XXXII Cumbre Hispano-Portuguesa

España y Portugal avanzan en cooperación en materia energética y en la estrategia común de reto demográfico a ambos lados de la frontera

Jueves 28 de octubre de 2021

Asimismo, ha presentado los avances y las próximas líneas de acción en materia de reto demográfico, articuladas en la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo (ECDT).

La ECDT, aprobada hace un año en Guarda (Portugal), es un documento marco para impulsar de forma conjunta la cohesión territorial y el desarrollo socioeconómico en el entorno de La Raya que establece una agenda estratégica de cooperación, con el objetivo de superar los contextos de frontera y convertir el área transfronteriza entre ambos países en un espacio central de desarrollo dentro de la península ibérica.

"Con la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo pusimos nuestra mirada, y nuestra determinación política, en los más de cinco millones de personas y de 2.500 entidades locales que habitan los territorios de la frontera hispanoportuguesa y que sentían que llevaban demasiado tiempo al margen del desarrollo de sus países, en una clara situación de declive socioeconómico y demográfico", ha manifestado la vicepresidenta.

Ribera ha señalado que contamos con un marco "muy favorable" para intensificar las acciones en la frontera a partir de los respectivos planes de recuperación de España y Portugal. "Ahora tenemos la oportunidad de impulsar proyectos que aceleren la transformación verde y digital, el crecimiento económico, la generación de empleo y la igualdad de oportunidades", ha añadido.

Potenciar la movilidad eléctrica

En materia de energía, España y Portugal han analizado la coyuntura de elevados precios del gas y el impacto sobre los consumidores y la economía en general, así como las vías de cooperación con vistas a la implantación del paquete europeo Fit for 55% para alcanzar los nuevos objetivos climáticos europeos y la inminente celebración de la COP26.

En la Cumbre ha tenido un papel destacado la movilidad eléctrica y el establecimiento de instrumentos de apoyo para impulsarla, junto con el desarrollo de la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos y de toda la cadena de valor industrial.

Así, se ha acordado una plataforma de trabajo para desarrollar un clúster ibérico del coche eléctrico. Contará con instrumentos de apoyo para fomentar proyectos industriales integrados, basados en productos y servicios innovadores. Ambos países también cooperarán en promover el refuerzo de una red de carga de vehículos eléctricos y su interoperabilidad, asegurando su despliegue en corredores viarios a ambos lados de la frontera.

Además, se creará un programa ibérico para las baterías sostenibles que contempla medidas para impulsar la minería sostenible, el refino de materias primas y sus productos; el diseño, producción y montaje de baterías de nueva generación, su reciclaje y la capacitación profesional.

Asimismo, se ha abordado el despliegue de renovables en las áreas transfronterizas -se tramitan y analizan más de 700 proyectos- y en las aguas continentales -como la eólica off shore-, al igual que el almacenamiento de energía y la industria asociada, desde las baterías para los vehículos eléctricos hasta el hidrógeno producido con energías renovables.

Hacia un estatuto del trabajador transfronterizo

Un total de 3,3 millones de españoles y 1,7 millones de portugueses habitan en zonas en riesgo demográfico en nuestro territorio común transfronterizo. Durante la Cumbre, la vicepresidenta Teresa Ribera también ha compartido los avances de ambos países en las medidas prioritarias de reto demográfico, entre las que destaca el desarrollo de la figura del trabajador transfronterizo.

"Trabajamos para evitar una frontera judicial administrativa donde las personas están acostumbradas a convivir a menos de 20 kilómetros de distancia acompañándose, buscando trabajo y servicios en pueblos y ciudades que están muy próximas, aunque pertenezcan administrativamente a países diferentes. Por eso, hemos avanzado en el Estatuto del Trabajador Transfronterizo, en la protección de colectivos vulnerables, como menores no acompañados o mujeres maltratadas", ha señalado la vicepresidenta.

En este sentido, y en el marco de la ECDT, España y Portugal han definido el concepto de trabajador transfronterizo y su marco legal, y han elaborado un diagnóstico del ámbito de aplicación personal y territorial. El objetivo es trabajar en el desarrollo de un estatuto que mejore las condiciones sociales y laborales de estos trabajadores y contribuya a garantizar sus derechos.

Avances en servicios de emergencias y movilidad de menores

España y Portugal también han avanzado en los trabajos para facilitar la movilidad de menores junto a la frontera. Solo en España, hay más de 160.000 menores de edad que viven a menos de 20 kilómetros de la frontera con Portugal, muchos de los cuales asisten a actividades culturales, educativas o deportivas en ambos países.

Además, España y Portugal han trabajado de forma coordinada para conocer la situación técnica y normativa en materia de emergencias en ámbitos transfronterizos y han analizado las situaciones cruzadas en la frontera y los distintos procedimientos existentes en cada comunidad autónoma, con el objetivo de una mayor cooperación. En este sentido, se está evaluando la implementación de un modelo específico de colaboración transfronteriza en el 112 entre Galicia y Región Norte de Portugal, un proyecto piloto que podría extenderse a lo largo del espacio transfronterizo.

Próximas líneas de acción en Reto Demográfico

La vicepresidenta también ha presentado las próximas líneas de acción para los años 2021/2022, que se centrarán en la lucha contra la violencia de género; la innovación territorial, con el impulso de proyectos vinculados a los centros de enseñanza e investigación en el ámbito transfronterizo; el impulso de la Estrategia de Turismo Transfronterizo y de una Agenda Cultural a ambos lados de la frontera; y la recuperación de aldeas, para convertirlos en espacios de atracción y fijación de nuevos pobladores.

"Tenemos la oportunidad, pero también la obligación de seguir desplegando de forma coordinada proyectos concretos en el ámbito transfronterizo en estas áreas clave, en línea con el Plan de 130 Medidas ante el Reto Demográfico, para la calidad de vida de las personas que viven a ambos lados de la frontera", ha señalado Teresa Ribera.