Rueda de Prensa

Viernes 30 de septiembre de 2005

Vicepresidenta.- Buenos días. El Consejo de Ministros ha abordado como primer asunto de su reunión de hoy la situación de la frontera de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. Centenares de personas han intentado entrar ilegalmente en nuestro país. Algunos fallecieron en el intento, otros muchos resultaron heridos y varios centenares se encuentran en estos momentos acogidos en nuestros centros a la espera de la repatriación.

No es un problema de fácil solución. Llegan a la frontera después de haber recorrido centenares de kilómetros, casi siempre durante meses, con una aspiración básica: dejar atrás la miseria y comer, aunque sea malcomer; vivir, aunque sea malvivir. El problema debe ser abordado, por tanto, con una doble mirada y una doble perspectiva: por un lado, humanitaria y, por otro, desde el respeto a la legalidad, a las normas del Estado de Derecho y a la política que en materia de inmigración, de legalidad y rigor está llevando a cabo este Gobierno.

Desde el punto de vista humanitario, el Gobierno ha ordenado medidas urgentes para garantizar las condiciones de acogida dignas a los inmigrantes que han logrado acceder a nuestro país. En este sentido se va a dar respuesta a las necesidades de emergencia que se han planteado, reforzando los servicios de los CETI en el alojamiento y atención de inmigrantes en situación de vulnerabilidad, y en los servicios de atención sanitaria, psico-social, información, orientación y mediación, complementando los programas de acogida e integración de los inmigrantes en las Ciudades Autónomas. Se van a destinar tres millones de euros para estas actuaciones, es decir, actuaciones de tipo social y de alguna otra naturaleza, en las dos Ciudades Autónomas. Por lo tanto, medidas de alojamiento, medidas sanitarias --se establecen con carácter permanente guardias urgentes, dispositivos urgentes-- y se dota de mayores medios de tipo personal también a los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Pero, como les decía, el problema exige no sólo respeto a la dignidad humana, sino también rigor en el respeto a la legalidad y a las normas del Estado de Derecho. El Ministro del Interior, que me acompaña, les dará cuenta con más detalle de todo el tema que hoy hemos abordado. En cualquier caso, he de decirles que, desde luego, traspasar la frontera sin documentación, sin la documentación requerida, es sencillamente ilegal. El Gobierno, al cumplir y hacer cumplir la Ley, desde luego, no va a consentirlo. Por eso, además de adoptar las medidas de atención humanitaria debidas y necesarias que he reseñado, estamos actuando en este tema con todo rigor para que la entrada en nuestro país sea una entrada legal y ordenada. Atención humanitaria y respeto a los derechos humanos, sí, pero respeto a la legalidad. Mantendremos, por tanto, los dos principios de manera simultánea.

En esta línea, el Gobierno ha aprobado una serie de medidas para reforzar la seguridad de las fronteras, con efectivos del Ejército que se han desplegado desde ayer, como ustedes ya conocen, en la línea fronteriza de ambas Ciudades para patrullar ayudando a las Fuerzas de la Guardia Civil, bajo el mando de la Guardia Civil y dentro de las normas de funcionamiento de la Guardia Civil. Es decir, el mando del dispositivo de vigilancia corresponde a los Jefes de las Comandancias de la Guardia Civil de cada una de las dos Ciudades Autónomas.

Se van a adoptar también medidas para garantizar la mayor seguridad en la frontera en relación con la valla; medidas adecuadas y medidas de reforzamiento de la seguridad, instalando más elementos estructurales que retrasen o impidan el acceso directo al vallado, así como dispositivos de detección y vigilancia.

En definitiva, una vez más no vamos a cansarnos de repetirlo, este Gobierno promueve una política de inmigración legal y ordenada. Queremos que con arreglo precisamente a la legalidad y al orden se produzca la entrada de los inmigrantes. Sólo lo lograremos reforzando las medidas de seguridad de nuestras fronteras, reforzando las medidas de acogida y reforzando, asimismo, también las medidas de cooperación de carácter internacional.

El Ministro, como les decía, les dará más detalles del Acuerdo adoptado hoy por el Consejo, que contiene medidas especiales para las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

En segundo lugar, el asunto que ha tratado hoy el Consejo ha sido otro que también preocupa muy seriamente al Gobierno desde hace ya meses: la escasez del agua en el que está siendo el peor año hidrológico de nuestra historia reciente. En este caso, y en línea con las iniciativas que hemos ido poniendo en marcha, el Gobierno ha aprobado trasvasar 39 hectómetros cúbicos desde el Tajo a la Cuenca del Segura para el trimestre octubre-diciembre, destinados al abastecimiento. Asimismo, el Gobierno ha acordado analizar, dentro de un mes, una posible aportación para minimizar los efectos de la sequía en los cultivos leñosos.

El Gobierno, como es exigible, ha tomado su decisión atendiendo al interés general, al interés de todos los españoles; exigencia que supone tomar decisiones que a veces entendemos que no gustan por igual a todos, especialmente cuando nos encontramos en una situación, como la que estamos viviendo, crítica. Es nuestra obligación gobernar para todas las regiones, defendiendo el bien de todos los ciudadanos vivan donde vivan.

Quiero señalarles que con el trasvase aprobado hoy el Gobierno garantiza el suministro completo en la Cuenca del Tajo para los próximos tres meses, tanto para regadío, como para consumo humano. Para la Cuenca del Segura la decisión adoptada hoy garantizará abastecimiento durante este trimestre, así como para los próximos tres trimestres.

No quisiera dejar de hablar de este tema y pasar al siguiente sin rogar --y creo que expreso con este ruego un sentimiento general de los ciudadanos-- responsabilidad; responsabilidad a todos: a las autoridades, a las fuerzas políticas, a los ciudadanos y a las autoridades de las cuatro Comunidades Autónomas afectadas para que su valoración sobre la decisión adoptada tenga en cuenta siempre la solidaridad de todas las regiones de España.

El Gobierno ha aprobado hoy, en tercer lugar, el Anteproyecto de Ley Orgánica contra el Dopaje. Quizás recuerden que el pasado 11 de febrero el Consejo de Ministros aprobó un plan que contenía 59 medidas muy concretas para certificar que nuestros deportistas juegan limpio y para garantizar su seguridad. Para poder aplicar estas medidas es necesario modificar nuestra normativa y a esa modificación responde el Anteproyecto que hoy hemos aprobado. Con la aplicación del Plan, España se ha situado a la vanguardia de la protección de los derechos de los deportistas y de la defensa de las condiciones de igualdad que deben exigirse en la práctica del deporte. España es ya un país de reconocida excelencia en la organización de pruebas deportivas; debe ser, lo va a ser también y será un país de reconocida excelencia en la defensa del juego limpio.

El listado de normas y medidas es, como les he señalado, muy exhaustivo: 59, en concreto. Entre ellas, y por primera vez en la historia, el dopaje tendrá una sanción penal bajo determinadas circunstancias que determinarán que, si alguien obliga, induce o colabora con un deportista en su dopaje, recaerá sobre él el peso de la Ley, incluso con penas de cárcel. En este sentido, se introduce un nuevo artículo, el 361 bis del Código Penal, para preservar la salud pública. Por lo tanto, se configura como un nuevo tipo penal dentro de lo que son los delitos contra la salud pública.

El Anteproyecto establece también la obligatoriedad legal de someterse a análisis de sangre en la aplicación de controles de dopaje o articula legalmente la realización de controles habituales y por sorpresa. La Ley garantiza también el cumplimiento efectivo y rápido de las sanciones para evitar que los largos procedimientos legales generen un clima de impunidad. Al establecer éstas y el resto de normas, la Ley ha sido muy cuidadosa de los derechos de los deportistas en lo que se refiere a su descanso y a su intimidad.

En suma, con este Anteproyecto de Ley pretendemos garantizar los derechos de los deportistas, al tiempo que reforzar sus obligaciones y, sobre todo, las de sus equipos: entrenadores, médicos, profesionales de la salud y directivos.

Podemos decir con satisfacción que el Anteproyecto de Ley cuenta con un amplio consenso. Desde que se aprobó el Plan, hace siete meses, lo han considerado y han aportado mejoras sustanciales las federaciones deportivas, los responsables autonómicos de deportes, los Comités Olímpico y Paraolímpico Españoles y un sinfín de organizaciones y asociaciones deportivas de todo tipo.

Esta nueva norma, que esperamos que cuente con un amplio apoyo parlamentario en su tramitación, desde luego, va a suponer un enorme cambio con respecto a la práctica del deporte en España después de quince años de aplicación de una normativa que a todas luces se ha quedado antigua. Esta futura Ley contra el Dopaje va a ser, por lo tanto, no sólo una norma para el presente, sino también una norma moderna para el futuro y para el futuro de nuestro deporte.

En tercer lugar, el Consejo de Ministros ha dado hoy un impulso más a la Sociedad de la Información. Por un lado, aprobamos un Convenio entre el Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Industria y la entidad pública Red.es para acelerar la implantación de nuevas tecnologías de la información en el ámbito del Sistema Nacional de Salud, dentro del que hemos llamado "Plan Avanz@". Mediante actuaciones conjuntas con las Comunidades Autónomas, mejoraremos la prestación de servicios de salud; fomentaremos, en concreto, el uso de la receta electrónica, la historia clínica digital y la cita médica por Internet. Todas estas herramientas se canalizarán a través de un sistema de tarjeta sanitaria electrónica.

El desarrollo de servicios sanitarios a través de Internet va a agilizar el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, va a favorecer la igualdad de los ciudadanos en el acceso a los servicios de salud y va a proporcionar información muy valiosa para evaluar el funcionamiento de nuestra sanidad pública. Además, el uso generalizado de la red supone otras ventajas adicionales, como son la eliminación de documentos en papel; mayor, por supuesto, comodidad para el usuario y, sin duda alguna, más seguridad.

Por otra parte, hemos aprobado el Real Decreto que regulará el distintivo público de confianza en los servicios de la Sociedad de la Información, que contempla el desarrollo de la prestación de servicios de actividades comerciales a través de Internet, que requieren un alto grado de confianza por parte de los consumidores. Se va a crear un distintivo que identifique a las empresas adheridas a los códigos de conducta que garantizan la seguridad del consumidor porque, protegiendo mejor a los consumidores que utilizan Internet para comprar, pagar o solicitar servicios, no sólo mejoraremos la credibilidad de las empresas, sino que también vamos a fomentar el uso de la red y su implantación en la vida cotidiana de los ciudadanos.

En suma, con estas medidas expandimos los servicios de la Sociedad de la Información en ámbitos tan cercanos y cotidianos para el ciudadano, como son la salud o el comercio electrónico. El Estado ejerce, así, su papel dinamizador y también contribuye a garantizar la seguridad y el bienestar de todos.

En cuarto lugar, hemos aprobado dos Acuerdos en materia de cooperación al desarrollo. Saben que es una prioridad para este Gobierno contribuir de manera real y con recursos al desarrollo de países o colectivos con especiales dificultades. Como hemos anunciado al hilo de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado, así como en el marco de nuestras prioridades en política exterior, vamos a seguir aumentando nuestra contribución para luchar contra la pobreza y contra la exclusión, tanto en nuestro país como fuera de él.

Atendiendo a este compromiso, hoy hemos aprobado la condonación del cien por cien de los créditos con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo que teníamos firmados con Madagascar hasta el pasado año, cuya deuda ascendía a cuarenta millones de dólares. Además, hemos aprobado la remisión a las Cortes del Acuerdo entre España y el Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM). Certificamos así nuestra participación en un fondo impulsor de programas que fomentan la igualdad de género, la erradicación de la pobreza, la reducción de la mortalidad infantil o la lucha contra el Sida.

También, como viene siendo habitual, hemos aprobado varias obras para mejorar nuestras infraestructuras de transporte. El proyecto más significativo aprobado hoy en esta materia son las obras en la Línea de Alta Velocidad Córdoba-Málaga. El presupuesto es de 208 millones de euros que se invertirán en la construcción de nuevas instalaciones y en la remodelación de la red ferroviaria convencional.

Saben que el ferrocarril va a tener un protagonismo especial en la política de infraestructuras y transportes en los próximos años, como ya reflejan los Presupuestos para 2006. Pues bien, se han aprobado también obras en carreteras, que las tienen recogidas en la referencia por escrito.

También en relación con el transporte, el Consejo de Ministros ha conocido hoy un informe que ha elevado la Ministra de Fomento y que recoge medidas para mejorar las condiciones del sector del transporte por carretera. Recordarán que en junio ya hablamos de este asunto y acordamos medidas específicas para ayudar a un sector que está siendo muy afectado por los aumentos del precio del petróleo y por otros factores adicionales.

Durante los últimos tres meses se ha seguido trabajando con el sector representado en el Comité Nacional de Transporte por Carretera y se ha avanzado en medidas adicionales a las que en su día acordamos. En estos momentos ya el informe presentado por la Ministra propone decisiones y medidas concretas que tendrán que ser consensuadas después de haberse debatido ampliamente con el sector en el Comité Nacional del Transporte por Carretera.

Por lo tanto, vamos a dejar que se produzca esta negociación. Creo que será más oportuno darles detalles una vez sea conocido por los representantes del Comité del Transporte, pero sí puedo anunciarles que el informe contiene medidas que compensarán, sin duda, las circunstancias actuales del precio del combustible, así como un conjunto de medidas relativas a la seguridad, la salud, la lucha contra las infracciones, etcétera.

A partir del visto bueno y del acuerdo del Gobierno, es momento ahora de contrastar las iniciativas con el sector y confiemos en que las conversaciones que se produzcan a partir de este momento sean productivas y, por supuesto, provechosas para los transportistas, que deben mejorar sus condiciones laborales.

El Consejo de Ministros ha visto también otro Anteproyecto de Ley que regulará la representación laboral del personal al servicio de las Administraciones Públicas. Se trata de una norma que se ha actualizado para que las mesas de negociación sean más representativas y para adaptarnos mejor a la realidad autonómica de nuestra Administración. Para lograrlo, el Anteproyecto recoge la creación de una mesa de negociación común para todas las Administraciones Públicas que servirá de punto de encuentro para tratar asuntos comunes. Además, se va a crear un foro en el ámbito de la Administración Central y en el de cada Comunidad Autónoma o Ayuntamiento para abordar de manera conjunta asuntos que afecten a los empleados públicos. Se trata de una norma que entra dentro del marco de lo que estamos promoviendo dentro de nuestro Estado complejo y cooperativo.

El Consejo de Ministros ha recibido también un informe del Vicepresidente Segundo y Ministro de Economía y Hacienda sobre algunos de los asuntos que estaban pendientes de acuerdo con la Comunidad Autónoma del País Vasco, y respecto de los que venimos hablando últimamente, sobre los que están ya prácticamente ya acordados casi todos los extremos; les recuerdo: "Prestige", Cupo, Ertzaintza. En cuanto al "Prestige", ayer mismo, 29 de septiembre, se firmó un convenio de colaboración entre la Administración General del Estado y la Comunidad Autónoma del País Vasco que hace frente a todos los gastos que estaban pendientes. Y hoy ha acordado el Consejo de Ministros los criterios para llevar a la Comisión Mixta de Transferencias la culminación de los acuerdos en los otros temas: en el tema del Concierto Económico, en el tema de la estabilidad presupuestaria y en el tema de la Policía autonómica. Creo que, finalmente, se va a llegar a un acuerdo en todos estos temas que estaban pendientes.

Finalmente, antes de darle la palabra al Ministro, si me lo permite, quisiera terminar con un agradecimiento. El Gobierno ha estado trabajando, como ustedes saben, en estos diecisiete meses muy intensamente para ejercer una política de comunicación con transparencia y con respeto a la libertad de los profesionales de la información, para aumentar las cotas del pluralismo y para romper definitivamente las amarras que unían a los medios estatales con el Gobierno. Diecisiete meses después creemos que las bases de estos cambios trascendentales están ya asentadas y en marcha. A ello ha contribuido decisivamente el Secretario de Estado de Comunicación, Miguel Barroso, cuyo relevo ha sido decidido en el día de hoy. Miguel Barroso ha trabajado con inteligencia, con honestidad y con compromiso. Muchas gracias, Miguel; muchas gracias por tu trabajo.

Le va a sustituir en el cargo el hasta ahora el Secretario General de Agricultura, Fernando Moraleda. Nos consta que en el Ministerio de Agricultura le van a echar de menos, porque allí ha dejado una importante impronta personal. Sabemos que en La Moncloa trabajará con la misma intensidad y eficacia que ha demostrado allí, y estoy segura de que va a ganarse el respeto y el afecto de todos ustedes desde el primer momento.

Te vamos a echar de menos, Miguel. Muchas gracias.

Sr. Alonso.- Antes de nada, un saludo muy cariñoso a Miguel Barroso. Realmente, ha hecho una espléndida labor que tiene que ser agradecida públicamente, porque ese agradecimiento es objetivamente merecido por la labor tan buena, tan buena, que ha hecho en la Secretaría de Estado de Comunicación.

De lo que les quería dar cuenta es, efectivamente, del acuerdo por el que se aprueban medidas especiales para la seguridad y mejora de los servicios públicos de Ceuta y de Melilla.

Después de un año, el último, en el que ha habido una mejora sustancial, acreditable objetivamente por los datos de los que disponemos de las políticas de control de la inmigración ilegal por parte del Gobierno --este año registramos menos flujos sustancialmente, menos flujos de inmigrantes ilegales, y además podemos acreditar muchas más devoluciones y retornos; por lo tanto, está funcionando el control a todos los niveles y está mejorando también la eficacia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el tema del control de la inmigración ilegal, cuestión que también ha mejorado significativamente en Ceuta y Melilla--, ciertamente durante las últimas semanas en la Ciudad de Melilla y el pasado 28 de septiembre en la Ciudad de Ceuta se han producido graves y masivos asaltos en el perímetro fronterizo por parte de inmigrantes ilegales que querían acceder a nuestro territorio, al territorio nacional, a través de estas dos Ciudades Autónomas.

La naturaleza de los hechos resulta de una indudable gravedad. Quiero decir al respecto, y antes de nada, que lamento profundamente todos los incidentes que se han producido y muy especialmente las muertes que se han producido en el último intento, en la última avalancha producida en la Ciudad de Ceuta.

Al respecto, quiero decir muy claramente que el Ministerio del Interior, y por lo tanto el Gobierno de España, a través de sus órganos competentes han ordenado y están ejecutando ya una investigación absolutamente exhaustiva, rápida, transparente y que en su día será pública en punto a los resultados de los hechos acontecidos en Ceuta. Yo mismo he pedido, como saben, la comparecencia urgente en el Congreso de los Diputados para explicar, de un modo público y al máximo nivel institucional, los resultados de esta investigación.

Pero, sin perjuicio de esperar a ese momento, a culminar la investigación para explicarla en el Congreso de los Diputados, sí quiero dejar muy claro desde ya, desde ahora, en primer lugar, mi reconocimiento y el reconocimiento del Gobierno a la magnífica labor que están haciendo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en particular la Guardia Civil, en las Ciudades de Ceuta y de Melilla para el control de su perímetro y, por lo tanto, para el control del acceso y del cumplimiento de la legalidad en nuestro territorio nacional.

En segundo lugar, y en relación con esto, trasladar mi confianza personal y la confianza del Gobierno, y desde luego todo el apoyo, a la Guardia Civil en esa tarea que, insisto, está siendo extraordinaria. Por lo tanto, esto quiero dejarlo muy claro desde ya.

El Acuerdo que hemos aprobado hoy en el Consejo de Ministros tiene que ver, en primer lugar, con determinadas medidas dirigidas a reforzar la seguridad de las fronteras, entre las que destaca el despliegue de miembros de las Fuerzas Armadas, al que me referiré ahora; en segundo lugar, a medidas destinadas a reforzar la integridad estructural de la valla, del perímetro de protección de las Ciudades de Ceuta y de Melilla; y, en tercer lugar, a una serie de medidas de contenido social porque, no lo olvidemos, como bien decía la Vicepresidenta, estamos vinculados por una política de inmigración muy clara.

Nosotros podemos recibir a los inmigrantes que están en situación legal o regular, es decir, a los inmigrantes a los que hemos asumido y vinculado a nuestros mercados de trabajo, porque son ésos los inmigrantes a los que podemos integrar. Los que no están en esas condiciones no tienen legalizada su situación, no pueden quedarse. Eso hay que decirlo con toda claridad y con toda rotundidad. Es una exigencia, no sólo de nuestra política nacional en materia de inmigración, sino también de la política o de los criterios del espacio geográfico y político en el que fundamentalmente nos movemos, que es la Unión Europea. Eso tiene que quedar muy claro.

Pero no podemos olvidar que, junto a eso y junto a la lucha incesante contra las mafias que trafican con seres humanos, hay que tener un comportamiento exquisito de respeto y de solidaridad, en la medida de lo posible, con toda la pobre gente que trata de acceder desde ese drama, que se llama África, a nuestras fronteras y a las fronteras de la Unión Europea. Por eso el tercer conjunto de medidas son medidas de carácter social dirigidas a paliar, en la medida de lo posible y respetando esos criterios políticos que declaro, el sufrimiento que experimenta toda esta pobre gente en las avenidas que tratan de realizar a nuestro territorio nacional.

En primer lugar, y por lo que hace a las medidas dirigidas a reforzar la seguridad en las fronteras, se han desplegado ya dos compañías del Ejército, una en Ceuta y otra en Melilla, que van a actuar junto a las patrullas y fuerzas antidisturbios de la Guardia Civil como refuerzo de la tarea que ya está ejecutando, y con toda solvencia, la Guardia Civil. Por lo tanto, quiero dejar claro que el Ejército se despliega como refuerzo de lo que ya está haciendo, y bien, la Guardia Civil.

De hecho, el mando del dispositivo de las Fuerzas Armadas va a corresponder a los Jefes de las Comandancias de la Guardia Civil de Ceuta y de Melilla, respectivamente, aunque, naturalmente, para garantizar la coordinación de todo el operativo, de todo este despliegue conjunto de la Guardia Civil y de las Fuerzas Armadas, va a haber un puesto conjunto de mando en cada una de las Ciudades, puesto que va a ser dirigido por el Jefe de la Comandancia, pero puesto va a estar integrado, además de por el Jefe de la Comandancia, por un miembro de la Guardia Civil y un oficial de las Fuerzas Armadas allí desplegadas, en cada una de las Ciudades.

En segundo lugar, el Gobierno va a mejorar la integridad estructural del perímetro fronterizo, y me refiero a la valla. En particular, vamos a hacer un nuevo diseño de la valla, es decir, vamos a reforzar con un nuevo diseño exterior la valla, tal y como está concebida en estos momentos, para hacer, con arreglo a un plan que llevamos estudiando desde hacía unas cuantas fechas, una valla que no sólo sea más eficaz frente los asaltos, sino también que sea menos peligrosa para toda la gente que se desempeña en esos asaltos, para los pobres inmigrantes que tratan de acceder al territorio nacional. Por lo tanto, más eficacia en el control y en la respuesta, pero también menos peligro para los inmigrantes.

En segundo lugar y por lo que hace a la valla, vamos a continuar elevando hasta los seis metros, no sólo del perímetro interior, la segunda de las vallas, sino también el perímetro exterior, la primera de las vallas, que también se van a elevar a seis metros.

Y vamos a instalar, en tercer lugar, sistemas de detección adicionales que permitan anticipar lo más posible las avenidas, avalanchas o intentos de intrusión por parte de los inmigrantes ilegales. Me refiero a los sensores, a los detectores de infrarrojos, a las cámaras diurnas o nocturnas, etc., etc.

En tercer lugar, y por lo que hace a las medidas de carácter social, vamos a mejorar, con arreglo a este plan o a este acuerdo, las medidas sanitarias tanto en la Ciudad de Ceuta como en la Ciudad de Melilla. Vamos a declarar una situación de alerta permanente desde el punto de vista sanitario para que, si la situación lo exige, puedan ser movilizados de un modo inmediato, y por lo tanto reforzados, los dispositivos habituales mediante una serie de medidas sanitarias extraordinarias que implican a los servicios de urgencias hospitalarias, a los vehículos de emergencias, a los facultativos y, en general, a toda la infraestructura sanitaria de que disponen las dos Ciudades.

Finalmente, y en cuarto lugar, vamos a seguir activando medidas de carácter o de contenido social para tratar, como decía antes, de paliar en la medida de lo posible el sufrimiento, el drama humano cotidiano, que sufren todos y cada uno de estos inmigrantes una vez que acceden a la valla y a nuestras fronteras.

Por eso, en cuanto al alojamiento temporal, vamos a seguir manteniendo, reforzando y mejorando la situación de los CETIs, de los Centros de Internamiento de Extranjeros, mediante fundamentalmente cinco lógicas de actuación: en primer lugar, mediante la mejora de los dispositivos extraordinarios de acogida, todo lo que hace la infraestructura de los CETIs, mientras persista la actual situación; en segundo lugar, mediante el refuerzo de los servicios de esos Centros desde el punto de vista de la alimentación, del vestido, de la limpieza, de la higiene y de la seguridad, es decir, de todo aquello que constituye la vida cotidiana de cualquier ser humano; en tercer lugar, mediante el desarrollo de programas específicos de atención psico-social para, en especial, mujeres embarazadas y niños; en cuarto extremo, los refuerzos de los servicios de atención sanitaria en los CETIs, en colaboración con la Cruz Roja y los servicios públicos de salud de las Ciudades Autónomas; y, finalmente, en quinto lugar, mediante el incremento de la dotación de personal, tanto de carácter propio, es decir, del poder público, como de la colaboración con las Organizaciones No Gubernamentales, muchas de las cuales están haciendo una espléndida labor en las Ciudades Autónomas.

Básicamente, ésas son las líneas lógicas del acuerdo del Gobierno ante un problema que es ciertamente preocupante y que tiene --es nuestro punto de vista, como ya dijo ayer el Presidente del Gobierno-- un carácter coyuntural, pero un carácter ciertamente grave y preocupante, problema al que estamos haciendo frente con toda determinación y con el despliegue de esa batería de medidas a las que he hecho referencia.

P.- Para la Vicepresidenta. Ayer por la noche se alcanzó finalmente el acuerdo sobre la reforma del Estatut de Catalunya. Yo quería saber si con lo que se conoce del acuerdo alcanzado por los grupos en el Parlament se podrá mantener ese compromiso del Presidente del Gobierno, hecho en Barcelona misma, de que, cuando llegara a Madrid la reforma pactada en el Parlamento autonómico, él lo iba a respetar, o si piensan que se puede introducir algún cambio aquí, en el Congreso de los Diputados.

Al Ministro del Interior. Ya ha dicho que la investigación sobre los incidentes ocurridos en Ceuta está en marcha, pero quería saber si tenemos algún dato más que aporte algo de claridad sobre si murieron los cinco inmigrantes por disparos y si se puede afirmar con toda rotundidad que los disparos no procedían de parte española.

Vicepresidenta.- Acaba de concluir la primera etapa de la tramitación de la reforma del Estatut de Catalunya y el Parlamento catalán ha aprobado un texto con un elevado consenso, de casi el 90 por 100. En unas semanas comienza la segunda fase en el Parlamento español. El Gobierno desea que la tramitación de la reforma del Estatut se produzca con respeto y con el máximo rigor constitucional. Insisto, los dos criterios son: respeto, porque es una norma emanada de un Parlamento autonómico con amplio consenso, y máximo rigor constitucional para garantizar que el texto final es acorde con la Constitución Española de la A a la Z, con el interés general y con el de todos los ciudadanos.

Sobre el matiz que usted me introduce en su pregunta, le diré: el Presidente siempre ha dicho lo mismo: consenso y Constitución. Es en ese escenario y sólo en ése en el que hay que enmarcar las palabras del Presidente. Apoyo, sí; Constitución, también, porque el Presidente se comprometió a respaldar una reforma del Estatut salida del Parlament y la respaldará para ser aprobada en el Parlamento español. Eso no significa que el texto no pueda retocarse si hay aspectos que quieren o puedan tener problemas de constitucionalidad. Así ha sucedido siempre en el pasado --quiero recordar que la mayoría de los Estatutos, desde luego el de Cataluña, fueron siempre retocados en el Parlamento español-- y, por otra parte, es lo habitual y lo normal. De hecho, en el discurso de investidura y en numerosas declaraciones el Presidente dejó claro que los límites de la reforma estatutaria eran el consenso y la Constitución.

Sr. Alonso.- En nuestro territorio, en territorio español, aparecieron dos personas fallecidas: una tenía un impacto de bala con orificio de entrada y salida, que le había entrado por el costado, y la otra tenía un impacto de bala en el glúteo. Vamos a ver cuáles son los resultados definitivos de la autopsia. Pero eso es lo que hay objetivamente.

Ya estamos recibiendo informes en el curso de esa investigación tanto de Policía como de Guardia Civil. Cuando esa investigación esté completada, porque va a ser, insisto, una investigación, además de rápida y exhaustiva, desde luego, imparcial, sin ningún prejuicio; cuando ya esté completada, daré cuenta de la misma en el Congreso de los Diputados, que es donde tengo que hacerlo.

De todas maneras, quiero volver a poner énfasis en una cuestión. Desde ya, mi absoluto reconocimiento a la tarea de la Guardia Civil y mi absoluta confianza y apoyo a esa labor de la Guardia Civil, que es una labor extraordinariamente dura, en circunstancias muy difíciles y que está siendo llevada a cabo con mucha profesionalidad. Quiero dejarlo claro.

P.- A la Vicepresidenta le quería preguntar si ha habido debate sobre el Estatuto en el Consejo de Ministros y si ha habido unanimidad al respecto.

Vicepresidenta.- Ha habido un pequeño debate, pero no muy extenso. Más que debate, ha habido algunos comentarios sobre el hecho, efectivamente, de que es un dato importante el que se apruebe una reforma estatuaria; pero no hemos entrado a debatir el fondo como tal. Por supuesto que en el Consejo de Ministros ha habido acuerdo sobre la importancia que tiene esta reforma, que es, en definitiva, de lo que hemos hablado.

P.- Se ha referido usted, al hablar del acuerdo que ha tomado el Consejo sobre el trasvase Tajo-Segura, a que el Consejo dentro de un mes se ha emplazado para estudiar la situación de los cultivos en Murcia. Me gustaría saber si eso significa que, inevitablemente, se va a producir dentro de un mes otro nuevo trasvase del Tajo al Segura.

En segundo lugar, parece ser que hay una propuesta del Gobierno murciano en el sentido de que se derogue o se cambie la ley para que en futuros trasvases no haya que respetar los 240 hectómetros cúbicos reservados a Castilla-La Mancha. Me gustaría saber si el Gobierno está dispuesto a atender esa solicitud.

Vicepresidenta.- La decisión que ha tomado hoy el Gobierno, como les decía al informarles de la misma, es una decisión que atiende, fundamentalmente, a cubrir las necesidades de abastecimiento humano, que era lo más urgente, y ésa es la decisión. Por eso la decisión se ha limitado a eso, para garantizarlo en los próximos trimestres.

Es verdad que hemos analizado también la situación de los regadíos, pero nos hemos emplazado para dentro de un mes abordar esa situación para ver cómo está en esos momentos la situación de la sequía y el nivel de nuestros embalses y la entrada en la cabecera del Tajo. Dentro de un mes veremos. No significa que dentro de un mes vayamos a tomar una decisión, lo que significa es que dentro de un mes vamos a analizar de nuevo la situación tal y como hemos hecho hoy. Eso, en primer lugar.

En segundo lugar, le diré que este tema no ha sido, en absoluto, abordado para nada en la reunión del Consejo de Ministros de hoy. Hemos estado hablando de lo que le he dicho, de la situación y de las consecuencias de la extremada sequía que estamos padeciendo y de la conveniencia y de las razones que nos han llevado, que son, desde luego, en todo caso, el interés general y la solidaridad de todos los ciudadanos.

P.- Para la Vicepresidenta. El Secretario General del Partido Popular ha pedido esta mañana que el Estatuto de Cataluña se tramite como una reforma constitucional en el Congreso, lo que elevaría a dos tercios la mayoría requerida para ello, y que, en caso contrario, se disolvieran las Cortes y hubiera nuevas elecciones antes de la admisión a trámite. ¿Cómo recibe el Gobierno esas peticiones? ¿Hay alguna posibilidad de que prospere alguna de ellas?

Vicepresidenta.- La verdad es que, a veces, da la sensación de que el señor Acebes --¿ha sido el señor Acebes?-- tiene un cierto desconocimiento de lo que es el funcionamiento normal de las instituciones democráticas y de los usos y costumbres democráticos.

Estamos ante un proceso de absoluta normalidad democrática y un proceso de reforma estatutaria, el mismo que iniciamos hace unos días en el Parlamento en la segunda fase con el Estatuto de la Comunidad Valenciana y el mismo de muchos otros que vendrán con posterioridad. Por lo tanto, existen cauces democráticos, constitucionales y legales, los suficientes para a través de los mismos abordar las propuestas que en estos momentos tenemos encima de la mesa, y, en concreto, la propuesta que va a venir o que va a llegar del Parlamento catalán. No hay ninguna situación que merezca el abordar un tema desde la perspectiva de medidas drásticas como la que pone el señor Acebes. La situación es, repito, una situación de absoluta normalidad.

P.- Ha calificado usted de dato importante la aprobación del Estatuto en Cataluña. Si me permite, no he apreciado un gran entusiasmo en sus palabras. No sé si el Gobierno acoge como una buena noticia la consecución del acuerdo finalmente en el Parlamento de Cataluña. En todo caso, quería saber, cuando usted pide que en el trámite parlamentario en el Congreso, en las Cortes Generales, se actúe con el máximo rigor constitucional, si considera que también se ha hecho, a su vez, en el Parlamento catalán de este modo.

Por último, quería saber si considera o si aprecia, como muchos observadores, similitudes entre la propuesta de financiación que incluye el Estatut y el Concierto Económico Vasco.

Vicepresidenta.- Se lo he dicho antes y voy a volver a repetirlo. Ha terminado una fase. Los Estatutos, como ustedes saben, tienen en nuestro ordenamiento unos procedimientos especiales para ser reformados --el otro día lo recordábamos varios oradores desde la tribuna del Parlamento al iniciarse la reforma en esta segunda fase del Estatuto de la Comunidad Valenciana-- y creo que ahora lo que tenemos que hacer es analizar esta propuesta que va a venir del Parlamento de Cataluña, que allí se ha aprobado, yo creo que con algo muy importante, que es un consenso muy amplio de casi el 90 por 100. Va a venir aquí, se va a tramitar, se va a debatir y vamos a respetar algo que viene con consenso importante, vamos a respetar la promoción del autogobierno que hace ese consenso y vamos a negociar, en el marco de la Constitución y pensando siempre lo mejor para los ciudadanos, en esta segunda fase que se abre en el Parlamento español.

En definitiva, vamos a respetar, negociar y escuchar, sin perder nunca de vista que la reforma del Estatuto de Cataluña no es ni va a ser nunca la reforma de la Constitución, sino que se realiza dentro del marco de la Constitución. Por eso he hablado de la importancia del respeto, que es muy importante, y de la importancia del rigor constitucional.

A partir de ahí, el texto hay que verlo, hay que analizarlo y hay que estudiarlo de forma tranquila.

En relación con el tema del que usted ya me hablaba del Concierto, también ese tema lo vamos a analizar despacio cuando venga aquí. Ya sabe cuál es nuestra posición respecto al Concierto. Ya sabe usted lo que dijo el propio Conseil Consultiu respecto al Concierto. Lo que tenemos que esperar es ver la nueva propuesta y que, desde luego, para salir adelante no tengan duda que tendrá que inscribirse también dentro de ese rigor constitucional del que hablaba.

Repito, normalidad democrática. Estamos abordando una reforma estatutaria.

P.- Puesto que veo que no vamos a ir más allá en el Estatuto catalán, yo le quería preguntar, en términos generales, a la Vicepresidenta si sigue vigente la posición del Gobierno en cuanto a que el sistema de financiación tiene que ser el modelo común a todas las Comunidades, salvo el País Vasco y Navarra, y si le parece asumible, en términos generales, que una Comunidad Autónoma recaude todos los impuestos que se paguen en su territorio.

Hablando de vigencia, al Ministro del Interior, aprovechando que está aquí, le quería preguntar si sigue vigente su posición contraria a que en los Estatutos se utilice el término "nación", que expresó usted recientemente en público.

Vicepresidenta.- En el tema de la financiación, ya saben ustedes que nuestra posición ha sido siempre la del multilateralismo; por lo tanto, ésa es la posición. Repito, en el marco de esa decisión, en el marco de ese criterio, de ese principio, será en el marco en el que haya que abordar todo lo demás. Todo lo que se refiere a financiación se va a abordar en ese marco. Por lo tanto, no tengo mucho más que añadir en estos momentos.

Repito, hay que coger la propuesta, hay que analizarla, hay que estudiarla y hay que, en el trámite, ver en qué aspectos se adapta al rigor constitucional y en cuáles no.

Sr. Alonso.- Mi posición es conocida, como usted mismo dice. Por lo tanto, las posiciones conocidas y arraigadas, y más en materias como ésta, no hace falta repetirlas. La conoce perfectamente y, si quiere, la doy por reproducida. Además, creo que coincide con lo que ha dicho la Vicepresidenta.

Nosotros tenemos una Constitución que es la Ley de Leyes, lo cual la dota de un valor intrínseco importante. Pero, además, es un texto normativo que nos ha sido y nos va a seguir siendo muy útil para convivir en este país. Las Constituciones tienen declaraciones de derechos; las democráticas, como la nuestra, además garantizan esos derechos y esas libertades, y además tienen un reparto orgánico y territorial del poder. Además, en países democráticos como el nuestro, esas Constituciones han venido siendo aplicadas durante años y años, y han venido siendo interpretadas durante años y años por los operadores jurídicos, por el Tribunal Constitucional, etcétera.

¿Qué quiero decir con todo eso? Que tenemos un suelo constitucional muy estable y un marco normativo constitucional muy estable, que es la referencia de cualquier reforma, como bien decía la Vicepresidenta del Gobierno.

Por lo tanto, a su pregunta de si mi posición es la que era, por supuesto: una afirmación inequívoca de la Constitución en sus términos.

P.- Para el Ministro del Interior y sobre el refuerzo en Ceuta y Melilla por parte de las Fuerzas Armadas. Ha hablado de dos compañías y creo que ayer se dijo que iban a ser cuatro. No sé si ha habido alguna variación en cuanto a las cifras de militares que van a reforzar. ¿Se mantienen en 480 o van a ser menos? Además, quería que me dijera el tiempo estimado por el que se va a efectuar este despliegue y también en cuanto a los protocolos de actuación que se han delimitado para la actuación de las Fuerzas Armadas, subordinadas al mando de la Guardia Civil, y el material que van a utilizar.

Sr. Alonso.- Puedo decirle tres cosas, fundamentalmente: van a ser 320 miembros de las Fuerzas Armadas en cada una de las Ciudades Autónomas, Ceuta y Melilla, con lo cual totalizan 640; en segundo lugar, el tiempo de despliegue de las Fuerzas Armadas y su tarea de reforzar la labor de la Guardia Civil va a ser indefinido; y, en tercer lugar, por supuesto que hay protocolos que, como es natural, se van a respetar absolutamente. Esos protocolos de actuación deben tener en cuenta, empero, como decía antes, que la jefatura del operativo la tiene el Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil y que luego hay el órgano de coordinación al que me refería antes y que, además, la Guardia Civil ya ha facilitado o está facilitando material antidisturbios a las Fuerzas Armadas desplegadas, con lo cual, además de esos protocolos, dispondrán de material antidisturbios.

Vicepresidenta.- Muchas gracias.

Más Información