Declaración institucional del presidente del Gobierno junto a la presidenta de la República de Honduras, Xiomara Castro, en la Casa Presidencial

26.8.2022

Tegucigalpa

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, PEDRO SÁNCHEZ

Estimada presidenta Castro, miembros del Gobierno de Honduras y también miembros del Gobierno de España.

Para mí es un honor estar aquí hoy en la capital de Honduras y de hacerlo, además, con la primera presidenta mujer, a lo largo de la historia de Honduras. La única presidenta de toda la comunidad latinoamericana, y desde luego, para un político que lleva con orgullo ser un político feminista, ver a mujeres liderando países es, sin duda alguna, un orgullo.

Quisiera agradecer al pueblo hondureño y, lógicamente, a su gobierno y a la presidenta Castro la cálida acogida, la hospitalidad con la que nos han atendido a lo largo de este de esta jornada a todos los miembros de la delegación española y a mí mismo. Esta es la primera visita oficial a Honduras como presidente del Gobierno que hago. Es la primera también de un presidente del Gobierno de España en estos últimos 23 años. Creo que es una costumbre, querida presidenta, que tenemos que romper, que evitar. Tenemos que hacer que nuestras relaciones también más presenciales sean mucho más, mucho más frecuentes. Porque en definitiva, ambos países mantenemos unos estrechos lazos que, desde luego el Gobierno de España quiere, tiene todo el interés en seguir cultivando.

Nos une nuestro compromiso, como ha dicho antes la presidenta Castro, con la democracia, con la estabilidad regional, con la visión global que se articula en torno a la promoción de la paz y de los derechos humanos.

Y compartimos una aspiración. Lo hemos hablado previamente en la reunión la presidenta Castro y yo mismo, y es lograr una recuperación económica que sea justa, que sea inclusiva, tras esta grave crisis sanitaria provocada por el virus del Covid 19. Una recuperación que, en consecuencia, proteja el crecimiento económico, la creación de empleo, la dignidad de ese empleo, a las familias, a las empresas, frente a la incertidumbre generada por Putin y su invasión en Ucrania.

Y por eso España y Honduras, pueden hacer mucho más estrechando sus vínculos económicos y comerciales, como he tenido ocasión también de compartir con la presidenta. Esa es la primera conclusión de la visita. Ambos gobiernos lo que queremos es impulsar nuestras relaciones económicas y comerciales, tanto en el ámbito comercial, como también de la inversión privada. Puede contar con el apoyo, querida presidenta, de la comunidad empresarial española, también aquí en Honduras.

He tenido, como he dicho, ocasión de reunirme antes con un grupo de empresas que llevan mucho tiempo trabajando en Honduras y me han transmitido su deseo de seguir apostando, de seguir comprometidas, de seguir invirtiendo, contribuyendo al desarrollo sostenible de Honduras, y por tanto, van a contar con todo nuestro apoyo.

Indudablemente, uno de los apartados más importantes en esa cooperación que tenemos entre España y Honduras es la cooperación al desarrollo como uno de los ejes prioritarios en nuestras relaciones. A lo largo de estos últimos 40 años, la cooperación española en Honduras ha realizado importantes proyectos centrados en ámbitos de desarrollo local, especialmente los vinculados, como ha dicho antes la presidenta, al agua, al saneamiento, a la sanidad, a la educación, pero también a la digitalización, a los derechos de las mujeres y también de los colectivos LGTBI, por citar algunos.

Lo digo porque España quiere seguir trabajando de manera alineada con las prioridades del nuevo gobierno de Honduras. Y en ese sentido, creo que la educación, la formación de capacidades, son fundamentales para la cooperación española. Es el mejor camino para generar un horizonte de oportunidades, muy especialmente a nuestros jóvenes.

Y por ello, para España es fundamental apoyar el Programa Nacional de Escuelas Taller de Honduras, cuyo objetivo es desarrollar procesos de formación técnica que favorezcan a los jóvenes hondureños en situación de vulnerabilidad para poder integrarse en el mercado laboral.

Y en ese sentido, ambos países estamos de acuerdo también, en que en el ámbito de la educación y del empleo, son fundamentales para asegurar una migración ordenada, mejorando las condiciones y oportunidades en los países de origen. El acuerdo sobre la gestión de los flujos migratorios que firmamos el año pasado ha sido un verdadero hito en nuestra relación bilateral.

Este acuerdo ha permitido poner en marcha un proyecto piloto de migración circular con Honduras que se ha materializado con la llegada de un primer contingente de 250 trabajadores y trabajadoras, este año 2022, para participar en campañas agrícolas en España. Y el objetivo, el objetivo que nos hemos marcado ambos gobiernos, es continuar ampliando este proyecto en línea con el compromiso que anunció España en la pasada Cumbre de las Américas.

España también ha demostrado, y quiero además reconocérselo en sus palabras a la presidenta Castro. Ha demostrado durante los momentos más difíciles de la pandemia, nuestro compromiso con Honduras y con la población más vulnerable. Lo hicimos con la donación de 280.000 vacunas contra la Covid-19, y estamos dispuestos a seguir colaborando en ese inmenso esfuerzo de inmunización en el que estamos todos los gobiernos comprometidos. Y de hecho, en este viaje hemos firmado un memorando de entendimiento para impulsar una cooperación sanitaria entre ambos países y así, fortalecer el sistema de salud, que es creo que una de las principales lecciones que tenemos que extraer de esta pandemia. Necesitamos sistemas de salud robustos en todos y cada uno de los rincones de nuestros países.

En fin, esta visita representa también mi deseo de profundizar la cooperación regional con los países centroamericanos. España, como saben, mantiene desde hace décadas un compromiso firme, rotundo, constante con Centroamérica, acompañando su desarrollo socioeconómico e institucional, apoyando el proceso de integración regional. Hemos tenido ocasión también la presidenta Castro y yo mismo de hablar sobre ello. Vamos a seguir al lado de los países centroamericanos para llegar más lejos en la senda de la paz, de la democracia, de la libertad, del desarrollo. En definitiva, los principios que han inspirado el sistema de integración centroamericana.

Y con esta visita, permítanme también, querida presidenta, que los señale. Finaliza una gira que nos ha llevado, a la delegación española y a mí mismo, por Colombia, por Ecuador y ahora aquí en Honduras. Y quiero agradecer a todos los que han hecho posible que este viaje haya sido un éxito. Durante este viaje he tenido la oportunidad de comprobar una vez más, la pujanza, la resiliencia, el dinamismo de la región en un contexto global, pues cargado de incertidumbres, de dificultades.

Creo que América Latina y el Caribe, en particular Centroamérica, y sin duda alguna, Honduras, querida presidenta, están decididas a construir para sus hombres y mujeres, pues un futuro de crecimiento y de prosperidad. Un futuro, como usted ha dicho, presidenta, más justo e inclusivo. Creo que los foros económicos organizados en Colombia, en Ecuador, hemos también quedado en organizar un foro económico entre Honduras y España en los próximos meses. También el encuentro que he tenido con empresarios, aquí en Tegucigalpa, me ha permitido tomar, pues el pulso de esta realidad emergente, constatar que existen multitud de puntos de encuentro entre las oportunidades que se abren en la región y lo que puede aportar España en materia política, económica, por citar algunas.

Por eso este viaje es, o representa, la viva prueba del compromiso renovado de España con América Latina y con el Caribe. Como parte de la Comunidad Iberoamericana, España siempre se hace eco de las necesidades, de las sensibilidades de la región en todos los foros en los que participa, especialmente al continente, al proyecto político que pertenecemos, que es la Unión Europea.

Somos un puente entre esas dos realidades. Entre esos dos espacios políticos que comparten el compromiso de la democracia, de los derechos humanos, de la legalidad internacional. Y tenemos el firme propósito de seguir ese camino. Esa será, de hecho, una de nuestras prioridades durante la presidencia española de la Unión Europea en el segundo semestre del año 2023. Le he comentado a la presidenta Castro que vamos a impulsar una Cumbre Unión Europea-CELAC, una cumbre que no se celebra desde el año 2015 y que, desde luego, creo que puede ser una enorme oportunidad para poder relanzar esos lazos entre la América Latina y el Caribe y la Unión Europea.

Porque creo que, además, en un contexto geopolítico como el que se ha marcado por la agresión de Rusia en Ucrania, es evidente que tenemos que reforzar esos lazos entre regiones hermanas que compartimos una misma visión del mundo. De ahí, que la Unión Europea esté obligada a reenfocar su marco de relaciones y, en consecuencia, esta es una excelente oportunidad para América Latina y el Caribe que podemos y debemos aprovechar.

Quisiera, querida presidenta, simplemente, si me permite hacer un comentario en clave de política nacional. Miren, la sociedad española siempre ha estado a la vanguardia en materia de igualdad de género y en avances en derechos civiles. Y el Gobierno de España va a seguir por ese camino, porque todas las conquistas y todos los avances en materia de igualdad de género han venido siempre de la mano de gobiernos progresistas. Ayer mismo, en el Congreso de los Diputados, aprobamos la ley de libertad sexual, conocida como la Ley del "sí es sí". Y hoy, en consecuencia, celebramos el que las mujeres están más protegidas y con esta ley velamos por una mayor seguridad y una mayor libertad de las mujeres en nuestro país.

España es un país que ama la igualdad y que ama los derechos civiles. Fuimos pioneros con la ley de igualdad que aprobó precisamente el presidente al que usted hace hacía antes referencia, el presidente Zapatero. También en materia de lucha contra la violencia de género, en el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo género y ahora con esta ley que protege a las mujeres frente a todo tipo de violencias. Porque ese es el camino. El camino es avanzar, ser referentes mundiales en materia de libertades, de derechos civiles. España es un país abierto, es un país tolerante y este gobierno va a seguir impulsando avances que nos hagan ser más referentes aún en materia de igualdad de género a nivel mundial.

Y al final, lo que quiero decir con esto, es que una sociedad tan conectada y cambiante, como ahora mismo, la sociedad global que hace frente a crisis y retos de dimensión global, como los que ha dicho antes la presidenta Castro, la democracia, el respeto a los derechos humanos, la emergencia climática, la desigualdad que sufre Honduras pero que también sufre España.

Yo creo que la acción de cualquier gobierno se debe conjugar en torno a dos verbos. Uno es el de proteger y otro el de avanzar. Proteger y avanzar. Proteger a las mayorías, a las clases medias trabajadoras, a los colectivos más vulnerables, como está haciendo la presidenta Castro. Proteger el interés general por encima de cualquier interés particular. Proteger el crecimiento y también la creación de empleo. Y junto con la protección, avanzar. Avanzar en derechos y libertades. Avanzar hacia una sociedad más justa, hacia un planeta más limpio, hacia la igualdad real, efectiva entre hombres y mujeres, Hacia una economía que tiene que ser mucho más verde para legar a nuestras generaciones futuras un mundo habitable.

Confío, querida presidenta, en que esta visita a Honduras y esta gira se traduzcan en una mayor concertación bilateral y regional. Le he extendido, se lo digo a los medios de comunicación, una invitación formal para que visite a España y será recibida, lógicamente, con el mayor de los honores, tanto por el Jefe del Estado, el Rey de España, Felipe VI, como por mí.

En definitiva, creo que podemos mejorar, y mucho, la concertación bilateral y regional. El cambio climático, los flujos migratorios, la desigualdad, el crecimiento económico dibujan desafíos que estaremos en mejores condiciones de abordar si abonamos esa vía de cooperación bilateral.

América Latina y el Caribe están llamadas a grandes cosas. Hay mucha expectación, mucha esperanza depositada en América Latina y el Caribe. Y sabe, querida presidenta, que va a poder contar con España como aliada para ocupar el lugar que le corresponde a Honduras, América Latina y el Caribe en el mundo.

Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

(Intervención original en español)