• Enviar

Consejo Europeo de Bruselas

​Rajoy: "Hemos conseguido convertir las interconexiones energéticas en una prioridad de la Unión Europea"

Consejo Europeo, Bruselas (Bélgica), viernes 24 de octubre de 2014

En la conferencia de prensa que ha ofrecido en Bruselas al término del Consejo Europeo, Mariano Rajoy ha indicado que el resultado principal de la cumbre han sido las decisiones adoptadas sobre el marco de actuación de energía y clima hasta el año 2030. El jefe del Ejecutivo las ha calificado de "muy positivas, particularmente para España" en lo relativo a las interconexiones entre Estados miembros, que se convierten en "el centro de la política energética europea" y en "asunto prioritario para la consecución del mercado interior de la energía".

"Con ello no sólo se atiende a una justa reivindicación española y portuguesa, sino que se sientan las bases de una unión energética en Europa que procurará una energía más segura, más limpia y más asequible para los ciudadanos y las empresas", ha manifestado.

De este modo, ha explicado Rajoy, se desbloquea una situación estancada desde el año 2002 y por primera vez se dan pasos concretos en este terreno. En primer lugar, "se involucra directamente a las instituciones europeas porque se reconoce que el aislamiento es un problema europeo y no bilateral", ha destacado. La Comisión Europea tomará medidas urgentes para garantizar una interconexión mínima del 10% para 2020 e informará regularmente al Consejo con el objetivo de alcanzar un 15% de interconexión en 2030.

Además, ha apuntado el presidente, se impulsan proyectos de interconexión de la Península Ibérica -incluyendo dos ya en marcha entre España y Francia, uno de gas y otro de electricidad- y se pide a la Comisión que presente propuestas concretas al Consejo para garantizar la financiación de esas iniciativas. 

Lucha contra el cambio climático

A juicio de Mariano Rajoy, otro de los asuntos centrales de la cumbre ha sido la posición de la Unión Europea de cara a las próximas Conferencias, en Lima y en París, de Naciones Unidas para el Cambio Climático, en las que se abordará la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

El Consejo ha acordado para 2030 rebajar esas emisiones al menos el 40% respecto a los niveles de 2005, así como un objetivo de participación de las energías renovables de, al menos, el 27%.

"Con estas decisiones, Europa asume un claro liderazgo mundial en cambio climático y crecimiento sostenible de cara a las próximas citas internacionales; España está satisfecha con estos objetivos", ha afirmado.

Impulsar el crecimiento y el empleo

En el terreno económico, el jefe del Ejecutivo ha remarcado que, tanto en la reunión del Consejo como en otra posterior entre los líderes de la zona euro, se ha abordado la situación en Europa y "cómo intensificar el crecimiento y la creación de empleo". Rajoy ha asegurado que los últimos datos​ corroboran que España "está creciendo y creando empleo" pero puede verse perjudicada por el menor avance de las economías de la Unión Europea, su principal socio comercial.

Por ese motivo, ha señalado, el Consejo ha impulsado medidas que estimulen el empleo, el crecimiento y la competitividad y, en concreto, ha apoyado la iniciativa del nuevo presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, "de movilizar 300.000 millones de euros en inversiones públicas y privadas en los próximos tres años". Rajoy ha añadido que ya se están dando los pasos para tener identificados proyectos en el próximo mes de diciembre y que en España ya hay en marcha un grupo de trabajo interministerial.

Además, se ha mostrado "absolutamente convencido de que el Banco Central Europeo sabrá qué es lo que tiene que hacer" para que la inflación se sitúe entre el 1,5 y el 2%, lo que también contribuiría al crecimiento y el empleo.

Coordinación contra el ébola

La crisis del ébola y la situación en Ucrania constituyen las dos cuestiones internacionales que han centrado los debates en la reunión de Bruselas.

Rajoy, que ha calificado la epidemia de ébola de "emergencia sanitaria de primer orden", ha defendido la necesidad de tomar las medidas oportunas en cada país y en el ámbito europeo, pero también en los países directamente afectados. Los Veintiocho, ha explicado el presidente, han acordado fomentar la coordinación e incrementar el esfuerzo financiero y sanitario.

Pool Moncloa 

​El comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, será el coordinador europeo para el ébola; en el plano financiero, la Unión Europea y sus Estados miembros, que ya habían comprometido unos 600 millones de euros para este fin, incrementarán esa cantidad hasta los 1.000 millones.

En cuanto a Ucrania, Rajoy ha manifestado que para el Consejo Europeo la clave es "alcanzar una solución política basada en el respeto a la integridad territorial y a la soberanía ucranianas". Además, ha subrayado que los Estados miembros han "dejado meridianamente claro que la convocatoria electoral de las autoproclamadas autoridades de Donetsk y Lugansk no tiene ningún valor y su resultado no será reconocido, por ser ilegal".

Nueva Comisión Europea

El jefe del Ejecutivo ha recordado que este Consejo ha sido el último en el que han participado Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso como presidentes del Consejo y de la Comisión, respectivamente. "Bajo su liderazgo, la Unión Europea ha avanzado de forma muy notable en su proceso de integración", ha dicho Rajoy, para el que ambos han sido "grandes amigos de España". 

Los jefes de Estado y de Gobierno han procedido al nombramiento de la nueva Comisión Europea, que nace "con una legitimidad democrática reforzada", a juicio de Rajoy. "Por primera vez, su presidente debía ser propuesto de acuerdo con el resultado democrático de las elecciones al Parlamento Europeo; así lo ha ratificado este Parlamento, que ha aprobado la nueva Comisión por una amplísima mayoría", ha sostenido.

Consulta en Cataluña

En respuesta a las preguntas de los periodistas sobre los últimos pasos de la Generalitat de Cataluña para celebrar una consulta el 9 de noviembre, Rajoy ha reiterado que "la obligación básica del Gobierno, no del Gobierno de España sino de cualquier Gobierno de cualquier lugar del mundo, es velar por el respeto al Estado de Derecho y al cumplimiento de la Ley".

Además, ha hecho hincapié en que el referéndum anunciado para esa fecha no se va a celebrar -"porque lo ha dicho el Tribunal Constitucional después de que el Gobierno cumpliera con su deber"- y en que el "proceso de participación"​​ que ahora se quiere organizar no tiene "ninguna garantía democrática" ni "precedentes en la historia democrática de nuestro país".

"He dado instrucciones a los servicios jurídicos del Estado para que analicen en profundidad todas y cada una de las actuaciones de la Generalitat para la puesta en marcha de esta consulta", ha anunciado el presidente.​