Está usted en:

Sesión de control

Pedro Sánchez afirma que los indultos van a contribuir a "recuperar la convivencia en Cataluña" y llegan en el momento "propicio"

Congreso de los Diputados, Madrid, miércoles 23 de junio de 2021

En la sesión de control al Gobierno, el jefe del Ejecutivo ha calificado de "valiente" y "reparadora" la decisión del Consejo de Ministros de conceder el indulto a los nueve condenados del juicio del 'procés' aún en prisión.

"Es una medida que va a reducir la discordia política y territorial y eso es fundamental para recuperar la convivencia en Cataluña", ha asegurado Pedro Sánchez en su respuesta a la intervención de Pablo Casado, del Grupo Parlamentario Popular.

El presidente también ha defendido que los agentes sociales y otras instituciones puedan pronunciarse en favor de la medida de gracia adoptada por el Ejecutivo. El presidente ha recordado, en concreto, el papel que el artículo 7 de la Constitución Española atribuye a las organizaciones empresariales y a los sindicatos.

Legalidad y concordia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una de sus intervenciones en la sesión de control en el CongresoCongreso de los DiputadosRespecto a los planes del Gobierno tras la concesión de los indultos, cuestión planteada por Gabriel Rufián, del Grupo Parlamentario Republicano, Sánchez ha señalado que el Ejecutivo seguirá apostando por la Agenda del reencuentro en su diálogo con la Generalitat de Cataluña.

El presidente ha rechazado que la autodeterminación sea la solución porque, además de no ser constitucional, fractura la sociedad catalana. Como expuso el lunes pasado en una conferencia en Barcelona, Sánchez ha argumentado que "la unión basada en la ley, en la legalidad democrática, hace nuestro país más fuerte, pero sobre todo la comunidad de afectos, de respeto y de convivencia hace aún más fuerte a la sociedad española y al conjunto de la sociedad catalana".

"Construyamos concordia", ha dicho Sánchez, quien ha añadido que la "discordia política y territorial es un lastre para la convivencia, el progreso y la recuperación económica" y que tanto Cataluña como toda España "se merecen después de esta pandemia un nuevo tiempo". El presidente del Gobierno ha señalado que en la democracia española "cada cual puede defender las ideas que considere"; lo único que pide a los partidos que lideran la Generalitat -ha apuntado- es que defiendan el pacto constitucional, la legalidad democrática y el Estatuto de Autonomía.

Sánchez ha destacado, asimismo, que en los últimos días el Parlamento ya se ha pronunciado en dos ocasiones en favor de los indultos.

Momento propicio

En su respuesta a Míriam Nogueras, del Grupo Parlamentario Plural, el presidente ha indicado que la decisión del Consejo de Ministros llega en el momento "propicio" porque hay una sentencia firme del Tribunal Supremo -que el Gobierno no cuestiona- y la sociedad civil ha impulsado la petición de indultos. El Ejecutivo, según ha explicado, no solo ha debatido la medida atendiendo a sus posibles beneficios, sino también a los "efectos adversos" que supondría no adoptarla.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una de sus intervenciones en la sesión de control en el CongresoEl presidenteCongreso de los DiputadosLa pandemia -ha remarcado el presidente- ha puesto de manifiesto la importancia de trabajar unidos y que "nuestra suerte está absolutamente interrelacionada y, por tanto, entre todos tenemos que hacer un ejercicio de empatía". Ahora que el país encara la recuperación económica, se han aprobado los planes respaldados con los fondos europeos y el proceso de vacunación va a alcanzar el hito de quince millones de personas con la doble pauta, "el Gobierno lo que propone es una hoja de ruta de reencuentro de la sociedad catalana consigo misma y de la sociedad catalana con el conjunto de la sociedad española", ha sostenido.

El jefe del Ejecutivo ha indicado que los indultos no van a resolver por sí solos la situación en Cataluña, pero sí pueden propiciar una "profunda reflexión". A quienes tienen "reparos" hacia esa medida, les ha pedido "comprensión y magnanimidad" porque el reto de "la convivencia, la concordia y la unión de los pueblos de España" merece la pena. Esa unión -ha subrayado- "la garantiza la ley, como vimos en el año 2017, pero sobre todo ese espíritu de respeto, de afecto y de convivencia que necesitamos".