Está usted en:

Sesión de investidura

Rajoy defiende un Gobierno estable y duradero y ofrece varios pactos de Estado a los grupos parlamentarios

Congreso de los Diputados, Madrid, martes 30 de agosto de 2016

El jefe del Ejecutivo en funciones ha solicitado la confianza de la Cámara porque "España necesita un Gobierno con urgencia" para responder eficazmente a los desafíos económicos, laborales y sociales y garantizar la seguridad y la unidad de los españoles.

Mariano Rajoy ha destacado que "los españoles han realizado durante los últimos años un trabajo extraordinario para superar dificultades económicas extremas y han protagonizado una historia de éxito que se reconoce y se admira fuera de nuestras fronteras", por lo que "no sería justo nublar el horizonte de prosperidad o malograr la recuperación en marcha por culpa de la parálisis política". Además, ha recordado que es inaplazable adoptar las medidas comprometidas para situar el déficit público por debajo del 3% del PIB y es necesario remitir a las Cortes el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017.

A su juicio, el resultado electoral del pasado mes de junio "ha sido inequívoco" y nunca, salvo en el caso de las mayorías absolutas, ha habido tanta distancia en votos entre el primer partido y el segundo. "Estoy aquí porque así lo han querido los españoles y porque la alternativa que planteo, además de ser la más respetuosa con la voluntad de los españoles, es la más convincente y razonable", ha dicho.

Rajoy ha añadido que su propuesta es "la única posibilidad real de que España pueda disfrutar de un gobierno moderado, que no sea una aventura de radicalismo, ineficacia e incertidumbre", y considera que no "existe alternativa que esté en condiciones de intervenir inmediatamente".

Gobierno de consenso con amplia base parlamentaria

Mariano Rajoy (Foto: Pool Moncloa)Pool Moncloa/Diego CrespoEl presidente ha asegurado que España reclama un "Gobierno que sea estable, duradero, sólido y tranquilizador", que no esté sometido a vaivenes constantes: "A España no le sirve un Gobierno para un año, ni siquiera para dos. Sus problemas reclaman que pueda disponerse de más tiempo".

Asimismo, ha defendido un "Gobierno con amplia base parlamentaria capaz de hacer, por consenso y con vocación de permanencia, las grandes reformas que necesita España". En este sentido, Rajoy ha propuesto un Gobierno con acuerdos, como los ya alcanzados con dos grupos parlamentarios, y que comparta la responsabilidad de velar por el futuro de todos los españoles: "Apelo de manera especial a los grupos que defienden los valores que la Constitución proclama".

El empleo, objetivo clave del proyecto de Gobierno

El presidente en funciones ha detallado en su discurso los principales aspectos de su proyecto para la próxima legislatura, entre los que destaca el empleo. En su opinión, si se mantiene el ritmo actual de creación de medio millón de puestos de trabajo al año, se puede aspirar a que en el año 2020 haya veinte millones de personas trabajando.

Mariano Rajoy ha agregado que el reto fundamental para los próximos años no sólo es hacer una buena política de empleo, sino mantener el crecimiento económico y consolidar la recuperación. "Hemos pasado de la paralización de la actividad económica a instaurar un nuevo patrón de desarrollo más sólido y sostenible. Por primera vez salimos de una crisis sin devaluar la moneda. Y por primera vez, España crece y crea empleo sin tener que recurrir al endeudamiento exterior", ha resaltado.

Nuevas reformas y pactos de Estado

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría (Foto: Pool Moncloa)Pool Moncloa/Diego CrespoRajoy ha avanzado que para aprovechar todo nuestro potencial como nación y asentarnos como potencia económica de primer orden, es necesario seguir reformando los factores sobre los que se asienta la competitividad en la economía global.

Así, ha defendido la necesidad de que la política energética contribuya a la competitividad y a la lucha contra el cambio climático. A su entender, ese objetivo debe plasmarse en un Pacto por la Energía abierto a todas las formaciones de la Cámara que contemple las necesidades especiales de Canarias como región ultraperiférica.

El aspirante a la reelección ha expuesto nuevas medidas de apoyo a los autónomos que incluyen una reforma de su régimen de cotización para "hacerlo más flexible y adecuado a las necesidades de cada actividad". También ha propuesto que puedan computar su pensión en las mejores condiciones o compatibilizar plenamente empleo y pensión, así como ampliar la tarifa plana de 50 euros de los seis meses actuales a un año.

"Es preciso plantear nuevas medidas que contribuyan al desarrollo empresarial, eliminar escalones regulatorios y evitar cargas normativas que desincentivan el crecimiento de las pymes. Asimismo, pretendemos rebajar la carga fiscal a aquellas que inviertan en su desarrollo, así como asegurar su financiación y su liquidez con un especial control sobre la morosidad empresarial", ha avanzado el presidente.

Mariano Rajoy también ha instado a los grupos a profundizar en la Agenda Digital, impulsar la presencia de las pymes en el comercio electrónico y pensar en la economía digital como un sector en sí mismo.

En este punto, ha abogado por "un Pacto Nacional por la I+D+i para alcanzar en 2020 el objetivo de inversión pública del 2% del PIB en el conjunto de todas las actividades de este sector".

Plan de choque contra el desempleo

El presidente ha planteado la necesidad de un Plan de choque contra el desempleo con el fin de dotar de mayor eficacia a las políticas activas e impulsar un amplio programa de formación para desempleados, utilizando para ello la modalidad del cheque formación, que permite que cada usuario escoja los cursos más adecuados a sus necesidades. También ha apostado por el fomento del empleo estable y de calidad y su adaptación al nuevo marco tecnológico y a las nuevas realidades laborales.

"Sin renunciar a las reformas que nos han permitido cambiar la tendencia en la creación de empleo", Rajoy plantea reducir a tres las modalidades del contrato de trabajo, introducir mecanismos para reducir la dualidad y fomentar el empleo indefinido (como la ampliación de cotización a los primeros 500 euros de salario durante cuatro años), y crear un fondo de capitalización para los trabajadores en un esquema similar al que rige en países como Austria.

Rebaja de impuestos

Rajoy ha mantenido su compromiso de seguir rebajando impuestos a los españoles: "Tan pronto como alcancemos nuestro objetivo de reducir el déficit público por debajo del 3%, aprobaremos una rebaja de dos puntos del IRPF para que quede fijado entre el 18% en su tramo más bajo y el 43,5% en su tramo superior".

Asimismo, ha anunciado que la intención de su Gobierno es continuar con la labor de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas y efectuar "una revisión integral del gasto que ayude a identificar posibles duplicidades y reducir gastos superfluos".

Financiación autonómica

Mariano Rajoy (Foto: Pool Moncloa)Pool Moncloa/Diego CrespoEl jefe del Ejecutivo ha sostenido que "es necesario contar con un consenso de primer orden" para que todos los ciudadanos puedan acceder en condiciones de igualdad al mismo nivel de calidad de los servicios públicos básicos y "garantizar una financiación estable y suficiente de los mismos, que los preserve de contingencias como los ciclos electorales, las épocas de abundancia o recesión económica".

Por ello, ha ofrecido a los partidos, en especial al PSOE, que gobierna en parte de las Comunidades Autónomas, abrir "una negociación para diseñar juntos un modelo estable que preserve la igualdad de todos los españoles a la hora de recibir servicios públicos".

Pactos en pensiones y educación

En cuanto a las pensiones, Mariano Rajoy ha propuesto a los grupos abrir el diálogo para fortalecer el sistema público con el objetivo de dar tranquilidad a los pensionistas presentes y futuros: "Ya les anuncio que, si recibo su confianza, propondré una convocatoria inmediata del Pacto de Toledo para acometer esta tarea".

En el mismo sentido, ha manifestado que su voluntad como presidente será "abrir un diálogo con todas las fuerzas políticas para lograr un Pacto Nacional por la Educación", que debe extenderse desde la Educación Primaria a la Universidad.

"Nuestro deber, desde los poderes públicos, es trabajar por un sistema educativo basado en la libertad, la igualdad y la calidad. Ello nos exige garantizar el acceso al sistema educativo reforzando la política de becas, asegurar la atención a las necesidades específicas de los alumnos; luchar contra el abandono y el fracaso escolares, y favorecer la convivencia en las aulas", ha argumentado el presidente.

En materia de educación, Rajoy ha anticipado que se aprobará el Estatuto del Personal Docente para mejorar su acceso y desarrollo profesional. Otros objetivos son crear 100.000 plazas de Formación Profesional Dual y fortalecer la Universidad.

Violencia de género

Otra de las propuestas del presidente es alcanzar un gran pacto sobre la violencia que se ejerce sobre las mujeres que involucre a todos los partidos, las administraciones, entidades concernidas y a toda la sociedad para que "juntos ofrezcamos unas salida y una oportunidad a las víctimas". "Ni un solo maltratador ha obtenido un indulto de mi Gobierno", ha enfatizado.

Otras materias para el acuerdo

Pool Moncloa/Diego Crespo Rajoy ha desgranado otros aspectos importantes que, a su juicio, han de concitar el consenso como son la regeneración, la política exterior y de defensa y la lucha contra el terrorismo.

En cuanto a la regeneración política, Rajoy ha defendido los controles establecidos y los mecanismos puestos en marcha para "recuperar hasta el último euro robado por los corruptos". No obstante, ha reconocido que esta tarea "nunca se puede dar por concluida" y que solo será verdaderamente efectiva si contiene compromisos concretos acordados por todas las fuerzas políticas.

Entre estos compromisos ha citado la negativa a conceder indultos a los condenados por corrupción, la regulación de los lobbies para salvaguardar la defensa del interés público, la prevención frente a la corrupción en la contratación pública y en la concesión de subvenciones y una mayor transparencia en los partidos políticos.

Respecto a Europa, el presidente en funciones y candidato a la presidencia del Gobierno ha puesto en valor que la plena integración en Europa ha sido "un factor de riqueza y prosperidad indiscutible" para nuestro país. Por su parte, España también ha sido un "socio activo, diligente y dispuesto siempre a ofrecer soluciones para mejorar el proyecto europeo", ha subrayado.

En este ámbito, Rajoy se ha comprometido a hacer los esfuerzos necesarios para mantener y reforzar el consenso que "siempre ha presidido la política europea, independientemente del signo político de los distintos gobiernos". También la política exterior, a su juicio, "exige una necesaria visión de Estado y un consenso sincero para desarrollarla" al igual que la política de defensa.

En cuanto a la lucha contra el terrorismo, Rajoy ha propuesto continuar impulsando una "estrategia integral y global" que implique a todos, como la recogida en el vigente Pacto contra el Terrorismo Yihadista.

En este punto, se ha comprometido a que este Pacto sea el canal de comunicación y la vía de información en este área entre el Gobierno y el conjunto de las fuerzas políticas, así como el foro de reflexión sobre las futuras medidas que se deban adoptar.

Unidad de España

Mariano Rajoy (Foto: Pool Moncloa)Pool Moncloa / Diego CrespoAntes de concluir su discurso, ha subrayado que "el reto más grave" que tiene planteado España en estos momentos es la "amenaza explícita contra su unidad territorial, contra la igualdad de los españoles y contra su convivencia".

Rajoy ha dicho que Cataluña es una comunidad "muy heterogénea y plural, muy plural", por lo que los políticos independentistas no podrían llevar a cabo sus objetivos sin provocar una enorme fractura de la sociedad catalana.

No plantean estos políticos un mero debate sobre el modelo de Estado, ni sobre su articulación territorial, para lo que existen cauces y escenarios, lo que plantean es "la liquidación de la soberanía nacional y del respeto a la Ley", ha afirmado.

La unidad, ha proseguido, es "nuestro mejor patrimonio histórico", pero también garantiza la "igualdad y la solidaridad entre españoles".

Rajoy ha defendido la total disposición al diálogo y a la cooperación con la Generalitat durante la última legislatura y a la búsqueda de fórmulas que acomoden mejor la necesaria solidaridad interregional. Según ha manifestado, una "unión más justa y más equilibrada es, sin duda, una unión más sólida y más duradera". Pero ha insistido en que el primer requisito para cualquier solución justa es el "respeto a la legalidad y a los derechos de todos los españoles".