Comparecencia del presidente del Gobierno presentación PERTE Economía Social y de los Cuidados Palacio de la Moncloa

27.5.2022

Madrid

COMPARECENCIA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

Buenos días. Querida vicepresidenta Nadia. Querida vicepresidenta Yolanda. Ministros, ministras, secretarios de Estado que también veo al fondo. Secretarios generales, autoridades también del Gobierno de España. Representantes de la economía social y quiero además personalizarlos en mi querido amigo Juan Antonio Pedreño, presidente de CEPES, con el que además, recuerdo que antes, cuando estabas dirigiendo tus palabras, recuerdo que empezamos ya a hablar de este PERTE hace ya unos cuantos meses y desde entonces, pues tanto vosotros como nosotros hemos estado trabajando en la presentación de este importante, este importante proyecto.

Así que bienvenidos al Palacio de la Moncloa. Esta es vuestra casa, la casa del conjunto de la ciudadanía española y estamos muy orgullosos de recibiros aquí, querido Juan Antonio.

Aquí se ha dicho antes por parte de todos los intervinientes, estamos ante uno de los proyectos más importantes para la economía de nuestro país. Uno más. Y es un proyecto que si recoge algo es el esfuerzo del conjunto de la economía española.

El esfuerzo también de Europa, que a través de los Fondos Europeos nos ha permitido poder vincular todos estos miles de millones de euros para la, no solamente la respuesta de la pandemia, de la guerra ahora mismo, sino también esa llamada que tenemos a modernizar nuestra economía. A ganar en consecuencia el futuro. Y quiero también reconocerlo, el esfuerzo del trabajo coral de todos los ministros y ministras que componen el Gobierno de coalición progresista, al cual antes hacía referencia la vicepresidenta Yolanda.

Yo creo que resulta evidente que ni a España, antes se ha comentado, ni tampoco al primer gobierno de coalición de la historia democrática de nuestro país a nivel nacional, se le han puesto fáciles las cosas. Primero hubo una pandemia, de la cual afortunadamente estamos ya saliendo, y ahora tenemos que hacer frente a esta, a esta guerra.

Pero el hecho cierto es que, pese a las sucesivas crisis a las cuales tenemos que hacer frente, el gobierno de coalición progresista siempre ha tenido claro que las respuestas a estas y a otras muchas crisis debían ser resueltas con empatía y diálogo social, con proximidad y también con compromiso social.

¿Verdad, ministros, ministras? ¿Verdad, vicepresidentas? Que haya hoy afortunadamente en esta crisis tan terrible que estamos atravesando, 20 millones de personas ocupadas, es decir, haya más empleos, pero también mejores empleos, con salarios más dignos. Hoy los trabajadores y trabajadoras ganan 265 € más al mes de lo que ganaban hace cuatro años.

Que apostemos, como aquí se ha dicho, por la formación profesional, con una inversión récord. Por ejemplo, con 5.500.000.000 de euros para mejorar no solamente la educación, sino también la empleabilidad de nuestros jóvenes.

O que hayamos alcanzado una cota histórica a nivel democrático y es que nuestros hijos y nuestras hijas puedan acceder a una beca y por tanto se pueda activar esa movilidad social con 2 mil millones de euros. O que hayamos, querido José Luis, aprobado un ingreso mínimo vital que ahora mismo está protegiendo a más de 400.000 familias en nuestro país. O que nuestros pensionistas hoy cobren un poquito más, 100 € más al mes, de lo que se cobraba con el anterior sistema. O que avancemos hacia la igualdad plena y efectiva de hombres y mujeres, son resultados elocuentes. No es solamente una ristra de cosas que vamos avanzando. Son resultados elocuentes del compromiso social y de ejemplaridad que defiende el gobierno de coalición progresista.

Hemos hecho mucho, queridos ministros y ministras, pero nos queda muchísimo por hacer en esa llamada hacia la conquista social de nuestros conciudadanos.

Para que nuestros conciudadanos, sobre todo, y quienes más sufran las consecuencias de la guerra y las consecuencias de la pandemia, tengan una vida más digna posible, empleos más dignos, salarios más dignos. Y para eso trabaja y por eso trabaja el gobierno de coalición progresista. Por encima de cualquier adversidad y por encima de cualquier dificultad, que lógicamente está atravesando la sociedad española, yo diría también el conjunto de la sociedad europea y global.

Y nuevamente quiero trasladar el agradecimiento y el orgullo que tengo como presidente del Gobierno del equipo, del equipazo que tengo en el gobierno de coalición progresista.

Todos y cada uno de los ministros y ministras, gracias por vuestro trabajo, porque a pesar de las dificultades, que lógicamente estamos atravesando, el gobierno de coalición progresista está acompañando a los españoles y españolas en la superación de estas crisis y en el avance hacia esas mayores cotas de dignidad y de conquista social.

Querida vicepresidenta, querida Yolanda. Queridos ministros ministras. Querida Nadia. La tarea no es fácil, pero creo que podemos compartir, que merece la pena.

Merece la pena. Merece mucho la pena y debemos sentirnos honrados de la confianza depositada por los españoles, en nosotros, en nosotras y además debemos mostrar lo que tenemos dentro y es las ganas, la energía de sacar adelante toda nuestra agenda de reformas, de avances sociales en beneficio de la mayoría social de nuestro país.

Porque se trata de lograr, como he dicho antes, empleos estables, salarios dignos, derechos sociales y una política ejemplar limpia de corrupción.

Y por lo tanto, con nuestra determinación, con la sensibilidad social y siempre con la mano tendida a quienes quieran echar una mano, acordar, hemos y estamos protegiendo a las familias, a las empresas de nuestro país, frente a todos los efectos adversos a los cuales antes he hecho referencia. Sin aplazar las transformaciones que necesita nuestro país si quiere ganar el futuro en una aceleración tan intensa como la que estamos viendo de nuestra historia.

Ahí está, por ejemplo, esa gran reforma, que es la reforma laboral, que ha tenido un efecto directo, inmediato en los niveles de contratación de nuestro país. No solamente hay 20 millones de afiliados y afiliados a la Seguridad Social, sino que además, uno de cada dos contratos que se firman hoy en nuestro país, son de carácter indefinido.

Y otro buen ejemplo de ese compromiso del gobierno de coalición progresista es reforzar nuestro estado del bienestar y hacerlo también con la mayor oferta pública de empleo que hemos aprobado precisamente hace muy pocos días en el Consejo de Ministros y Ministras, que es la mayor de la historia democrática en nuestro país.

Y esa misma voluntad es la que ha convertido a nuestro país, querida vicepresidenta, en el primer país, el país líder en la implementación y en el desarrollo de los Fondos Europeos. Y esto es reconocido por toda Europa y por lógicamente las instituciones comunitarias.

Buena parte de ese éxito, también de la modernización que estamos abordando de nuestra economía, tiene mucho que ver con los proyectos estratégicos para la recuperación, la transformación y la resiliencia. Los conocidos como PERTE que hoy precisamente también presentamos y que están desempeñando un papel fundamental para impulsar los sectores estratégicos de nuestro país. Para promover, como he dicho antes, su modernización a lo largo de toda la cadena de valor. Y también, por qué no decirlo, para generar el atractivo necesario y fomentar la inversión.

No es solamente inversión pública la que estamos poniendo y comprometiendo, sino que también animamos a los inversores a apalancar inversión privada para hacer sostenible estos proyectos una vez acabe el tiempo de las inversiones públicas vinculadas con los Fondos Europeos.

Y dentro, lógicamente, de esos proyectos estratégicos, la alianza con el sector privado. La colaboración público privada.

Esta misma semana el Consejo de Ministros ha aprobado un PERTE muy importante que tuvimos ocasión de presentar en el Foro Económico Mundial de Davos. Un sector que tiene que ver con la microelectrónica, con los semiconductores, que están en el origen de muchas de las tensiones inflacionistas que hemos encontrado o sufrido, mejor dicho, en la economía global europea antes de la guerra, y que, lógicamente, si algo trasladan es precisamente la ambición que tiene España por convertirse, por qué no, en un lugar, en un país, en una economía en la que se puedan diseñar y se puedan también producir esos chips y esos semiconductores.

Y el próximo martes, como bien decía antes Yolanda, vamos a aprobar en el Consejo de Ministros y Ministras el proyecto estratégico, el de la economía social y de los cuidados. Y es el que hoy presentamos.

Antes lo ha comentado Juan Antonio, es un proyecto de, nada más y nada menos, que con 800 millones de euros. Vuelvo a repetir la cifra: 800 millones de euros. Para reforzar un sector que es estratégico, como es el de la economía social en nuestro país.

Y por tanto, si esto demuestra algo, es, pues, la apuesta que está haciendo el Gobierno, querido Juan Antonio, de España por la economía social. Porque al final, como aquí se ha dicho, el sector de la economía social reúne a un colectivo muy diverso de entidades con criterios sociales y equitativos, empresas. Entidades entre las que se encuentran también el tercer sector, que sin ser públicas y sin tener ánimo de lucro, sí tienen un objetivo muy importante que es el del bienestar social.

Promueven, como aquí se ha dicho, el empleo comunitario, defiende los intereses de colectivos diversos y, en consecuencia, dotar a la economía social de un PERTE específico, no solamente es una consecuencia directa de reconocer la importancia que tiene la economía social en nuestra economía, su implantación, su capacidad dinamizadora en el tejido económico nacional, sino también un compromiso político del Gobierno de España, al cual antes tú hacías referencia y también la vicepresidenta Yolanda, cuando incorporamos al apellido tradicional del Ministerio de Trabajo, pues, el de la Economía Social.

Porque efectivamente, querido Juan Antonio, estamos hablando de formación profesional, estamos hablando de cultura, estamos hablando de agricultura, estamos hablando de educación, estamos hablando de cooperativismo, estamos hablando de desarrollo territorial. Es decir, la economía social está presente en todos y cada uno de los sectores de nuestra economía.

Quienes me habéis precedido en el uso de la palabra, habéis explicado muy bien la importancia de un sector que es crucial para España y para que nuestro país se convierta en un país más justo, más unido, más solidario. Y por eso hemos incluido entre las prioridades del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia la política de los cuidados.

De hecho, después de esta pandemia, creo que todos somos muy conscientes de la importancia de desarrollar y de modernizar la economía de los cuidados. No solamente con todo este desafío y el envejecimiento de la población, al cual antes hacía referencia, sino sobre todo porque la experiencia de la pandemia nos ha hecho ver las debilidades, las vulnerabilidades de un sector que tenemos claramente que mejorar entre todos.

Muchos proyectos, de los cuales antes habéis hecho referencia, están en marcha. Por ejemplo, los proyectos de innovación de la Formación Profesional que vinculan centros y empresas. Un buen ejemplo de ello, que tengo aquí apuntado, es el que lidera la Escuela Politécnica de Mondragón, que está orientado, por ejemplo, a la sensibilización y monitorización remota de los procesos de fabricación.

También contamos con la economía social en desarrollos nuevos de modelos de descarbonización. Es muy importante vuestro compromiso en esta tarea de una descarbonización que tiene que ser justa, que tiene que ser inclusiva. Algo que se ve reflejado, por ejemplo, en la revolución de la primera convocatoria de proyectos piloto de comunidades energéticas. En las que, según los datos que tengo aquí, más de la mitad de los beneficiarios son entidades de economía social.

Es decir, no solamente estamos hablando de un PERTE específico, sino que hay muchos otros PERTE que, evidentemente, en la economía social, merecidamente, están presentes y las están liderando.

En todo caso, con este PERTE lo que estamos haciendo es visibilizar una apuesta clara, política, del Gobierno de coalición progresista y, lógicamente, también reconocer la importancia propia que tiene un sector como el vuestro.

Un instrumento, como he dicho antes, que va a movilizar más de 800 millones de euros a través de nueve líneas de actuación. Que va a implicar, nada más y nada menos, señoras y señores, que a 12 ministerios del Gobierno de España. Es decir, esta es una apuesta transversal, es un trabajo coral, que estamos haciendo desde muchísimos ministerios. Y si algo demuestra es, precisamente, el enorme interés, pero también la trascendente transversalidad que le estamos dando a este proyecto.

Y para garantizar el máximo impacto de estos recursos, el PERTE se estructura en torno a dos grandes objetivos generales y a un objetivo estratégico que me gustaría compartir con todos ustedes.

El objetivo general es desarrollar todo el potencial que tiene la economía social en tres direcciones clave.

Primero, facilitar la conversión de empresas, esto lo hemos hablado mucho, facilitar la conversión de empresas en crisis o con falta de relevo generacional, que hay muchas en nuestro país, en empresas de economía social. Principalmente cooperativas de trabajo asociado, sociedades laborales. ¿Salvando, en consecuencia, el qué? La actividad económica y también el empleo.

Segundo, mejorar la competitividad entre las PYMES de la economía social, pero, lógicamente, también afrontar con muchísima más garantía la transformación digital y también medioambiental que debe abordar la economía social.

Y en tercer lugar, pues impulsar mecanismos de cooperación entre esas PYMES de cara a garantizar la sostenibilidad.

En definitiva, señoras, señores, amigos y amigas, ¿de qué se trata? Se trata de reforzar las capacidades emprendedoras de nuestras empresas de la economía social ante esta doble transición, doble revolución que es: la transformación digital y la transición ecológica, en un contexto de una intensa, intensísima, revolución tecnológica como la que estamos viviendo.

El segundo objetivo general que me gustaría compartir con todos ustedes es que este PERTE está orientado al fortalecimiento de los servicios avanzados en el ámbito de los cuidados.

Con varias líneas de acción a los cuales el Gobierno de España está dando una extraordinaria importancia.

Primero, lo que tenemos que hacer es fomentar algo que se ha comentado, la formación, la cualificación, la recualificación de los profesionales del sector en un contexto tan cambiante.

Y este es el primer paso hacia ese nuevo modelo de atención al que estamos convocados.

Promover como aquí se ha dicho, proyectos de vivienda colaborativos como el cohousing senior y para personas con necesidades especiales, muchos de ellos ubicados en entornos rurales.

Mejorar la atención prestada a los más de 50.000 niños, niñas, adolescentes integrados en el sistema de protección, con especial atención a los derechos del niño, de la niña y a su inclusión social y profesional desde jóvenes.

Favorecer los desarrollos tecnológicos como lo que son, como verdaderos facilitadores de servicios, evitando cualquier tipo de exclusión social. Como hemos visto, querida vicepresidenta, por ejemplo en el ámbito del sector financiero y la digitalización del sector financiero.

Y un aspecto crucial de este segundo objetivo es lógicamente para un gobierno como el que antes ha definido la vicepresidenta Yolanda las políticas de igualdad, un gobierno feminista, pues tienen que contar y pensar en ello.

Para ello se pone en marcha el Plan Corresponsables, destinado a facilitar la conciliación de las familias con hijos e hijas menores de 16 años mediante la creación de bolsas de cuidado profesional en el ámbito público y público social.

Queremos profesionalizar el trabajo que han realizado tradicionalmente las mujeres de manera informal y lo vamos a hacer a través de mecanismos de acreditación que reconozcan la experiencia laboral no profesional, con el fin de poder habilitarlas con perfiles competentes en estas bolsas de cuidados. Y de igual forma, visibilizar de nuevo, visibilizar el papel de las mujeres en la lucha frente al reto demográfico en las zonas rurales. Veo algunas representantes de asociaciones que luchan precisamente por la visibilidad de la mujer en el medio rural y especialmente en el sector agroalimentario.

Y también, querida ministra, el Instituto de Mujeres desarrollará la plataforma online para centralizar toda la información en materia de cuidados, disponible en la Administración General del Estado y también las Comunidades Autónomas.

Y además de estos dos objetivos generales que ya de por sí justificarían la existencia de este compromiso presupuestario tan importante de 800 millones de euros, creo que es fundamental también incorporar un objetivo estratégico para desarrollar, por qué no un hub de vanguardia, con el fin de posicionar la economía social española como referente para toda Europa, que es un poco lo que antes ha comentado Juan Antonio en su intervención.

Hay mucha gente que nos mira, también desde fuera de España, y ¿Por qué nos vamos a convertir con este PERTER a España en un hub de vanguardia para la economía social? Su misión, lógicamente, puede ser la de plantear directrices, la de identificar fórmulas para una economía mucho más inclusiva, la de elaborar métodos de evaluación para el impacto social, para los nuevos métodos de emprendimiento colectivo, que los hay y muchos, derivados de toda la transformación digital y medioambiental.

Y todo ello con el propósito de que la economía social sea cada vez, como decía antes la vicepresidenta Yolanda, protagonista del PIB en la economía española o más protagonista del PIB de la economía española.

En fin, por último, no quiero dejar de mencionar el que este proyecto estratégico aspira a integrar todas las aportaciones realizadas por las investigaciones de centros especializados de las organizaciones representativas del sector, muchas de ellas aquí presentes, también de las administraciones públicas y de los organismos autónomos. Porque se trata, en definitiva, de atraer talento a la economía social, que tiene mucho. Pero por qué no vamos a aspirar a tener aún más. Y que las nuevas generaciones puedan conocer una fórmula distinta, mucho más justa, mucho más igualitaria, mucho más comunitaria y participativa de la economía. En definitiva, como decía al principio en la tarea de transformar nuestro país hacia mayores cotas de dignidad social y de prosperidad. Es mucho lo logrado gracias a la acción del gobierno de coalición progresista y todavía queda mucho por hacer. Y a ello nos dedicamos, queridos ministros, ministras, queridas vicepresidentas en el Gobierno de coalición progresista.

Termino con una referencia obligada, que creo que puede estar justificada, a un Premio Nobel de Economía Elinor Ostrom, Premio Nobel de Economía, cuando insistía ella en que el objetivo fundamental de las políticas públicas debe ser el desarrollo de instituciones que contribuyan a sacar lo mejor de los seres humanos.

Yo creo que esta es la guía que define al gobierno de coalición progresista, me atrevería a decir que sin duda alguna lo es también de la economía social.

Hacer políticas que dignifiquen la vida de las personas y que hagan en definitiva a nuestra comunidad una comunidad mejor. Así entendemos desde nuestro lado, desde la administración pública, la buena política y con ello no hacemos más que seguir el ejemplo, como he dicho antes, de tantas entidades de la economía social que demostráis cada día cómo se puede gestionar de forma cooperativa los recursos comunes en beneficio de todos y de todas.

Con instrumentos como el que hoy presentamos, con este PERTE tan importante, con tantos recursos económicos y con 12 ministerios detrás y toda la voluntad política del Gobierno de España. Lo que hacemos es colaborar con vosotras, con las entidades que representan la economía social y con una misma aspiración. Y es defender y reforzar esa tarea que constituye en definitiva, la mejor expresión de nuestra sociedad, que es la cohesión social, que es la cohesión territorial, que es la igualdad entre nuestros conciudadanos.

Así que es un honor presentar este PERTE y desde luego, reconocer el trabajo que de manera conjunta hemos hecho todos los ministerios, todos los ministros y ministras implicadas, desde luego las dos vicepresidencias y también en la economía social.

Así que ánimo y a por ello.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)