Está usted en:

Presupuestos Generales del Estado 2022

Consumo aumenta un 20,36% su presupuesto, que reforzará la vigilancia sobre el juego y modernizará la protección en Internet

Jueves 7 de octubre de 2021

Así lo recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado aprobado hoy por el Consejo de Ministros y que ya ha sido remitido a Cortes Generales. Estas dotaciones se ven incrementadas en 8,57 millones de euros, que se corresponden con los fondos asignados a través del Mecanismo de Recuperación, Transformación y Resiliencia al Ministerio de Consumo. Las principales partidas de gasto que el Gobierno incrementa para Consumo son las relacionadas con los mecanismos de inspección del juego online y de lucha contra la ludopatía, así como inversiones en la modernización y promoción del sistema de arbitraje para la resolución extrajudicial de conflictos entre consumidores y empresas.

Por tanto, la competencia que experimenta un mayor aumento en el presupuesto es la de regulación del juego online, con un 66,08% con respecto a 2021. Si se añade a este crecimiento las inversiones procedentes de fondos europeos de recuperación, el incremento de inversiones para la vigilancia y control del mercado del juego y apuestas que asciende hasta el 110,11%. Las principales partidas beneficiadas están relacionadas con las nuevas normativas que el Ministerio de Consumo está desarrollando y que fortalecen la capacidad de vigilancia, control y sanción sobre el mercado de apuestas y juego online. Además, las inversiones en campañas para la prevención de la ludopatía ascenderán hasta los 1,5 millones de euros.

Otra de las partidas relacionadas con la protección de personas con trastorno del juego es la financiación de la interconexión de los registros de personas autoprohibidas. En el 2022 está prevista la coordinación de los registros que, en este momento, controlan de forma independiente las CCAA y el Gobierno central. A través de convenios, ministerio y comunidades avanzan ya en la unificación de estos registros para que una persona con trastorno del juego quede excluida tanto del juego presencial como del entorno online en todo el territorio nacional.

Defensa de consumidores y usuarios

En cuanto a las políticas de protección de consumidores, destaca el incremento de los fondos destinados al desarrollo del Sistema Arbitral de Consumo. Este mecanismo extrajudicial para la resolución de conflictos entre consumidores y empresas aumenta su inversión un 50%, que Consumo reparte entre CCAA, ayuntamientos y diputaciones provinciales. En 2022 tendrá gran peso presupuestario la promoción de este sistema arbitral, que es más beneficioso para los consumidores que el trámite judicial y que, además, ayuda a minimizar los conflictos con empresas que se elevan a la justicia.

Otro de los proyectos estratégicos del Ministerio de Consumo para 2022 tiene que ver con el aumento del comercio online y las políticas de vigilancia del mercado de compras en Internet. Para ello, Consumo invertirá medio millón de euros en la puesta en marcha del Observatorio de Internet, que tendrá como fin combatir los fraudes en el entorno digital. De esta forma, Consumo inicia un proyecto de apoyo a las autoridades autonómicas de vigilancia de mercado e incorporará, además, un gestor online de consultas y reclamaciones de consumidores para el comercio en Internet.

Consumo de proximidad y sostenibilidad

Otra de las líneas de trabajo que Consumo incorpora en el nuevo ejercicio presupuestario es la promoción del consumo de alimentos de proximidad. El ministerio inicia un proyecto que tiene como objetivo conectar a consumidores con productores de cercanía en el comercio de alimentos sostenibles. De un lado, Consumo persigue seguir incrementando la concienciación con hábitos de vida saludables y, por otro, combatir la despoblación en el ámbito rural, fomentando y promocionando la industria alimentaria familiar, artesana y de producción ecológica.

Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutrición

El último de los proyectos estratégicos de Consumo para 2022 es la puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutrición, pendiente desde 2008. El ministerio, a través de la AESAN, persigue que España cuente con un plan efectivo a cinco años vista, que garantice el acceso a alimentos seguros y nutritivos en condiciones de igualdad a toda la población. Para su puesta en marcha se dedicará una partida de 456.200 euros.