Está usted en:

Coronavirus COVID-19

Pedro Sánchez: "Cada uno podemos ser un muro frente al virus o una vía de contagio"

La Moncloa, Madrid, sábado 20 de junio de 2020

En una declaración institucional realizada el día anterior a que culmine en todo el país el proceso de desescalada, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que los españoles han sido golpeados "con extrema dureza" por la "mayor conmoción sanitaria, social y económica" de los últimos ochenta años, pero han sido capaces de resistir unidos.

Sánchez ha destacado el papel que ha desempeñado en esa victoria el estado de alarma, que mañana quedará definitivamente levantado en el conjunto del Estado: "Hemos podido limitar movimientos y contactos y evitar así nuevos contagios, con la cobertura plena de nuestra Constitución". Ese instrumento -ha añadido- ha permitido salvar 450.000 vidas en España según estudios científicos independientes y ha beneficiado a todas las comunidades y ciudades autónomas.

Nueva etapa, misma responsabilidad

"Comienza ahora una etapa nueva" en la que podemos y debemos "avanzar" -ha asegurado el presidente-, pero sin bajar nunca la guardia, ni desde las instituciones ni el ámbito de la responsabilidad personal. "Cada uno podemos ser un muro frente al virus o una vía de contagio", ha dicho Sánchez, que ha apuntado que la pandemia se encuentra en fase de expansión a escala global y ayer mismo se reportaron 180.000 nuevos contagios en el mundo.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado la necesidad de seguir "a rajatabla" las reglas de higiene y de protección y ha anunciado que el Estado está preparando una reserva estratégica con productos esenciales para hacer frente a posibles futuras emergencias sanitarias, complementaria de las reservas de las comunidades autónomas.

Gran homenaje de Estado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en La MoncloaPool Moncloa / JM CuadradoPedro Sánchez ha reiterado su agradecimiento a todos los que "con su dedicación y su compromiso han protegido a nuestro país" y han contribuido de una manera u otra a superar la emergencia, desde los profesionales sanitarios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas hasta los trabajadores, los docentes, el mundo de la cultura y el deporte, los profesionales de la comunicación, los cuidadores, los científicos, los niños, los jóvenes y los mayores.

El presidente se ha referido en especial a las mujeres, que representan la mayoría del personal sanitario, de limpieza hospitalaria, de residencias y de cuidados de los mayores y, además, en algunos casos han tenido que sufrir en esta situación la violencia de género "que se ha exacerbado durante estos meses de encierro". También ha agradecido expresamente la labor de todos los gobiernos autonómicos y la Administración local y del Ministerio de Sanidad.

"Gracias, en definitiva, a todos los ciudadanos por el sacrificio, la responsabilidad, la disciplina y la moral de victoria que han desplegado en estas semanas tan complicadas para todos", ha manifestado Sánchez. "Es un orgullo y un honor ser presidente del Gobierno de este gran país", ha agregado. El jefe del Ejecutivo ha recordado que el 16 de julio se rendirá un gran homenaje de Estado "a quienes nos han salvado" y a los más de 28.000 compatriotas fallecidos por el COVID-19; a la ceremonia, presidida por el Rey, asistirán los dirigentes autonómicos, las máximas autoridades europeas y el director general de la Organización Mundial de la Salud.

Nueva Economía y Estado del bienestar reforzado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en La MoncloaPool Moncloa / JM CuadradoEl presidente ha sostenido que el "homenaje más duradero" a quienes han luchado en primera línea y a las víctimas es "volver a levantar nuestro país desde la unidad" y "sin dejar a nadie atrás", como se ha hecho con la aprobación del Ingreso Mínimo Vital en el Congreso de los Diputados sin ningún voto en contra.

La reconstrucción del país -ha defendido Sánchez- debe ser lo más rápida posible y sobre las bases de una "Nueva Economía", siguiendo las líneas de la agenda de la Unión Europa: transición ecológica, digitalización, educación y ciencia.

El jefe del Ejecutivo ha enmarcado en esas prioridades los planes presentados esta semana para los sectores del turismo y la automoción y el impulso de iniciativas como la Ley de Cambio Climático, la Estrategia Española de Economía Circular, la reforma educativa o los futuros planes en el campo de la ciencia, la digitalización, la vivienda, el comercio o los jóvenes. "Necesitamos recuperar nuestra economía y, al mismo tiempo, renovarla para hacerla más sostenible e inclusiva", ha señalado.

También es necesario -ha defendido- "poner en pie un nuevo Estado del bienestar que subsane las carencias que se han evidenciado en esta crisis". En este sentido, ha avanzado que se impulsará una Comisión Mixta de Evaluación en el Congreso y el Senado para analizar el estado de los sistemas sanitario, científico, de atención a los mayores y de protección social.

Unidad en defensa de los intereses nacionales

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en La MoncloaPool Moncloa / JM CuadradoPara alcanzar esas metas, España cuenta con una ventaja que no se dio en la crisis anterior: la respuesta europea, según ha afirmado Pedro Sánchez. A juicio del presidente, la "Nueva Europa" que emerge de la pandemia "ha aprendido la lección" y ha buscado el acuerdo y la solidaridad a través de un Plan de Recuperación para la crisis que facilitará que los países más golpeados puedan relanzar sus economías y asistir a los sectores más afectados.

El Gobierno -ha indicado- compartirá "con las fuerzas políticas que participan del ideal europeo" el desarrollo de las negociaciones de las propuestas de la Comisión Europea y solicitará un "respaldo activo" a las posiciones del Ejecutivo español. "Europa debe vernos como somos, unidos en la defensa de los intereses nacionales y del avance de la causa europea", ha declarado.

El presidente ha abogado por extender esa actitud de cooperación y entendimiento a otros ámbitos de la política española. "No podemos aceptar como algo natural e inevitable que la política se convierta en un generador de confrontación, provocación y odio", ha dicho Sánchez, que ha remarcado que "por encima de las diferencias legítimas que nos separan nos une una voluntad de convivir".