Organización y competencias de los órganos superiores y directivos

El Boletín Oficial del Estado publica la nueva estructura de la Presidencia del Gobierno

Martes 28 de enero de 2020

El Real Decreto 136/2020, de 27 de enero, por el que se reestructura la Presidencia del Gobierno, establece seis órganos superiores y directivos: el Gabinete del Presidente del Gobierno, la Secretaría General de la Presidencia, la Secretaría de Estado de Comunicación, la Dirección adjunta del Gabinete del Presidente, el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil y el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora.

Al frente del Gabinete de la Presidencia figurará un director, con rango de secretario de Estado, del que dependerán directamente la Secretaría General de la Presidencia, la Dirección adjunta del Gabinete de la Presidencia, cuatro departamentos -de Seguridad Nacional, de Asuntos Económicos y G20, de Asuntos Exteriores y de Unión Europea- y la nueva Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo. El cometido de la Oficina es analizar los retos, las oportunidades y las tendencias multisectoriales del país y desarrollar estrategias nacionales anticipatorias y de previsión.

El director del Gabinete asistirá a la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios y ejercerá las funciones de secretario del Consejo de Seguridad Nacional. También encabezará el Comité de Dirección de la Presidencia, encargado de coordinar el asesoramiento y apoyo a la actividad del presidente.

Planificación y seguimiento de la actividad del Ejecutivo

La Secretaría General de la Presidencia queda estructurada en los departamentos actuales -Vicesecretaría General, Protocolo y Seguridad- y uno nuevo de Planificación y Seguimiento de la Actividad Gubernamental, que analizará y controlará la programación y la implementación del programa del Gobierno, en coordinación con el conjunto de los ministerios.

Por su parte, la Vicesecretaría General añade a sus funciones la realización de estudios y propuestas para la modernización administrativa y el impulso de la eficiencia y la sostenibilidad en el ámbito de la Presidencia, así como el desarrollo de programas de calidad basados en el fomento de la innovación.

Comunicación y emprendimiento

El decreto señala que la Secretaría de Estado de Comunicación desarrollará sus funciones bajo la dependencia orgánica del presidente, integrada en el Comité de Dirección de la Presidencia del Gobierno y bajo la dependencia funcional del ministro que asuma las funciones de portavoz del Gobierno.

De este órgano dependerán directamente cinco departamentos: Información Nacional, Información Internacional, Información Autonómica, Información Económica y Departamento Digital, así como la Subdirección General de Análisis y Documentación, las oficinas de comunicación de las misiones diplomáticas de España y las diversas unidades encargadas de la gestión de los medios técnicos y audiovisuales, la publicidad institucional y el apoyo en el diseño de la política de comunicación del Gobierno.

Junto al ya existente Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, Presidencia contará con un Alto Comisionado para España Nación Emprendedora para coordinar todas las actuaciones desarrolladas en este ámbito. Entre sus funciones estarán la atracción de talento a los emprendimientos tecnológicos españoles, la capacitación digital de la sociedad, la mejora del posicionamiento internacional de España como mercado de la innovación tecnológica y las estrategias para fomentar el talento de las mujeres en el entorno digital.