• Enviar

Rajoy afirma que España ha pasado de ser "el enfermo de Europa" a liderar su crecimiento

Edificio Central de la sede de Telefónica, Las Tablas, Madrid, jueves 11 de diciembre de 2014

Mariano Rajoy ha afirmado que su mayor ocupación desde el inicio de la legislatura ha sido dar la vuelta a la "crítica" situación económica y, sobre todo, a la destrucción del empleo, lo que ha calificado como "el centro de las preocupaciones de los españoles". El jefe del Ejecutivo ha recordado los titulares de prensa sobre la economía española durante la reunión del G-20 celebrada en Los Cabos (México) en junio de 2012: "El G-20 urge a España a acelerar el rescate".

Dos años y medio después, ha añadido, "nuestra economía acumula cinco trimestres consecutivos de crecimiento, con unas tasas cada vez más vigorosas y unas perspectivas alentadoras". El presidente ha subrayado que España lidera en 2014 el crecimiento en la zona euro, por encima de países como Alemania, Francia o Italia. En la Cumbre del G-20 celebrada hace unas semanas en Brisbane (Australia), España volvió a ser protagonista del encuentro, pero esta vez como "ejemplo de recuperación", ha asegurado.

Además, Rajoy ha apuntado que España será miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el próximo año: "Ha pasado de ser objetivo de preocupación a ser escuchado en los foros que importan; en dos años, España ha pasado de enfermo de Europa a ser vanguardia de la recuperación en Europa". 

El presidente del Gobierno ha afirmado que él nunca dudó sobre la salida de la crisis por su confianza en que "los españoles responderían" y estaban dispuestos a "soportar sacrificios que realmente sirvieran para salir de aquel agujero". "Tuvimos la desgracia de entrar en esta crisis todos juntos, pero nunca perdimos la fe en que juntos saldríamos todos de ella", ha dicho.

Aumento del empleo y la afiliación

Pool MoncloaA juicio del jefe del Ejecutivo, la crisis "ya es historia" en muchos aspectos, por lo que estas Navidades van a ser las primeras de la recuperación.

Incluso en el terreno del desempleo, "donde más nos duele a todos", la evolución es esperanzadora, ya que la economía "genera empleo de forma incontestable", ​según Rajoy. Al respecto, ha manifestado que "las cifras del paro no nos dan tregua, pero tampoco el Gobierno va a dar tregua al paro".

El presidente ha señalado que en los dos últimos trimestres se han creado 550.000 empleos, según la Encuesta de Población Activa, y que la afiliación media a la Seguridad Social ha aumentado en 402.209 personas de noviembre del año pasado al de 2014.

​También ha destacado que la contratación indefinida a tiempo completo avanza a ritmos anuales del 30%. En cuanto al paro, "se está reduciendo, no tan rápido como a todos nos gustaría, pero sí de forma innegable". Rajoy ha pronosticado que la tasa de desempleo se situará en 2015 "claramente por debajo del 22,5% con que cerró en 2011".

Fortaleza exportadora 

​En su repaso de los principales indicadores de la economía española, el jefe del Ejecutivo ha resaltado el "excelente" comportamiento del sector exterior, responsable de que España exporte hoy más que Estados Unidos, Japón, Francia, Italia y Reino Unido en términos de porcentaje sobre el PIB. "Nuestra fortaleza exportadora es fruto de la pujanza y el talento de nuestras empresas y también de las ganancias de competitividad de nuestra economía", ha sostenido.

Pool MoncloaMariano Rajoy ha remarcado igualmente que se prevé que España alcance este año un número récord de turistas, 62 millones​ en total​. Además, la tasa media de inflación ha sido del 0% en los primeros once meses de 2014 y el déficit público va a bajar de​l 9,4% en el año 2011 al 4,2% en 2015.

El regreso a España de las inversiones internacionales, la caída de los tipos de interés de la deuda pública y de la prima de riesgo española​ y el aumento en la creación neta de empresas han sido otros "datos positivos" que ha mencionado a lo largo de su intervención.

Reformas y proyecto europeo

El presidente ha ligado esa mejora de la situación a la agenda reformista del Ejecutivo. "Del mismo modo que los datos de creación de empleo no pueden desligarse de la reforma laboral, del mismo modo que la mejora en la financiación es inseparable de la reestructuración del sistema financiero, y del mismo modo que la reducción del déficit público va unida a la reforma de las administraciones públicas, la mejora de la renta vendrá acompañada de la rebaja de impuestos a veinte millones de españoles a partir del próximo 1 de enero", ha defendido.

Pool MoncloaLas recuperaciones son graduales y en este momento "poco perceptibles", ha indicado Rajoy, pero la legislatura acabará "en una situación mucho mejor que como empezó, con una economía competitiva y saneada, y una democracia a la altura de las exigencias de nuestros conciudadanos". 

En opinión de Rajoy, España ha contado en este terreno con la ventaja de la estabilidad, ya que son "las reformas, y no las rupturas, el motor que impulsa el progreso de un país y el bienestar de sus ciudadanos".

​En este sentido, ha hecho hincapié en la necesidad de que las reformas que se planteen sean coherentes con el proyecto europeo, el más importante que han adoptado los españoles. "Qué sentido tiene que uno se pregunte aún si se siente más gallego que español, o más español que aragonés, cuando la pregunta que se hace cualquiera que habite en el siglo XXI es: si soy ya, o todavía no, tan europeo como español", ha argumentado.​

Para el presidente, no es momento "ni de frivolidades ni de ocurrencias ni de eslóganes", sino de "profundizar en las reformas y seguir avanzando en la senda que nos conduce, ya sin temores, a la plena recuperación económica y social".