Rueda de prensa del presidente del Gobierno al término de la Cumbre de la OTAN

30.6.2022

Madrid

INTERVENCIÓN INICIAL DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, PEDRO SÁNCHEZ

Buenas tardes a todos y a todas,

Gracias a los medios de comunicación por acompañarnos en esta comparecencia tras finalizar esta cumbre tan importante para la historia de la OTAN aquí en Madrid. Una cumbre que todo el mundo ha coincidido en calificar como un gran éxito tanto en la forma como en el fondo. Y, en ese sentido, la organización ha sido magnífica. Así lo han reconocido todos los jefes de Estado y de Gobierno presentes, Lógicamente, también el secretario general de la Alianza.

Y, por tanto, los españoles y españolas debemos sentirnos orgullosos por el resultado de la cumbre, pues aumenta el prestigio de nuestro país y fortalece la política exterior de España.

Quisiera, en consecuencia, aprovechar, antes de nada, para agradecer el esfuerzo de todas las personas que han participado en su organización. Han hecho, habéis hecho, un gran trabajo y os felicito por ello.

Y, asimismo, quiero agradecer al conjunto de la ciudadanía madrileña su ejemplar comportamiento durante estos tres días, frente a las incomodidades que hayan podido provocarse como consecuencia de la organización de esta cumbre, Los madrileños y las madrileñas han demostrado una vez más su gran capacidad de acogida.

Me gustaría repasar los logros de la cumbre y los aspectos más significativos de lo que ha sucedido estos días.

En primer lugar, lo más importante de esa cumbre ha sido el contundente mensaje de unidad y de cohesión que hemos transmitido todos los países aliados. Hemos demostrado la fortaleza del vínculo europeo y transatlántico y todas nuestras decisiones han estado encaminadas a un mismo objetivo: el de preservar la paz y proteger nuestras sociedades y nuestro modo de vida.

La cumbre ha estado dominada, lógicamente por el trágico escenario internacional en el que nos encontramos. La ilegal e injustificable invasión de Ucrania ha demostrado la necesidad de estar unidos y de poner frente a la capacidad de destrucción que tiene la Rusia de Putin, de la paz y la seguridad en Europa, la amenaza a la seguridad energética alimentaria a nivel global y nos ha devuelto, en consecuencia, al peor momento de nuestra historia.

Por eso ha sido muy importante contar en la primera sesión con la participación del presidente de Ucrania, con el presidente Zelensky, pues nos ha permitido mostrar nuestro apoyo y la solidaridad con el pueblo ucraniano. Este apoyo a Ucrania no ha sido solamente moral, obligado lógicamente, hemos ayudado todos los países aliados a los ucranianos y ucranianas con material humanitario, armamento, financiación, acogiendo, como hacemos también en España, a los cientos de miles de desplazados que ha provocado esta guerra inmoral. Y lo vamos a seguir haciendo.

En segundo lugar, uno de los resultados de carácter histórico de esta cumbre ha sido el acuerdo que va a permitir a dos grandes democracias europeas, como son las de Suecia y Finlandia, acceder a la OTAN. Las negociaciones formales para poder integrar a ambos países en la organización van a comenzar de inmediato. Y quisiera felicitar nuevamente al Secretario General, a los dos países y también a Turquía, a las partes en definitiva involucradas por su actitud constructiva para hacerlo posible aquí en Madrid.

La adhesión de Suecia y de Finlandia a la OTAN es la mejor prueba del valor de la alianza como una organización que a lo que aspira es a defender la paz y a defender también un orden internacional basado en reglas, que es lo que Putin está poniendo en cuestión. Suecia y Finlandia no entran en la OTAN porque tengan la menor intención de invadir o atacar a ningún tercer país. Al contrario, lo hacen para defender su modelo de convivencia.

Y junto con estos dos puntos, me gustaría también subrayar un tercer punto y es el que hemos adoptado, lo que se llama el Concepto Estratégico de Madrid, que va a guiar el futuro de la Alianza durante los próximos años. El Concepto Estratégico de Madrid hace un diagnóstico del entorno estratégico cada vez más complejo en el que va a desenvolverse la alianza durante la próxima década. Y, asimismo, establece los instrumentos, los medios, los recursos que va a necesitar la organización para cumplir con el cometido de garantizar la paz y la estabilidad en el espacio euroatlántico.

Como saben, se ha incluido una mención significativa respecto al sur y en especial a la zona del África subsahariana del Sahel, una de las mayores preocupaciones para Europa y en particular para nuestro país, como consecuencia de la inestabilidad y los riesgos derivados de ella en cuanto a los flujos irregulares de migrantes, el terrorismo, la crisis alimentaria, la crisis energética y también la emergencia climática.

Y, además, en el Concepto Estratégico de Madrid se recogen las preocupaciones de los aliados respecto a las diversas amenazas y desafíos presentes en la actualidad. Rusia pasa de ser en 2010 un socio o un aliado estratégico, a la principal amenaza a la seguridad de los aliados en el Concepto Estratégico de Madrid. También se señalan otros, como el terrorismo, como los desafíos que representa el cambio climático, el mal uso del espacio y también del ciberespacio.

Y finalmente, como cuarto punto que quisiera trasladarles, hemos reforzado nuestras capacidades de disuasión y de defensa para frenar la actitud imperialista de la Rusia de Putin. Hemos incrementado la presencia militar, como saben, desde el Gobierno de España, también en el flanco oriental, enviando con ello un mensaje claro, rotundo, de que no va a obtener ningún beneficio Putin alargando y expandiendo su guerra en Ucrania.

El despliegue de fuerzas de estos últimos meses se va a mantener, pero además vamos a aumentar nuestra capacidad de disuasión con nuevos mecanismos de esfuerzo militar, que se van a adaptar a las circunstancias sobre la base de los principios de flexibilidad y también de sostenibilidad.

Y junto con estos cuatro puntos, uno último: hemos acordado un aumento de los fondos comunes de la Alianza. Si ampliamos las tareas y el mandato de la Alianza, es necesario lógicamente aumentar sus recursos, porque una de las principales lecciones que me gustaría compartir, sobre todo con la ciudadanía española, de esta guerra, es que la seguridad, que es una condición indispensable para garantizar nuestro modelo de convivencia democrática, no está garantizada. No podemos darla por garantizada. Debemos protegerla, día a día, y debemos dedicar para ello recursos económicos. Y, por eso, quiero también trasladarles que he reiterado a los aliados que España cumplirá el compromiso con la OTAN, y también con la Unión Europea, de destinar el 2% del Producto Interior Bruto al presupuesto en defensa. El Gobierno trabaja ya para aumentar este mismo año la inversión en defensa, y nuestro escenario, la propuesta que voy a plantear a las Cortes Generales, es alcanzar ese 2% en un periodo de ocho años, es decir, hasta el año 2029.

Y quiero además que esta propuesta que haga a las Cortes Generales sea un acuerdo de país para defender y garantizar lo que se ha puesto en cuestión y en riesgo por la guerra de Putin en Ucrania, y es la seguridad de Europa. Y también garantizar y reforzar la seguridad de España.

Estos esfuerzos no los realizamos los aliados en solitario. Vamos a contar con un numeroso grupo de socios con los que nos vamos a apoyar mutuamente. La presencia de estos países ha sido muy significativa y yo creo que también es importante recordarlo en esta primera intervención. Han venido a Madrid los líderes de 42 países, incluidos los 30 aliados. Los países invitados a la cumbre han sido Australia, Corea del Sur, Georgia, Japón, Nueva Zelanda, Suecia, Ucrania -virtualmente-, y los demás Estados miembros de la Unión Europea que no pertenecen a la OTAN.

Hemos contado, además, con las instituciones de la Unión Europea: el Consejo Europeo, la Comisión Europea, y con representantes a nivel ministerial de otros países muy relevantes para la seguridad atlántica, como es Bosnia-Herzegovina, Mauritania y Jordania.

La Unión Europea, como saben, para España, es un socio estratégico de la OTAN. Así ha quedado también reflejado en el Concepto Estratégico, patente de manera visible en la cena informal que celebramos por primera vez en la historia en el Museo del Prado, una cena -por primera vez en la historia- euroatlántica. Y, por primera vez, todos los aliados y todos los miembros de la Unión Europea se sentaron en torno a la misma mesa, poniendo de relieve las importantes sinergias que se derivan de la relación de complementariedad entre ambas organizaciones.

Permítanme también terminar haciendo referencia a los distintos encuentros bilaterales que he tenido ocasión de poder celebrar en estos tres días. Me he reunido con el primer ministro australiano; con la primera ministra neozelandesa; con el presidente de Estados Unidos, con el cual ya tuve ocasión de comparecer; con la primera ministra islandesa; también con los primeros ministros de Japón, de Suecia; con el presidente de Turquía, y, posteriormente a esta comparecencia de prensa, tendré un almuerzo de trabajo con el primer ministro de Canadá, que visita por primera vez de manera oficial España.

Y, finalmente, no quisiera terminar sin mencionar el Foro de Diplomacia Pública organizado por la OTAN y el Real Instituto Elcano, en el que tuve la oportunidad de participar ayer. Creo que es fundamental que comuniquemos bien a la opinión pública la trascendencia de las decisiones que se han tomado hoy aquí en la Cumbre de Madrid, y el valor que tiene la Alianza Atlántica para nuestras sociedades.

Por eso, es tan necesario que se organicen este tipo de foros que permitan la comunicación de centros de pensamiento a los periodistas y, sobre todo, a la ciudadanía, porque creo que es relevante el trabajo que se hace desde el Instituto Elcano.

En resumen, y ya con esto concluyo, la Cumbre de Madrid ha puesto de relieve la importancia de la OTAN para nuestra paz, para nuestra seguridad. Hemos adoptado decisiones transformadoras, trascendentales, que van a determinar la visión de la Alianza durante los próximos años. Y, además, hemos tomado la decisión de reforzar y expandir nuestras capacidades y nuestros recursos.

Para España, en un año tan importante en el que estamos celebrando el 40 aniversario de nuestro ingreso en la OTAN, ha sido una gran oportunidad de proyectar la imagen de un país moderno, solvente, comprometido con la paz y con la seguridad internacional.

Hasta aquí, las palabras de introducción, y ahora quedo a disposición de los medios de comunicación.

PREGUNTAS DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Agencia EFE, José Miguel Blanco.- Buenas tardes, presidente. Gracias. Yo querría saber si, tras la cumbre de Madrid, usted comparte los temores de que se da inicio a una nueva guerra fría con Rusia. Y, por otro lado, se está hablando de la necesidad de más gasto en defensa, ha hablado usted del compromiso de plantearlo en las Cortes. ¿Prevé hablar para ello con el líder de la oposición? ¿Y cómo piensa salvar la oposición de Unidas Podemos, que hoy mismo ha alertado de que quizá no haya los suficientes apoyos parlamentarios para sacar adelante ese mayor presupuesto en defensa? Gracias.

Respuesta: Muchas gracias, José Miguel. En relación con la primera de las preguntas, creo que lo he dicho antes, he puesto como ejemplo paradigmático de esta reflexión previa la incorporación de Finlandia y de Suecia a la OTAN. Son dos grandes democracias europeas que se incorporan a la OTAN, no porque tengan miedo, o mejor dicho, no porque quieran expandirse ni quieran invadir un tercer país, sino porque quieren preservar y defender su democracia, su modelo de convivencia, que está ahora mismo puesto en cuestión como consecuencia de la vulneración del orden internacional, por parte de Putin, tras su invasión ilegal e injustificada de Ucrania.

Con lo cual, lo que estamos haciendo, y en el Concepto Estratégico de Madrid así queda claro, es reforzar la capacidad de defensa y también de disuasión para con la principal amenaza que tenemos ahora mismo para nuestra seguridad. Así como queda reflejado en el Concepto Estratégico, que es esta Rusia de Putin.

Y esto lo hilo con la segunda de las cuestiones, porque Suecia ha roto 200 años de neutralidad. 200 años de neutralidad. Finlandia ha roto también su neutralidad para incorporarse a la Alianza Atlántica. Es decir, han cambiado muchas cosas en muy poco tiempo, en poco más de cuatro meses.

Hemos visto también cómo se ha convocado un referéndum en Dinamarca para unirse a la política exterior y de seguridad común de manera mucho más contundente. O hemos visto también a Alemania abandonar su tradicional postura en cuanto al incremento en el gasto de defensa. Es decir, una crisis provocada por la invasión unilateral e ilegal de Putin hacia Ucrania, hecho que implique un cambio tectónico en el orden internacional.

Y eso tiene que hacernos a todos reflexionar. Si lo ha hecho Suecia, por cierto, gobernada por la socialdemocracia, que tradicionalmente durante estos últimos muchas décadas ha defendido de manera contundente la neutralidad de su país, ¿cómo no lo van a hacer también a las fuerzas políticas en España? Debemos hacerlo, porque al final el binomio entre solidaridad y responsabilidad me parece fundamental para un país comprometido con la Unión Europea, y también con la Alianza Atlántica. Y ser solidarios y responsables significa, evidentemente, si tenemos ahora mismo una amenaza cierta, real en el flanco este, en el flanco oriental de Europa, comprometernos enviando más militares y más tropas, ayudando a Ucrania en todos los aspectos, como estamos haciendo.

Pero, evidentemente, también garantizar una mayor inversión en defensa, que es un compromiso que además he querido explicitarlo del 2% del Producto Interior Bruto de aquí al año 2029, y que es un compromiso no solamente con la Alianza Atlántica, sino también con la Unión Europea. Porque otra de las cuestiones que me parece más relevantes de esta Cumbre de Madrid es que se ha reforzado, y mucho, la complementariedad entre dos organizaciones que hoy están defendiendo un bien común, que es la seguridad de todos los europeos y europeas.

Con lo cual, en fin, espero que podamos llegar a un acuerdo de país que trascienda las cuestiones ideológicas. Que también haga reflexionar lo que está ocurriendo en Ucrania, desde hace cuatro meses a esta parte, a algunas formaciones políticas que a lo mejor antes de esta invasión tenían una opinión diferente sobre la OTAN sobre cómo defender y mejorar la disuasión de Europa frente a estas amenazas, que a lo mejor eran hipótesis hipotéticas o abstractas, pero que hoy son muy reales, y actuar en consecuencia.

Desde luego, en lo que yo represento como presidente del Gobierno y también como secretario general del Partido Socialista, lo tenemos bien claro, sabemos a qué espacio pertenecemos, que es Europa, que es la Alianza Atlántica, y vamos a defender esta posición, lógicamente en el Congreso.

Cristina Gallardo, Politico.- Thank you. As the host leader, do you get the sense inside the room that your allies agrees that is a very dangerous time? And how much commitment do you expect to see from them, when it comes to the Southern flank?

Respuesta: I think the secretary general was very clear on this. I think that we're all commited with our security, no matter the threats, if they are in the Eastern side or in the Southern side. So, if you see what... I mean, the debates and the discussions that we had over these past few days were: first, Russia and Ukraine; second, it was the global challenges. And, this morning, we had a discussion on the Southern flank, of course, a matter of concern for the Southern europe and, specially for Spain. So, you know, we're really glad to have included in the Strategy Concept the Southern flank, this strategy of 360 degrees and the development of this idea. So, from our side, as primer minister of Spain, I think that we really achieve our national goal in this summit.

Carlos Cué, El País.- Sí, muchas gracias, presidente. Para empezar- lo ha dicho al principio- quería que profundizara un poco qué significa para usted el papel de España en la escena internacional con esta Cumbre. Qué cree que deja esta Cumbre. En todos los discursos que estamos escuchando hablan de una guerra larga. Presidente, yo quería saber si alguien en las sesiones ha hablado de alguna forma de salir de esta guerra, de negociaciones. ¿Hay algún escenario encima de la mesa de la posibilidad de salir, de alguna manera, de esta guerra? Y, por último, le hemos preguntado al Secretario General sobre el asunto de Ceuta y Melilla, pero quería que nos respondiera usted si cree que después de esta cumbre, Ceuta y Melilla están amparadas por la OTAN.

Respuesta: Muchas gracias, Carlos. A ver, yo me he despedido hoy precisamente de todos los líderes y del secretario general en el último turno de palabras. Primero, agradeciendo el trabajo que se ha hecho por parte del personal de la OTAN, de su propio secretario general, de todo el Gobierno de España, del personal de IFEMA, también de la Comunidad de Madrid, del Ayuntamiento de Madrid, al pueblo de Madrid, y diciendo que este año estamos celebrando el 40 aniversario del ingreso de España en la OTAN. Por cierto, somos el único país que convocó un referéndum para incorporarse a la OTAN en la década de los 80 del siglo pasado. Además, trasladar que con esta celebración, con este aniversario y con la celebración de la cumbre, lo que queríamos era también trasladar nuestro compromiso con la seguridad y con la vigencia de la Alianza Atlántica.

Con lo cual, yo creo que España ha reforzado su posición en el escenario internacional. Creo que hemos trasladado una imagen de lo que es España: un país solvente, un país serio, pero también es un país moderno. Y, en tercer lugar, es un país comprometido con los valores que representa la Alianza Atlántica. En definitiva, esta es una cumbre de democracias que lo que quieren es trasladar un mensaje en defensa de un orden internacional basado en reglas. Y este es el principal mensaje que hemos querido trasladar a los aliados y que ha defendido España.

Sobre la segunda de las cuestiones, evidentemente el análisis que se hace es que, efectivamente, podemos estar ante un conflicto mucho más largo del que hubiéramos esperado al principio. Y, evidentemente, todos hemos trasladado la necesidad y la exigencia de que podamos en algún momento abrir esas vías de negociación. Pero, en todo caso, tiene que ser Ucrania quien decida su futuro.

Tiene que ser Ucrania, en definitiva, quien vea por parte de todos los aliados un respaldo total, inequívoco, hasta que salga el último soldado ruso de un territorio que no es el suyo. Porque, a fin de cuentas, como he dicho antes, si hablamos de un orden internacional basado en reglas, estamos hablando de algo sagrado en la Carta de las Naciones Unidas, también en el Tratado de Washington, que es la defensa de la integridad territorial y la seguridad nacional de los países, y esto es lo que ahora mismo Putin, con sus ansias imperialistas, ha puesto en cuestión.

Y sobre la última de las cuestiones, yo decía antes que son 40 años de pertenencia a la OTAN, ¿no? No deja de ser curioso que esto se plantee ahora, ¿no? En fin, no se ha planteado ni al presidente Felipe González, ni a José María Aznar, ni a Mariano Rajoy, ni tampoco a José Luis Rodríguez Zapatero.

Bueno, yo creo que el concepto estratégico deja bien claro, bien claro, que se va a defender cada centímetro de los territorios de los países que pertenecemos a la OTAN.Y creo que con esto queda todo dicho. Ceuta y Melilla son España. Así lo hemos entendido siempre desde el Gobierno de España, no solamente nosotros, sino todos los presidentes precedentes a lo largo de la historia de la democracia, y creo que es un debate más artificial que un debate real.

Esteban Villarejo, ABC.- Gracias, presidente. Se habla del 2% en 2029 (de gasto en Defensa). Actualmente España gasta un 1,01%, que son unos 13.000 millones, según la estadística oficial de la OTAN revelada esta semana. ¿Hay una hoja de ruta de en qué se quiere gastar ese 0,97% más al año?, ¿en qué sistemas?, ¿hay un debate sobre si es en barcos, aviones, sistemas de satélites, etc, dentro de la OTAN? Y segundo, Rota. Fue la noticia al inicio de estos tres días, con su reunión con el presidente Biden. ¿Es Rota el principal activo que tiene España, sin tener que invertir mucho dinero, para mostrar su compromiso con la defensa en la OTAN?

Respuesta: Muchas gracias por sus preguntas. En relación con la primera de las cuestiones, quiero recordar -lo he dicho esta mañana también- que los compromisos de Gales incorporan tres aspectos. Dos de ellos España los cumple de sobra y uno último, que es el del 2% del Producto Interno Bruto en defensa, evidentemente tenemos que avanzar para alcanzar en el año 2029 esta cifra. Pero los otros dos, que son la participación de España en misiones OTAN -España participa en todas las misiones, salvo en la de Kosovo, por razones evidentes- y la otra, que es superar el 20% en la compra de nuevas capacidades militares, que es, digamos, el mínimo que fija los compromisos de Gales, también el Gobierno de España lo cumple de manera sobresaliente.

Con lo cual, efectivamente, nos queda esta tarea pendiente que es, insisto, un compromiso no solamente con la OTAN, sino también de la Unión Europea, y hacia ello tenemos que avanzar, porque evidentemente el mundo y la seguridad europea cambió en febrero de este año.

Y creo que todos, todos, debemos ser conscientes de que nuestra responsabilidad es revisar nuestros postulados y también nuestras decisiones políticas en relación con un entorno, un contexto, que ha cambiado y que nos ha desvelado una amenaza que ya no es abstracta, sino que es real, como es esta Rusia dirigida por Putin.

En segundo lugar, en fin, venimos trabajando con la ministra de Defensa desde hace ya un tiempo. Afortunadamente tenemos a un JEMAD y tenemos un Ejército que sabe perfectamente dónde están las necesidades, los riesgos, las amenazas que sufre España y dónde tenemos que reforzar nuestras capacidades.

Y, fíjese, en este último Consejo de Ministros hasta incluso hemos cambiado, hemos alterado, en consonancia con otros ministerios de otros gobiernos, el nombre del Ministerio de Defensa y hemos incorporado toda la dimensión del espacio al mismo.

Y finalmente, yo creo con usted que, efectivamente, tanto Rota como Morón son dos activos muy importantes que España comparte con los países aliados de la Alianza Atlántica.

Carina Verdú, Antena3.- Gracias, presidente. Volviendo a Rota. Durante la visita de Joe Biden al Palacio de La Moncloa, le informó de su voluntad de aumentar el número de destructores en la base naval de Rota. Si no me equivoco, eso tiene que pasar por Consejo de Ministros. Quería preguntarle, cuándo tiene previsto llevarlo a la mesa del Consejo de Ministros y si confía en conseguir el apoyo de sus socios de coalición. Gracias.

Respuesta: Muchas gracias. La respuesta es pronto y sí.

Muchas gracias a todos y a todas.