La ONU confía a España el mando de su misión de paz en Líbano

Defensa - 5.2.2022

España asumirá por segunda vez el Mando de la Fuerza y la Jefatura de la Misión de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés), en un momento delicado para la estabilidad y el futuro de ese país.

El nombramiento oficial del general Lázaro Sáenz como jefe de UNIFIL, en sustitución del general italiano Stefano del Col, se ha producido tras un exigente proceso de selección y la comunicación formal previa al Consejo de Seguridad. Está previsto que tome posesión de su cargo a finales de este mes de febrero.

La misión UNIFIL es el instrumento de Naciones Unidas para garantizar la paz en la frontera entre Líbano e Israel, facilitar el acceso de ayuda humanitaria a la población civil, y el regreso voluntario y seguro de las personas desplazadas. Para ello, apoya las capacidades y modernización de las Fuerzas Armadas Libanesas y su labor al sur del río Litani, en la frontera con Israel.

Las Fuerzas Armadas españolas han estado comprometidas con esta misión de paz de manera ininterrumpida desde septiembre de 2006, cuando Naciones Unidas solicitó a España, Francia e Italia una aportación militar que permitiese renovar el mandato, objetivos y estructura de UNIFIL. Desde el inicio de la misión España se ha responsabilizado del complicado sector Este, integrando bajo mando español a países tan diversos como El Salvador, Serbia o Brasil.

Con este nombramiento, Naciones Unidas reconoce la dura y especial contribución española a la Misión en la que han fallecido 15 militares españoles.

Militar y mediador

La designación del general Lázaro como Comandante de la Fuerza y Jefe de una de las misiones más importantes de Naciones Unidas refleja la confianza que la ONU deposita en España y sus Fuerzas Armadas, por su compromiso con la seguridad humana y su modelo integrador, preocupado por la eficacia y la sostenibilidad de la misión y que busca estrechar los lazos a nivel local.

El general Lázaro es un gran conocedor del Líbano y de la misión, donde ha estado desplegado en tres ocasiones y ha sido General Jefe del Sector Este. Su designación al frente de UNIFIL contribuirá a plasmar el valor añadido que España puede aportar a la paz y seguridad internacionales en una zona esencial para la estabilidad regional y global.

De su carrera, destacan sus destinos en el Cuartel General de la Eurofuerza Operativa Rápida (Florencia), en el Cuartel General Multinacional Terrestre de Alta Disponibilidad (Valencia), la jefatura de la Brigada Mecanizada "Guzmán el Bueno" y el mando del Regimiento de Infantería Mecanizada "La Reina" (Córdoba).

Además de sus tres despliegues en el Líbano, el General Lázaro ha participado otras tres veces en la Operación de Mantenimiento de la Paz en Bosnia y Herzegovina bajo mando de las Naciones Unidas (UNPROFOR), de la OTAN (SFOR) y de la Unión Europea (EUFOR), respectivamente.

Ascendió a General de División en 2020 y fue nombrado Director de Asistencia al Personal del Ejército de Tierra. De su formación académica destacan sus cursos de Estado Mayor, tanto de España como de la OTAN, el curso de Cooperación Cívico-Militar, los cursos de Asesor de Género en Operaciones, Estrategias de Recuperación y Estabilización y Liderazgo Estratégico en el entorno de Seguridad Social Global, así como su participación como ponente y como alumno en numerosos seminarios y foros.

El general Lázaro habla inglés, francés e italiano y está en posesión de diversas recompensas militares, nacionales y extranjeras.

UNIFIL: 13.500 actuaciones al mes

En la actualidad participan en UNIFIL más de 10.300 efectivos militares -Cascos Azules- de 46 países y 800 civiles, que despliegan en la zona delimitada por el río Litani, al Norte y la "Blue Line", al Sur, con 55 posiciones a lo largo de los más de 1.000 kilómetros cuadrados que comprende el área de operaciones.

UNIFIL es la única misión de paz de Naciones Unidas que cuenta con un componente marítimo que patrulla las aguas del Mediterráneo a lo largo de la costa libanesa. Hasta la fecha un total de 15 países - incluida España - han participado en esta fuerza naval, integrada por buques de guerra de cinco países con cerca de 850 efectivos. UNIFIL mantiene un alto nivel de actividad en su área de operaciones, con alrededor de 13.500 actuaciones al mes, día y noche.