Yolanda Díaz pide en Burdeos más ambición y medidas concretas para afrontar la transformación digital y ecológica en el ámbito laboral

Trabajo y Economía Social - 15.2.2022

La vicepresidenta ha demandado a sus homólogos de la Unión Europea una mayor ambición y medidas concretas para abordar el impacto sociolaboral de las transiciones ecológica y digital.

"Necesitamos altura de miras y voluntad transformadora. Necesitamos que ambos procesos pongan la justicia social y lucha contra las desigualdades en el centro, que sepan conciliar la ambición en lo climático, la innovación en lo digital y la protección en lo social", ha explicado Díaz.

La Comisión Europea acaba de presentar una propuesta de Recomendación sobre la Transición Equitativa hacia la neutralidad climática que busca asegurar que el cambio de modelo hacia una economía más sostenible tenga también por objetivo la neutralidad climática. Todo ese proceso se tiene que realizar cumpliendo los objetivos del Pacto Verde Europeo y sin generar impacto negativo a nivel sociolaboral.

Estabilidad y seguridad en el trabajo

Desde el ámbito laboral es importante para la vicepresidenta Díaz que se garanticen que las transiciones no generen una pérdida de empleos o un empeoramiento de las condiciones de trabajo.

"El deber de los representantes públicos es poner sobre la mesa medidas concretas y valientes que acompañen estas transiciones, y en el Gobierno de España estamos aprobando reformas estructurales con ese objetivo en mente", ha explicado la ministra, recordando la ley para garantizar los derechos laborales de las personas dedicadas al reparto en el ámbito de las plataformas digitales o la ley del trabajo a distancia, que promueven el trabajo de calidad.

"En los momentos de cambio debemos seguir apostando por la estabilidad y la seguridad en el empleo, además de por salarios más altos y mejores condiciones de trabajo", ha explicado la vicepresidenta, quien ha abogado por la formación y la recualificación para facilitar las transiciones entre sectores y empleos.

Asimismo, Díaz ha señalado la necesidad de fomentar la igualdad entre mujeres y hombres y la perspectiva de género en materia laboral.

En su opinión, otro instrumento clave para atender las demandas reales de la sociedad durante la transición climática es el diálogo social y la negociación colectiva verde, que tenga en cuenta la sostenibilidad para promover políticas eficaces y duraderas.

Mecanismos de apoyo

Ante sus homólogos europeos, la ministra de Trabajo se ha mostrado partidaria de presentar propuestas legislativas vinculantes y un apoyo financiero a la altura del reto. En este sentido abogó, junto al ministro italiano, por incentivar el debate sobre la instauración de un mecanismo financiero de carácter estructural similar al SURE (empleado durante la pandemia para evitar la pérdida de puestos de trabajo) para apuntalar la transición climática y digital y amortiguar su impacto en el ámbito sociolaboral.

"La transición climática justa y la digitalización con derechos son oportunidades para incentivar la trasformación del modelo productivo, la democracia en el trabajo, la adaptación de las capacidades de las y los trabajadores, la negociación colectiva y, en definitiva, el trabajo decente", ha insistido Díaz.

Reunión con el comisario Nicolas Schmit

La ministra se reunió además con el Comisario Europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, con quien abordó las líneas maestras de la reforma laboral recientemente aprobada en España para atajar la temporalidad, uno de los puntos débiles del panorama laboral español, según han señalado las autoridades europeas.

"El comisario ha mostrado su satisfacción por el papel jugado por la reforma laboral con acuerdo en España y su impacto en el mercado de trabajo. En este sentido España va a la vanguardia, con políticas de trabajo decente en el centro", ha señalado Díaz tras el encuentro.

La vicepresidenta ha manifestado al comisario también el apoyo preliminar de la Comisión a los trabajos del Mecanismo de Alerta Social que impulsa España junto con Bélgica para detectar desequilibrios sociales en su fase temprana. La iniciativa, que ya cuenta con el respaldo de varios países del bloque, busca instaurar este sistema en el funcionamiento ordinario de la UE.

La patronal y los sindicatos europeos

Posteriormente la ministra de Trabajo se ha reunido con representantes de las organizaciones patronales y los sindicatos europeos. El secretario general de la confederación europea de sindicatos, Luca Visentini, ha elogiado la reforma laboral recientemente adoptada por el Gobierno español tras haber sido consensuada por los agentes sociales.

"El sindicalismo europeo ha dado un apoyo explícito y vehemente a los avances de una reforma laboral que puede servir como ejemplo para otros países", ha señalado Díaz.

Visentini ha destacado asimismo la necesidad de exportar el modelo español de diálogo social al resto de países de la Unión Europea.

"La valoración que Europa hace de la nueva legislación es muy positiva. Esta nueva legislación nos permite, de una vez por todas, acercar nuestro país a lo mejor de Europa, atajar la temporalidad y precariedad, y terminar con anomalías más propias de otras décadas", ha agregado la ministra, que también se reunió con la Secretaria General de SGI Europe, la patronal de servicios públicos, Valeria Ronzitti.Díaz en el Consejo Informal de Ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO), celebrado en Burdeos por la presidencia rotativa francesa de la Unión Europea (UE).