La Seguridad Social registra un saldo negativo de 2.903,21 millones de euros

Viernes 10 de septiembre de 2021

Del volumen total de derechos reconocidos, el 92% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 89,08% ha sido reconocido por las entidades gestoras y servicios comunes y el 10,92% por las mutuas colaboradoras.

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanza los 95.818,88 millones de euros, con un incremento del 0,93% respecto al ejercicio anterior. Por su parte, los pagos presentan un aumento del 0,68%, hasta alcanzar los 103.568,59 millones de euros.

Ingresos no financieros

Las cotizaciones sociales ascienden a 74.384,61 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,77% respecto a los ingresos de un año antes (5.364,73 millones de euros más).

En concreto, los ingresos por cotizaciones de ocupados experimentan un incremento interanual del 9,25% (5.850,42 millones de euros más), mientras las cotizaciones de desempleados registran una disminución del 8,39% (485,69 millones de euros menos).

No obstante, la evolución de los ingresos por cotizaciones de ocupados se encuentra aún afectada por las medidas de protección a empresas y trabajadores que el Gobierno puso en marcha en el ejercicio pasado y que sigue manteniendo para hacer frente a la pandemia, como las exoneraciones concedidas a los trabajadores de empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causas relacionadas con la COVID-19 que, hasta el 31 de julio, han supuesto ingresar 1.204,16 millones de euros menos, así como las exoneraciones de cuotas a autónomos perceptores de las prestaciones extraordinarias.

Las transferencias corrientes ascienden a 25.846,01 millones de euros, lo que representa una disminución del 7,74% interanual. La partida más significativa es la correspondiente a las transferencias del Estado y Organismos Autónomos que suma un total de 23.312,25 millones (un 9,89% menos). La reducción se debe, fundamentalmente, a la transferencia que se recibió del Estado, en el mismo periodo del ejercicio anterior, para equilibrar el impacto derivado de la COVID-19, que no ha sido efectuada en este ejercicio.

Gastos no financieros

Las prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron 96.933,53 millones, un 3,38% más que en el mismo periodo de 2020. Esta cifra representa un 93,53% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 89.304,64 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento de un 2,64% (2.294,85 millones de euros más).

En un análisis detallado, el gasto en pensiones (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se eleva un 3,25%, hasta los 77.520,9 millones de euros, debido al incremento del número de pensionistas (del 1,04%), a la elevación de la pensión media (2,18%), así como a la revalorización de las pensiones contributivas en el ejercicio 2021 (0,9%).

Respecto a los subsidios de incapacidad temporal, el gasto total ha aumentado un 14,82% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 7.209,22 millones de euros. Los importes más significativos son los derivados de las contingencias comunes (5.381,17 millones de euros), y de los procesos derivados del COVID-19, que alcanza un importe acumulado de 1.147,97 millones de euros.

El gasto en prestaciones en concepto de nacimiento y cuidado de menor, corresponsabilidad en el cuidado del lactante, riesgo durante el embarazo y durante la lactancia natural y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad se elevan un 13,24%, hasta los 1.896,33 millones. Este incremento tiene su origen, en la ampliación del permiso del segundo progenitor, anteriormente denominado permiso de paternidad, de 12 a 16 semanas.

El gasto acumulado de las prestaciones para autónomos hasta 31 de julio asciende a 2.295,10 millones de euros.

Las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos por mínimos de las pensiones contributivas, alcanzan los 7.688,89 millones de euros, un 12,89% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado. De dicho importe, se destina a pensiones no contributivas y complementos por mínimos 5.334,47 millones, y a subsidios y otras prestaciones 2.354,42 millones, de los cuales a prestaciones familiares corresponden 1.152,81 millones de euros, con una disminución del 15,04% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los gastos de gestión realizados por la Seguridad Social experimentan un incremento global del 5,51% interanual hasta alcanzar 2.203,92 millones de euros.