Luis Planas: El sector agroalimentario de España está bien posicionado para abordar la transformación ecológica y digital

Agricultura, Pesca y Alimentación - 28.3.2023

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha subrayado hoy que el sector agroalimentario tiene a su disposición un conjunto de ayudas públicas sin precedentes para emprender la necesaria transformación energética, ecológica y digital, que le permita ser más eficiente, sostenible y competitivo.

El ministro ha señalado que estamos en una época de cambios para la agricultura "y el esfuerzo que se está haciendo para alcanzar la digitalización, unido a la capacidad de competir que tiene el sector y el factor humano, me hace ser optimista de cara al futuro".

Luis Planas ha intervenido hoy en el III Simposio "Wake up Spain", organizado por el diario El Español, donde ha ofrecido algunas reflexiones sobre la situación del sector agroalimentario y las transformaciones que se están llevando a cabo para hacer frente a los retos de futuro.

En su intervención, el ministro ha puesto de relieve el creciente protagonismo del sector agroalimentario en la agenda internacional, por su importancia estratégica a la hora de proporcionar alimentos sanos y en cantidad suficiente a la población, por su vinculación a la protección del medio ambiente y como elemento vertebrador de los territorios rurales.

En este contexto, ha señalado que el sector agroalimentario español "está muy bien posicionado" como motor económico, muy diversificado y con producciones destacadas a nivel europeo y mundial. En total, el conjunto del sistema agroalimentario y pesquero aporta más del 10 % del PIB y da empleo a 2,8 millones de personas.

También ha valorado que, en la complicada coyuntura actual, las empresas españolas han sido capaces de incrementar las exportaciones agroalimentarias, que en el último año móvil han alcanzado los 68.500 millones de euros, con una balanza neta de 14.000 millones de euros.

Mejor reparto de valor en la cadena alimentaria

Asimismo ha asegurado que, gracias a la modificación de la ley de la cadena alimentaria, hay una mayor transparencia y un mejor equilibrio entre todos los eslabones, y los productores primarios disponen de contratos que cubren al menos los costes de producción.

En este contexto, ha recalcado que el Gobierno ha puesto en marcha medidas extraordinarias de apoyo al sector, por un importe de más de 1.800 millones de euros, para ayudar al sector a superar las actuales dificultades derivadas de la pandemia, el incremento de costes o los efectos climáticos adversos.

De cara al futuro, ha apuntado que el mayor reto para el sector agroalimentario consiste en lograr la sostenibilidad ambiental, social y económica, es decir, producir de forma más eficiente y respetuosa con los recursos naturales y el bienestar animal aprovechando las ventajas de la economía circular. Para el ministro, "estas cuestiones tienen solución si se tiene empeño y voluntad de lograrlo".

A este respecto, ha afirmado que la digitalización es uno de los elementos fundamentales de crecimiento del sector agrario. "La agricultura del futuro es una agricultura de datos", para gestionar el agua, la aplicación de productos fitosanitarios y, en definitiva, todos los instrumentos productivos.

Entre los instrumentos de apoyo con los que cuenta el sector, Planas ha citado la Política Agraria Común, como elemento estructural que proporciona una red de seguridad e importantes incentivos para mejorar la competitividad y la sostenibilidad, y que suponen 4.800 millones anuales en ayudas.

El ministro ha puesto el acento en las medidas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que están teniendo un efecto transformador en el tejido empresarial y en la economía. Dentro de las líneas gestionadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ya se han movilizado más de 900 millones de euros de apoyos para el sector primario. En este ámbito, ha señalado que se está llevando a cabo la mayor inversión en regadíos de las últimas décadas en España, con más de 2.100 millones de euros entre 2021 y 2027, entre fondos propios y fondos europeos. La modernización de regadíos es "una de nuestras grandes necesidades, ya que si tenemos menos pluviometría hay que aprovechar mejor el agua", ha recalcado.

Una de las medidas más destacadas del PERTE Agroalimentario es la línea de ayudas a la industria alimentaria para apoyar proyectos transformadores para mejorar aspectos como la digitalización, la trazabilidad o la sostenibilidad. En este contexto, el ministro ha anunciado una nueva convocatoria del PERTE Agroalimentario para aquellos que no se hayan podido acoger hasta este momento, "donde encontrarán nuevas oportunidades".