Está usted en:

Conferencia de prensa del presidente del Gobierno para anunciar la remodelación del Gobierno

Madrid, lunes 11 de julio de 2011

Presidente.- Buenos días. Como saben, voy a darles cuenta de los cambios que se van a producir en el Gobierno de España como consecuencia de la renuncia del vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior y portavoz del Gobierno, que ha ejercido esta tarea y que ha sido proclamado como candidato a la presidencia del Gobierno por el Partido Socialista Obrero Español.

De los cambios de los que voy a informar dí cuenta al Jefe del Estado, al Rey, el pasado miércoles en el despacho ordinario.

Los cambios son los siguientes:

- Ministro del Interior, Antonio Camacho; como saben, es el actual secretario de estado de Interior.

- Como portavoz del Gobierno va a ejercer las funciones el ministro de Fomento, José Blanco.

- Y, en relación con las Vicepresidencias, va a haber dos Vicepresidencias-- reducimos de tres a dos las Vicepresidencias-- y van a quedar concretadas de la siguiente manera: vicepresidenta para Asuntos Económicos, Elena Salgado y vicepresidente para Política Territorial, Manolo Chaves.

Ésos son los cambios que se producen en el Gobierno de España.

Y creo que lo mejor será que tengamos alguna pregunta; dos o tres, cuando más.

P.- Yo quería preguntarle si esta modificación, prudente y moderada, salvo la sorpresa de la Portavocía, significa que la Legislatura se va a acortar, si vamos a tener elecciones anticipadas en noviembre, como ya se ha especulado durante varios meses.

Presidente.- Sobre eso ya dí mi opinión en el Debate sobre el Estado de la Nación. Lo que significan los cambios es, simplemente, que el Gobierno sigue trabajando a pleno rendimiento y que tenemos, además, que trabajar pisando el acelerador, sobre todo en lo que afecta a la situación económica y financiera, y en cumplir todas aquellas cuestiones que tenemos por delante. Eso es lo que significa.

P.- Tres cuestiones muy breves. El candidato ya del Partido Socialista oficialmente, Alfredo Pérez Rubalcaba, hizo muchas propuestas, entre ellas, un nuevo impuesto a la banca. Quería preguntarle si le parece bien o no, y, en el caso de que le pareciera bien, ¿por qué no lo aplica inmediatamente ya al Gobierno?

Por otra parte, dice que van a trabajar con el objetivo que esgrimió en el Debate sobre el Estado de la Nación, pero precisamente fue un momento en el que no fue tan vehemente a la hora de precisar que iba a agotar la Legislatura. ¿Sigue pensando en agotar el calendario legislativo? ¿Ése es su objetivo?

Por último, quería saber si espera algo de la banda terrorista ETA de aquí a ese fin de la Legislatura.

Presidente.- En relación con la primera cuestión, creo que el candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó muy bien la propuesta y la propuesta la situó en un momento determinado, que es el momento en el que se produzca el proceso de reestructuración y saneamiento de las entidades financieras. Más allá de eso, he de decir, en relación con esto y con lo que será el programa electoral del Partido Socialista a las próximas elecciones, algo evidente y es que cada Legislatura tiene su programa. Siempre a un partido del Gobierno se le puede decir, cuando presenta un programa, "¿eso lo hizo o no lo hizo?". Podía decirse también del año 2000 en relación con otro Gobierno para la Legislatura de 2004, o de nosotros en la Legislatura de 2008 en relación con 2004.

Los partidos políticos, en general, presentan sus proyectos para un marco temporal. El marco temporal en el que el Partido Socialista y el candidato han empezado a comprometer sus ideas es, como es conocido, el marco de la próxima Legislatura.

En segundo lugar, reitero cuál es el objetivo del Gobierno: el objetivo del Gobierno es trabajar y cumplir sus compromisos. Todo el mundo puede entender que tenemos una situación, desde el punto de vista económico, de la estabilidad de los mercados y de los problemas de la zona euro, de gran transcendencia. Seguramente, decirlo hoy, donde hay una reunión tan importante en Bruselas y donde vemos cómo las tensiones están nuevamente generando inquietud y preocupación en los mercados, suena más razonable que nunca.

Hay una gran prioridad del Gobierno de España y es mantener la estabilidad, ganar la recuperación y crear empleo, y creo que ese triple objetivo es tan exigente que no debemos pensar en ninguna otra cuestión.

Por último, lo que podemos decir sobre la banda terrorista ETA es que la política antiterrorista que han llevado a cabo el Ministerio del Interior y el Gobierno, con el respaldo de las fuerzas políticas y con la tarea, encomiable tarea, de la Policía y de la Guardia Civil, ha dado muy buenos resultados. La debilidad de la banda terrorista ETA es una debilidad profunda. De igual manera, vamos a perseverar y, por supuesto, va a seguir en una línea de presión y de eficacia el nuevo ministro del Interior, que también tiene una responsabilidad importante en la tarea realizada en estos últimos años.

No se puede ni se debe hacer vaticinios sobre lo que ETA vaya a hacer o pueda hacer. Nosotros sabemos lo que nosotros vamos a hacer: seguir persiguiendo a ETA con toda nuestra fuerza.

P.- Quisiera saber hasta qué punto ha participado el candidato socialista en el rediseño del Gobierno y también hasta qué punto a partir de ahora usted va a, digamos, compartir con él, de alguna manera, si lo va a hacer, la tarea de Gobierno o consultar, al menos.

También quisiera saber qué medidas ha tomado o está tomando el Gobierno ante el alza de esta prima de riesgo y si cree que hemos entrado en una zona altamente peligrosa al superar los 300 puntos.

Presidente.- Empiezo por la segunda. Saben que la elevación de la prima de riesgo que se está produciendo hoy no sólo es en España. Hay puesta una atención muy singular sobre Italia, aunque el problema de fondo sigue siendo el horizonte sobre Grecia. El compromiso sobre Grecia, la capacidad de Grecia para hacer frente a su deuda y, de manera singular, el debate abierto en torno a la propuesta sobre participación voluntaria del sector privado en ese proceso de ayuda a Grecia, ésa es la cuestión de fondo. Eso tiene que tener una clarificación rápida y precisa, y espero que en el día de, hoy tanto los principales responsables de la Unión Europea, como los Ministros de Finanzas en el ámbito del ECOFIN, contribuyan a ese objetivo.

Hoy, más que nunca, necesitamos una respuesta europea, de la zona euro, cuando es muy evidente que el proceso de tensión y de desconfianza cada vez se extiende a más países y a países de la importancia de Italia. Eso no supone que lo que haga cada país no sea importante. Lo es y mucho. De ahí que reafirme hoy, una vez más, que el objetivo de la consolidación fiscal, de la reducción del déficit, de la reestructuración y saneamiento del sector financiero español y de las otras reformas para favorecer competitividad y empleo necesita más esfuerzo, necesita todo el esfuerzo y necesita todo el apoyo posible de las fuerzas políticas, y, por supuesto, la máxima dedicación del Gobierno.

Por último, no suelo comentar, y no lo voy a hacer hoy, las personas con las que --suelen ser más de una, como es natural-- intercambio opiniones a la hora de afrontar un cambio; pero ya se puede imaginar todo el mundo que, siendo Alfredo Pérez Rubalcaba, persona que ostentaba la Vicepresidencia Primera y el Ministerio del Interior, y, además, es candidato, lógicamente con él sí he hablado.

En relación con la cuestión colateral o paralela, he de decir que creo que tenemos que tener claro los planos: el Gobierno gobierna; es su tarea, una tarea apremiante en este momento, y va a seguir haciéndolo; y el Gobierno tiene como motivo fundamental de su tarea el interés económico general para la recuperación de nuestro país. Y, como es natural, el candidato tiene la tarea de formular su proyecto político de cara a las próximas elecciones. Son espacios que están nítidamente marcados.

P.- Yo querría volver a los cambios porque, por un lado, me gustaría saber quién va a presidir los Consejos de Ministros cuando usted esté fuera, si será la vicepresidenta Elena Salgado, que no sé si pasa a ser número uno, y también me gustaría que me explicara el sentido de los dos nombramientos que ha hecho. Al margen de que los hace porque se va Pérez Rubalcaba, ¿qué es lo que ve en Pepe Blanco para considerar que será la persona más adecuada para ser Portavoz y en Camacho para Ministro del Interior?

Presidente.- En relación con la primera, sí, será la Vicepresidenta para Asuntos Económicos quien realice esa función.

Y sobre la personalidad de los dos ministros creo que lo que he dicho antes: Antonio Camacho tiene una dilatada trayectoria como Secretario de Estado en un Ministerio que ha cosechado grandes éxitos, especialmente en la lucha antiterrorista, y, por tanto, tiene una parte de contribución a esos éxitos de conocimiento de lo que es la seguridad y, de manera particular, la lucha contra el terrorismo. Por tanto, creo que tiene un perfil muy adecuado.

En relación con asignar la tarea de Portavoz al ministro de Fomento le diré dos razones que son para mí fundamentales: creo que conoce bien la acción global que el Gobierno está llevando adelante y, segunda, es una persona que tiene una confianza conmigo muy directa, muy trabada durante mucho tiempo, que facilita, sin duda alguna, la tarea para ser Portavoz.

Muchas gracias.