Está usted en:

XXV Cumbre hispano-francesa en Málaga

España y Francia apoyan una justa remuneración de los creadores en los ámbitos analógico y digital

Lunes 20 de febrero de 2017

Ambos países consideran que los derechos de autor son el fundamento de la actividad creativa y fuente de la vitalidad de los sectores culturales y creativos.

Francia y España consideran, en esta Declaración conjunta, imprescindible y urgente garantizar a la vez la actualización y la armonización de un marco eficaz para la protección efectiva de los derechos de los creadores, en especial en lo relativo a las actividades en línea, y las propuestas sobre los derechos de autor en el Mercado Único Digital.

Ambos países coinciden que esta reforma debe integrarse en una verdadera estrategia europea por la cultura en la era digital, no sólo para favorecer el acceso de los consumidores a las obras, sino también para apoyar una remuneración justa de los creadores en los ámbitos analógico y digital.

Defensa del principio de territorialidad

A través de esta Declaración conjunta, Francia y España se comprometen en la defensa del principio de territorialidad de los derechos de autor. Además, rechazan las iniciativas que defienden la extensión del principio del país de origen a algunos servicios en línea de las entidades de radiodifusión o mediante el cuestionamiento de la libertad contractual.

Además, tanto Francia como España consideran que la búsqueda de soluciones contractuales debe preceder al establecimiento de otras excepciones sobre los derechos de autor. Cuando hay excepciones que resultan justificadas, éstas se esforzarán en preservar los legítimos intereses económicos de los sectores afectados y se debe poder contemplar una compensación. Estiman primordial que el marco europeo de los derechos de autor no se ponga en tela de juicio en beneficio de otras iniciativas.

Ambos países colaboran para que la reforma de la normativa de los derechos de autor en la que trabaja la Unión Europea incluya una especial atención a los nuevos actores digitales -como las plataformas de vídeos compartidos-, para garantizar en especial la protección de los menores y de los consumidores en general. Igualmente, en la lucha contra la proliferación de mensajes de odio y de apología del terrorismo.

En esta Declaración conjunta, Francia y España recuerdan su apego a la diversidad cultural como medio para enriquecer el diálogo intercultural y apoyar la libertad de creación. Resulta necesario implicar a todos los editores de servicios de comunicación audiovisual en la financiación y la promoción de las obras audiovisuales europeas.

Más Información