Está usted en:

El Gobierno presenta en el Congreso unos Presupuestos transformadores y de país para fortalecer el Estado de Bienestar y reactivar la economía

Miércoles 28 de octubre de 2020

El Gobierno ha presentado unos Presupuestos transformadores que, impulsados por los 27.000 millones de los fondos europeos, serán el motor para cambiar el modelo productivo que debe guiar a la sociedad española durante las próximas décadas.

En el acto institucional celebrado esta tarde, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha entregado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el Proyecto de Presupuestos de 2021. En la presentación también han participado la subsecretaria de Hacienda, Pilar Paneque, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, María José Gualda y la secretaria de Estado de Hacienda, Inés Bardón.

De esta forma, ha comenzado hoy en la Cámara Baja la tramitación de unos Presupuestos con un gasto social sin precedentes, que alcanza los 239.765 millones, un 10,3% más. El objetivo del Gobierno con esos recursos históricos es fortalecer y blindar el Estado del Bienestar, que se ha revelado como el garante de la igualdad de oportunidades y una auténtica red de seguridad de la ciudadanía en situaciones adversas.

Por eso las cuentas públicas recogen la mayor financiación para la sanidad, las pensiones, la dependencia, las becas al estudio o la lucha contra la pobreza infantil. "Hemos escogido un camino diferente a las políticas de recorte", ha señalado la ministra de Hacienda durante su comparecencia.

Montero también ha señalado que los Presupuestos de 2021, además de potenciar como nunca las políticas sociales, abordan un segundo objetivo, que es apoyar y orientar al tejido productivo para que la recuperación se haga en línea con los grandes vectores de transformación y modernización. Es decir, avanzar en la digitalización, la economía verde, la igualdad de género, así como la cohesión social y territorial que son el eje vertebrador del país.

Reducir la brecha de ingresos

Para potenciar el Estado del Bienestar y hacer políticas transformadoras es necesario tener unos ingresos públicos en línea con los países europeos más desarrollados. Sin embargo, la ministra de Hacienda ha recordado que España, lejos de ser un "infierno fiscal" como señalan algunos sectores, se encuentra más de siete puntos por debajo de la media comunitaria en ingresos públicos respecto al PIB. De hecho, España está muy lejos de países punteros como Francia, Alemania o Italia.

"No se puede aspirar a un Estado de Bienestar de primera con recursos de tercera", ha indicado Montero. Por ese motivo, el Gobierno pretende cerrar progresivamente esa brecha fiscal, aunque acompasando las medidas fiscales a la evolución económica provocada por la pandemia.

Los Presupuestos de 2021 son el primer paso en esa dirección al incluir unas modificaciones fiscales orientadas a aumentar la progresividad del sistema tributario español para hacerlo más justo. Son medidas que buscan una mayor contribución de las rentas altas y las multinacionales en línea con las recomendaciones de organismos como la OCDE o el FMI. Las cuentas públicas también recogen un mayor peso de la fiscalidad verde siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea, que señala a España como el quinto país con menos ingresos sobre PIB por impuestos medioambientales.

El conjunto de estas medidas incluidas en los PGE tendrá un impacto de 1.862 millones en 2021 y de 2.135 millones en 2022. Por otra parte, las cuentas públicas también incluyen el impacto de otras modificaciones fiscales al margen de los Presupuestos Generales que permitirán incrementar los recursos públicos en 4.223 millones en 2021.

De esta forma, la evolución de los ingresos en 2021 va en línea con la estimación de crecimiento del PIB del 9,8%, lo que permite que los ingresos no financieros se eleven un 14,5% hasta los 255.631 millones de euros. El ciclo económico permite también que los ingresos tributarios aumenten un 13% y alcancen los 222.107 millones.

Por figuras impositivas, el IRPF se incrementará un 7,8% hasta los 94.196 millones, lo que muestra una recuperación del empleo. El próximo año el Impuesto sobre Sociedades se elevará un 20,7% hasta los 21.720 millones en síntoma con la reactivación de las empresas. El IVA aumentará sus ingresos un 13,9% hasta los 72.220 millones como resultado de un incremento del consumo. Ocurre lo mismo con los Impuestos Especiales, que registrarán en 2021 un incremento del 12,4% hasta los 21.809 millones.

Más gasto social

Por el lado del gasto, los Presupuestos incluyen la mayor partida social de la historia con un incremento del 10,3%. Si se excluyen los fondos europeos, el aumento de esta partida seguiría creciendo un 6,2%. Estos recursos permitirán fortalecer las políticas públicas de las que se benefician los ciudadanos.

Así, los mayores verán cómo sus pensiones se incrementan un 0,9% en línea con el IPC, lo que beneficiará a 9,76 millones de pensionistas. Por su parte, las pensiones no contributivas se elevarán un 1,8%, el doble que la previsión de IPC, que beneficiará a alrededor de 450.000 personas con menores recursos. En total, la partida para pensiones públicas se sitúa en 163.297 millones de euros, un 3,2% más.

Este colectivo también se beneficia de la eliminación del copago farmacéutico para los pensionistas con rentas inferiores a 5.635 euros, o a 11.200 euros en caso de no estar obligados a presentar declaración por el IRPF.

También aumentan los recursos para las políticas destinadas a los Servicios Sociales, cuya financiación se incrementa en 2.147 millones, lo que supone un 70,3% más. Así, los Presupuestos refuerzan un pilar del Estado del Bienestar como es la dependencia, que recibe la mayor financiación de la historia con un incremento del 34,4% que beneficiará a 1,1 millones de personas.

Infancia y juventud

Los Presupuestos también incluyen medidas pensadas para beneficiar a la infancia y la juventud. Así, se incrementa un 70% la financiación para Educación. Eso incluye un incremento de 514 millones en becas y ayudas al estudio hasta alcanzar la cifra récord de 2.090 millones, lo que muestra el compromiso del Ejecutivo para que ningún estudiante se quede atrás por falta de recursos. También se destinan fondos para ampliar progresivamente la educación infantil de 0 a 3 años en colaboración con las CCAA.

Además, en un contexto en el que la pandemia está cambiando los hábitos de los ciudadanos, los Presupuestos incorporan una partida de 996 millones para el Plan Educa Digital, cuyo objetivo es reducir la brecha digital en el alumnado.

Asimismo, las cuentas públicas impulsan un Plan de Modernización de la FP para facilitar la incorporación al mercado laboral. Tendrá una dotación de 1.500 millones en cuatro años, la mayor cuantía destinada hasta la fecha a un plan de FP.

Otra de las prioridades del Gobierno es luchar contra la pobreza infantil, cuya dotación se incrementa un 59%. Esta medida beneficiará a 1,1 millones de menores que viven en familias con pocos recursos.

Los Presupuestos también incluyen medidas para reducir la precarización y temporalidad de los jóvenes, uno de los principales problemas del país. Así, el Plan de Choque de Empleo Joven 2019-2021 está dotado este ejercicio con 663 millones. El objetivo del plan es reducir la tasa de paro juvenil hasta el 23,5% y aumentar la tasa de actividad hasta el 73,5%.

Para facilitar el acceso a una vivienda, uno de los grandes obstáculos para los jóvenes, las cuentas públicas también destinan más de 2.250 millones para políticas que promueven el alquiler asequible, la construcción y rehabilitación de viviendas, un 25% más. Además, amplía de 600 a 900 euros/mes el umbral para poder recibir ayudas al alquiler.

Igualdad

La política de igualdad es una de las prioridades del Gobierno. De hecho, la ministra de Hacienda ha recordado que los Presupuestos incluyen un informe del impacto de género que permitirá analizar los efectos de la política presupuestaria desde esta perspectiva.

Las cuentas públicas también incluyen medidas para fomentar la igualdad como la equiparación por primera vez a 16 semanas de los permisos de paternidad y maternidad, que beneficiará a 236.000 familias. Además, asume una dotación de 200 millones para el 'Plan Corresponsables', que ofrece soluciones de conciliación para familias con menores de 14 años.

Además, los recursos para las actuaciones de prevención integral de la violencia de género se incrementan un 44%.

Pymes y autónomos

Los Presupuestos también incluyen medidas que favorecen el tejido productivo español, que está formado mayoritariamente por pymes y autónomos. En este sentido, las cuentas públicas incluyen 1.338 millones más para las políticas destinadas al turismo, el comercio y las pymes, todos ellos sectores muy afectados por la pandemia. La ministra también destacó que se prorrogan para 2021 los límites vigentes para aplicar el régimen de módulos de los autónomos.

Asimismo, los Presupuestos recogen mayores recursos para una serie de políticas vertebradoras que la pandemia ha demostrado necesario fortalecer.

En concreto, la inversión en políticas de sanidad se incrementa en un 75,3%, incluyendo los fondos europeos. En total, la sanidad pública contará con 7.330 millones de euros, lo que supone 3.140 millones de euros respecto al ejercicio anterior. De esta forma se dota con 400 millones un plan de renovación tecnológica, se refuerza el programa para la adquisición y almacenamiento de medicamentos críticos para contar con un stock estratégico, o el establecimiento de un plan de mejora del sistema estatal de salud pública y vigilancia epidemiológica.

Para avanzar en la cohesión territorial los Presupuestos recogen un incremento de 6.161 millones en infraestructuras, un 114,8% incorporando los fondos europeos. También la I+D+i gana protagonismo como eje transformador y su financiación alcanza los 11.483 millones en su rama civil, lo que supone un aumento de 5.106 millones de euros. Es decir, un 80,1% más. En esta estrategia se enmarca el programa de gasto en investigación y desarrollo tecnológico-industrial, con un aumento de 445 millones.

Recursos para las comunidades autónomas (CCAA)

Durante su intervención, la ministra de Hacienda ha defendido el modelo descentralizado y de Estado de las autonomías que ha permitido a España "alcanzar las mayores cotas de bienestar y crecimiento económico". El compromiso del Gobierno ha quedado de manifiesto durante la gestión de la pandemia.

De hecho, la administración central ha puesto a disposición de las autonomías los recursos necesarios para garantizar la prestación de servicios públicos tan importantes como la sanidad o la educación. En ese sentido, Montero ha recordado el fondo COVID-19 de 16.000 millones para las CCAA que ha puesto en marcha el Gobierno este año.

Los Presupuestos de 2021 mantienen esa orientación y permiten a las CCAA contar con los recursos necesarios para abordar los efectos de la pandemia. En concreto, los recursos del sistema de financiación alcanzarán este año los 113.729 millones, una cifra ligeramente inferior a los 115.662 millones recibidos el año pasado. Sin embargo, a este importe debe añadirse la transferencia extraordinaria de 13.486 millones anunciada por el Gobierno para asumir la mitad del déficit autonómico, una medida sin precedentes.

Asimismo, la apuesta del Gobierno por la cogobernanza permitirá que las CCAA gestionen la mitad de los fondos de la UE. Así, los Presupuestos contemplan 26.634 millones procedentes de los fondos comunitarios y las comunidades gestionarán 10.793 millones. A esta cantidad, hay que sumar los 8.000 millones del fondo REACT que se integrarán directamente en los Presupuestos autonómicos. De esta forma, las Comunidades Autónomas gestionarán directamente 18.793 millones de euros, que supone el 54,3% del total de recursos europeos.

Por tanto, sumando los recursos procedentes del sistema de financiación, las transferencias extraordinarias y las ayudas comunitarias, las CCAA contarán en 2021 con 146.008 millones de euros, lo que supone una financiación récord.

Entidades Locales

Por su parte, las entidades locales también participarán en la gestión de los fondos europeos. En concreto, en 2021, les corresponderán 1.483 millones de euros de estas ayudas, lo que refleja la apuesta por el municipalismo del Gobierno. Los Presupuestos incluyen un 9,7% de recursos más para las Corporaciones Locales.

Las Entidades Locales recibirán 1.852 millones de las transferencias corrientes y de capital para financiar políticas de gasto. Se trata de un incremento del 20,6% que incluye, entre otras medidas, 120 millones para compensaciones y ayudas a favor de Ceuta y Melilla o 7,3 millones para financiar inversiones en municipios del campo de Gibraltar.

El Gobierno también es consciente de las dificultades que atraviesan algunos consistorios. Por eso se autoriza la conversión de deuda a corto plazo en operaciones de crédito a largo plazo para aquellas entidades locales que en 2019 o 2020 tuvieran un remanente de tesorería negativo.

Por último, la ministra de Hacienda ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los grupos políticos para poner fin a dos años de prórrogas presupuestarias. "España necesita unos nuevos Presupuestos", ha indicado Montero, quien ha apelado a los diputados para estar a la "altura de las circunstancias" en un contexto de emergencia que requiere de unidad.