Cultura y Deporte

Deporte

Martes 19 de noviembre de 2019

La política deportiva

La Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte vino a regular el marco jurídico en el que debía desenvolverse la práctica deportiva en el ámbito del Estado, atribuyendo a éste la faceta competitiva de ámbito estatal e internacional y a las comunidades autónomas y entidades locales un papel preponderante en la organización del deporte de base dentro de su propio territorio y competencias en el fomento, promoción e impulso deportivo.

La ayuda al deporte en el ámbito estatal se gestiona a través del Consejo Superior de Deportes, que es el órgano que ejerce directamente la actuación de la Administración General del Estado. Por su parte, las Direcciones Generales de Deportes de las comunidades autónomas y Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, las diputaciones provinciales y los cabildos insulares y las corporaciones locales lo hacen en sus respectivos ámbitos de actuación.

Una de las características que refuerza considerablemente nuestra imagen en el exterior es el progresivo respeto y admiración que se profesa en nuestro país hacia el deporte paralímpico. Este apoyo se ha manifestado también como una de las actividades propias de la responsabilidad social corporativa de las empresas, y en la actualidad más de cuarenta empresas están asociadas al Plan ADOP.

En lo que respecta al deporte de alto nivel, la Administración General del Estado, en colaboración con las comunidades autónomas, a través de convenios y conciertos, establece los medios necesarios para los programas de preparación técnica y el apoyo científico y médico de los deportistas de alto nivel, así como para su incorporación al sistema educativo y su plena integración social y profesional.

Para ello, cuenta con los siguientes centros:

• El Centro de Alto Rendimiento de Madrid
• El Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada
• El Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat
• El Centro de Alto Rendimiento Deportivo de León
• Cinco Centros Especializados de Alto Rendimiento, de modalidades específicas, con las mismas características que los Centros de Alto Rendimiento antes descritos y cuarenta y tres Centros de Tecnificación Deportiva y Centros Especializados de Tecnificación Deportiva así como un Centro de Medicina del Deporte.

Actuaciones en el ámbito del deporte

En los últimos años se ha ido produciendo un cambio sustancial en la orientación estratégica de las políticas en materia de infraestructuras y equipamientos deportivos. Hasta hace poco, el enfoque de los proyectos y de los recursos humanos y económicos, estaba dedicado casi en su integridad a la inversión directa y a la subvención de instalaciones deportivas, así como al apoyo, mantenimiento y mejora de las instalaciones propias del Consejo Superior de Deportes. Se trataba de una dimensión meramente cuantitativa destinada a crear una red de instalaciones que sacara al país de su atraso en esta materia.

La situación actual es muy distinta. Hemos pasado de un parque nacional de 25.000 instalaciones deportivas en 1978, a cerca de 100.000 instalaciones en 2016. En consecuencia, hoy se apuesta por la modernización y mejora de la calidad de las mismas y por dar cobertura al sector empresarial, para que las aportaciones privadas complementen al dinero público y se garantice su proyección de futuro.

Desde el Gobierno se impulsa la modernización e innovación del sistema deportivo español. La estrategia coordina a todos los mecanismos implicados en el desarrollo deportivo, desde la base a la élite, abarcando aspectos como la promoción deportiva, las competiciones en edad escolar y universitaria, la detección de talentos, la tecnificación deportiva, etc. La idea es generar acciones innovadoras y facilitadoras que logren la adhesión de más y mejores deportistas jóvenes. Y, por otro lado, despertar el interés y apoyo económico del sector empresarial para el denominado deporte de base.