Está usted en:

Rajoy: "Los populismos han aprovechado la crisis para poner en cuestión el proyecto europeo"

Bratislava (Eslovaquia), viernes 16 de septiembre de 2016

En su balance de la cumbre celebrada en Bratislava (Eslovaquia) por 27 jefes de Estado y de Gobierno de países miembros de la UE -todos salvo el Reino Unido-, Rajoy ha destacado que los participantes han reiterado su compromiso con la integración europea. Este proceso, ha manifestado, "ha hecho de Europa un espacio de paz, libertad, seguridad, respeto a los derechos humanos y progreso económico y social" y, además, es "la mejor forma de afrontar los importantes retos internos y externos que tenemos".

La cumbre, ha dicho, ha servido también para analizar las preocupaciones actuales de los ciudadanos. "Y el diagnóstico es claro y es compartido por todos: después de la peor crisis económica de la historia de la integración europea, la más grave crisis de refugiados que ha sufrido Europa desde la II Guerra Mundial y la multiplicación de ataques terroristas en suelo europeo, han surgido dudas y en muchos casos escepticismo sobre la capacidad de la UE para dar respuesta eficazmente a estos retos", ha explicado.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha sostenido que el resultado del referéndum británico sobre su continuidad en la UE es un "síntoma grave" de esa realidad. Los populismos y los nacionalismos, ha añadido, "han aprovechado la crisis para poner en cuestión el proyecto europeo", ocultando sus grandes aportaciones al bienestar social.

De la reflexión a la acción

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante la Reunión informal de la UE (Foto: Pool Moncloa)Pool Moncloa / Diego CrespoLa reunión de Bratislava, ha afirmado Rajoy, abre un proceso de acción que debe culminar en marzo de 2017 en Roma y que supondrá centrar todos los esfuerzos en lo que más importa a los ciudadanos europeos. "La gente quiere seguridad, es lo que nos demandan en primer lugar a los gobernantes. Seguridad frente al terrorismo, también frente a amenazas exteriores o ante los riesgos que se ciernen sobre la sostenibilidad del Estado de bienestar, que es el pilar fundamental del modelo europeo y el mejor dotado del mundo", ha sostenido.

El presidente ha abogado por aumentar la coordinación y el intercambio de información contra el terrorismo, avanzar hacia una política de defensa común, cooperar en la protección de las fronteras exteriores, atender a los refugiados y adoptar medidas para crecer y crear empleo. "En el mundo de hoy la disgregación conduce a la irrelevancia y, lo que es peor, a la impotencia", ha remarcado.

Esta última cuestión, ha apuntado, es prioritaria para España, que todavía tiene que recuperar los niveles previos a la crisis. Rajoy ha situado ese umbral en los veinte millones de personas trabajando, lo que implica crear 500.000 puestos de trabajo cada año, "como se ha hecho en 2014 y 2015 y se hará en este año". Las propuestas de la Comisión en materia de desarrollo de la economía digital y del mercado interior de la energía favorecerían ese objetivo, por lo que cuentan con el apoyo del Ejecutivo español, ha indicado.

Asuntos de actualidad

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, durante la Reunión informal de la UE (Foto: Pool Consejo Europeo)Pool Consejo EuropeoPreguntado por los periodistas por los casos de corrupción que acaparan la actualidad, el presidente en funciones ha dicho que en España no hay impunidad y que es a los jueces a quienes corresponde decidir si las personas son culpables o inocentes.

En su opinión, lo que debe buscarse es "lo que hemos intentado hacer en los últimos tiempos: presentar leyes, actuar con contundencia, ponernos todos de acuerdo y fijar como objetivo capital que esto no vuelva a ocurrir nunca en nuestro país".

Respecto a si el Partido Popular debería pedir a Rita Barberá que deje su escaño en el Senado, Rajoy ha respondido que la exalcaldesa de Valencia ya ha abandonado el partido y ha renunciado a la militancia como se le ha pedido, pero "a partir de ahí, el presidente del PP no tiene ninguna autoridad para con ella".

En cuanto a las dificultades para formar un gobierno, el presidente en funciones ha dicho que sus socios europeos están "sorprendidos" no ya de que el partido que ha ganado no pueda gobernar, sino de que "no se pueda plantear ninguna alternativa razonable a quien ha ganado las elecciones".