Sánchez solicita a los grupos parlamentarios que apoyen la prórroga de la protección a las familias y las empresas frente a la guerra

Actividad del presidente - 8.6.2022

Congreso de los Diputados, Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido ante el Pleno de la Cámara para informar sobre el Consejo Europeo extraordinario de los días 30 y 31 de mayo y sobre las relaciones de España con Marruecos.

La reunión del Consejo reiteró la condena más rotunda a la invasión rusa de Ucrania, así como el compromiso de ayudar a ese país en el ámbito humanitario y militar, la investigación de los presuntos crímenes contra la humanidad y la acogida de refugiados. Sánchez ha apuntado que España ocupa el quinto lugar en cuanto a número de ucranianos a quienes se ha ofrecido el estatuto de protección temporal, con más de 117.000 personas, "algo de lo que todos debemos sentirnos orgullosos".

El Consejo también alertó sobre la necesidad de apoyar a los países vecinos de Ucrania, un respaldo que el presidente del Gobierno expresó el pasado viernes en Moldavia. Sánchez ha señalado que los estados de la Unión coincidieron igualmente en la importancia de responder a la "falsa narrativa rusa" y dejar claro que el responsable de los problemas de abastecimiento e inflación a escala mundial es Vladimir Putin.

Reconstrucción de Ucrania y sanciones a Rusia

El jefe del Ejecutivo ha repasado las actuaciones para el apoyo económico y financiero a Ucrania que se abordaron en la reunión y ha abogado por "pensar ya en la próxima reconstrucción del país". Una tarea -ha sostenido- que exigirá muchos años y un gran esfuerzo de toda la comunidad internacional, con el liderazgo de la Unión Europea.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de iniciar su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los DiputadosPedro Sánchez subiendo a la tribuna para comparecer ante el Pleno del Congreso de los Diputados. | Foto: Pool Congreso

Pedro Sánchez ha remarcado la respuesta eficaz, unitaria y solidaria de la UE, concretada en el desbloqueo del sexto paquete de sanciones contra Putin y sus oligarcas, incluyendo las restricciones a la importación de petróleo ruso. Esas medidas también tienen costes para la economía europea y española, "pero mucho mayor sería el coste de no defender nuestros principios y nuestros valores", ha argumentado.

Protección de las familias y las empresas

A juicio del presidente, esa unidad se extendió a una cuestión central en las últimas reuniones del Consejo Europeo: la energía.

Sánchez ha asegurado que el tope de precio al gas que se usa para producir electricidad en el mercado ibérico se va a aprobar "muy pronto", lo que supondrá una rebaja de entre el 15 y el 20 por ciento de los precios de la electricidad y protegerá de subidas futuras del gas en los mercados internacionales. Una vez aprobado en Bruselas -ha explicado-, entrará automáticamente en vigor tras la convalidación del Real Decreto-ley que lo regula, que se votará el próximo jueves.

El jefe del Ejecutivo ha pedido al Congreso que respalde ese mecanismo, así como la extensión de las medidas contenidas en el Plan Nacional de respuesta a la guerra, que expiran el próximo 30 de junio. "Las consecuencias de la guerra siguen ahí; por eso, vamos a prorrogar las medidas que protegen a las familias y a las empresas de nuestro país y solicito formalmente el apoyo a todos los grupos de la Cámara", ha manifestado.

Sánchez también ha apostado por acelerar la transición energética y avanzar hacia un mercado energético europeo verde e integrado. En ese proceso -ha indicado-, España está adoptando un papel activo y, gracias a los fondos europeos, reindustrializándose. Un ejemplo es el PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado: 13 grandes agrupaciones de empresas se han presentado a la convocatoria, con un total de 487 proyectos que van a movilizar un mínimo de 12.000 millones de euros, según ha detallado.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los DiputadosPedro Sánchez durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los Diputados. | Foto: Pool Congreso

Seguridad alimentaria y política de defensa

El Consejo Europeo también debatió el impacto de la guerra en la seguridad alimentaria global. España está promoviendo, junto a los socios europeos, medidas internacionales para que los países más afectados dispongan de recursos para afrontar la crisis, en particular, iniciativas "que contribuyan a mitigar las vulnerabilidades asociadas a los elevados niveles de deuda externa", según ha señalado Sánchez.

La agresión rusa -ha añadido- exige, además, reforzar la política común de seguridad y defensa y las capacidades militares, así como incrementar la cooperación con la OTAN. "España es un país que simboliza muy bien el doble compromiso con la Unión Europea y con la OTAN y la próxima cumbre de la OTAN en Madrid será una gran oportunidad para avanzar" en esa dirección, ha expuesto.

Relaciones con Marruecos y el Sáhara

Respeto a la nueva etapa en las relaciones entre España y Marruecos, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que conviene a los dos países, en especial a las familias y las empresas de ambos lados de la frontera, y que la Declaración Conjunta "construye un sistema de garantías" que incluye en primer lugar la integridad territorial. "La soberanía española sobre Ceuta y Melilla está fuera de toda duda, como en cualquier otra parte del territorio nacional", ha sostenido.

La normalización de las relaciones -ha agregado- significa restablecer todas las conexiones marítimas, la apertura gradual de los pasos fronterizos y la preparación de la Operación Paso del Estrecho. España y Marruecos se han comprometido, además, a asegurar los instrumentos aduaneros necesarios para regular el tráfico normal de personas y mercancías.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso de los DiputadosPedro Sánchez comparece ante el Pleno del Congreso de los Diputados. | Foto: Pool Congreso

La Declaración Conjunta implica también "relanzar y reforzar" la cooperación en materia migratoria. "España no va a tolerar la instrumentalización de la tragedia de la emigración irregular como arma de presión. Y, frente a ello, el mejor instrumento es la cooperación internacional para una gestión ordenada de los flujos migratorios", ha dicho Sánchez.

Esa cooperación -ha defendido- debe extenderse a la agenda económica bilateral, las infraestructuras y ámbitos concretos como la educación, la cultura, el deporte o la investigación científica. Sánchez ha avanzado que va a reactivarse el grupo de trabajo de delimitación de espacios marítimos en la fachada atlántica, que lleva quince años sin reunirse. Canarias estará plenamente asociada a ese trabajo y sus intereses seguirán siendo tenidos en cuenta de manera prioritaria, según ha asegurado.

En cuanto al Sáhara Occidental, el jefe del Ejecutivo ha reiterado que la propuesta marroquí de autonomía es "la base más seria, creíble y realista" para resolver "un conflicto que dura ya demasiado tiempo" y que España no se ha desentendido de la causa del pueblo saharaui. La solución -ha recalcado- tendrá que ser aceptada por ambas partes y satisfacer las condiciones que marca la Carta de Naciones Unidas y sus resoluciones. La búsqueda activa del acuerdo corresponde al enviado personal del secretario general de las Naciones Unidas, al que el presidente del Gobierno ha reiterado "su pleno apoyo".