Respuestas del presidente del Gobierno en la sesión de control en el Senado

26.4.2022

Madrid

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el senador Javier Maroto, del Grupo Parlamentario Popular.

Presidente: Muchas gracias, señor Presidente. Gracias, señoría. Aprovecharé este primer turno de réplica para solidarizarme con los periodistas que ahora mismo están en Ucrania, con Fran Sevilla, con aquellos desplazados de Radio Nacional y otros tantos que han sufrido las consecuencias de esta guerra. Reconocer el trabajo de los medios de comunicación y la información que están desplegando a lo largo de estos meses largos de guerra en Ucrania.

Y, por supuesto, también solidarizarnos con el pueblo ucraniano y condenar la guerra ilegal, injusta y absolutamente inhumana del autócrata Putin.

En relación con lo que usted me pregunta, señoría, yo creo que, en efecto, usted ha hecho una referencia al alza de los precios. Eso es evidente. Ahí están los datos, la evolución, no solamente en España, en Europa, en el conjunto de la economía global.

Es evidente también que la guerra de Putin está teniendo un impacto en el alza de los precios de los alimentos no elaborados, también de los productos energéticos. En 70% los viene a decir el Ministerio de Economía del alza de los precios viene justificado, precisamente, por el alza de los precios de la energía y también de los alimentos no elaborados.

El Gobierno de España, desde el inicio de esta crisis de la guerra ha trabajado en dos frentes señoría: uno, el ámbito europeo y, otro, el ámbito nacional.

En el ámbito europeo creo que hoy hemos encontrado una muy buena noticia, un acuerdo político entre el Gobierno de España, el Gobierno de Portugal y también con la Comisión Europea para fijar un precio de referencia durante los próximos 12 meses al gas que produce electricidad. Esto va a ser bueno, señoría, para los consumidores, para las pequeñas y medianas empresas y también para la industria en nuestro país.

En fin, no pido que ustedes aplaudan la acción del Gobierno de España, pero al menos sí que reconozcan los esfuerzos y las políticas que estamos sacando adelante gracias al diálogo y también a las propuestas que estamos poniendo en marcha a nivel de Bruselas.

Porque, por mucho que hagamos a nivel nacional, si no modificamos el mercado energético a nivel europeo, difícilmente vamos a poder hacer frente, con todos los instrumentos que tiene Europa, a este alza de los precios, tan injustificado como injusto.

En segundo lugar, señoría, decirle que esta propuesta, que este acuerdo político sería incompleto si no fuera acompañado de un plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra que aprobamos ya hace unas cuantas semanas en Consejo de Ministros, mediante un Real Decreto ley que, por cierto, va a ser convalidado, esperemos, el próximo jueves en las Cortes Generales.

Un plan, señoría, que tuvimos ocasión de poder dialogar, de poder negociar y acordar con los sectores afectados. Quiero recordar, por ejemplo, al sector del transporte 1.000 millones de euros en ayudas directas. También la agricultura, la ganadería, el sector pesquero.

Un plan también que topa a un 2% el alza del precio del alquiler. Un plan que aumenta en un 15% el Ingreso mínimo Vital. Un plan que aumenta a 2 millones de hogares a aquellos hogares que son definidos como consumidores vulnerables y, por tanto, también se protegen ante el alza de los precios.

En definitiva, señoría, un una amplia gama de propuestas a nivel nacional para amortiguar los efectos de esta guerra, desde el punto de vista económico y social. Para proteger el crecimiento económico y la creación de empleo que veníamos registrando antes del inicio de la guerra. Y, finalmente, también para hacer una redistribución lo más justa posible de las cargas de la guerra en el conjunto de la sociedad española.

Y la pregunta, señoría, que me gustaría que ustedes respondieran es: ¿qué van a hacer? ¿Van ustedes o no a aprobar este plan?

Réplica del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la réplica formulada por el senador Javier Maroto, del Grupo Parlamentario Popular.

Presidente: Muchas gracias, señoría. ¿No se lee usted los papeles? En la reunión que tuvimos el señor Feijóo y yo mismo en el Palacio de la Moncloa, hace ya unas cuantas semanas, le ofrecí once acuerdos, señoría.

La renovación del Consejo General del Poder Judicial, la renovación del Tribunal Constitucional, la reforma del artículo 49 de la Constitución, el que el Partido Popular volviera al Pacto de Anti-transfuguismo.

Y le ofrecí también, señoría, un acuerdo en el Plan Nacional de Respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra. Por tanto, he pedido el apoyo al Partido Popular, a la convalidación de este real decreto ley, señoría. Infórmese antes de, en fin, de someter su cuestión al Gobierno.

Porque esta es la verdad, señoría. La verdad es que yo he pedido el apoyo y a día de hoy no sabemos qué va a hacer el Partido Popular. Si va apoyar o no va a apoyar el que rebajemos 0,20 €, por ejemplo, el litro de gasolina o de gasoil. No sabemos si van a apoyar ustedes el que aumentemos a 2 millones los hogares protegidos por el bono social eléctrico. No sabemos a día de hoy si ustedes van a apoyar una rebaja del 60% de los impuestos de la factura de la luz, señoría. Eso todavía no lo sabemos a día de hoy, va siendo hora de que ustedes aterricen y se comprometan con el bienestar y con la protección social de nuestros conciudadanos.

Yo se lo he dicho en muchas ocasiones, señoría, y de nuevo usted me da pie a recordarlo. Porque hay que ser coherente y creíble, señoría, en el pasado, en el presente y en el futuro.

Ustedes, cuando han gobernado, han subido todos los impuestos. Es verdad que ustedes, cuando están en la oposición, prometen bajar impuestos. Pero hagamos una breve recapitulación, señoría.

Durante sus siete años de gobierno con el señor Rajoy, 50 veces subieron los impuestos. Ustedes subieron las tasas universitarias, ustedes crearon copagos farmacéuticos, ustedes subieron el IRPF, ustedes subieron el IVA, ustedes subieron el IBI, ustedes subieron los impuestos especiales, ustedes crearon nuevos impuestos, como por ejemplo el impuesto al sol, que cercenó el desarrollo del autoconsumo, que es fundamental, señoría, en esta crisis energética que estamos viviendo. Esto es lo que ustedes hicieron.

Pero fíjese, el colmo de la pirueta, señoría, es que ustedes suben impuestos cuando gobiernan y recortan el Estado del Bienestar.

Le recordaré, señoría, que ustedes recortaron la prestación por desempleo a partir del sexto mes, del 60 al 50% sobre la base reguladora. Que recortaron el gasto sanitario nada más llegar al Gobierno en casi 4.000 millones de euros, señoría.

Ustedes suben los impuestos, recortan el Estado del Bienestar. Ahora, eso sí, aprueban amnistías fiscales para que aquellos que están en su partido puedan blanquear aquel dinero que han eludido.

Señoría, el acuerdo en Bruselas es un gran acuerdo para la Península Ibérica, para el gobierno portugués, para el Gobierno de España y para el conjunto de la ciudadanía española y de la ciudadanía portuguesa.

Y al igual que este es un buen acuerdo, que va a ayudar a las pequeñas y medianas empresas, a las industrias y también a los conciudadanos de ambos países en la Península Ibérica, es necesario, es imprescindible, que el próximo jueves se convalida un Real Decreto ley, que es fundamental para proteger, para amortiguar y para hacer un reparto justo de la carga de las consecuencias económicas y sociales de la guerra.

Por tanto, señoría, la pregunta es bien sencilla: ¿ustedes van a apoyar o no ese real decreto ley?

Y le diré algo más, ustedes dicen que van a bajar impuestos y no van a recortar ninguna política del Estado del Bienestar. El otro día leí que están dispuestos a desindexar las pensiones conforme al IPC. Responda si es verdad o no.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el senador José Miguel Fernández del Grupo Parlamentario Democrático

Presidente: Gracias, señor Presidente. Gracias, Señoría. Yo creo que compartimos todos el que, efectivamente, en un contexto económico en el que antes de la invasión de la guerra teníamos unas previsiones de crecimiento económico global europeos y también nacionales muy positivas, ahora se han empañado como consecuencia de las consecuencias económicas y sociales de la guerra y, sobre todo, su traslación a los precios de la energía, los precios de los alimentos no elaborados. Recordemos que tanto Ucrania como Rusia son los principales o de los principales productores de materias primas, fundamentales también para la alimentación y que efectivamente puede estar provocando una potencial crisis alimentaria, no tanto en Europa, sino en otros muchos países con, digamos, una institucionalidad y una economía menos, menos resiliente a lo que es la economía europea.

Lo que sí que está claro es que cada vez que en Bruselas se tienen que negociar los marcos financieros plurianuales, siempre surge el debate de si hay que restar recursos económicos a políticas que algunos países consideran antiguas, como pueda ser la política agrícola común y precisamente la pandemia y también la guerra lo que nos indica es que necesitamos hablar de mayor soberanía estratégica por parte de la Unión Europea y que esa soberanía alimentaria es fundamental y por eso la PAC tiene que seguir contando con los recursos necesarios para poder garantizar el sostenimiento tanto económico como financiero, de las pequeñas, medianas y grandes, digamos, producciones agrícolas, ganaderas y también pesqueras en nuestro país y en el conjunto del continente.

Dicho esto, señoría, creo que lo más importante es no solamente quedarnos en el lamento o en el diagnóstico de la situación provocada por la guerra de Putin, sino plantear soluciones, plantear soluciones a nivel europeo, plantear soluciones a nivel nacional.

Insisto de nuevo en que la propuesta que hemos logrado, el acuerdo político que hemos alcanzado la Península Ibérica, el Gobierno portugués y el Gobierno de España con la Comisión Europea, es una muy buena propuesta para defender, por ejemplo, a la industria electro intensiva, a la cual usted antes hacía referencia, porque al fin y al cabo lo que vamos a lograr es fijar un precio de referencia a la producción eléctrica que provenga del gas, durante un año y por tanto, garantizar una, un entorno, lo más seguro, lo más certero posible, ante una situación de tanta incertidumbre como la que está provocando la guerra.

A partir de ahí, señoría, todas las propuestas de política, económica y social que está planteando el Gobierno de España incorpora la perspectiva de la cohesión territorial, señoría. Todas y cada una de las políticas económicas y sociales del Gobierno de España incorporan, repito, la perspectiva de la cohesión territorial. Lo estamos haciendo también con Cantabria. Yo recuerdo haber estado en muchas ocasiones hablando con el presidente Revilla sobre el pago de la deuda del Hospital de Valdecilla. Bueno, pues este Gobierno, señorías, está abordando ese pago de la deuda del Hospital de Valdecilla. Un hospital de referencia, por cierto, no solamente para Cantabria, sino también para el conjunto de España.

Los Presupuestos Generales para el año 2022 asignan a Cantabria, señorías, 293 millones de euros. Claro, dicho así, a lo mejor puede sonar a poco, pero si nos vamos a lo que significa desde el punto de vista de la inversión per cápita, estamos hablando de 411 €. Es decir, está por encima de lo que representa el porcentaje sobre el PIB nacional y la participación, la participación sobre la población nacional. Es decir, señoría, que estamos manifestando un compromiso fuerte, si lo podemos calificar así, con Cantabria y con sus ciudadanos.

Desde el punto de vista de las infraestructuras, simplemente recordar algunos datos para poner en contexto las cuestiones que usted ha avanzado y que desde luego usted me ha comentado hasta incluso antes de hacer esta pregunta sobre el plan de Cercanías, voy a contrastarlo con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, pero desde luego, lo que sí que quiero trasladar al conjunto de la ciudadanía cántabra es que, desde luego, para nosotros la movilidad sostenible es fundamental. Las cercanías son prioritarias y en consecuencia, bueno, simplemente recordar que de esos 2 mil millones de euros a través de los fondos económicos, ayudas, subvenciones a través de los Presupuestos Generales del Estado en el año 2022, referidos a Cantabria, 64 millones de euros de esos presupuestos van al Plan de Cercanías para Cantabria y podría mencionar muchísimas inversiones que me han trasladado desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, 2 mil millones de euros, que contemplan, por ejemplo, el ramal de continuidad de Sierra Pando Barreda, el nuevo acceso al puerto de Santander, la inminente puesta en marcha de las obras del desfiladero de la Hermida, la llegada la alta de la Alta Velocidad de Cantabria, que yo creo que va a ser un hito también histórico para su región, desde la provincia de Palencia, 186 millones de euros en inversiones en Cantabria del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia. Por hacer una referencia, si seguimos con las infraestructuras de la red de carreteras del Estado, que se han invertido 100 millones de euros desde junio de 2018, es decir, desde que soy presidente del Gobierno en Cantabria. En Educación, señorías, 12,4 millones de euros en la digitalización del sistema educativo en Cantabria, que es fundamental. En inversión social 20 millones de euros destinados a las políticas como el abono social térmico en protección medioambiental. Señoría, el compromiso del Gobierno de España con la eficiencia energética, con la innovación, con la protección a la biodiversidad, incluso fíjese, hasta en el ámbito de la representación y la desconcentración de instituciones, se ha manifestado por parte de la Ministra de Ciencia la descentralización del Instituto Español de Oceanografía en la ciudad de Santander. En definitiva, señoría, creo que el Gobierno de España incorpora sin duda alguna, la cohesión territorial como un elemento de progreso y de política económica y social en nuestro país.

Decirle, señoría, que en el ámbito del sector primario, volviendo de nuevo a aterrizar en el importante debate que tenemos el próximo jueves en las Cortes Generales, se contemplan en este Real Decreto Ley de ayudas y de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra, ayudas directas al sector ganadero, ayudas directas al sector pesquero, también al agrícola. Rebajas, por ejemplo, de las tasas portuarias al sector pesquero. Quiero recordar también la Ley de Cadena Alimentaria, el compromiso del Gobierno de España con el sector del transporte, también para introducir transparencia en la cadena de valor y que de alguna manera no se presten servicios a un precio superior como coste me refiero al de venta. Y como he dicho antes, todo, todos los recursos económicos que estamos poniendo en marcha para proteger a la electro-industria intensiva que es tan importante para para Cantabria.

En definitiva, señoría, pese a todas las dificultades, a toda la complejidad y entiendo también las incertidumbres que tiene la sociedad cántabra, lo que quiero trasladarles desde aquí, desde Madrid, es que, desde luego, este es un gobierno que no olvida ninguno de los territorios. Tampoco a Cantabria ni a sus conciudadanos.

Y espero, señoría, y así además, reconozco en su grupo parlamentario, tanto aquí como en el Congreso de los Diputados, su fiabilidad, su lealtad y su compromiso con Cantabria y con España, apoyando este importante Real Decreto Ley el próximo jueves, que va a dar más tranquilidad, incertidumbre, certidumbre, mejor dicho, al conjunto de ciudadanos españoles.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el senador Clemente Sánchez-Garnica del Grupo Mixto

Presidente: Gracias, señor Presidente. Muchísimas gracias, señoría. Gracias, en primer lugar, también quisiera reconocer la presencia del vicepresidente del Gobierno de Aragón, el señor Aliaga, aquí, en su cámara, en la Cámara Territorial de todos los españoles. Y también reconocer el trabajo que él ya vio hace ya más de una década con la creación de la fundación del hidrógeno en Aragón.

Usted ha dicho bien, señoría, estamos en un momento tan complejo, tan difícil, tan lleno de incertidumbres, en plena transformación que se exige de la unidad, de dejar a un lado, digamos, la lucha partidista que es legítima, y pensar en el bien común, en el bien general del conjunto de los ciudadanos y por tanto, ir planteando propuestas en el corto y en el medio plazo.

En el corto plazo para proteger, para amortiguar y para hacer un reparto justo de las cargas de las consecuencias económicas y sociales de esta guerra, pero sin perder la perspectiva de que en el medio plazo tenemos que poner en marcha muchas reformas de calado si queremos hacer frente uno, a la autonomía estratégica, en este caso la autonomía energética de Europa fundamentada en las energías renovables.

Dos, nacer frente a ese reto del cambio climático. Hace muy pocos días, precisamente el panel internacional de los científicos de Naciones Unidas nos alertaba de que si no había un cambio brusco en la emisión de gases de efecto invernadero en el conjunto del planeta a partir del año 2025, no íbamos a poder llegar a ese objetivo de no superar los dos grados y medio de temperatura al final, al finalizar el siglo. Y por tanto, de que las consecuencias del cambio climático aún sean reversibles y no irreversibles, como, por desgracia, la dinámica nos está llevando. Desde ese punto de vista, señorías, al Gobierno de España lo tiene muy claro. Hemos sido el Gobierno que durante los últimos 40 años de democracia ha aprobado por primera vez un marco legislativo que es la Ley de Cambio Climático. Hemos aprobado un Plan Nacional Integral de Energía y Clima que ha sido reconocido por la Comisión Europea como uno de los mejores planteados por los distintos gobiernos de los Estados miembros y destinamos en torno al 40% de los fondos europeos, de esos 70 mil millones de euros que vamos a recibir durante los próximos tres años, un 40%, un 40% de ello, señorías, a la transición energética justa.

Y en ese sentido, señoría, yo lamento el que haya partidos políticos y no le miro a usted, miro más a la bancada de la derecha, que vuelvan a apostar por las energías nucleares, que vuelvan a apostar por reabrir las centrales térmicas, cuando, en definitiva, lo que tenemos que hacer es avanzar hacia un modelo energético mucho más sostenible desde el punto de vista social, económico y también medioambiental.

Ya le digo, señoría, que el compromiso del Gobierno de España es avanzar y no retroceder un solo milímetro y utilizar precisamente esta crisis energética para volver a modelos energéticos del pasado.

Y en ese contexto, señorías, desde luego, el hidrógeno verde es, digamos, el pilar fundamental.

Nosotros, como sabe, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, hemos aprobado un proyecto estratégico, lo conoce usted, el PERTE era de energía renovable, hidrógeno renovable y almacenamiento, lanzó lanzamos desde el Gobierno de España a últimos del año pasado, la primera de las cuatro convocatorias por un importe de 250 millones de euros para el impulso del conjunto de la cadena de valor del hidrógeno renovable en nuestro país. He de reconocer también, como he dicho al principio de mi intervención, y usted también ha trasladado en su intervención el compromiso del Gobierno de Aragón colaborando con el Gobierno de España para que el Valle del Ebro sea en el futuro el Valle del Hidrógeno. Y en ese sentido quiero poner además de relieve el caso de Renfe de la empresa pública Renfe que va a hacer de la factoría en Zaragoza, pues que se acometa la remodelación de una unidad de cercanías para transformarla en un demostrador del tren del hidrógeno.

Usted bien sabe que ahora mismo existen todavía dificultades técnicas para superar, como es, por ejemplo, la tracción del hidrógeno, que sea capaz de afrontar grandes desniveles. Y por eso hay un grupo de empresas y organismos nacionales e internacionales en donde participa, por ejemplo Adif, Renfe, el Centro Nacional del Hidrógeno, en el proyecto europeo para trabajar y sustituir la energía ferroviaria contaminante por el hidrógeno renovable.

Sí quisiera, en relación con la pregunta que usted me plantea, darle dos fechas, en primer lugar, el 22 de enero de 2021, donde tuve la ocasión de presentar con el presidente del Gobierno de Aragón, con Javier Lambán, y también estuvo presente el Vicepresidente de Aragón el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el Palacio de Congresos de Zaragoza. Ahí expresé mi compromiso, el compromiso del Gobierno de España de avanzar en la conexión ferroviaria con Francia por Canfranc, desarrollando además tecnologías que permitan los trenes propulsados, como he dicho antes, por hidrógeno verde.

Y en segundo lugar, el 28 de febrero pasado, donde se celebró en Zaragoza para la reapertura de esta línea ferroviaria Zaragoza-Canfranc-Pau una reunión del grupo de trabajo cuatripartito compuesto por el Gobierno de España, por el de Aragón, por el Gobierno de Francia y también por el Gobierno de Nueva Aquitania en Francia, en la que se produjeron grandes avances en materia de especificaciones técnicas y la creación de una agrupación de interés económico para acudir a cuantas convocatorias europeas sea pertinente, como es, por ejemplo, la que antes he referido.

Por tanto, señorías, yo creo que la apuesta del Gobierno Aragón y la del Gobierno de España por el hidrógeno verde es rotunda, es inequívoca. Y mientras se producen esos avances que desde el punto de vista técnico nos permitan lograr esa conexión ferroviaria propulsada por trenes, digamos, sostenibles desde el punto de vista medioambiental, lo que sí que estamos haciendo es continuar avanzando en esa línea de política ferroviaria, simplemente por trasladar algunas propuestas que ya se están poniendo en marcha entre Huesca y Canfranc mediante la modernización de la línea de cara a su futura ampliación en el tramito internacional.

Hoy mismo, en el Consejo de Ministros, por cierto, hemos autorizado la renovación de vía entre Ayerbe y Caldearenas, promoviendo en segundo lugar, la implantación del ancho de vía estándar. Esto es lo que va a permitir, señorías, pues es una interconexión o mejor dicho, una conexión a través de los Pirineos. En el caso del transporte de mercancías, el corredor permitirá conectar la terminal de Zaragoza Plaza y la Plataforma Logística de Huesca, que yo creo que también es una muy buena noticia. Y adjudicar también, como hicimos el año pasado, el estudio para la reapertura del túnel de Somport, que está en redacción en colaboración con la parte francesa.

Yo creo, señoría, que estamos efectivamente, como ustedes bien indicaba al principio de su intervención, en un momento de profundos cambios extraordinariamente complejas, que exigen de la colaboración, del diálogo, del acuerdo de múltiples actores a nivel europeo, a nivel nacional y a nivel territorial.

Y en ese sentido, señoría, yo agradezco y mucho la lealtad, la estabilidad que ustedes garantizan al Gobierno de Aragón y sin duda alguna, también la actitud constructiva que tienen en todos estos proyectos de presente y de futuro para Aragón y para el conjunto del país. Y de nuevo reconocer esa labor en la presencia del vicepresidente del Gobierno de Aragón hoy aquí en la Cámara Territorial.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)