Intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Cumbre de Seguridad Alimentaria

20.9.2022

Nueva York

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, PEDRO SÁNCHEZ

Queridos amigos, buenas tardes.

En noviembre de 2020, un pequeño grupo de países de todo el mundo se reunió virtualmente en Madrid con un objetivo: "Reforzar juntos el multilateralismo".

Ahora, casi dos años después, nuestra red informal de líderes se reúne de nuevo.

Nuestro objetivo esta vez es ofrecer un espacio para un debate abierto e inclusivo que aborde uno de los retos más apremiantes y urgentes a los que se enfrenta el mundo hoy en día: la crisis de inseguridad alimentaria y su terrible impacto en las personas más vulnerables.

Me gustaría empezar dando las gracias al Presidente Macky Sall, como actual Presidente de la Unión Africana y miembro activo de nuestra Red de Líderes, al Presidente Michel y al Secretario Blinken por unir sus fuerzas con nosotros para co-organizar esta Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria.

La actual crisis de seguridad alimentaria tiene muchas causas. Pero una cosa es segura: la única manera de superarla es mediante un enfoque multilateral.

Rusia debe poner fin a su guerra ilegal contra Ucrania, que ha amenazado una fuente esencial del suministro de alimentos del mundo. La verdad es que Putin está tratando de chantajear a la comunidad internacional con una gran parte de las necesidades alimentarias del mundo. Y mientras nos esforzamos por conseguir la paz, es urgente tomar medidas concretas que protejan a los más vulnerables y eviten que la situación empeore.

En ese sentido, hay cuatro principios claros que deben guiarnos.

En primer lugar, apoyemos las soluciones multilaterales. En ese sentido, me gustaría elogiar el trabajo realizado por el Secretario General de la ONU facilitando la histórica Iniciativa de Granos del Mar Negro, que ya está ayudando a bajar los precios internacionales de los alimentos y permitiendo a las personas vulnerables acceder a ellos, así como la creación del Grupo de Respuesta a la Crisis Global de la ONU sobre Alimentación, Energía y Finanzas.

En segundo lugar, coordinación. El presidente Sall ha hablado sobre este tema. La coordinación es esencial para ser lo más eficiente posible a la hora de canalizar todos nuestros esfuerzos y evitar solapamientos y duplicaciones.

Apoyamos plenamente otras iniciativas que se han puesto en marcha, como la Alianza Mundial para la Seguridad Alimentaria, la iniciativa FARM o la Hoja de Ruta para la Seguridad Alimentaria Mundial - Llamamiento a la Acción. Pero deben estar alineadas y ser complementarias.

En este sentido, el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial puede desempeñar un papel vital, y su mandato debe ser reforzado.

En tercer lugar, debemos promover un entorno comercial abierto, transparente y previsible.

Pido a los países que se abstengan de almacenar productos básicos clave y de adoptar restricciones a la exportación de alimentos e insumos agrícolas esenciales, que no hacen sino agravar los problemas de seguridad alimentaria.

Y en cuarto lugar, todos debemos poner de nuestra parte. La Unión Europea, como ha comentado el presidente Michel, ya ha articulado varias herramientas e iniciativas y, como mayor donante del mundo, está trabajando duro para hacer frente a esta crisis. Pero tenemos que hacer más para seguir mejorando nuestra respuesta, entre otras cosas eliminando los obstáculos burocráticos que afectan al comercio de productos e insumos agrícolas.

Mi país ha hecho de la seguridad alimentaria una prioridad de nuestras políticas de desarrollo durante mucho tiempo y seguiremos haciéndolo. Sin embargo, sabemos que aún queda mucho por hacer. Para redoblar nuestros esfuerzos, España destinará 151,5 millones de euros y movilizará otros 85 millones de euros en préstamos durante los próximos tres años. Con este dinero contribuiremos a la labor de las organizaciones internacionales especializadas, así como a los programas de nuestra agencia nacional de desarrollo.

Queridos amigos,

Para concluir, se nos acaba el tiempo. Si los agricultores no reciben los fertilizantes en el momento oportuno, la escasez o incluso la pérdida de las cosechas seguirán empeorando la situación. Debemos llegar a tiempo.

Y permítanme ser claro; no hay paz con hambre. Y no podemos combatir el hambre sin paz.

El mundo espera mucho de nosotros. Actuemos juntos. Actuemos ahora.

Muchas gracias. Thank you very much.

Transcripción y traducción realizada por Secretaría de Estado de Comunicación. Original en inglés.