Conferencia de prensa del Presidente del Gobierno y del Presidente de la Junta de Andalucía después de la reunión del Consejo de Ministros

19.3.2010

Sevilla

Sr. Griñán.- Buenos días. Creo que hoy es un día importante para Andalucía. La colaboración entre el Gobierno de España y el Gobierno andaluz ha conseguido cerrar una deuda, una deuda del pasado, y también abrir al mismo tiempo una puerta al futuro de nuestra tierra.

Yo creo que, si no me equivoco, éste ha sido el primer Consejo de Ministros de la democracia que se celebra en Sevilla y puedo decirles que no ha sido solamente un gesto, sino una decisión del Gobierno de España, y muy especialmente de su Presidente, de compartir proyectos con nosotros, de dar solución a problemas de Andalucía y también de señalar a Andalucía como referencia en la Estrategia de Sostenibilidad.

Ha aprobado el Gobierno ayudas para paliar los efectos de las recientes inundaciones y también recursos para restablecer daños y perjuicios que se han producido. Y también ayer, avanzada ya la tarde, alcanzamos un acuerdo para liquidar, hacer efectiva, la llamada "deuda histórica".

El Gobierno del Presidente Rodríguez Zapatero reintegró a Andalucía 2.500 millones de euros que se dejaron de liquidar en los ocho años inmediatamente anteriores a su Gobierno; ha venido invirtiendo en Andalucía lo que nos corresponde por territorio y población; nos ha reconocido la deuda pendiente de la disposición adicional segunda del Estatuto de Autonomía; la hemos cuantificado en una cantidad incluso ligeramente superior a la que se había fijado por el Parlamento andaluz y ha sido liquidada en el plazo que se marca en el Estatuto de Autonomía.

Por todo ello, quiero destacar, y al tiempo agradecer, la disponibilidad, y sin reservas además, del Gobierno de España para afrontar los problemas de Andalucía y darles solución de forma adecuada e inmediata. La colaboración entre el Gobierno de España y el andaluz ha sido total, y la comunicación entre los dos Presidentes constante y, como ven, fructífera.

El Gobierno de España ha estado con los andaluces en todo momento. Desde que se advirtió la dimensión histórica del temporal, tuvimos aquí, en Andalucía, la presencia activa de la Vicepresidenta Primera del Gobierno, de distintos miembros del Ejecutivo y el propio Presidente, en Granada, puso a trabajar a todos los Ministros responsables de las áreas concernidas, y pudimos formalizar en La Moncloa, su Gobierno y el mío, una estrategia y una coordinación permanente para que las soluciones a los problemas fueran, como están siendo, inmediatas y eficaces. Se está trabajando así en Andalucía y yo creo que este Consejo de Ministros ha sido el refrendo más claro de todo lo que he dicho.

El Gobierno de España y el Gobierno andaluz inician así un camino nuevo y esperanzador, el de la Economía Sostenible, que es un nuevo modelo de crecimiento, que va a permitir, sin duda, más empleo y de mayor calidad, y va a arrancar aquí, en Andalucía. Andalucía es una Comunidad que tiene problemas, naturalmente que sí, los mismos que el resto de las sociedades avanzadas, fundamentalmente el problema del desempleo; pero Andalucía tiene soluciones también. Andalucía tiene soluciones, soluciones válidas para los problemas de los andaluces y, además, soluciones capaces de aportar ejemplos para España en su conjunto. Queremos expresar al Gobierno de España que Andalucía quiere ser, va a ser, un actor importante, diría un actor principal, de la economía sostenible. Creo, sinceramente, que es un objetivo para conseguir más empleo, como les decía antes.

Señor Presidente, querido José Luis, Andalucía apuesta por la educación para asegurar el futuro. Contamos, además, con el Acuerdo de Concertación Social, que es el séptimo consecutivo; con diez universidades organizadas en un sistema de conocimiento; con la mayor red de parques tecnológicos de España; con una implantación diversificada y capaz de energías renovables; con una investigación biomédica de vanguardia; con potencia también en el sector aeronáutico; con una corporación tecnológica y con liderazgo en proyectos empresariales que han surgido en la Universidad. Contamos también con sectores tradicionales que queremos potenciar, no en lo que hacemos, sino en hacerlo mejor.

Por eso queremos sumar al Proyecto de Ley que se ha aprobado hoy en el Consejo de Ministros, a la Estrategia de Sostenibilidad, nuestra apuesta por la Andalucía sostenible, a la que llegaremos por la economía de la igualdad de oportunidades. El Programa Andalucía Sostenible lo conforman más de cien proyectos dirigidos a construir un nuevo modelo económico más sostenible, más justo y más perdurable; más de cien proyectos que mañana presentaremos a los agentes económicos y sociales, y que prestan una especial atención a la formación, a la I+D+i, al uso eficiente de recursos, a la competitividad empresarial y al empleo sostenible.

Así pues, no puedo menos de terminar agradeciendo al Gobierno de España su confianza en Andalucía, que es lo mismo que decir en los andaluces y en las andaluzas.

Presidente.- Muchísimas gracias, Presidente Griñán.

Debo decir que, tanto la reunión del Consejo de Ministros que hemos celebrado hoy, como la reunión que he mantenido con el Presidente de la Junta de Andalucía, tienen un alto significado y un importante volumen de compromisos; de compromisos económicos para España y, en particular, para Andalucía, y un alto significado porque es la primera vez que en democracia el Gobierno se reúne en Andalucía, en Sevilla, y porque hoy hemos saldado una vieja aspiración de todas las fuerzas políticas y de la sociedad andaluza, que data de hace prácticamente treinta años, que es la vigencia del Estatuto, la llamada "deuda histórica" con Andalucía. Puedo asegurar que me siento especialmente satisfecho por este hecho, por estar aquí y por este Consejo de Ministros.

Tengo que decir que ya el Presidente Chaves y ahora, con toda la intensidad, el Presidente Griñán han trabajado duro por llegar a este día, a este momento, para decir: ya tenemos un acuerdo. Se reconoce a los andaluces lo que siempre he procurado reconocer, desde el primer día en que fui Presidente, con los 2.500 millones que habían dejado de ingresar y que les correspondían en el sistema de liquidación de la financiación autonómica. Y ahora, después de casi treinta años, he querido que Andalucía fuese reconocida en aquello que en su día aprobó el Estatuto andaluz.

Les decía que compromisos importantes y alto significado. Hoy el Consejo de Ministros ha aprobado el Proyecto de Ley de Economía Sostenible. Y había anunciado a los andaluces y a todos los españoles que el cambio de modelo productivo a través de la Estrategia de Economía Sostenible, dentro de la cual está la Ley de Economía Sostenible como una pieza fundamental, debería de arrancar desde Andalucía y con un compromiso singular con Andalucía, al que hemos llegado hoy.

Saben que este Proyecto de Ley es un ambicioso Proyecto de Ley, es una ley de reformas económicas y es una de las piezas más importantes de la Estrategia de Economía Sostenible, cuyo objetivo fundamental es cambiar nuestro modelo productivo, hacer una contribución al cambio del modelo productivo. En el futuro no podremos depender tanto de la construcción de nuevas viviendas para mantener el ritmo de crecimiento de la economía y del empleo, ni de la construcción de nuevas viviendas, ni de la ocupación del suelo, y menos aún de la especulación urbanística. Tenemos que seguir haciendo viviendas, pero hay que volcarse, no obstante, en la rehabilitación y en la adaptación energética de los edificios y viviendas de nuestro parque urbanístico.

Sobre todo, tenemos que seguir impulsando aquellos sectores empresariales innovadores, competitivos y que generan alto valor añadido; sectores en los que ya tenemos una capacidad de liderazgo en España y en Andalucía, que tienen que crecer, que tienen que ampliarse en el número y crecer en tamaño. Son los sectores de las energías renovables, la biotecnología, el sector agroalimentario, el de la innovación en el sector del automóvil o el del sector aeronáutico, que tiene tanta importancia en Andalucía, especialmente aquí en Sevilla, y que tiene buenas noticias, por cierto, en lo que afecta a su futuro inmediato.

En definitiva, la economía sostenible y la Ley de Economía Sostenible significan ser más innovadores y más competitivos; significan un modelo de crecimiento más equilibrado, más peso del sector industrial y de los sectores innovadores y con un alto componente tecnológico; significan saber aprovechar la necesidad de hacer un uso más racional de los recursos naturales; significan trabajar mejor, nuevas pautas de organización y más eficiencia, tanto en las Administraciones Públicas, como en las empresas, y significan una formación continua a lo largo de toda la vida laboral. En todo esto consiste la economía sostenible, la nueva economía, el nuevo modelo de crecimiento, y esta Ley que hoy hemos aprobado, que ha aprobado el Consejo de Ministros, es una ley para el presente y para el futuro: para el presente porque debe contribuir a recuperar a la economía y volver a la senda de creación de empleo, y para el futuro porque es una pieza clave para ese nuevo patrón de crecimiento.

Recordaré brevemente los cuatro aspectos fundamentales que contiene la Ley: uno, mejoras en el marco regulador de la actividad económica; dos: medidas en el ámbito energético e impulso a la sostenibilidad ambiental; tres, medidas de normalización y racionalización del sector de la vivienda, y, cuatro, medidas de fomento a la innovación y mejora de la formación, con la inclusión, como ya conocen, de dos fondos de financiación de inversión en actividades claves para el desarrollo de la economía sostenible: el Fondo Estatal, que ya está en marcha, para el Empleo y la Sostenibilidad Local, de cinco mil millones de euros, y el Fondo de Economía Sostenible, de veinte mil millones de euros.

Debo recordarles que la Estrategia de Economía Sostenible contiene diversas iniciativas. Recordaré aquellas que expliqué en el Parlamento el 2 de diciembre para que veamos la secuencia y el cumplimiento de los compromisos que adquirí en el Congreso de los Diputados: hoy, la Ley de Economía Sostenible, pieza clave; pero ya hemos puesto en marcha la Ley de Mediación y Arbitraje, comprometida; el Plan de Promoción de la Inclusión Social y la Ley de Protección del Medio Marino, comprometida en ese acto; el Plan Integral de Prevención y Corrección del Fraude Fiscal, Laboral y de la Seguridad Social, aprobado y comprometido en su día, o la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación.

Y les anuncio los siguientes pasos, en cumplimiento de esa Estrategia, que daremos en los próximos Consejos de Ministros: vamos a aprobar un Plan Extraordinario de Infraestructuras con financiación público-privada; vamos a aprobar el Plan de Eficiencia y Racionalización de la Administración General del Estado y del Sector Público Empresarial, y vamos a aprobar el Plan Integral del Vehículo Eléctrico y la creación de la Comisión de Política Industrial, llamada a diseñar la Estrategia de Competitividad Industrial.

Esto es lo que tenemos por delante como tarea. Son compromisos inmediatos, todos ellos en la dirección de hacer nuestra economía más competitiva, innovadora y dentro de ese ambicioso código de reformas económicas que es la Estrategia de Economía Sostenible.

Como saben, además tenemos en marcha dos procesos de diálogo a los que me quiero referir, porque son también pilares importantes para contribuir a la recuperación económica y al cambio de modelo productivo.

El primero es un proceso de diálogo entre las fuerzas políticas destinado a acordar medidas económicas de corto y de largo alcance que favorezcan, ante todo, el empleo y el crecimiento económico. En las reuniones que hasta ahora hemos tenido, como saben, se han puesto de manifiesto coincidencias suficientes entre los grupos políticos en torno a unas medidas de aplicación inmediata para impulsar la recuperación del crecimiento y del empleo. Pues bien, les puedo anunciar que, a la vista del diálogo, de las propuestas y de las sugerencias recibidas a las iniciativas presentadas en su día por el Gobierno para forjar este acuerdo a través de la Comisión que encabeza la Vicepresidenta segunda, estamos ultimando un documento de síntesis que se enviará la próxima semana a los diversos grupos con el fin de que sirva para un Real Decreto Ley que el Gobierno quiere aprobar, si cuenta con el respaldo suficiente, como espero, y con el consenso necesario. Ese Real Decreto Ley contendrá las medidas más urgentes de apoyo al crédito, de apoyo a la rehabilitación y de apoyo al empleo, y aquellas que los diferentes grupos han considerado más perentorias, más necesarias, en este momento.

Insisto, la próxima semana vamos a enviar un documento-síntesis para el acuerdo a los grupos políticos y esperamos y deseamos el máximo concurso de voluntades y la mejor posición para que podamos aprobar un primer Real Decreto Ley sobre medidas urgentes.

Quiero recapitular muy brevemente: hoy aprobamos el Proyecto de Ley de Economía Sostenible y lo enviamos al Parlamento con la voluntad de acordar. Máxima voluntad para el consenso. Es un paso importante en la Estrategia de Economía Sostenible que el Gobierno está llevando a cabo, con los datos que acabo de poner encima de la mesa, con un fuerte ritmo de producción de medidas y de iniciativas. En la Estrategia se contemplan las reformas que el Gobierno considera fundamentales para el presente y el futuro económico de nuestro país. En esas reformas el Gobierno desea el mayor diálogo y el mayor número de acuerdos posibles, especialmente en todo aquello que tiene que ver con la austeridad, el sistema financiero, el Pacto de Toledo, el Pacto educativo y, por supuesto, la reforma laboral. Y, por último, en los próximos días el Gobierno está decidido a concluir un acuerdo político sobre medidas inmediatas, objeto del Real Decreto Ley, para impulsar el crecimiento y el empleo, que serán coherentes en su orientación con el conjunto de las reformas de la Estrategia de Economía Sostenible.

Por tanto, nuevas respuestas inmediatas a la crisis, nuevas iniciativas de austeridad, modernización, innovación y competitividad, y, por supuesto, la Ley como un elemento fundamental.

Quiero hacer ahora una referencia específicamente a Andalucía, porque hoy el Consejo de Ministros ha abordado, como no podía ser de otra manera estando en Sevilla --por cierto, Alcalde, me ha parecido, desde que he aterrizado, que la ciudad está espectacular; ésa es la percepción que tengo--, cuatro temas que tienen una gran relevancia, como les decía, para Andalucía.

En primer lugar, hemos hecho una evaluación del impulso al desarrollo empresarial e industrial. Si el objetivo de la Estrategia de Economía Sostenible, en su aplicación a Andalucía, es, ante todo, crear más empresas innovadoras y facilitar la creación de empresas innovadoras y que aumenten de volumen, aumenten de tamaño, aquellas empresas que son más competitivas. En definitiva, tenemos que hacer crecer el tejido empresarial andaluz. Éste es el gran objetivo de la economía sostenible para Andalucía. Por ello, mañana vamos a celebrar conjuntamente, porque el trabajo es conjunto Junta de Andalucía y Gobierno, una reunión con emprendedores, con empresarios, aquí en Sevilla.

Quiero darles algún dato que puede tener más interés para los medios y para los ciudadanos andaluces. En estos momentos, en apoyo del sector industrial, en apoyo del sector empresarial, el Gobierno tiene un volumen de inversiones muy fuerte para este año 2010, inversiones en reindustrialización con una aportación del Gobierno de doscientos millones de euros, que movilizan 750 millones de inversiones para reindustrialización y cien millones para el sector aeroespacial que servirán para reforzar los proyectos del A350, especialmente ese gran proyecto del A400M, que es la buena noticia a la que me refería anteriormente. Creo que ya está todo previsto para que se firme la viabilidad y, por tanto, lo que representa de fortaleza industrial para esta tierra.

Tenemos noventa millones de inversión para cuatro planes de apoyo al sector de la automoción y de los componentes en Andalucía; 160 millones que han apoyado 670 proyectos de inversión modernizadora en el futuro del turismo andaluz, y cerca de mil millones movilizados con el Plan Avanza --saben que es el plan de desarrollo de la Sociedad de la Información y de las Tecnologías de la Comunicación-- hasta 2010 en colaboración con la Junta de Andalucía y en donde el Gobierno de España aporta setecientos millones de euros.

El Consejo de Ministros también ha aprobado nuevas iniciativas a favor del desarrollo empresarial, lo que entendemos iniciativas importantes, con un objetivo que les he definido con mucha claridad: queremos que Andalucía tenga más empresas, que haya más estímulo para el espíritu emprendedor y que aumenten de tamaño en sectores que tienen más capacidad innovadora, más capacidad de tener un futuro de valor añadido. Por ello, ENISA, la empresa pública del Ministerio de Industria, e IDEA, la Agencia Andaluza de Innovación y Desarrollo, con el objetivo de conceder préstamos participativos a Pymes andaluzas y ayudar en el arranque de nuevas iniciativas empresariales, han suscrito un convenio por el cual cada una aporta diez millones de euros con la meta de que ningún proyecto empresarial viable se quede sin financiación en Andalucía. Ése es uno de los objetivos del apoyo a la Estrategia de Economía Sostenible en esta tierra.

Además, el Consejo de Ministros ha tomado conocimiento de un acuerdo entre el ICO y la Junta de Andalucía para reforzar la financiación de las Pymes andaluzas. Este acuerdo tiene un doble objetivo: aumentar la eficacia de las Líneas ICO en Andalucía y mejorar su implantación en la Comunidad. Para ello, la Junta actuará como ventanilla de comunicación y difusión de las mismas, estimándose que su ejecución movilice recursos por un importe aproximado de tres mil millones de euros en 2010 para financiación de Pymes en Andalucía. Este acuerdo tendrá como primera prioridad el desarrollo del Fondo de Economía Sostenible para modernizar el tejido empresarial andaluz.

Pero, para que tengamos empresas viables, innovadoras y competitivas, además de tener espíritu emprendedor, hay que tener capacidad de innovar y hay que tener investigación para aplicarse. Por ello, también el Gobierno ha acordado autorizar un convenio de colaboración entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Junta de Andalucía en actuaciones de fomento de innovación, fundamentalmente para centros tecnológicos, para esa red de la que el Presidente de la Junta de Andalucía ponía de manifiesto que era la red de centros tecnológicos mayores que había en toda España. Van a ser doscientos millones de euros del Ministerio de Ciencia e Innovación para los ejercicios 2010 a 2012 para financiar proyectos de innovación en los centros tecnológicos de Andalucía.

Éstos son los tres grandes apartados, las tres grandes iniciativas y acuerdos que hemos adoptado hoy. Todos tienen una dirección muy clara: innovar y generar empresas competitivas. Por ello, empezamos por Andalucía y, por ello, hay un programa especial para Andalucía dentro de la filosofía general de la Estrategia de Economía Sostenible.

Debo decir, además, porque también tiene su importancia, que el Consejo de Ministros ha acordado también ampliar el Programa de Turismo Senior Europeo en Andalucía para la temporada 2010-2011. Saben que es un programa nuevo, tendente a ayudar al sector turístico en temporada baja. Hemos ampliado hasta sesenta mil plazas y mediante este Programa, cofinanciado por el Estado y la Comunidad Autónoma, se incentiva el turismo de europeos mayores de 65 años durante la temporada baja, como les decía. Supone un incremento del 50 por 100 con respecto a las plazas existentes y, teniendo en cuenta que la pernoctación media son diez noches por persona, con la ampliación se espera atraer cerca de seiscientas mil estancias en establecimientos turísticos andaluces en temporada baja. Entendemos que el turismo de calidad, modernizado, sigue siendo una de las grandes fuentes de aportación y crecimiento económico a un escenario de economía sostenible.

También con una repercusión muy clara en Andalucía, el Gobierno ha adoptado diversos acuerdos para paliar los efectos de las inundaciones y de otras circunstancias climatológicas que han afectado, prácticamente, a todas las Comunidades Autónomas de España, a un gran número de Comunidades Autónomas, desde el mes de octubre a aquí, que han supuesto daños importantes.

De manera especial, Andalucía ha sido una Comunidad muy afectada por las inundaciones. Como recordaba el Presidente de la Junta, el Gobierno ha estado desde el primer día cerca del problema grave de las inundaciones y el Gobierno ha trabajado al máximo ritmo posible para reparar los daños que las graves inundaciones que ha vivido Andalucía han provocado. Por ello, en un plazo breve de tiempo después de la reunión que celebramos en Granada y después de la reunión que celebramos en el Palacio de la Moncloa, el programa para paliar y restaurar las consecuencias de las inundaciones está en marcha, con limpieza urgente de playas, con reparación de infraestructuras viarias --hoy hemos tomado acuerdos en ese sentido--, con la reducción coyuntural de jornales para el subsidio agrario o con la posibilidad de articular el Fondo Local para reparar también o acometer obras e infraestructuras en esa dirección.

En ese sentido, el Consejo de Ministros ha aprobado dos Acuerdos y un Real Decreto. El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino invertirá más de 140 millones de euros para garantizar el uso de las playas cuanto antes, restaurarlas y ponerlas en condiciones. Ya estamos trabajando y el deseo es que las playas afectadas tengan cuanto antes la mejor oferta posible para mantener la actividad turística; creo que estamos, insisto, trabajando al máximo ritmo posible. Además, el Ministerio de Fomento invertirá más de 141 millones de euros para reparar los daños en las infraestructuras del transporte y, en general, y adicionalmente, se destinarán más de 164 millones de euros del Fondo de Contingencia para diversas medidas urgentes.

De otro lado, debo recordar que las ayudas a los damnificados, las ayudas a las personas, a sus bienes y enseres, aprobadas el pasado 26 de febrero se verán incrementadas por la reciente entrada en vigor de la Ley de Medidas Urgentes para paliar daños de catástrofes naturales, que permite una mayor cobertura que las ayudas aprobadas y abarca otras nuevas, como daños en caminos rurales y daños en la agricultura.

Como saben y conocen, y antes me referí a ello, también el Gobierno ha reducido de treinta y cinco a veinte el número de jornadas exigidas para acceder al subsidio agrario en Andalucía y en Extremadura. Este régimen excepcional se aplica a quienes presten su actividad en los municipios afectados gravemente, residan en ellos o no, o en otros municipios, y, como saben, responde a una petición --también ha habido en esto una tenacidad-- por parte del Presidente de la Junta de Andalucía. Hay un precedente en 2005 y el Gobierno ha entendido que existían razones económicas y sociales suficientes para tomar esta decisión.

Por último, como ya les decía, el último acuerdo que hoy hemos tomado, que se ha firmado esta mañana de manera virtual entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía, se refiere a la "deuda histórica". Como saben, el Gobierno había tomado medidas para compensar parcialmente esta deuda en dos ocasiones, quiero recordar, resultando en sendas transferencias de 120 millones en 1996 y de 300 millones en 2008. El acuerdo de hoy supone la devolución de toda la deuda pendiente, tras haberse alcanzado un acuerdo definitivo para la compensación del importe pendiente, 784 millones de euros. Desde aquí quiero felicitar al Presidente Griñán por haber trabajado, negociado, con inteligencia y con capacidad, y ver cómo se cumplía uno de los objetivos que ha sido prioritario de las fuerzas políticas andaluzas.

En definitiva, muchos compromisos y un alto significado de este Consejo de Ministros, que lo tiene para mí. Ya pueden comprender que, tratándose del primer Consejo de Ministros de toda la democracia aquí, en esta tierra, también ha tenido un alto significado para el Vicepresidente tercero del Gobierno, como hemos valorado en el Consejo de Ministros. Todo el trabajo, todo el esfuerzo y toda la colaboración que estamos llevando a cabo con la Junta de Andalucía y con el Presidente Griñán son un magnífico ejemplo para abordar los problemas más importantes que tenemos por delante, que no son otros que volver al crecimiento económico, a crear empleo y a dar respuesta a los problemas más perentorios de los ciudadanos.

P.- Dos preguntas. Para ese documento-síntesis que ha dicho usted que va a enviar en los próximos días al resto de grupos quieren ustedes el mayor consenso. Quiero saber si se aprobará aunque no tengan el apoyo del Partido Popular, porque les hemos escuchado a sus dirigentes en los últimos días en el Congreso que el Pacto de Zurbano estaba prácticamente muerto. Quiero saber si se aprobará si no se tiene el apoyo del Partido Popular.

Si me permite, quería hacerle una pregunta relacionada con la actualidad de hoy. Ha salido de la cárcel, definitivamente ya, el antiguo Director General de la Guardia Civil, el señor Roldán. Me gustaría saber si el Gobierno tiene pensado incrementar el cerco para encontrar esos diez millones de euros que, según parece, defraudó y que vuelvan a las arcas públicas.

Presidente.- En relación con la primera pregunta, he de decirle que, en efecto, el Gobierno enviará la próxima semana un documento a todos los grupos políticos. Tiene un objetivo fundamental: llegar a un acuerdo sobre medidas económicas urgentes y también comprometer, seguir trabajando, en reformas económicas para nuestro país. Espero que el Partido Popular tenga una actitud constructiva, que trabaje el documento y que exprese lo que son sus posiciones a favor y sus dudas, porque el Gobierno estará siempre dispuesto a hacer el mayor esfuerzo.

Cuando hice la propuesta de acuerdo a todos los grupos políticos, dije claramente que deseábamos recorrer este camino con acuerdo pero, que si no había acuerdo, el Gobierno tomaría las medidas económicas que entiende imprescindibles. Y, desde luego, facilitar el crédito a las Pymes con la nueva Línea que hemos ofrecido al conjunto de las fuerzas políticas y promover la rehabilitación como una actividad urgente que genere empleo y que, además, haga más sostenible el sector de la construcción, son medidas que entendemos que urgen para contribuir a la recuperación económica.

Ayer se llegó a un acuerdo para la austeridad en la Sanidad, de manera singular en el gasto farmacéutico, y, además, para la cooperación en temas que el Gobierno valora como muy importantes. Es un buen ejemplo.

Acuerdos, austeridad, cooperación…, con eso mejoraremos el funcionamiento de los servicios públicos y contribuimos a salir de la crisis y a mejorar nuestro modelo de crecimiento económico.

En relación con la segunda pregunta, el Gobierno siempre respeta la Ley y la Justicia, y vela por el cumplimiento de la Ley y de la Justicia en todos los casos, como es natural.

P.- Presidente, dada la envergadura de la Ley de la Economía Sostenible y la durabilidad, es decir, es una ley para aplicar en el tiempo, ¿cree usted necesario que hará falta un Pacto de Estado para que esta Ley se garantice en todas las Comunidades Autónomas?

Al hilo del tema, ayer el señor Herrero, el nuevo presidente de la CEA, apostaba más por construcción y turismo, y decía que no se podía imponer un cambio de modelo. ¿Qué opinión tienen los dos Presidentes al respecto?

Sr. Griñán.- Apuesta por construcción, por turismo y por todos los sectores. Hemos dicho que Andalucía Sostenible, fundamentalmente la economía sostenible en definitiva, apuesta por hacer cosas nuevas, con nuevas tecnologías y apostando por la innovación, por la formación y por la educación; pero, claro, también por cosas tradicionales, porque consiste en que lo que hemos venido haciendo bien en hacerlo mejor.

Hay una especie, como diría yo, un elemento transversal, de la economía sostenible que recorre todas y cada una de las actividades. No hay que seleccionar ninguna actividad, lo que sí es verdad es que no podemos mantener un modelo donde el peso fundamental de arrastre lo tenga el sector inmobiliario y eso lo tiene que saber el señor Herrero como lo sabemos todos. Otra cosa distinta es que no se siga haciendo construcción o que no se siga haciendo turismo, que se seguirán haciendo; pero la clave es no hacer lo mismo que hemos venido haciendo hasta ahora, sino hacer mejor las cosas, y hacer un turismo de más calidad y más diversificado, y una vivienda comprometida también con lo que es la conservación del medio ambiente.

Presidente.- Respondo a las dos cuestiones. La Ley de Economía Sostenible es una ley ambiciosa porque es necesario reformar en distintos ámbitos para mejorar la eficiencia de la Administración Pública y de las empresas, para favorecer un entorno económico, para garantizar la sostenibilidad ambiental y para procurar un modelo mucho más racional en el sector de la construcción. Es una ley llamada al consenso por su propia naturaleza, porque cualquier ciudadano, la inmensa mayoría de los ciudadanos, saben que en la mayoría de los casos estamos abordando cuestiones que no tienen por qué tener una diferenciación política o un enfrentamiento partidista. Son cuestiones para innovar y para mejorar las cosas, y, por tanto, vamos a trabajar por un gran acuerdo en torno a la Ley de Economía Sostenible.

Dos, el Gobierno y los poderes públicos no imponen; estimulan. El Gobierno y los poderes públicos anticipan qué es un buen proyecto político y un buen proyecto económico, y anticipan qué sectores merece la pena apoyar porque van a dar un crecimiento económico más sólido, nos van a hacer más competitivos y van a dar más estabilidad en el empleo.

Por ejemplo, el Gobierno de España lleva años apostando por el sector aeronáutico. ¿Impone el sector aeronáutico? No, lo apoya, lo financia y lo estimula. El Gobierno de España, para que se entienda qué es la economía sostenible, apoya al sector de la construcción, de la construcción sostenible. ¿Qué es la construcción sostenible en nuestro país, a la luz de lo que ha pasado en los últimos veinte años? Tenemos que tener más rehabilitación y menos construcción nueva de vivienda, tenemos que tener más alquiler y menos compra de vivienda, y tenemos que tener más vivienda protegida y menos vivienda nueva.

¿Eso es imponer? No, es estimular con medidas para que el resultado sea más equilibrado. Por ejemplo, si vamos reduciendo, como hemos comprometido, la desgravación fiscal a la compra y aumentando la desgravación fiscal al alquiler, estamos fomentando un cambio de dirección. Si estamos fomentando la rehabilitación, estamos fomentando un cambio de dirección en la construcción.

En cuanto al turismo, el turismo es fundamental en España y en Andalucía; el turismo sostenible. Por ello, hemos puesto en marcha un programa de mil millones de euros de financiación a través del ICO para modernizar el sector turístico y sus instalaciones, para hacerlo de más calidad y para que tenga más ahorro y eficiencia energética. Ello supone que hay determinadas apuestas o determinadas opciones para el sector turístico que no den el resultado de sostenible.

Por tanto, construcción sostenible, turismo sostenible y más sectores innovadores, que son, sin duda alguna, sostenibles económicamente por sí solos tal y como los datos arrojan claramente. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación aportan el 40 por 100 del crecimiento de productividad a la economía en la actualidad. Pues es evidente que un Gobierno debe de respaldar e incentivar las Tecnologías de la Comunicación; por eso el Plan Avanza y ya he dado los datos de Andalucía. Y así podía decir de otros muchos sectores.

No estamos haciendo nada más que una orientación adecuada, a través de medidas de política económica, de medidas de política sectorial, de medidas fiscales y de medidas financieras, para esa reforma del modelo productivo, que se resume de una manera muy sencilla: si uno coge los diez últimos años de nuestro país, o los quince últimos años, en relación con los países europeos más competitivos, ¿qué ve? Que tenemos un exceso del sector de la construcción. ¿Cuál era el exceso? La parte no sostenible, que hemos visto ahora que no era sostenible. Pero hay una parte fundamental del sector de la construcción.

La otra diferencia, ¿cuál es? Un sector industrial más reducido de tamaño que el que tienen países europeos más competitivos y sectores tecnológicos que tenemos que hacerlos crecer. Tenemos buenos sectores tecnológicos empresariales innovadores, pero necesitamos más empresas en esos sectores y empresas de más tamaño.

Éste es el cambio, porque sabemos que hoy una empresa de Tecnologías de la Comunicación ha aguantado mucho mejor la crisis y sabemos que tiene empleo estable, o una empresa biotecnológica; empleo más cualificado y soporta más la crisis económica. Lo saben bien en Andalucía, que en investigación biomédica tiene un liderazgo claro. Sin embargo, las pequeñas constructoras y el sector inmobiliario no han resistido. Ésta es la diferencia.

Entonces, creo que el sentido y la lección son muy claros: todas y cada una de las medidas van a buscar ese gran objetivo: menos sectores no sostenibles, que en la crisis no han aguantado, y aumentar el tamaño de los sectores sostenibles de futuro e innovadores, además de hacer las cosas mejor y con más eficiencia desde la Administración, empeño en el que, como saben, la Vicepresidenta segunda tiene una cita importante el próximo lunes, una cita importante, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera con todas las Comunidades Autónomas para llegar a un acuerdo sobre el Plan de Austeridad, al objeto de reducir el déficit en los términos que el Gobierno ha comprometido. Y espero que el lunes también sea un día de acuerdos.

P.- Presidente, el próximo martes va a coincidir usted con el señor Sarkozy y el señor Sarkozy ha anunciado medidas muy duras contra la delincuencia en Francia, donde incluye también el papel de ETA. Yo le iba a preguntar, como el martes va a coincidir usted con él, si eso se va a traducir en una mayor colaboración, si todavía hay margen, que yo creo que lo hay, entre la Administración española y la Administración francesa para combatir a ETA.

Una segunda cuestión relacionada con esto. Le quería preguntar por el documento de la izquierda abertzale, que lo hizo público en la tarde de anteayer. ¿Ese documento le parece insuficiente o qué tendría que hacer esta coalición política ante esta situación, ante el último asesinato de ETA?

Presidente.- En relación con la primera cuestión, en efecto, el martes voy a estar en el funeral del policía asesinado por ETA en Francia. Estoy convencido de que con ello recojo el sentimiento de la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, que han sentido profundamente y con dolor esta acción vil, este asesinato de un policía en Francia.

La colaboración entre el Gobierno de Francia y el Gobierno de España, y entre las fuerzas policiales de Francia y España, es una colaboración continua y excepcional para luchar contra ETA. Desde luego, le podía decir que en estas horas las dos policías trabajan conjuntamente, nosotros trabajando en la cooperación, para que los autores y las personas que participaron en la acción que dio lugar al asesinato del policía francés puedan ser detenidos cuanto antes.

Es un compromiso, el de Francia y España, muy fuerte y muy sólido. En este caso nos acercaremos a expresar el dolor a la familia y a la Policía francesa, pero el dolor no va a restar un ápice de la determinación y de la unidad absoluta entre Francia y España para detener a todos los asesinos de ETA y acabar con la banda terrorista ETA.

El documento de la izquierda abertzale me parece un documento cobarde y, por supuesto, insuficiente. Solamente tendrán la capacidad de ser escuchados por el conjunto de la ciudadanía, por la inmensa mayoría de la sociedad vasca y por las fuerzas políticas cuando digan con contundencia: "fuera ETA", "fuera ya la violencia", "que se acabe de una vez". No creo que necesiten más tiempo de debates, ni más documentos sin sentido. O una dirección u otra, y lo que he visto hasta ahora, después de todas las reflexiones que llevan en los últimos meses y después del último asesinato del policía francés, me ha parecido cobarde.

P.- Yo quería preguntarle, tanto al Presidente del Gobierno, como al Presidente de la Junta de Andalucía, como artífices de la Ley de Economía Sostenible y del Plan Andalucía Sostenible, cómo casa eso con proyectos tan polémicos como el oleoducto entre Huelva y Badajoz o el mantenimiento en la incertidumbre jurídica del Hotel Algarrobico.

También les quería preguntar si tenían el compromiso personal de que se terminen de verter fosfoyesos, como piden las autoridades europeas, en la ría de Huelva.

Sr. Griñán.- Fosfoyesos tiene un proyecto aprobado y refrendado por la Unión Europea, que se va a llevar a efecto, y hay un área de reindustrialización de todo lo que es el área geográfica donde está extendida la química de Huelva para buscar nuevas actividades industriales y económicas en esa zona. Por lo tanto, no hay ningún problema sobre eso.

Sobre lo demás que usted ha planteado, nada tiene que ver con la Andalucía Sostenible y es perfectamente compatible, porque la Andalucía Sostenible, como yo le he dicho, es fundamentalmente introducir mejoras en el sistema productivo, hacer que lo que funciona bien funcione mejor y, sobre todo, desarrollar con algo que sí tiene mucho que ver con Andalucía: somos punteros en investigación biomédica, somos punteros en el sector aeronáutico, tenemos diez universidades que crean conocimiento y somos la Comunidad Autónoma que más "spin-off" ha creado en toda España, es decir, empresas que parten de la Universidad y que se establecen como tejido industrial. Le podría poner cientos y cientos de ejemplos de cómo Andalucía Sostenible, que ya está en marcha, no solamente es compatible; es lo que hace coherente también el proyecto de Economía Sostenible para toda España.

P.- Para el Presidente del Gobierno. Relacionándolo con una pregunta anterior, usted ha dicho que las fuerzas de seguridad francesas y españolas están trabajando en estas horas. En las últimas horas algunas informaciones apuntan a que entre los huidos del robo de coches estaría el actual jefe de ETA, Carrera Sarobe. Me gustaría saber si nos puede confirmar esta información o no.

Una segunda cuestión, totalmente diferente. Éste es su tercer fin de semana seguido en Andalucía; hoy, además, el Gobierno ha aprobado ayudas cuantiosas para la Comunidad y esto coincide con un momento en el que las encuestas dan al Partido Socialista datos negativos. ¿No teme que, de alguna forma, todo esto se interprete o se le tache de electoralista?

Presidente.- Sí, sobre todo cuando creo que fue en el mes de junio cuando anuncié que íbamos a celebrar un Consejo de Ministros en Andalucía y, sobre todo, cuando se ha celebrado un congreso del Partido Socialista en Andalucía que, lógicamente, tenía su consecuencia en la incorporación del Vicepresidente hoy, Manolo Chaves, al Gobierno, y su asunción de otras tareas, que comportaba, como ha sido así, la elección de Pepe Griñán, del Presidente Griñán, como Secretario General del partido. Tengo que decir que el martes voy a Cataluña y también hay encuestas en Cataluña, y otra semana iré a otro sitio, como no puede ser de otra manera.

Mis compromisos con Andalucía se han cumplido todos. He puesto el ejemplo de la "deuda histórica", pero podía poner el ejemplo del porcentaje de inversión en relación con el conjunto de las inversiones del Estado, o los compromisos más recientes en relación con el esfuerzo especial a favor de la innovación empresarial que hoy acabo de detallar, o los que nos corresponde hoy afrontar, como son las consecuencias de las inundaciones. Eso es lo que puedo decir y me parece que, además, era mañana el día en que finalizaba el plazo para el cumplimiento de la "deuda histórica", y por eso hoy estamos aquí también: para cumplir con la "deuda histórica". Por cierto, la verdad es que, como siempre me agrada mucho venir a Andalucía, voy a seguir viniendo con intensidad.

En relación con la segunda pregunta, comprenderán que no debo de dar ninguna información concreta sobre los etarras, los asesinos, que la policía francesa está buscando y está persiguiendo en colaboración con la policía española. Debemos de ser prudentes en relación con los posibles integrantes de la banda terrorista ETA, pero sí le puedo decir que el Gobierno de España sabe bien quién está al frente de la dirección y también sabemos que será detenido más bien antes que después.

P.- Mi pregunta es para el Presidente Rodríguez Zapatero. Volviendo a la Ley de Economía Sostenible, quisiera saber si se ha hecho algún cálculo o alguna estimación acerca de cuántos empleos podrían crearse con esta ley, o cuánto porcentaje de crecimiento podría generar.

Y, volviendo un poco a una pregunta anterior, a pesar de que ha dicho usted que va a hacer un gran esfuerzo porque esta Ley tenga consenso, dado que Mariano Rajoy ha dicho ya que la Ley no es buena ni mala --ha venido a decir que la Ley no vale para nada--, ¿aún conserva la esperanza de que el Partido Popular dé su apoyo en el trámite parlamentario o haga aportaciones?

Presidente.- Lo primero que le quiero pedir a Mariano Rajoy es que se lea la Ley. Sé que es una ley muy larga y que, a veces, tiene aspectos muy técnicos; pero que se lea globalmente la Ley. Hemos conocido desde ayer y hemos trabajado también con el informe del Consejo de Estado sobre la Ley. Ha hecho un gran informe, hace una valoración de lo que es la Ley y, luego, recomendaciones y sugerencias sobre aspectos concretos.

Es una ley importante. Cualquier persona que se aproxime a muchos de sus contenidos sabe que suponen cambios en la Administración, cambios en el funcionamiento del entorno económico y cambios en la energía. No se puede despachar las cosas con esa ligereza. Luego podrá decir "yo no estoy de acuerdo en que vayamos a un modelo en el que haya más vivienda de alquiler o más vivienda de rehabilitación", pero no se puede decir que no tengan importancia para la economía española una u otra opción en la construcción.

Yo le pediría que la lea a fondo y que tenga la mejor voluntad para acordar. Insisto, buena parte de los contenidos de la Ley no tienen por qué tener un sesgo de confrontación partidista. Lo que tienen que tener es voluntad de trabajar y de acordar, y yo espero, además, que también el señor Rajoy mantenga de cara al lunes, a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que es muy importante para ese Plan de Austeridad de todas las Administraciones, la actitud que se ha mantenido para el ahorro y la eficiencia en el sistema sanitario con el acuerdo de ayer, que hoy hemos podido advertir que todo el mundo valora positivamente, unos con más entusiasmo que otros, y todo el mundo reconoce que es fruto del esfuerzo de todos y mérito de todos. Ése es un buen modelo.

P.- ¿Podrían comentarnos cómo se han cerrado los términos del acuerdo sobre la "deuda histórica"? ¿Se han solventado esas diferencias que había en la tasación de los solares?

Una segunda parte también: no me queda claro si la cuantificación de las ayudas por los daños del temporal se refiere a todo el litoral español o hay una parte que sea para la Comunidad andaluza.

Presidente.- He de decir que, en relación con el acuerdo de la "deuda histórica", como pueden comprender, ha habido una negociación y un diálogo, como siempre ocurre en un tema de esta naturaleza y de alcance económico, intenso entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía; pero he de decir que, en mi opinión, después de haber seguido todo el proceso, ha ganado Griñán. Ésa es la realidad. Había muchos motivos para que después de tantos años pudiera haber un acuerdo razonable, pero el contenido del acuerdo, en mi opinión, es muy positivo para la Junta de Andalucía; muy positivo.

No puedo dejar de decir que, como he oído estos días a los dirigentes del Partido Popular de Andalucía hablar de la "deuda histórica" y exigirme, mi pregunta es: pero ¿qué hicieron durante los ocho años que gobernó el PP?, ¿Alguna vez se acordaron de la "deuda histórica" o la reconocieron? Es que hay que tener una cierta contención a la hora de hablar para tener un mínimo de credibilidad. La credibilidad del PP con Andalucía es cero, porque nunca hizo nada por la "deuda histórica", dejó 2.500 millones sin pagar a la Junta de Andalucía y, desde luego, ha estado siempre en un porcentaje, en su etapa de Gobierno de España, con inversiones muy por debajo de lo que son las etapas de Gobierno del Partido Socialista.

Los acuerdos adoptados para corregir los efectos de los daños de las inundaciones están cuantificados en lo que afecta al conjunto del litoral afectado, están cuantificados en lo que afecta a las infraestructuras afectadas del Estado --por tanto, infraestructuras ferroviarias y de autovías-- y aún no están cuantificados, porque no pueden estarlo, en lo que afecta a los daños en los bienes, en los enseres de las personas y los daños en infraestructuras municipales. Pero el Gobierno de España y la Junta de Andalucía tienen ya un grupo de trabajo creado para ir evaluando. Hay que reconocer, lógicamente hay que acreditar esos daños y luego satisfacer las cantidades oportunas en lo que pueda haberse producido.

Creo que eso afecta tanto a Andalucía, como a otras muchas Comunidades Autónomas, porque, insisto, desde octubre a aquí hemos tenido muchísimas circunstancias climatológicas que han provocado daños serios en distintas Comunidades Autónomas.

P.- Me gustaría saber, en relación con lo que comentaba del temporal, si se ha previsto algo para el caso de que los propietarios que pidan las ayudas sean de construcciones ilegales

Presidente.- Es una respuesta que para el Presidente del Gobierno tiene difícil salida. Si es algo ilegal, es difícil que desde la legalidad podamos actuar. Será difícil. No sé si el Presidente de la Junta…

Sr. Griñán.- Se compensarán todos los daños, pero no se puede hablar de legalidad o ilegalidad. Se hará conforme a la Ley todo.

Presidente.- Muchas gracias.