Está usted en:

Coronavirus COVID-19

El Ejecutivo solicitará una última prórroga de 15 días del estado de alarma

La Moncloa, Madrid, domingo 31 de mayo de 2020

En su comparecencia tras la reunión que ha mantenido por videoconferencia con los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas, Pedro Sánchez ha destacado los avances de las últimas semanas en la lucha contra el COVID-19. Los datos de las autoridades sanitarias -ha apuntado- indican que la curva del número de contagios está bajando de manera muy intensa "y, en consecuencia, que hemos logrado ese resultado entre todos, con el esfuerzo de todos".

Pero a pesar de esa evolución de la pandemia, "el virus sigue acechando" y es una "amenaza gravísima", según ha subrayado el presidente. "Pido prudencia y también respeto a las reglas sanitarias para evitar cualquier tipo de recaída, por mínima que sea, porque es un riesgo real", ha afirmado.

Las comunidades gestionarán la desescalada

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaEl jefe del Ejecutivo ha sostenido que el estado de alarma ha resultado "esencial" para limitar la movilidad y contener la expansión del virus y que este instrumento constitucional sigue siendo necesario para culminar el proceso de transición a la nueva normalidad.

Por ese motivo, Sánchez ha comunicado a los responsables autonómicos que el Gobierno solicitará al Congreso de los Diputados "una última y definitiva prórroga de quince días del estado de alarma". La extensión actual concluye a las 00:00 horas del 7 de junio.

El presidente ha asegurado que ese estado de alarma será "mucho más liviano" y tendrá como novedad sustancial que "la máxima responsabilidad en la gestión de la desescalada se traslada definitivamente a las propias comunidades autónomas que estén en la Fase 3". Las comunidades decidirán cómo gestionar los ritmos y las modalidades de la vuelta a la nueva normalidad en sus territorios, incluyendo el pase de fase y su duración, según ha explicado Sánchez.

En manos del Gobierno quedará la regulación de la movilidad y, además, el Ministerio de Sanidad mantendrá funciones de cooperación e información general y respaldará y asesorará a las comunidades. Pedro Sánchez ha elogiado la labor realizada desde el inicio de la crisis por el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que "nos hacen simplemente mejores como sociedad".

Compromiso para erradicar la pobreza

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaComo consecuencia del COVID-19 -ha recordado el presidente-, el Producto Interior Bruto caerá más de un nueve por ciento este año; la recuperación se iniciará desde el último trimestre de 2020 y durará los dos próximos años, de forma que "al final de la legislatura estaremos en una posición mejor que antes del impacto de la pandemia".

Mientras llega esa recuperación, es necesario ayudar en primer término a miles de familias que ya soportaban situaciones de pobreza extrema antes de la emergencia actual, según ha defendido el jefe del Ejecutivo. La crisis del COVID-19 ha llevado a acelerar los planes del Gobierno para erradicar la pobreza con la aprobación el pasado viernes del Ingreso Mínimo Vital, que empezará a aplicarse el 1 de junio y beneficiará a unos 850.000 hogares y más de dos millones de personas.

"Ni el Gobierno de España ni tampoco la sociedad española van a mirar para otro lado mientras nuestros compatriotas forman colas para comer", ha dicho Sánchez, que ha añadido que "nuestro país ha ganado en justicia social, pero sobre todo ha ganado en decencia".

Plan de recuperación e inversión sin precedentes

A juicio del jefe del Ejecutivo, en paralelo a la atención a los más vulnerables debe discurrir la reconstrucción económica, tarea en la que la Unión Europea desempeña un papel fundamental.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaSánchez ha remarcado el "liderazgo activo y propositivo" de España en el ámbito europeo durante las últimas semanas y los acuerdos "sin precedentes" que se han alcanzado, como el programa de compra de deuda pública por parte del Banco Central Europeo y la "triple red" de 540.000 millones de euros aprobada por el Consejo Europeo del pasado 23 de abril.

Además, ha calificado de "decisiva" la posición española en otros dos procesos en marcha: el incremento del Marco Financiero Plurianual y la creación de un Fondo de Recuperación de 750.000 millones del que España sería uno de los principales beneficiarios, con unos 140.000 millones de euros.

"El Gobierno está consagrado a la preparación de un plan de recuperación e inversión de una magnitud sin precedentes", ha avanzado Sánchez. Esa iniciativa se presentará a Europa y servirá para canalizar muchas de esas ayudas y, por tanto, para recuperar el tejido productivo dañado en sectores clave como el turismo.

El presidente ha anunciado también un plan específico para la reactivación de la movilidad y la automoción, que incluirá acciones de apoyo al sector del automóvil a lo largo de toda la cadena de valor y el impulso de la transición hacia vehículos más limpios y sostenibles.

Lecciones de la emergencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en La MoncloaPool Moncloa / Borja Puig de la BellacasaLa reconstrucción del turismo y la automoción tendrá otro rasgo común: la transformación hacia un modelo sostenible que permita la creación de empleo de calidad, según ha detallado Sánchez.

Esa prioridad implica cambios en la normativa laboral, por lo que el Ejecutivo va a trabajar desde el diálogo social para crear un Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI y facilitar las habilidades en áreas de especial importancia, como la digitalización, el sector sanitario o la investigación científica.

El presidente ha resaltado precisamente la labor de los científicos españoles en la lucha contra el COVID-19, tanto a escala nacional como en proyectos europeos, y ha recordado el compromiso de España de aportar 125 millones de euros para apoyar el desarrollo de vacunas y que sean accesibles a nivel mundial. "Nunca más debemos relegar a la investigación y la ciencia. La ciencia es empuje, es progreso y nuestros investigadores son un orgullo para el conjunto del país", ha manifestado.

Otra "lección" de esta emergencia sin precedentes -ha señalado Sánchez- es que la unidad es más importante que nunca. "Hemos de mantener a raya el virus de la división, el virus de la provocación. A todos ahora les pido eso: concordia, comprensión, convivencia. A todos les pido solidaridad y empatía con los que peor lo están pasando", ha dicho. El jefe del Ejecutivo ha recordado que las banderas de España ondean a media asta desde la declaración de luto oficial en todo el país por la pandemia y ha abogado por que la enseña nacional sea "una bandera de paz, de futuro, nunca de división".