Está usted en:

Viaje oficial del presidente del Gobierno a Malta

Martes 28 de marzo de 2017

Este encuentro responde a la interlocución habitual entre el jefe de Estado o de Gobierno del Estado miembro de la UE que ostenta la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea (Malta, en el primer semestre del año 2017) y sus homólogos de los principales Estados miembros.

Se produce cuando la Presidencia de Malta ha, prácticamente, cumplido casi su primera mitad y en un momento crucial en los principales retos al máximo nivel de la Unión Europea, tras la Declaración de Roma del 25 de marzo, sobre el relanzamiento del proyecto de integración a 27, y justo el mismo día en que se ha anunciado que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, comunicará formalmente al presidente del Consejo Europeo el deseo del Reino Unido de retirarse de la Unión.

Por ello, por tratarse de una reunión con el jefe de Gobierno del Estado que ostenta la Presidencia rotatoria de la Unión Europea y por el momento especial en que se produce esta reunión, los temas que se tratarán estarán dominados por la Agenda UE: BREXIT y los próximos pasos a seguir por el Consejo Europeo tras la notificación del Reino Unido, y la próxima adopción de orientaciones del Consejo Europeo para la negociación de su retirada. También se abordarán algunos aspectos prioritarios que están concentrando la actividad de la Presidencia de Malta y que son del interés de España: migración, reforzamiento del mercado interior o seguridad, entre otros.

Se tratarán además algunos aspectos de la relación bilateral entre España y Malta, así como aspectos de la política exterior relacionados con el interés común de España y Malta por la vecindad Sur de Europa: Libia, Túnez y el Proceso de Paz en Oriente Medio.

En el ámbito económico, los esfuerzos de Malta se están centrando en profundizar el Mercado Único, prioridad que el Gobierno de España comparte plenamente, en particular en lo relativo al Mercado Único Digital y Unión de la Energía. El Mercado Único, que constituye uno de los mayores bienes de la Unión, se configura como uno de los elementos esenciales para impulsar la competitividad de las economías europeas y fomentar el crecimiento y la creación de empleo.

Más Información