Está usted en:

Grande-Marlaska inaugura el Centro Penitenciario de Soria, que ofrece "un presente de dignidad y un futuro de posibilidades" a la población reclusa

Viernes 16 de julio de 2021

Fernando Grande-Marlaska ha inaugurado el nuevo Centro Penitenciario de Soria, cuyas instalaciones "se han pensado para ofrecer un presente de dignidad y un futuro de posibilidades" a la población reclusa soriana.

El edificio que alberga el nuevo centro penitenciario se concluyó en 2014, pero se mantuvo cerrado y en desuso desde entonces. El ministro del Interior ha criticado esa decisión, y ha asegurado que "desde el primer día, para el secretario general de Instituciones Penitenciarias, para la presidenta de SIEPSE y para mí fue una prioridad habilitarlo y ponerlo en funcionamiento por responsabilidad en la gestión pública y porque es un poderoso instrumento de mejora de la dignidad y calidad de vida de las personas privadas de libertad en este territorio".

En el acto inaugural también han intervenido el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y la presidenta de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (SIEPSE), Mercedes Gallizo. Y ha contado con la presencia de la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea.

El delegado del Gobierno en la comunidad, José Javier Izquierdo, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez, han encabezado la representación de autoridades autonómicas, provinciales y locales.

El esquema urbano de los 'centros-tipo'

Con la inauguración de Soria, ya son 27 los llamados 'centros-tipo' construidos por la Administración General del Estado desde 1995. Estos centros cuentan con un diseño urbano y modular. Son pequeñas ciudades pensadas para dar respuesta a las necesidades de las personas privadas de libertad y facilitar su proceso de reinserción.

El nuevo centro penitencio soriano cuenta con 684 celdas distribuidas en once módulos residenciales, más un módulo de régimen cerrado y un módulo de ingresos, salidas y tránsitos. Alrededor de la gran avenida que articula la prisión se sitúan el resto de edificios comunes: enfermería, deportivo-cultural, comunicaciones, cocina-panadería, lavandería y talleres productivos.

En el interior de cada módulo residencial -además de patio, sala de estar, comedor y economato-, los internos disponen de consulta médica, taller ocupacional, pequeño gimnasio, aulas formativas y peluquería. En las plantas superiores se encuentran las 72 celdas equipadas para dos personas.

Tres de los módulos residenciales son polivalentes, es decir, tienen 36 celdas cada uno, lo que contribuye a una mejor clasificación de los internos, mayor seguridad e intervención en programas de tratamiento.

El edificio sociocultural y deportivo cuenta con aulas para la formación de internos, biblioteca, polideportivo y gimnasio. El edificio de enfermería dispone de diversas salas de consultas para atención especializada y de las instalaciones necesarias para telediagnóstico y telemedicina, lo que permite mejorar la asistencia a los internos y reducir el número de traslados a centros hospitalarios.

Fomento del trabajo productivo

Fernando Grande-Marlaska durante su intervenciónUna de las principales novedades del nuevo centro penitenciario es la potenciación del trabajo productivo. Soria cuenta con cuatro talleres productivos dotados con las preinstalaciones necesarias para realizar diversas actividades industriales y de manipulados, que en la prisión de Soria son esenciales. Esta nueva infraestructura introduce, además, la creación de muelles de carga independientes para cada uno de esos talleres, para facilitar la labor de las empresas externas que en la actualidad dan trabajo a la práctica totalidad de la población penada.

Otras dos novedades son la instalación de una caldera de biomasa que permitirá generar energía limpia aprovechando los residuos forestales, agrícolas y ganaderos de la zona, y la creación de un aula de formación continuada para funcionarios y funcionarias.

El edificio de cocina-panadería y lavandería da servicio a todo el centro penitenciario. En la cocina se elaboran las comidas de consumo diario, que posteriormente se distribuyen por los diferentes módulos.

Por otra parte, Soria dispone de un edificio de comunicaciones en el que se ubican los locutorios para familiares, locutorios para jueces y abogados y un espacio para efectuar ruedas de reconocimiento, salas para comunicaciones de familiares y para visitas íntimas.

Apertura progresiva

La apertura centro penitenciario será progresiva y correrá a cargo de Concha Zurdo que, el pasado 6 de julio, se hizo cargo de la dirección de la prisión en sustitución de Segundo Pascual, jubilado tras cuatro décadas de servicio.

En próximas fechas comenzará el traslado paulatino de internos y de los cerca de 140 efectivos de la actual plantilla a la que, recientemente, se han sumado 19 funcionarios y funcionarias en prácticas. Está prevista, además, la ampliación de la plantilla, acordada con el Ministerio de Política Territorial y Función Pública, con 98 nuevos efectivos de personal funcionario y doce de personal laboral.