Sesión de control Congreso de los Diputados preguntas al presidente del Gobierno

14.9.2022

Madrid

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por la diputada doña Cuca Gamarra, del Grupo Parlamentario Popular.

Sra. Gamarra: Señor Presidente. Pagar una cesta de la compra disparada. Pagar los recibos de la luz y el gas. Pagar la hipoteca. Pagar la vuelta al cole más cara de la historia. Los españoles tienen claras sus prioridades. Pero ¿Qué les ofrece el presidente del Gobierno? Un carnaval de rectificaciones y de ocurrencias. Ahora que ya no puede ni salir a la calle y que tiene que organizar esas visitas guiadas por la Moncloa, ¿Se ha enterado de cuáles son las necesidades reales de los españoles?

Presidente: Bienvenida a este nuevo periodo de sesiones, señora Gamarra. Es lo que venimos haciendo durante toda la legislatura, señoría. Nos hemos tenido que enfrentar a una pandemia. Ahora, a los efectos económicos y sociales de la guerra que usted soslaya en su crítica a la acción del gobierno. Preocuparnos por la gente y por la clase media trabajadora, por aquellos colectivos que han devenido más vulnerables. Es lo que hemos hecho subiendo el salario mínimo interprofesional, garantizando por ley el que se indexe la evolución de las jubilaciones al IPC. En el debate del Estado Nación hemos anunciado medidas de ayudas directas a los sectores afectados, rebajas selectivas de impuestos a la clase media trabajadora. A todo eso, ustedes, señorías, han votado que no. Por lo tanto, la pregunta tendría que ser. ¿Están ustedes realmente pensando en los españoles cuando votan que no a favor de las medidas que benefician a la clase media trabajadora de este país? Hay que proteger las rentas de la clase media y trabajadora de este país. Y por otro lado, señoría, hay que hablar de un reparto justo de los efectos económicos y sociales de la guerra en nuestro país. Y ayer ustedes, no es que voten, que no, señorías, es que ustedes votan, que no, hasta incluso que esta Cámara debata sobre que las grandes entidades financieras y las grandes corporaciones energéticas tengan un gravamen sobre los beneficios extraordinarios, cuando ellos están beneficiando de esta situación tan crítica que está atravesando la clase media trabajadora de nuestro país. Con lo cual, señoría, si ayer quedó algo claro, es que el programa electoral del Partido Popular es el programa de las grandes energéticas de este país.

Sra. Gamarra: Mire, señor Presidente, los ingresos por impuestos han subido un 18% en los últimos siete meses. Es decir, tiene usted a su disposición 22 mil millones de euros más que provienen de los bolsillos de los españoles como efecto directo de una inflación disparada en el diez y medio. Ya que habla usted de apoyar a la clase media y trabajadora. Mire, ¿Por qué no aplica las medidas que le hemos pedido desde el Partido Popular para devolver a los ciudadanos ese exceso recaudatorio? ¿Por qué no estudia bajar el IVA de la carne, del pescado o de otros productos de la cesta de la compra? ¿Por qué rechaza deflactar el IRPF para las rentas inferiores a los 40.000 €? Ahí están las clases medias y trabajadoras. Pero sí lo apoya para el País Vasco. ¿Por qué no incentiva el ahorro energético con bonificaciones en las facturas? Déjeme que se lo diga yo. Usted está ya solo centrado en la resistencia, al frente de un gobierno que solo vive en la permanente contradicción con los socios equivocados y cada día más alejados de la gente. La gente, los españoles viven con estupor, cómo se ha convertido en una guerra diaria los ataques y las descalificaciones entre los propios miembros del gobierno del PSOE y de Podemos, ya sea un día por el tope de los precios de la cesta de la compra o por la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN. Por cierto, señor Sánchez, ¿Votará mañana todo su gobierno unido y a favor de esto? A que no. Vaya imagen internacional está dando el anfitrión de la cumbre de la OTAN. Mire, señor Sánchez, habla de propuestas. Ahí las tiene, se las hemos planteado. Le propone el Partido Popular medidas, soluciones reales para la España real, esa que usted no puede pisar pero que pide soluciones y menos enfrentamientos y menos descalificaciones. Abandone esa estrategia contra el Partido Popular y acertará.

Presidente: Señora Gamarra, de verdad, no sé por qué me riñe. No sé por qué me riñe. Hace un batiburrillo, saca hasta la cumbre de la OTAN, señoría, simplemente para no decir en por qué se oponen a que debata la cámara sobre dos gravámenes a las grandes entidades financieras de las grandes corporaciones energéticamente de este país, señoría. Se olvida usted de decir que este gobierno hasta el 31 de diciembre va a transferir 30 mil millones de euros en recursos públicos para proteger a la clase media y trabajadora de nuestro país. Mire, el dinero tiene mucho poder, señorías, pero el poder en una democracia es el de la mayoría social. Y este gobierno va a defender a la mayoría social de este país. No como hicieron ustedes cuando gobernaron, que pusieron todas las instituciones públicas al servicio de una minoría poderosa. Nosotros vamos a poner todas las instituciones públicas y todos los recursos públicos al servicio de la mayoría de la clase social.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado don Santiago Abascal del Grupo Parlamentario Vox

Sr. Abascal: Sánchez muy buenos días. Este va a ser el invierno más duro en décadas para los españoles. Las familias están atenazadas por la pérdida de poder adquisitivo. La inflación que afecta a los productos básicos está desbocada. La presión fiscal que ustedes mantienen contra los españoles es abusiva y es injusta. La vivienda es un lujo para cada vez más españoles. Los jóvenes piensan en formar una familia, pero eso es una quimera. La luz y el gas son directamente impagables para las rentas bajas, pero también para las rentas medias. Los españoles se han empobrecido durante estos cinco años más que el resto de los europeos y eso ha pasado con usted en La Moncloa. Y por eso les venimos a decir que hoy tienen que dar explicaciones todos aquellos que, por ejemplo, han hecho propaganda contra las centrales nucleares, los que cerraron la central nuclear de Garoña financiados no se sabe por quién. Los que han apostado por la voladura de las centrales térmicas y los que lo han celebrado en los consejos de administración de las empresas eléctricas. Los que, como usted, han dado bandazos en política exterior como un autócrata caprichoso, provocando, entre otras cosas, la bajada de la importación del gas argelino y la importación del gas ruso, precisamente en este momento, además de una nueva invasión migratoria. Pero sobre todo, tienen que dar explicaciones las señorías que en esta Cámara han apoyado una ley climática que prohíbe a los españoles explorar y explotar sus propios recursos energéticos, condenándonos a la dependencia energética como nación y a la miseria energética como españoles. Usted intenta ridiculizar la solución nuclear diciendo que es para dentro de una o dos décadas, pero viene con un pin en la solapa de la Agenda 2030 y nos presentó aquí la Agenda 2050 para dentro de 25 años. Nosotros tenemos la Agenda España para hoy, la Agenda España para ahora mismo. Y este Gobierno puede en este momento decidir hoy que se reabre la central nuclear de Garoña. Este gobierno puede detener la voladura de centrales térmicas y este Parlamento puede votar mañana la derogación de la ley climática, que es un suicidio para los españoles. No nos haga caso a nosotros. Pregunte a la gente en vez de sacarse fotos con la gente que le están saliendo tan mal. Utilice el artículo 92 de la Constitución y consulte a los españoles si quieren seguir pagando la energía más cara o si quieren explorar sus propios recursos naturales.

Presidente: Señoría, hay dos crisis a las cuales tenemos que poner remedio. Una es, evidentemente, la crisis energética que está trasladándose a la evolución de los precios, también de los alimentos. Este gobierno comparte la preocupación de la Cámara en relación con la evolución de los precios y, sobre todo, de cómo está afectando a la cesta de la compra y a los hogares de la clase media trabajadora de este país. Y estamos poniendo remedio y propuestas no solamente en España, sino también en Europa. Pero hay dos crisis a las que tenemos que dar respuesta y tenemos que darla de manera coherente, señoría. Una es la crisis de Putin, efectivamente, y la otra es la crisis climática, la cual usted ha hecho referencia. Y las respuestas tienen que ser coherentes, señoría. Yo cuando lo escucho me pregunto si realmente usted defiende España. ¿Realmente usted defiende España, señoría? ¿Realmente usted defiende el campo de España que se está desertificando como consecuencia del cambio climático que ustedes niegan? ¿Realmente ustedes defienden el agua de nuestro país, nuestros ríos, que se están quedando sin caudal precisamente por la emergencia climática que ustedes niegan? ¿Realmente ustedes están defendiendo el aire de nuestro país, que cada vez está llevándose más vidas como consecuencia de la peor calidad del aire derivada de una emergencia climática que ustedes niegan? ¿Realmente ustedes están defendiendo la energía autóctona de nuestro país, que son las renovables? Es el sol, es el viento señoría. Ustedes se empeñan cada vez que pueden en optar por energías que vienen de otros países, señoría, que tenemos que importar de otros países. Ustedes no defienden España, señoría, ustedes defienden otros intereses, que son los intereses de los de arriba señoría, ustedes no defienden los intereses del bolsillo de la clase…

Visto lo visto. De las dos preguntas que ustedes han planteado claramente en el sistema político español, tenemos dos derechas, una derecha que niega el cambio climático como usted y otra derecha que no dice que no exista el cambio climático, pero que actúa como si no existiera ese cambio climático que es el Partido Popular.

Sr. Abascal: Solucione su crisis democrática y de legitimidad y pregunte a los españoles si quieren seguir consumiendo gas argelino, gas de Putin, energía nuclear francesa y energía sucia de Marruecos o, si quieren explorar la propia energía de España. Bueno, ¿Muy bien, no?

Presidente: Señor Abascal este Gobierno va a seguir dando una respuesta a la crisis energética derivada de la guerra de Putin en Ucrania, coherente con una crisis mayor que tenemos por detrás, que es la emergencia climática.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado don Gabriel Rufián Romero, del Grupo Parlamentario Republicano.

Sr. Rufian: Buenos días, señor Presidente ¿Cree usted que el gobierno, su gobierno está realmente ayudando a la gente que peor lo está pasando? Muchas gracias.

Presidente: Toda ayuda en estas circunstancias, en esta coyuntura, es poca. Pero este gobierno, señorías, si nos atenemos a los números, si los comparamos con los recursos que se están poniendo en manos de la clase media trabajadora, en otros gobiernos europeos o en otros países europeos, mejor dicho. En fin, creo que ahí están las cifras, son 30 mil millones de euros, es decir, más de dos puntos del Producto Interno Bruto, lo que venimos desplegando hasta el 31 de diciembre para defender a esa clase media y trabajadora. Y lo hemos hecho, señoría primero, transfiriendo recursos económicos a los sectores más desfavorecidos, estoy pensando, por ejemplo, en el sector primario o en el sector del transporte. Lo estamos haciendo también a aquellas familias y a aquellos colectivos sociales más vulnerables, estoy pensando, por ejemplo, en el anuncio que hicimos en el debate de Estado Nación y que se aprobó de elevar en 200 € las becas a los estudiantes para que no tengan sus familias que renunciar a que sus hijos e hijas puedan continuar sus estudios. Y en tercer lugar, lo estamos haciendo como nos marca la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional, la OCDE, con rebajas fiscales selectivas en beneficio de la clase media trabajadora. Y también lo estamos haciendo, señorías, a nivel europeo. Ayer hubo una importante propuesta hecha por la Comisión Europea que valida muchas de las propuestas que España viene defendiendo de un tiempo a esta parte válida por ejemplo, la intervención y la reforma del mercado eléctrico, hace suya la propuesta de crear impuestos a las petroleras y a las empresas gasísticas. También plantea una minoración de los ingresos de las renovables, plantea un tope al gas importado de Rusia. En fin, señoría, plantea intervenciones que el Gobierno de España viene defendiendo prácticamente desde hace un año a nivel de Bruselas. Por tanto, señoría, yo creo que si algo podemos concluir con toda humildad, con toda la dificultad que tenemos por delante, es que en materia energética no hay gobierno más creíble ahora mismo en Europa que el Gobierno de España. Y en ese sentido agradezco, por supuesto, la …no sé porque se ríen, señorías, es así. La gran paradoja es que ayer, precisamente la Comisión Europea lanza la propuesta de crear dos nuevos impuestos y aquí el Partido Popular se niega hasta incluso a debatir en la Cámara la creación de esos nuevos impuestos. En todo caso, señoría lo que le quiero decir con esto es que estas propuesta van a extenderse todo el tiempo que dure esta crisis y agradezco, en todo caso, el apoyo de su grupo a las medidas.

Sr. Rufián: Nosotros sí que es cierto que, como sabe, como ha dicho, hemos apoyado muchas de sus iniciativas, pero siempre hemos considerado que comparten dos características: suelen ser rácanos, con mucho cariño y ser poco valientes. Por ejemplo, ¿De qué sirve aprobar una reforma laboral que, es cierto, crea cada vez más indefinidos pero cada vez más precarios? El 60% de los contratos indefinidos son a tiempo parcial ¿De qué sirve? ¿De qué sirve bonificar a la gente del tren, que el tren sea gratis, si la dejas tirada? ¿De qué sirve que estén en el andén gratis, no? Casi medio millón de personas cogen el tren cercanías en Barcelona y se quedan tirados casi cada mañana. ¿De qué sirve? Señorías del Gobierno, señor Presidente hablar, está bien, suena muy bien, de topar de una cesta de la compra más barata, de qué sirve si no lo hablan ni entre ustedes, si incluso algunos no lo hablan con su partido? ¿De qué sirve? No sirve de nada. Sirve sobre todo para frustrar y para decepcionar. Y la frustración y la decepción, señorías, señor Presidente, es la kryptonita de la izquierda. Y sobre todo, es la gasolina de la derecha, de las derechas, tenga la bandera que tengan. Hace unos meses, hace unos meses, yo les hablé del precio de los melones, de las sandías, en definitiva, el precio de los alimentos. Y a algunos les sonó a chino y les dije que seguramente les iba a arrasar. Hoy les hablo de las hipotecas, de los tipos de interés. Hoy ya hay gente con el mismo miedo que hace di10, 15 años a recibir el recibo de su hipoteca. Se estima que pueden subir los tipos de interés hasta el 3 o 4%. Esto significa que alguien que, por ejemplo, ahora paga 500 € de hipoteca, puede llegar a pagar 1.000 € y esto les puede llegar a arrasar. Propuesta: Fondo de rescate de hipotecas para las familias que desde ya no pueden pagarla. Señorías, háganlo, porque si no, esta gente cada vez es más fuerte.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)