El Instituto Nacional de Estadística mejora su estimación de la evolución de la economía española en 2020 y sitúa la caída en el 10,8%

Viernes 26 de marzo de 2021

El Producto Interior Bruto de la economía española se redujo un 10,8% en 2020, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), como consecuencia de los efectos de la COVID-19.

La cifra final mejora en dos décimas la estimación inicial realizada por el INE el pasado mes de enero. La actualización del INE incluye la revisión al alza del crecimiento de la economía española en el tercer trimestre, que se incrementa del 16,4% al 17,1%, y el ajuste del cuarto trimestre que se sitúa en el 0%.

Durante el último trimestre del año siguió recuperándose la demanda interna, con un crecimiento del 0,4%. Todos sus componentes registraron una aportación positiva, a excepción de vivienda y construcción, destacando el crecimiento de los productos de propiedad intelectual, la formación bruta de capital y el consumo de las Administraciones Públicas.

En términos interanuales la aportación de la demanda nacional al PIB fue negativa, −6,2 puntos, lastrada por el consumo final de los hogares y las ISFLSH, con una reducción de 5,3 puntos, seguida de la formación bruta de capital, con una aportación negativa de 1,8 puntos.

Por lo que respecta a la demanda externa, también mantuvo su recuperación en el cuarto trimestre, con un crecimiento del 4,6% de las exportaciones de bienes y servicios y un incremento de las importaciones del 6,2%.

En términos interanuales, la demanda externa tuvo una aportación de −2,7 puntos, con una contribución de −5,7 puntos al PIB de las exportaciones de bienes y servicios, compensada, en parte, por la aportación positiva de las importaciones de bienes y servicios.

Los datos del INE muestran que en el cuarto trimestre siguieron recuperándose las horas trabajadas, con un crecimiento del 1% intertrimestral. En términos interanuales, la reducción de horas trabajadas se sitúa en el 6,1%.

El empleo mantuvo la recuperación iniciada en el trimestre anterior, con un crecimiento del 1,2% en el cuarto trimestre, lo que deja la caída interanual en el 5,2%, reducción inferior a la del PIB, por el efecto positivo de las medidas adoptadas para proteger el empleo.

Finalmente, la renta nacional bruta y la renta nacional disponible bruta crecieron un 0,6% y un 0,1%, respectivamente, en el cuarto trimestre, lo que deja la reducción interanual de la renta nacional en el 7,7% y la de la renta nacional disponible en el 8,2%.