Grande-Marlaska: "Debemos preservar la esencia del espacio de libre circulación porque, si no somos capaces, se acaba Schengen"

Interior - 2.6.2022

Grande-Marlaska ha señalado que el espacio Schengen se ha visto sometido a tensiones en los últimos años debido al terrorismo, la delincuencia organizada o la pandemia del COVID-19, entre otros factores. "Tenemos que aprender de estas crisis, adaptarnos a las necesidades de manera proporcionada para preservar la esencia del espacio de libre circulación porque, si no somos capaces, se acaba Schengen", ha añadido.

Grande-Marlaska ha participado en el III Foro Schengen, convocado por la Comisión Europea y que ha reunido en Bruselas a ministros y representantes del Interior de los Estados miembros y de las instituciones europeas para debatir sobre el futuro funcionamiento del espacio Schengen.

Los asistentes a esta tercera reunión del foro han analizado el informe de gestión del espacio Schengen, que recoge, entre otros aspectos, que desde 2015 se han reintroducido controles en las fronteras interiores de la UE más de 280 veces. En ocasiones, determinados Estados han prorrogado estos controles de forma sistemática cada seis meses, en algún caso a lo largo de casi ocho años.

En su intervención, el ministro del Interior ha explicado que "España está de acuerdo en que la reintroducción de los controles es necesaria en ocasiones excepcionales, como instrumento de último recurso cuando está debidamente justificada y cuando está limitada en el tiempo".

Sin embargo, ha continuado el ministro español, "algunas de las propuestas que Consejo y Parlamento están discutiendo relacionadas con los controles dentro del territorio de la UE van más allá del acervo de Schengen y pueden ir en contra de los Tratados" de la UE.

Grande-Marlaska ha recordado que una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la UE ya ha establecido que determinados controles fronterizos y sus prórrogas no son conformes al Derecho de la Unión, y que ese mismo fallo se apoya no solo en el Código de Fronteras Schengen, sino también en la Carta Europea de Derechos Fundamentales.

Refugiados ucranianos

"España defiende que el espacio Schengen sea preservado", ha insistido Grande-Marlaska, que ha destacado cuan eficaces han resultado los mecanismos de libre circulación en la gestión del éxodo ucraniano tras la agresión rusa, y que ha permitido que España sea uno de los países que acoge a un mayor número de personas, pese a estar situada en uno de los puntos geográficos de la UE más alejados de la frontera ucraniana.

La Policía Nacional y la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior han tramitado y concedido ya la protección temporal a más de 117.000 refugiados por la guerra en Ucrania.

"Ése es nuestro concepto de la Unión y de la responsabilidad compartida. Hemos actuado juntos porque más Unión significa una Europa mejor, y Schengen es un elemento esencial para lograr este objetivo", ha concluido el ministro español.