Primera reunión del Comité de situación para Ceuta y Melilla

Martes 18 de mayo de 2021

El Comité está coordinado por la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo e integrado por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya; la titular de Defensa, Margarita Robles; el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta; la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra; el titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; la directora del CNI, Paz Esteban. El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, sustituye al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que se encuentra en Ceuta.

En la reunión, se han tratado las líneas generales de trabajo para abordar la situación de grave crisis para España, y también para Europa, generada tras la llegada de varios miles de personas que han cruzado la frontera, pasando de Marruecos a la ciudad española de Ceuta, y en menor número a Melilla.

Para la vicepresidenta primera, "lo que se ha producido, que es una agresión a nuestras fronteras, y eso no puede formar parte las buenas relaciones con Marruecos, pero las vamos a seguir manteniendo porque somos países vecinos y cercanos". "Estamos trabajando para que vuelvan" las personas que han llegado desde Marruecos, "son muchos los que ya lo han hecho", dice Calvo, trabajando "con la legalidad en la mano", pero con especial atención a los menores, "porque hay niños muy pequeños".

A su vez, Calvo ha querido "transmitir la tranquilidad que debe tener la población ceutí y melillense", porque "todo irá volviendo a su cauce".

La prioridad del Gobierno de España es la de garantizar el control del tránsito en la frontera con Marruecos, dotar a las ciudades de Ceuta y Melilla de todos los medios necesarios para solventar la crisis humanitaria que supone esta llegada de tantas personas y proceder a la devolución inmediata de cualquier persona que haya entrado irregularmente en Ceuta y Melilla, como así está previsto en los acuerdos firmados desde hace años por España y Marruecos.