencia. Gracias.

Presidente.- Muchas gracias, Federico, me parece una de las preguntas que estamos entre todos trabajando a nivel europeo. Lo que sí le puedo decir es que desde el punto de vista del Gobierno de España lo que hemos venido haciendo durante estos últimos días es reforzar la sanidad exterior con las comunidades autónomas. Hemos estado reforzando la sanidad exterior, la vamos a seguir reforzando con las comunidades autónomas y, en definitiva, este es uno de los momentos más críticos porque la pandemia la tenemos controlada, evidentemente, en España, ahí están los datos, la desescalada ha sido un éxito, los datos son francamente positivos, mucho mejores de lo que yo inicialmente me esperaba a lo largo de estas semanas y, evidentemente, la apertura de las fronteras es un momento crítico para el cual nos hemos estado preparando.

Antes se ha comentado por parte de Mercedes, a la cual no he respondido en relación con los brotes. Evidentemente, brotes va a haber porque el virus -como he dicho antes-está entre nosotros, continúa al acecho, no tenemos un remedio terapéutico, no tenemos una vacuna y en consecuencia lo que tenemos es que apelar a la responsabilidad individual. No podemos bajar la guardia ninguno de nosotros y nosotras, y desde el punto de vista institucional a mí me parece que una de las buenas noticias es que estos rebrotes cuando se han producido los Sistemas de Salud de las comunidades autónomas los han detectado rápidamente, ya sea en el País Vasco, en Cataluña, en Murcia cuando lo hubo en Totana, por ejemplo, o en otros lugares de nuestro país.

Es decir, los mecanismos de detección precoz de esos brotes están funcionando afortunadamente bien y esperemos que mantengamos entre todos a raya al Covid pero, en todo caso, me gustaría volver, insisto mucho en esto porque me parece fundamental. Las instituciones podemos llegar hasta donde podemos llegar, los profesionales sanitarios pueden llegar hasta donde pueden llegar. Lo más importante es que todos asumamos esa responsabilidad individual, esa responsabilidad en primera persona para mantener a raya al virus.

P: Buenas tardes presidente, soy Ana Martín del periódico esDiario. Hablaba usted en primer lugar de la importancia de prepararnos mejor porque la amenaza del virus sigue ahí. Y si mal no tengo entendido, y la propia presidenta madrileña ha anunciado que en esa reunión telemática, que además se nos anuncia como la última, le ha pedido un plan nacional para los rebrotes. La semana que viene termina el estado de alarma. Nadie sabe muy bien qué pasará a la vuelta del verano, de cara al otoño, invierno incluso. Quería preguntarle si usted, en vista de que no ha habido reformas legislativas, descarta para el futuro el uso de nuevamente del estado de alarma como herramienta.

Y en segundo lugar, si me lo permite, quería volver a insistir sobre el archivo de la causa que estaba instruyendo un juzgado de Madrid sobre la manifestación del 8 de marzo. Quería preguntarle si con este archivo considera que tanto usted como su gobierno quedan eximidos de lo que se refiere a la responsabilidad política de haber mantenido esa manifestación. Se lo digo porque en el auto la juez dice textualmente que las concentraciones de marzo incrementaron el peligro de contagio y por ello fueron un riesgo cierto y seguro para la salud pública. Gracias.

Presidente.- Muchas gracias Ana. En relación con la videoconferencia, efectivamente, quiero además agradecer a todos los presidentes y presidentas autonómicos que hemos tenido 14 videoconferencias. He de recordarles que me parece que han sido seis las que se han celebrado en los últimos cuarenta y tantos años de democracia y solamente en este semestre hemos celebrado catorce videoconferencias de presidentes y nos hemos quedado convocados a finales de julio para una conferencia de presidentes y presidentas presencial.

Es decir, el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de España y el esfuerzo que han hecho las comunidades autónomas por trabajar hombro con hombro en circunstancias tan difíciles, como las que hemos vivido el conjunto de la sociedad, merece mi reconocimiento y mi agradecimiento. Y así lo hago, lo he hecho antes en privado a todos y cada uno de los presidentes autonómicos, pero lo hago público también.

En relación con el Plan Nacional de rebrotes, en fin, vamos a ver, el Gobierno de España ha aprobado un real decreto ley que ahora está pendiente de convalidación en las Cortes Generales que es el Real Decreto-Ley donde establecemos lo que llamamos los parámetros de esa nueva normalidad. En donde establecemos los criterios de sanidad que nos han dicho tenemos que asumir en primera persona a todos los ciudadanos para poder hacer frente y tener a raya al virus. Distancia social, el uso de mascarillas, en definitiva, todo lo que ustedes saben del real decreto ley.

En segundo lugar, durante estos meses lo que hemos hecho ha sido también engrasar y mucho la interlocución entre el ministro de Sanidad y los consejeros y consejeras de Sanidad en el Consejo Interterritorial, que será el principal foro para evaluar desde el punto de vista multilateral la evolución de la epidemia. Sin perjuicio de que, evidentemente, el ministro de Sanidad va a mantener una interlocución bilateral con todas y cada una de las Comunidades Autónomas y ciudades autónomas para seguir al segundo, no al minuto, al segundo la evolución de la epidemia y el que puedan surgir nuevos brotes.

En fin, nosotros hemos planteado un estado alarma hasta el 21 de junio y recordarle que el Partido Popular ha votado en contra de sus estados de alarma. Por tanto, lo que le quiero decir con esto, es que yo no rechazo el que en un futuro tengamos que volver a necesitar el Estado de Alarma, pero no es mi intención.

Espero y deseo, además, que no nos veamos de nuevo sometidos a una situación tan crítica como que justifique la aprobación del estado de alarma, y por tanto lo que quiero poner en valor es la colaboración, la cooperación y la coordinación que estamos desarrollando con las comunidades autónomas y con el Ministerio de Sanidad a lo largo de estas semanas tan críticas y las que vienen. Y por tanto, creo que todos nos hemos pertrechado de suficientes recursos material, capacidades, inteligencia también, porque antes no sabíamos, desconocíamos la naturaleza de este virus, ahora empezamos a conocerle de una manera mucho más certera, pues tenemos instrumentos suficientes como para poder abordar esta nueva normalidad con más garantías.

Pero, evidentemente, ese instrumento constitucional está ahí, existe y evidentemente la respuesta que dará el Gobierno será proporcional al desafío del mismo.

Y en relación con la última de las cuestiones, del auto, simplemente decir que el Gobierno respeta, pues lógicamente, las sentencias judiciales, en este caso el archivo de una causa, sobre el 8 de marzo. Y no tengo mucho más que añadir, la verdad.

P: Buenas tardes señor presidente, soy Albert Calatrava de Televisión de Catalunya. Primero, durante la videoconferencia de hoy el president Torra ya ha anunciado que pedirán que Cataluña pase a fase 3 la semana que viene y no esperar al lunes siguiente. Me gustaría saber si cree usted que es posible atender esta petición o cree que es precipitado.

Después Presidente, usted también comentó que una vez se superase el estado de alarma sería el momento de abordar cuestiones que habían quedado aparcadas, como la mesa de diálogo. ¿Puede asumir el compromiso que esa mesa de diálogo con Cataluña se va a convocar en el mes de julio?

Y por último, si mantiene que quiere basar la legislatura en aquellos partidos a nivel parlamentario, aquellos partidos que le facilitaron la investidura, como es el caso de ERC o del PNV. O después de lo que vimos el viernes, de las últimas votaciones, de los gestos con Ciudadanos, ya podemos decir que claramente hay un cambio de estrategia, con lo que ello significa de riesgo. Algunos partidos como el PNV o ERC especialmente, que ya han advertido que son del todo incompatibles con Ciudadanos. Muchas gracias.

Presidente.- Pues muchas gracias Albert por sus preguntas. En relación con la primera de ellas, es verdad que hoy ha dicho el presidente Torra que quería pasar a fase 3 a la totalidad de Cataluña. No me corresponde a mí, corresponde en este caso a los expertos del CCAES, las autoridades sanitarias, el compartir esta, digamos, esta cuestión con la Generalitat de Cataluña, con la Consejería de Sanidad. En fin, lo que ellos decidan bien decidido estará, y por tanto yo ahí lo que he hecho ha sido a lo largo de estos meses basarme en criterios de expertos, epidemiológicos y por lo tanto yo, digamos, que tengo poco que añadir a esta cuestión. Salvo reafirmar el que ha sido la ciencia la que ha explicado, justificado, las medidas que hemos ido tomando desde el Gobierno de España.

En segundo lugar, en relación con la Mesa de Diálogo, sí. Lo he dicho en muchas ocasiones, desde luego no tendré ningún problema en que se celebre en el mes de julio, entre otras cosas porque significará que esta emergencia sanitaria está definitivamente superada, que será una extraordinaria noticia para todos.

Y en relación con la legislatura, si Ciudadanos, ERC, el PNV. En fin, tenemos un Parlamento tan fragmentado, la ciudadanía lo que pide es que lleguemos a acuerdos. Las circunstancias, yo creo, que ha atravesado la ciudadanía, nos llevan a que, evidentemente, todos tengamos que arrimar el hombro.

Fíjese, es la primera vez en muchos años que se celebran conferencias de presidentes en los que están presentes todos los presidentes y presidentas autonómicos. Quiero decir, hay una demanda. Vote lo que vote cada cual en sus contiendas electorales, si vota a partidos independentistas, partidos recentralizadores, partidos de izquierdas, partidos de derechas, partidos nacionalistas, en fin, de todos los colores, ahora mismo hay una ciudadanía que lo que demanda, ansía, es unidad por parte de todas las fuerzas políticas.

Y en ese sentido, creo que esta legislatura necesitará también articular acuerdos transversales. Yo desde luego, creo y así se lo he dicho además a ERC que nuestros compromisos para la investidura, para la abstención, que permitió esa investidura, afortunadamente, porque imagínese qué crisis tendríamos si no hubiéramos tenido gobierno en ese mes de enero, pues siguen vigentes y vamos a trabajar en ellos a lo largo de los próximos años, ¿no?. Y ahí está por ejemplo retomar la convocatoria de la mesa de diálogo.

Pero insisto, creo que es muy importante la unidad de todos, de instituciones, de empresas, de trabajadores, de partidos políticos, porque lo que tenemos por delante es recuperar el tejido productivo, el empleo, y sobre todo que aquellos que más han sufrido las consecuencias de esta crisis pues no se queden atrás.

Tuvimos un gran ejemplo esta semana con la aprobación por parte de todos, salvo la abstención de la ultraderecha, de una gran conquista social, como es el ingreso mínimo vital. Yo creo que eso es una muy buena noticia para el conjunto de la sociedad española. Y ahora lo que se trata no es solamente de hablar de aquellas personas que no tienen oportunidades y que tenemos que crearlas, ahora tenemos que hablar de cómo reanimar la economía, de cómo hacer que los trabajadores autónomos vuelvan a al tajo, de cómo hacer que los trabajadores y empresas vuelvan a recuperar la senda de crecimiento y creación de empleo que teníamos antes de la eclosión de esta pandemia.

Y desde luego el Gobierno va a estar en eso, en reconstruir y en recuperar, y vamos a llamar a todas las fuerzas políticas, claro que sí, a todas. Porque lo dije en el Congreso de los Diputados este pasado miércoles, no sobra nadie. Lo que sobra en la política es el odio, el insulto y la provocación. Pero en la tarea que tenemos por delante no sobra nadie.

P: El confidencial Digital. ¿Qué valoración hace el Gobierno de que la Fiscalía está investigando al rey emérito Juan Carlos? En segundo lugar habla usted de la educación como una de las fundamentales para trabajar en esta vuelta a la normalidad y explica concretamente la vuelta a las aulas de colegio. ¿Hay algún plan para la vuelta en las universidades? ¿Espera también que sea presencial a partir de septiembre? Y ya por último hoy en la Conferencia de Presidentes autonómicos Ha dicho usted presidente que podría haber una sorpresa positiva en la búsqueda de la vacuna Puede aclarar exactamente a qué se refiere. Muchas gracias.

Presidente.- Bueno respecto a la última de las cuestiones de la sorpresa positiva, me refiero a todas las noticias que están saliendo de la ciencia. Creo que en esta crisis, en muchas ocasiones nos olvidamos de un elemento disruptivo que es el aporte de la ciencia. El trabajo incansable que están haciendo los científicos los investigadores en el conjunto del planeta pero también en nuestro país. Yo quiero rendirles homenaje y lógicamente reconocimiento a los científicos e investigadores españoles que, en fin, están poniendo todo de su parte para lograr esa vacuna cuanto antes. En fin creo que esto es muy importante, no olvidar esta dimensión de la ciencia, de la investigación porque ojalá dentro de poco nos pueda dar sorpresas positivas.

En relación con la primera de las cuestiones pues no tengo mucha más valoración que hacer, es decir este es un gobierno que respeta el trabajo de los jueces de los fiscales lo que podemos hacer es colaborar lógicamente con la justicia y evidentemente nada más que añadir.

Y en segundo lugar en relación con el plan de universidades, efectivamente el ministro de Universidades está trabajando ya con la comunidad educativa, con las comunidades autónomas y esperamos llegar a una serie de recomendaciones a lo largo de este mes para que evidentemente también los jóvenes universitarios vuelvan a las aulas con total garantía de seguridad.

P: El diario.es. Hola Presidente, buenas tardes. Yo le quería volver a preguntar sobre el tema de los presupuestos. Al fin y al cabo para que haya años de legislatura es imprescindible que haya unos presupuestos este año. ¿Esos presupuestos pasarán inevitablemente por el acuerdo de legislatura que tienen PSOE y Podemos o está usted dispuesto a hacer alguna renuncia para conseguir sumar a otros grupos? Y luego le quería preguntar más claramente en el caso de que Esquerra y PNV le digan que ellos son incompatibles con Ciudadanos, usted priorizará ese diálogo que ha empezado con Ciudadanos o se fijará en los socios minoritarios que es lo que dijo la portavoz y ministra de Hacienda.

También le quería preguntar si descarta una crisis de Gobierno en el caso de que finalmente Nadia Calviño se vaya al Eurogrupo. Y por último, en el acuerdo que suscribieron con Bildu, figuraba que la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral, se llevaría a cabo antes de que finalizaran las medidas extraordinarias adoptadas en materia económica y laboral por la Covid 19. ¿Cuándo se van a impulsar, cuando se va a impulsar esos cambios legislativos de la reforma laboral?

Presidente.- Muchas gracias por sus preguntas. En relación con los presupuestos hay que recordar que este es un gobierno que tiene 155 escaños de partida. 120 y 35, 120 del Partido Socialista y 35 de Unidas Podemos y las confluencias cual hasta 176 que es la mayoría absoluta porque el Congreso de los Diputados tiene 350 tenemos un salto que dar de 21 escaños con lo cual pues evidentemente miraremos aquellos partidos que apoyaron la investidura de manera activa o simplemente no bloqueando, y evidentemente como he dicho antes, creo que será muy importante que seamos todos los grupos parlamentarios lo suficientemente conscientes de la envergadura del desafío que tenemos por delante. Y creo que si se justifica de alguna manera el que podamos tener unos presupuestos en este año con acuerdos transversales, pues me parece que es este momento. Un momento inédito. Recordemos que estamos sufriendo la mayor pandemia en el mundo de estos últimos 100 años y de pronto y por lo tanto creo que tendremos que anteponer los intereses generales a los intereses particulares de uno u otro proyecto político. En todo caso nosotros tenemos nuestro acuerdo de gobierno que queremos sacar adelante. Hablaremos con todas las fuerzas políticas e insisto tenemos 155 escaños y por tanto no es que tengamos que renunciar a nada, es que tendremos que complementar nuestros acuerdos de gobierno con el aporte de otros grupos parlamentarios que legítimamente considerarán que los Presupuestos Generales tienen que contar con sus aportaciones y sus perspectivas distintas.

No tiene por qué haber crisis de Gobierno porque Nadia Calviño la vicepresidenta será presidente del Eurogrupo, son puestos complementarios y por tanto no implicaría la salida de la vicepresidenta del Gobierno del Gobierno, sería al contrario, no solamente un reconocimiento sino también a su trabajo y a España sino también yo creo que una muy buena noticia para nuestro país.

Y en relación con la última de las cuestiones el Gobierno va a priorizar el diálogo social. Va a priorizar el diálogo social. Tenemos por delante muchas cosas que hablar con ellos por ejemplo la extensión de los ERTES y por tanto vamos a priorizar el diálogo social entre sindicatos, empresarios y Gobierno de España.

P: El diario argentino Clarín. Buenas tardes. Se cumplen tres meses de la declaración del estado de alarma. Por un lado, cuál ha sido la decisión más difícil que le tocó tomar. Por otro lado, mirando en perspectiva, ¿qué hubiera hecho distinto, de otro modo?

Después, sobre Latinoamérica, usted tiene una relación estrecha. A mí me consta que en cinco meses recibió al presidente de Argentina, en septiembre del 2010 cuando era precandidato y en febrero de este año ya era presidente electo. Usted tiene contacto con los mandatarios de América en estos momentos tan difíciles, ahora que esta región está tan castigada por la pandemia. Y respecto a lo último que señaló en su comparecencia sobre la posible lista de países de la apertura de frontera a partir del primero de julio, esa lista está ya elaborada, o si sería una lista conjunta y qué valoración hace. Muchas gracias.

Presidente.- Muchas gracias Marina por sus preguntas. La decisión más difícil, pues es aprobar el Estado alarma, en fin, el suspender derechos tan fundamentales como es por ejemplo el de la libertad de movimiento, el derecho a la reunión. Pues me parece que, evidentemente para cualquier gobernante, son medidas muy drásticas, muy difíciles por el impacto que tiene decirle a la ciudadanía que se tienen que quedar en casa y que tenemos que hacer un confinamiento para frenar al virus.

¿Qué habría hecho distinto? pues ahora mismo le podría decir que desde luego el habernos aprovisionado mucho antes de las EPIS, por ejemplo para los profesionales sanitarios, hubiera sido una de las cuestiones que o por ejemplo los respiradores para las UCIS evidentemente, o incluso también el haber reorientado antes nuestra fabricación para el autoabastecimiento. En definitiva, cosas que ahora resultan muy evidentes, que en febrero todo el mundo desconocía, también nuestro país y evidentemente pues creo que una de las lecciones que tenemos que sacar en esa comisión de evaluación, a la que apelo a todos los grupos parlamentarios a constituir en cuanto levantemos el estado de alarma, pues está el que esta pandemia tiene que dejar una huella de preparación, de prevención que antes no teníamos. Y creo que eso sería lo que haría distinto.

Y en relación con América Latina trasladar todo mi apoyo, toda mi solidaridad y hermandad, la mía y la del Gobierno y al conjunto de la sociedad española a América Latina. He tenido contacto con distintos presidentes y presidentas latinoamericanos, presidentes latinoamericanos a lo largo de estos sus últimas semanas, con los que estamos también ejerciendo una relación de solidaridad, la misma solidaridad que nosotros pedimos a otros países cuando estábamos sufriendo la pandemia, estamos también nosotros desarrollando con nuestros países latinoamericanos y desde luego pues aprovechando que usted es periodista de Clarín, es trasladarle a la Argentina lógicamente también a mi querido amigo el presidente argentina, Alberto, pues todo mi ánimo, toda mi solidaridad y toda mi empatía y el deseo de que nos volvamos a encontrar pronto de manera presencial porque eso significará que la emergencia sanitaria ha sido superada.

Y por último decirle que el trabajo que estamos haciendo en España es que esa lista de países sea conjunta, del conjunto de la Unión Europea, porque no tiene ningún sentido que abramos las fronteras Schengen y que en cambio cada uno de los países tengamos acuerdos con terceros países de fuera de Schengen, porque entonces no estaríamos haciendo bien nuestro trabajo, sería absolutamente ineficaz con lo cual esperamos que la Unión Europea pueda lograr ese acuerdo de relación y de reapertura de fronteras con terceros países en base a los criterios que antes he señalado.

P. ONDA MADRID: Gracias, buenas tardes. Me gustaría saber si comparte las palabras del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias diciendo que lo vivido en las residencias de Madrid ha sido un escándalo e, incluso, un crimen. La presidenta Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad ofrece hoy una entrevista en ABC en la que sostiene que nunca llamó el vicepresidente para ayudar y que Iglesias ha echado gasolina siempre que ha podido. Me gustaría saber qué opina de esas palabras. También la presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido hoy en la Conferencia de presidentes un Plan Barajas porque puede ser un foco de entrada del virus ¿Van a trabajar conjuntamente con la Comunidad de Madrid para evitar que sea, precisamente, una entrada del virus? También le ha pedido una rebaja en el IVA del toro de lidia al 4%. No sé si va a atender esa petición. Y vuelvo a una pregunta que le ha hecho Inma sobre los recortes que no aclaró a la diputada de EH Bildu Mertxe Aizpurua el pasado miércoles ¿se limitarán a un repliegue del gasto que ha sido necesario para atajar la crisis provocada por el confinamiento o están pensando en un recorte en sueldos públicos y en pensiones para recortar el déficit público? Gracias.

Presidente.- Muchas gracias. Vamos a ver. En relación con la primera de las preguntas, insisto, la gestión de las residencias de mayores está en manos de las CC.AA. Y todos hemos sido testigos de las órdenes y contraórdenes que ha salido a la luz por parte del gobierno autonómico en relación con los mayores en residencias de mayores y su ingreso en hospitales. Lo dejo ahí. Lo que sí que ha hecho el Gobierno de España, insisto, ha sido aprobar, el 19 de marzo, una orden de adopción de medidas relativa a las residencias de mayores y centros socio sanitarios ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID19. Convertimos un protocolo del ministerio de Sanidad del 5 de marzo, es decir, nueve días antes de aprobar el Estado de Alarma, en una orden que, entre otras cuestiones, se instaba a todas las residencias a las siguientes medidas: clasificar a todos los residentes según su relación con el COVID19, aislar a todos los residentes con infección respiratoria aguda y, con carácter general, siempre que existiera disponibilidad, realizarse la prueba diagnóstica de confirmación de los casos que presentes síntomas de infección respiratoria aguda para confirmar posibles casos de infección del COVID19. Y estas son cuestiones que aprobó la vicepresidencia segunda de Servicios Sociales, con su liderazgo y el liderazgo del ministerio de Sanidad. El 23 de marzo se dicta una nueva orden que faculta a la autoridad competente de cada CC.AA. para intervenir los centros residenciales según la situación epidémica y asistencial. 300 millones el 19 de marzo con un fondo social extraordinario para paliar los efectos del COVID19 reforzando las plantillas de las residencias de mayores y los centros de servicios sociales. La asistencia al domicilio de las personas mayores dependientes o personas con discapacidad, así como asistir a las personas sin hogar. 300 millones de euros el 19 de marzo. También liderado por la vicepresidencia segunda de Servicios Sociales, de Bienestar Social. E insisto: 5.200 actuaciones en residencias de mayores por toda España liderados bajo el marco de la Operación Balmes por el ejército de España a instancias de mi persona y de las autoridades delegadas competentes en el Estado de Alarma; la ministra de Defensa, el ministro del Interior, el ministro de Sanidad y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Mayor compromiso que hemos tenido con nuestros mayores, enviando al ejército a desinfectar y a protegerles en aquellas residencias de mayores donde pudiera existir algún tipo de dificultad o vulnerabilidad, creo que es absoluta.

Sobre el Plan Barajas, efectivamente, hemos quedado que el Consejero de Sanidad va a hablar con el ministro de Sanidad para trabajar en esta cuestión. Insisto, que el Gobierno de España está reforzando la sanidad exterior, que estaba muy debilitada durante estos últimos años y, por tanto, estamos reforzándola también con el apoyo de las CC.AA.

Sobre el toro de lidia decirle que se ha reunido el ministro de Agricultura con el colectivo, con las asociaciones. Parece que esta semana se va a reunir, tengo entendido, el ministro de Cultura también con estas asociaciones.

Y en relación con la última de las preguntas, vamos a ver, o sea, la respuesta que está Europa y que está dando España es muy distinta a la que se vio en las crisis de 2008. Ahora en lo que estamos es en recuperar la actividad económica, recuperar el empleo y, evidentemente, en dar una respuesta positiva. Insisto, creo, y además lo digo humildemente, creo que esta crisis ha acelerado cambios que veíamos venir. Desde luego, la emergencia sanitaria es uno de ellos, o la emergencia, mejor dicho, climática, la digitalización de nuestro sistema educativo, de nuestro sistema productivo lo es también. Y, evidentemente, vamos a tener que hacer muchas transformaciones en nuestro sector energético, en nuestro sector productivo. Vamos a tener que hacerlo también en nuestro sector público, claro que sí ¿o es que no vamos a reforzar nuestro Sistema Nacional de Salud, por ejemplo? ¿O es que no tenemos que revisar, sin ir más lejos, el funcionamiento de las residencias de mayores que están, insisto, en manos de las CC.AA.? Por tanto, en fin, yo creo que hay que contextualizar las cosas. El hablar, yo entiendo que ustedes pregunten sobre eso, lo entiendo, pero, insisto, es que es hablar parcialmente de una respuesta a la crisis que se está dando muchísimo más positiva a la que se dio en 2008. Y, evidentemente, en fin, hay estabilizadores automáticos, pues claro que se está gastando más ahora mismo en prestaciones por desempleo, porque hay más parados. Cuando recuperemos crecimiento económico, habrá menos parados y, por tanto, estaremos gastando menos en prestaciones por desempleo. En definitiva, es que el debate es mucho más complejo que todo circunscribirlo a esta cuestión. Y este es un Gobierno pues que defiende el estado del bienestar, que defiende la fortaleza de lo público. Yo creo que alguna lección tendremos que sacar de eso. Y, evidentemente, hay una hoja de ruta marcada por este Gobierno. Y, entre ellas está, por ejemplo, pues la reforma fiscal. Son cuestiones que tendremos que ir abordando, pero paso a paso. Ahora lo que tenemos que estar es en recuperar la actividad económica, recuperar el empleo, recuperar el dinamismo económico, ayudar y rescatar a sectores muy competitivos que han sufrido mucho o como consecuencia del confinamiento: el sector turístico, el sector de la automoción. En fin, en eso está el Gobierno.

Secretario de Estado de Comunicación. Muchas gracias, presidente. Finaliza el turno de preguntas. Permítame que les recuerde que hoy es el día de la lengua de signos. Las ruedas de prensa del presidente, de los miembros del Gobierno, de los responsables técnicos que durante meses se han producido, son con lengua de signos y que agradezcamos al equipo que se encarga de esta traducción, de esa tarea incansable, de verdad, muchas gracias. Presidente.

Presidente. Muchas gracias a todos.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)