Está usted en:

Entrevista de Pedro Sánchez a la Cadena Ser

La Moncloa, lunes 10 de enero de 2022

Hoy por hoy, Cadena SER

Realizada: lunes 10 de enero de 2022

Angels Barceló: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno. Muy buenos días.

Respuesta: Buenos días, feliz año.

Angels Barceló: Feliz año, igualmente. Lo hemos contado a las 8 de la mañana, hemos estado en directo en un colegio. A esta hora hay millones de niños y de niñas que están yendo al cole después de las vacaciones de Navidad. Usted, su gobierno, tiene claro que era lo que había que hacer en plena sexta ola: volver presencialmente a los colegios. ¿La vuelta al cole será segura?

Respuesta: Es segura. Venimos trabajando desde este último mes con las Comunidades Autónomas, con la ponencia de Alertas, con la Comisión de Salud, con los ministerios y las consejerías involucradas. Por tanto, creo que las condiciones son seguras. Hay que recordar que España fue ya un ejemplo antes de que existiera la vacunación en cuanto a la apertura y la presencialidad de nuestros niños y niñas en las escuelas y, por tanto, hay que tener confianza en el trabajo de los técnicos, en las consejerías, los gobiernos autonómicos y finalmente, también confianza en una vacunación que está ampliamente respaldada también por nuestros niños y niñas.

Los objetivos que tenemos marcados es que el 7 de febrero, tal y como quedamos en la última Conferencia de Presidentes, el 70 por ciento de nuestros niños y niñas tenga la vacuna pediátrica, al menos la primera dosis, y la semana del 18 de abril, el 70 por ciento de esos niños y niñas esté con la pauta completa.

Angels Barceló: ¿No cree que relajar las cuarentenas para los positivos puede derivar en mayores contagios?

Respuesta: Yo creo que es muy importante también, Angels, si me permite, que hagamos una reflexión a una sociedad que ha respondido de manera masiva y positiva a la vacunación, tenemos más de 90 por ciento de nuestra población de 12 años con pauta completa. Hemos administrado ya en torno a 15 millones de dosis de refuerzo, más del 60 por ciento de la población -80 por ciento mejor dicho de la población de más de 60 años-, ya tiene esa dosis de refuerzo. Es decir, la situación no es la que teníamos hace un año. Conocemos mejor al virus. La ciencia conoce mejor al virus, a la espera de lo que nos digan los informes más concluyentes sobre esta variante ómicron, que efectivamente es más contagiosa, parece que es más leve en cuanto a la gravedad de la enfermedad en las personas.

Y, por tanto, creo que tenemos también que ir evaluando la evolución del covid hacia una enfermedad endémica de una pandemia, que es lo que hemos vivido hasta ahora.

Creo que España ha respondido, digamos, de una manera muy positiva a la vacunación y por tanto tenemos que responder con nuevos instrumentos más vinculados con la vacunación, con la autoprotección gracias a la mascarilla, la cooperación institucional, el aporte de la ciencia y sin duda alguna, también todo lo que tiene que ver con la solidaridad internacional.

Este año estamos viendo ya cómo las grandes farmacéuticas están aportando nuevos medicamentos para poder prevenirse ante el virus del covid. Simplemente por darles un anuncio, el Gobierno de España va a hacer una compra de los antivirales orales de covid que ahora mismo está fabricando Pfizer y que precisamente reducen en un 88% la posibilidad de hospitalización de los enfermos por covid más vulnerables. En total vamos a comprar en torno a 344.000 dosis y esto lo vamos a hacer en el mes de enero.

Angels Barceló: Con todo lo que usted dice, ¿vamos hacia una gripalización de la pandemia? Hoy mismo El País cuenta que el Gobierno va a estudiar con las comunidades autónomas, aplicar al coronavirus el mismo modelo que se sigue para seguir las gripes: es decir, dejar de contar casos, dejar de hacer pruebas. ¿Eso cuándo va a pasar?

Respuesta: Bueno, estamos trabajando en ello desde hace ya semanas. Desde el punto de vista técnico, el CAES y también la ponencia de alertas van a trabajar en ello. Este es un debate que ya estamos intentando abrir a nivel europeo. La propia ministra de Sanidad lo ha planteado a distintos ministros de Sanidad europeos. También se está planteando en el ECDC, que es, digamos, el CAES, el órgano supervisor de la evolución de esta pandemia a nivel europeo y creo que es un debate necesario. Es un debate necesario porque afortunadamente la ciencia nos ha dado la respuesta para poder protegernos y reducir, en la medida de nuestras posibilidades, los contagios entre la población. Y efectivamente, estamos viendo que la letalidad no es la que la que tuvimos.

Es decir, al principio de la primera ola recordemos que teníamos letalidades del 13 por ciento. Hoy de media tenemos una letalidad que está cerca del 1 por ciento. Por tanto, creo que tenemos las condiciones para que, con precaución, poco a poco, abriendo ese debate a nivel técnico, a nivel de los profesionales de la salud, pero también a nivel europeo, empecemos a evaluar la evolución de esta enfermedad con parámetros diferentes a lo que hemos hecho hasta ahora.

Angels Barceló: ¿Qué dicen los expertos o qué información tiene el Gobierno de cuándo puede ser el pico de esa sexta ola?

Respuesta: Bueno, si nos atenemos a lo que nos está diciendo la experiencia, es evidente que en este mes de enero tendremos ese pico y que posteriormente, esperemos, empecemos a bajar esa curva de contagios. También es cierto que estamos hablando de una nueva variante que, insisto, es más contagiosa, más leve desde el punto de vista de la afectación de la enfermedad a las personas que lo padecen, pero en todo caso creemos que efectivamente a lo largo de estas próximas semanas es cuando se va a producir ese pico.

Angels Barceló: Presidente, el 23 de diciembre, el día que usted convocó la Conferencia de Presidentes, la incidencia estaba en 911 por cada 100.000 habitantes. El viernes pasado estaba en 2.722 casos por cada 100.000 habitantes. ¿Sigue creyendo que la mascarilla en exteriores es útil?

Respuesta: Ayuda, claro que sí. Pero, vamos, no lo digo yo, lo dice la propia ciencia: porque al final estamos hablando de un virus que se contagia en muchas ocasiones cuando se exhala y en consecuencia, la utilización de la mascarilla -es evidente que cuando uno está en el campo o cuando está en la playa, en entornos naturales, anda solo por esos entornos o anda a lo mejor con algún miembro de su unidad familiar, es evidente que se tienen y se pueden relajar esas medidas-, pero la mascarilla, junto con la vacunación, se ha demostrado que es una de las mejores combinaciones para poder prevenir, autoprevenirse en este caso, el contagio del covid 19.

Angels Barceló: ¿Por qué no ha convocado otra Conferencia de Presidentes? Dijo cada diez días. Los números se han disparado y no ha habido segunda conferencia.

Respuesta: Bueno, no segunda. Llevamos 19 conferencias.

Angels Barceló: Segunda de la sexta ola.

Respuesta: Llevamos 19 conferencias de presidentes. Vamos a hacer, vamos a hacer una en la isla de La Palma, esperemos que en el mes de febrero, presencial. Pero en todo caso, sí efectivamente a nivel de conferencia de presidentes telemáticas, para seguir está sexta ola, convocaremos también una conferencia de presidentes a lo largo del mes de enero.

Pero, en todo caso, quiero también subrayar que tanto los consejeros de Sanidad como la ministra de Sanidad se han venido reuniendo de manera regular a lo largo de estas semanas y también lo hemos hecho -antes usted me preguntaba, por ejemplo, por el caso de la vuelta al colegio de nuestros niños- también lo han hecho la ministra de Educación, el ministro de Universidades, la ministra de Sanidad con sus homólogos en las comunidades autónomas.

Yo creo que la gobernanza, la unidad institucional, no deja de ser también una receta muy importante en la lucha contra el covid 19. Y en ese sentido yo quiero agradecer de nuevo esa cooperación institucional que estamos teniendo con el conjunto de administraciones.

Angels Barceló: ¿Piensa hacer algo el Gobierno para regular el precio de los test de antígenos?

Respuesta: Aquí ha habido dos elementos importantes. He leído que se critica que no se vendan en los supermercados. Bueno, España ha optado por utilizar y hacer descansar esta estrategia de los test de antígenos en las farmacias, primero por las garantías que nos dan. En segundo lugar, porque hay que notificar los resultados de los test en este caso a la salud pública de las comunidades autónomas.

Y respondiendo a su pregunta más directa, decirle en primer lugar que el debate que teníamos antes o durante estas Navidades ha sido sobre todo la oferta de esos test. Es decir, existía un cuello de botella, había un aumento exponencial de la demanda en los test de antígeno, pero no así de la oferta de los mismos.

Bueno, este tema ya ha sido resuelto y ahora efectivamente nos meteremos también con el control de los precios de los test de antígenos.

Pero también quiero recordar una cosa: el año pasado, cuando se abrió el debate sobre el IVA de las mascarillas que efectivamente suprimimos, ahí también ya incorporamos la supresión del IVA para los test de antígenos.

Angels Barceló: Cuando dicen "nos meteremos en el control de los precios", ¿quiere decir que van a hacer algo para regularlo?

Respuesta: Sí, efectivamente, lo haremos, sí.

Angels Barceló: ¿Va a hacer usted también todo lo que tenga en su mano, voy a ser fina, para fastidiar a los no vacunados?

Respuesta: Pero es que en España no ha ocurrido eso.

Angels Barceló: Sí, pero buena parte de los ingresados en UCI siguen siendo no vacunados.

Respuesta: Efectivamente, y creo que es importante recordarles a los no vacunados que tienen no solamente el derecho, sino también el deber de protegerse a ellos mismos y de proteger al conjunto de la ciudadanía española. Pero creo que, primero, el comportamiento cívico de nuestros conciudadanos ha sido ejemplar. Estamos siendo ejemplo de inspiración no solamente en Europa, sino en el mundo. Tenemos a más del 90 por ciento de nuestra población vacunada con pauta completa. Tenemos, insisto, el 80 por ciento de nuestra población mayor de 60 años con la pauta completa más la dosis de refuerzo.

Nuestros niños y niñas, insisto, empezamos el 15 de diciembre la vacunación pediátrica, llegamos a un 30 por ciento; el 7 del mes de febrero vamos a llegar efectivamente a ese 70 por ciento con una dosis de la vacunación pediátrica.

En definitiva, creo que tanto las familias como todas las generaciones están respondiendo de manera positiva. Por tanto, yo creo que ese es un debate pertinente para otras partes de Europa, pero creo que afortunadamente en España ese debate lo podemos soslayar y podemos reivindicar que efectivamente, con medidas más de promoción, más pedagógicas, podemos incentivar -como estamos haciendo- la vacunación en nuestro país.

Angels Barceló: Ni siquiera se mantiene la obligatoriedad de la vacunación en sectores especialmente sensibles.

Respuesta: Pero, insisto, creo que también es un error elevar a categoría lo que son anécdotas. Creo que tanto los profesionales sanitarios, los profesionales de los servicios sociosanitarios, lo estamos viendo, por ejemplo, en las residencias de mayores, que fue un auténtico drama al principio de la pandemia, pero que hoy, afortunadamente aun incluso llegando a contagiarse esas personas de más de 70 años o de 80 años, gracias a la vacunación de ellos mismos y de los profesionales sanitarios, pues no estamos viendo efectivamente esas letalidades que tuvimos al principio de la pandemia.

Con lo cual creo que es importante continuar con esta estrategia de promoción, de hacer pedagogía y de no obligatoriedad de medidas que, afortunadamente, en España han encontrado una respuesta positiva. Esa estrategia que ha liderado desde el principio el Gobierno de España, junto con las comunidades autónomas, es la que debemos continuar.

Angels Barceló: Presidente, ¿es cierto lo que cuenta hoy El Confidencial, que el ministro Bolaños ha llamado a Teodoro García Egea para pedir al PP que se abstenga en el trámite parlamentario de la reforma laboral?

Respuesta: Me ha dicho el ministro que no, pero en todo caso me parece pertinente esa llamada.

Angels Barceló: Entonces cuando le ha dicho que no, le ha dicho, "pues llámele"…

Respuesta: Usted antes me comentaba sobre el negacionismo. Es que en España el negacionismo político también existe, porque tenemos a una derecha que se opone a cualquier conquista o avance social que proponga el Gobierno de España, aunque venga refrendado por los agentes sociales, por los sindicatos y por los empresarios.

Así ocurrió con la revalorización de las pensiones conforme al IPC. Así ha ocurrido con una reforma laboral que creo que es buena para España, porque es buena para los empresarios y los trabajadores. Y el Partido Popular, sin leerla, anuncia ya su voto en contra. Por tanto, el negacionismo político, por desgracia, en nuestro país existe y es el que practica la derecha española.

Angels Barceló: ¿Va a existir entonces, si no ha existido todavía, esa llamada, ese contacto?

Respuesta: Sí, hombre, tiene que haberlo con ese grupo parlamentario y con el resto de grupos parlamentarios, porque creo que estamos ante un buen acuerdo. Creo que uno de los principales logros que hemos alcanzado, y no digo el Gobierno en España, digo la política en general, es en primer lugar el sentido de Estado que están mostrando los agentes sociales en reformas muy importantes de calado, como pueda ser la reforma de las pensiones, como es la reforma del mercado laboral. De alguna manera enmendando aquello que se hizo en la década del año 2010, es decir, cuando se estaba gestionando otra crisis, que fue la crisis financiera, imponiendo con mayorías absolutas contrarreformas que no solamente ahondaron la exclusión social, sino que quebraron el necesario diálogo social para abordar reformas ineludibles que tenemos que hacer en nuestro país, pero hacerlas desde una perspectiva, uno, de integración o de inclusividad, y en segundo lugar, de perdurabilidad a lo largo del tiempo.

Yo creo que eso es lo que han hecho los agentes sociales y creo honestamente que las Cortes Generales, respetando el ámbito de competencias que tiene el debate legítimo parlamentario, tienen que refrendar y convalidar un buen real decreto ley, que es bueno para el país, que es bueno para las empresas y que es bueno para los trabajadores.

Y eso es lo que yo le pido a la derecha: que dejen a un lado esta oposición negacionista que mantienen desde el principio de la legislatura y antepongan el interés general a su interés particular. Porque si uno no defiende el interés de los empresarios, ni tampoco el interés de los trabajadores, nos tendremos que hacer la legítima pregunta de cuáles son los intereses que está anteponiendo el Partido Popular ante este debate necesario.

Angels Barceló: De todas formas, Presidente, tampoco se lo está poniendo fácil el resto de partidos; algunos de los que le han apoyado a usted para sacar adelante determinadas iniciativas.

Respuesta: Te lo pueden poner más o menos fácil en función también de cuál sea la respuesta y la oposición constructiva o destructiva que tenga el principal partido de la oposición.

Esta es la cuestión. En cualquier país, si hay un acuerdo entre los agentes sociales, entre sindicatos y empresarios, vinculado con la reforma de las pensiones o vinculado con el mercado laboral, es evidente y es de sentido común, que estarían convalidando este real decreto ley.

Angels Barceló: ¿No se les ha dejado, de todas formas, demasiado al margen a los partidos? Es decir, hay un acuerdo -y destacado entre los agentes sociales-, pero tal y como está el clima político, ¿no se ha soslayado demasiado a los partidos?

Respuesta: Pero fíjese, en este acuerdo de la reforma laboral se incorporan muchos elementos que ya en la pasada legislatura, después de la moción de censura, estuvieron a punto de ser acordados por los grupos parlamentarios. Por ejemplo, en el ámbito de la subcontratación, por ejemplo, en el ámbito de recuperar la prevalencia de la negociación colectiva en determinados ámbitos. En definitiva, hay elementos que se incorporan en este acuerdo por parte de los agentes sociales, en los que ya existía un acuerdo previo por parte de los grupos parlamentarios.

Es verdad que la derecha y la ultra derecha a lo largo de esta legislatura están planteando mucho, no tanto la crítica sobre lo que se hace, sino sobre quién apoya estas medidas; quién apoya el ingreso mínimo vital, quién apoya la revalorización de las pensiones, quién apoya la subida del salario mínimo interprofesional, quién está apoyando ahora o no la reforma laboral, o la ley educativa, o la nueva ley de Formación Profesional… Pero la pregunta que aún no está respondida por parte de la oposición es ¿cómo es posible que en la España del año 2022 haya grupos parlamentarios que voten en contra -en un país tan desigual como es España- de la revalorizar las pensiones conforme al IPC, o que voten en contra de un buen acuerdo para el país porque ha sido acordado entre empresarios y sindicatos.

Yo creo que esta es la pregunta legítima también que tenemos que plantear a la oposición, no tanto el con quién, sino el para qué se hacen las políticas y el por qué hay grupos políticos que no es que se abstengan, es que lo que están haciendo es oponerse frontalmente, practicando esta oposición negacionista que antes le recordaba.

Angels Barceló: ¿Pero cuando le preocupa que los socios del gobierno se estén haciendo tanto de rogar?

Respuesta: Bueno, yo creo que, en fin, creo que hay un sentido común en el Poder Legislativo. Hay una mayoría de grupos parlamentarios que, estoy convencido, no van a impedir la tramitación de la convalidación de este real decreto ley tan importante. Lo veo, lo creo de verdad, porque mucho se ha hablado de estos dos años tan trepidantes, tan complejos, tan difíciles que estamos viviendo, pero este es un gobierno que -hay que recordar- no tiene una mayoría parlamentaria en el Congreso de los Diputados, representa a 155 escaños, no a 176 que es la mayoría absoluta para poder tramitar muchas de estas medidas que antes estábamos señalando y que, aun así, pues ha logrado en estos años tan difíciles dos Presupuestos Generales del Estado consecutivos, aprobados en tiempo y forma, muy necesarios para nuestra economía, para las personas más vulnerables de nuestro país; algo que no ocurría desde el año 2014. Que está manteniendo un rumbo cierto de crecimiento y que está consolidando ese crecimiento económico, tanto en niveles de PIB como en niveles de empleo, y que está sacando adelante una agenda de transformaciones y de dignidad de las personas yo creo que muy relevante en estos dos años.

Creo que la reflexión que me gustaría compartir con los españoles y españolas es que el Gobierno de España, en un tiempo tan difícil como el que estamos viviendo, al igual que el resto de gobiernos del mundo, con nuestros aciertos y sin duda alguna también con nuestros errores, no hemos hecho otra cosa que trabajar por la dignificación de nuestros compatriotas, de su vida. Lo hemos hecho con las pensiones, lo estamos haciendo con el mercado laboral, con el salario mínimo interprofesional, con la educación de nuestros jóvenes y con la libertad y la seguridad de las mujeres en un ámbito tan particularmente grave como es la violencia de género o también la igualdad entre hombres y mujeres.

Y lo estamos haciendo también en el ámbito de la política. Yo cuando voy al Congreso de los Diputados sé perfectamente qué es lo que me voy a encontrar. Pero también le digo, yo he defendido, voy a defender, porque estoy convencido de que es el mejor servicio que puedo prestar a la democracia española y también a la política española, el de que no me voy a dejar arrastrar al barro por muchas descalificaciones, no ya políticas, sino personales, que yo escuche todos los miércoles en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

Angels Barceló: ¿Han hablado de alguna manera con el PP para intentar rebajar esta tensión, ese tono de descalificación, ese tono bronco, ese tono agresivo? ¿Hay algún tipo de contacto, de ese que nosotros no vemos, no sabemos, para intentar rebajar esto?

Respuesta: Hombre, contactos hay. Tenemos a diario contactos con los grupos parlamentarios y, singularmente, también con el Partido Popular. Fíjese que todavía tenemos, a lo largo de estos dos años de legislatura, pendiente la renovación de un órgano tan importante para el funcionamiento de nuestra democracia como es el órgano de gobierno de los jueces.

Este es un gobierno que ha tendido la mano a todas las fuerzas políticas. Lo hemos hecho con los agentes sociales. Insisto, hemos llegado a 14 acuerdos con los agentes sociales, acuerdos tan importantes como el acabar con esa contrarreforma de las pensiones que hizo el Partido Popular en la década del año 2010, también acordando una reforma laboral muy importante. Lo hemos hecho también revirtiendo los recortes en dependencia, que se han transferido a las comunidades autónomas. En definitiva, con los agentes sociales hemos abierto una senda de acuerdo y de diálogo.

Lo hemos hecho también con los grupos parlamentarios. Con 15 formaciones políticas distintas hemos logrado acordar dos Presupuestos Generales del Estado que han sido buenos para el país. Pero, en tercer lugar, cuando la oposición, es decir, cuando la derecha de este país ha querido desbloquear la renovación de órganos constitucionales tan importantes como el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo, la Agencia de Protección de Datos, lo hemos hecho.

Por tanto, creo que el problema que nos estamos encontrando es el de una oposición negacionista, que niega no ya solamente cualquier avance que plantee el Gobierno, hasta incluso con el refrendo de los agentes sociales, sino que hasta incluso niega lo más evidente que es la propia legitimidad de este gobierno desde el punto de vista parlamentario.

Angels Barceló: Hablando de la renovación de los órganos constitucionales. ¿Tiene usted la sensación de que el Partido Popular se la coló con la renovación del Tribunal Constitucional, como fase previa que tenía que ser a la renovación del Consejo General del Poder Judicial?. Sigue bloqueada esa renovación y ustedes aceptaron un catedrático como Arnaldo.

Respuesta: Bueno, vamos a ver. Fíjese, a propósito de la…

Angels Barceló: Yo estos días les preguntaba a ustedes ¿tienen garantías de que va a haber renovación del Consejo General del Poder Judicial? Y no tenían ninguna garantía…

Respuesta: Efectivamente, el planteamiento que se hizo por parte del Partido Popular fue: estamos dispuestos a renovar estos cuatro de estos cinco órganos que estamos bloqueando, y mi deber como presidente del Gobierno es, lógicamente, el garantizar el correcto y el buen funcionamiento de nuestras instituciones democráticas. No es sostenible que tengamos instituciones tan importantes para nuestro país bloqueadas desde hace más de mil días, porque se cuestiona la legitimidad también de esas propias instituciones.

Y estamos hablando de instituciones muy importantes como es Tribunal Constitucional, que tiene por delante sentencias muy importantes para este país en el ámbito de la educación, en el ámbito de las libertades y de los derechos de las mujeres. O, como antes hemos citado, pueda ser el Tribunal de Cuentas o el Consejo General del Poder Judicial. Por lo tanto, mi deber es siempre salvaguardar la correcta renovación de nuestras instituciones constitucionales.

Al igual que la reforma laboral. Es evidente que no es la reforma laboral que el Gobierno de España hubiera hecho. Tampoco, imagino, la patronal o tampoco los sindicatos, pero en aras de un acuerdo, todos hemos cedido para poder lograr el mejor acuerdo que nos represente a todos. Eso es lo que hicimos también con la renovación de estas cuatro instituciones. Y es, además, lo que evidencia que donde está el bloqueo es precisamente en el principal partido de la oposición.

El otro día lo dije y creo que es muy importante volver a repetirlo. Miren, practicará la derecha una oposición negacionista, pero solamente le pedimos lo obvio, lo evidente. Uno, el cumplimiento del deber constitucional. Dos, el respeto al diálogo social. Hay que recordar que el artículo 7 de nuestra Constitución reconoce la labor de los agentes sociales en la definición del funcionamiento del mercado laboral, entre otras cuestiones. Y tres, un mínimo de rigor y de educación en la forma de hacer política a lo largo de estos años de legislatura.

Angels Barceló: Visto en perspectiva, visto cómo ha ido la evolución, es decir, que sigue el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial ¿Tiene usted la sensación de que se tragaron más sapos de los que debieran?

Respuesta: Insisto, de verdad yo no lo miro en esos términos. Lo miro en los términos…

Angels Barceló: ¿A usted le gustaban los candidatos planteados por el Partido Popular?

Respuesta: Lo he dicho en otros momentos. No me parece que fuesen los perfiles y creo que efectivamente el planteamiento y los candidatos que propuso el Partido Popular, pues echan por tierra ese, digamos, esa máxima que planteaba el líder de la oposición de que había que despolitizar órganos tan importantes como el Tribunal Constitucional. Allá cada cual con sus responsabilidades. La mía, sin duda alguna, es cumplir con el mandato que me marca la Constitución y hacer todo lo posible por el buen y el correcto funcionamiento de instituciones democráticas tan importantes como el Tribunal Constitucional. Esto es así.

Pero, insisto, creo que lo mínimo que se le puede pedir a un partido que se tilda todos los días y da lecciones de constitucionalismo es que cumpla con la Constitución y con su deber constitucional, porque no está dañando y haciendo oposición al Gobierno de España, está dañando a la propia arquitectura institucional de nuestro país. Y esto al final demuestra que tienen mal perder, que tienen difícil digerir su condición de oposición. Pero es que perdieron las elecciones en 2019, no tienen una mayoría parlamentaria y, por tanto, desde la oposición tienen que hacer una oposición mínimamente útil, mínimamente constructiva para que instituciones tan importantes funcionen.

Angels Barceló: Presidente, ¿se ha planteado usted la destitución del ministro de Consumo, Alberto Garzón?

Respuesta: Pues mire, yo en esta cuestión tengo que decirle que lamento muchísimo toda esta polémica. La lamento muchísimo. La lamento muchísimo, porque estamos hablando de un sector, el sector cárnico, que en España produce una carne de extraordinaria calidad. Y no lo digo yo, lo dice el propio mercado cuando responde a esta cuestión, porque el sector cárnico en nuestro país sigue los máximos estándares de la normativa española y europea y es un sector muy importante desde el punto de vista exportador.

Con lo cual, en primer lugar, siento la polémica desde ese punto de vista, pero también siento la polémica desde el punto de vista de que no se comparece con lo que está haciendo el Gobierno de España para con el sector primario. Estamos acompañando un sector que, como otros muchos, al igual que en el resto del mundo y, en particular en Europa, está sujeto a una profunda transformación, a una transformación que le está exigiendo, por un lado, producir más de mejor calidad, con menores recursos y garantizar, además, la rentabilidad de las explotaciones, en este caso, ganaderas.

Y el Gobierno de España durante todos estos años ha venido trabajando, no ya con la Ley de Cadena Alimentaria o no ya negociando yo personalmente en Bruselas una PAC con unos recursos semejantes a los que teníamos en la anterior fase, sino también ordenando todos estos sectores.

Estas cosas no se saben, no aparecen en los medios de comunicación, o al menos no con tanta virulencia, pero los sectores lo conocen. En el año 2020 el Gobierno de España aprobó un decreto precisamente para ordenar las explotaciones o las granjas del sector porcino. En el año 2021 hicimos lo propio con las del sector avícola y ahora precisamente estamos trabajando para ordenar todo lo que representa el sector vacuno, las granjas del sector del sector vacuno y del sector de la leche. Con lo cual, en fin, creo que tenemos por delante mucho trabajo, que lo estamos haciendo con las organizaciones y también, en buena medida, con las comunidades autónomas.

Angels Barceló: ¿Pero el ministro Garzón hablaba a nivel personal o hablaba como gobierno?

Respuesta: Yo creo que al Gobierno, más allá de las declaraciones que, insisto, yo lamento, lo lamento porque ha generado una polémica que creo que, insisto, no se comparece ni con la realidad del sector, ni tampoco con la realidad del día a día que hace el Gobierno de España.

Angels Barceló: ¿Usted no suscribe nada de lo que dijo el ministro Garzón?

Repuesta: Lo que digo es que lamento. Pero, fíjese, más allá de las declaraciones el Gobierno se expresa en el Boletín Oficial del Estado, en las políticas que pone en marcha, en los acuerdos que logra, en este caso, con el sector ganadero. Y los acuerdos que estamos haciendo con el sector ganadero son, precisamente, los de adaptar y acompañar a un sector en una profunda transformación que tiene que obedecer a las siguientes preguntas que se están planteando muchos ciudadanos y ciudadanas: el cambio de hábitos de consumo de los consumidores; en segundo lugar, la necesaria protección y el bienestar animal; en tercer lugar, abrir nuevos mercados; en cuarto lugar, garantizar la rentabilidad de estas explotaciones ganaderas; en quinto lugar, también adecuarnos a unos mayores parámetros de sostenibilidad medioambiental. Nosotros en esta nueva PAC, de acuerdo con las comunidades autónomas, hemos elevado también la financiación a la ganadería extensiva. Por tanto, se está produciendo esa transformación…

Angels Barceló: Pero de algunas de estas cosas hablaba el ministro…

Respuesta: Evidente. Lo que es evidente también es que se ha generado una polémica que, insisto, no se comparece ni con lo que está haciendo el Gobierno, ni tampoco con la realidad de un sector que claramente es competitivo, pero no solamente es competitivo en cuanto al precio, sino también en cuanto a la calificación y al cumplimiento de los máximos estándares marcados tanto por la normativa española como por la normativa europea.

Angels Barceló: ¿Usted ha hablado con el ministro después del episodio de sus declaraciones?

Respuesta: Me va a permitir que, en fin, en el ámbito de las conversaciones privadas y de un órgano colegiado, como es el Consejo de Ministros y con mis ministros, pues guarde mi debida discreción sobre esta cuestión. Pero, insisto, como presidente del Gobierno yo lo que tengo que hacer es expresar mi lamento sobre una polémica que creo que…

Angels Barceló: ¿Se equivocó en la forma el ministro?

Respuesta: Insisto, lamento esta polémica. Creo que con eso lo estoy diciendo todo.

Angels Barceló: ¿Teme que este sea el eje al que se agarre la oposición en las elecciones en Castilla y León?

Respuesta: Yo creo que en Castilla y León, como en todas las comunidades autónomas, si algo hemos aprendido de la pandemia es, precisamente, la importancia de las comunidades autónomas. Las comunidades autónomas tienen competencias muy importantes en materia de sanidad, en materia de educación, en materia también de dependencia o, por ejemplo, en la gestión de las residencias de mayores, también en políticas de vivienda. Castilla y León, en particular, uno de los principales desafíos que tiene por delante es el reto demográfico y la despoblación.

Y después de 35 años de gobiernos conservadores, creo que Castilla y León se merece un debate, una campaña electoral que hable sobre los problemas, los desafíos, los retos, las demandas que tiene la población de Castilla y León.

Desde luego, lo que yo puedo transmitir como presidente del Gobierno es que el Gobierno va a apoyar siempre a Castilla y León. Lo hemos hecho a lo largo de estos dos años. Tengo que decirle que a lo largo de estos cuatro años, al final de la legislatura, habremos transferido un 26% más de recursos que la administración previa conservadora del Gobierno de Mariano Rajoy a Castilla y León. Yo creo que estamos abriendo un debate también muy importante, necesario para Castilla y León, para el conjunto de comunidades que están sufriendo esa despoblación, esa falta de oportunidades con la descentralización. Estamos descentralizando instituciones y Castilla León se está beneficiando, precisamente, de esa descentralización de instituciones. Eso lo hago como presidente del Gobierno. Voy a atender siempre a la mano, voy a estar siempre ayudando al Gobierno de Castilla y León. Como secretario general del Partido Socialista, sí le digo que creo que, después de treinta y cinco años, es importante abrir un tiempo nuevo de cambio y de esperanza en una tierra que lo necesita.

Angels Barceló: ¿Cree que el Partido Popular va a instalar esa idea de cambio de ciclo electoral a partir de esas elecciones?

Respuesta: Bueno, lo viene haciendo cada vez que puede. Pero yo creo que es importante -y los ciudadanos lo saben- que respondan a la pregunta que se les plantea. Y la pregunta que se plantea en las elecciones del 13 de febrero es quién va a ser su próximo presidente de un gobierno importante para la sanidad, para la dependencia, para las residencias de mayores, para la vivienda, para la despoblación, para el reto demográfico en su tierra. Cuando lleguen las elecciones generales y se pregunte qué partido prefiere usted que gobierne ese país, pues ahí estarán convocados y responderán los españoles a esa pregunta.

Y honestamente, creo que lo importante ahora es centrarnos en la gestión, centrarnos en los fondos europeos, centrarnos en que España crezca en economía, en empleo, en derechos sociales, en libertades, en justicia social, en cohesión territorial. Y a final de la legislatura, en diciembre del año 2023, se convocaron esas elecciones generales y los españoles decidirán qué futuro quieren para su país.

Angels Barceló: Voy a preguntarle por las encuestas, presidente. ¿A qué atribuye usted el ascenso de la ultraderecha?

Respuesta: Bueno, yo creo que tiene mucho que ver con algo que nos tiene que hacer reflexionar a todos los demócratas. Y esto no ocurre solamente en España, está ocurriendo en Europa y está ocurriendo en el mundo. Y es el propio funcionamiento de la democracia. Hay colectivos, no menores en las sociedades de nuestros países, que cuestionan el funcionamiento de la democracia, que consideran que la democracia no es un instrumento eficaz para responder a sus demandas. En una sociedad como la nuestra, tan profundamente desigual, es evidente que la ciudadanía lo que quiere es que los políticos respondamos a sus preguntas, dignifiquemos sus condiciones de vida, demos, desde una perspectiva de justicia social y territorial, respuesta a las grandes transformaciones que estamos viviendo, singularmente la digitalización y la transición energética y la transición ecológica. Esta es la cuestión.

Hay personas que, efectivamente, cuestionan el funcionamiento de la democracia y lo que hacen es mirar hacia liderazgos autoritarios; que es lo que representa, en definitiva, la ultraderecha. A mi juicio, este es el principal error que está cometiendo la derecha española con esa oposición negacionista, porque cuando no existía la ultraderecha, pues probablemente con ese malestar podía verse beneficiada la derecha legítimamente. Ahora no es así. Ahora la antipolítica, el negacionismo político, lo que hace es nutrir, precisamente, a la ultraderecha de nuevos votantes.

Y por eso es tan importante que el Gobierno de España continúe con su agenda de reformas, continúe dignificando con aciertos y con errores la vida de nuestros compatriotas y, sobre todo, demostrando que se pueden tener legislaturas de cuatro años, que es positivo tener reformas donde se incorpore a un amplio elenco de formaciones políticas o, por ejemplo, de agentes sociales en las mismas. Porque la democracia es eso, es diálogo, es negociación y es acuerdo. Y creo honestamente que, con todas las dificultades que estamos viviendo, el Gobierno de España está cumpliendo con esa hoja de ruta.

Fíjese, a mí en muchas ocasiones, en estos años tan difíciles...Ahora mismo estamos recordando la Filomena, la borrasca de nieve que vivimos el año pasado, y hemos terminado el año pasado con la erupción del volcán en la isla de La Palma, pero hemos tenido incendios, hemos tenido inundaciones, hemos tenido DANAs. Hemos tenido que hacer frente y dar respuesta a una emergencia sanitaria como el Covid, como también el poner en marcha los fondos europeos, acordar la reforma laboral, la reforma de las pensiones...Hay mucha gente que me pregunta ¿vaya resistencia tiene el Gobierno o tienes tú, no? Bueno, yo también tengo que decirles que para mí todo este tiempo también ha sido un tiempo muy duro en lo personal. Y he de decirles que, cada vez que voy al Congreso y me encuentro el nivel del debate que me encuentro, con descalificaciones no solamente políticas sino también personales, es que yo no puedo desfallecer, es que yo no me lo puedo permitir, yo no me puedo desanimar. España se merece mucho más de lo que en muchas ocasiones la oposición demuestra en las Cortes Generales.

Angel Barceló: Le preguntada por el ascenso de la ultraderecha. El último día que yo estuve aquí, que hablamos usted y yo, usted apostaba por una unión de la izquierda a la izquierda del PSOE y decía que cuanta más fortaleza tenga esa unión, mejor nos irá a todos. ¿Cree usted que Yolanda Díaz lo va a conseguir, que habrá confluencia de la izquierda?

Respuesta: Bueno, esa pregunta no tengo que responderla yo…

Angels Barceló: Pero como usted decía que la ve de vez en cuando….

Respuesta: Y tengo muy buena relación con ella y, en general, con todos los ministros de Podemos. Tengo que decirle que muchas veces se habla sobre el funcionamiento del gobierno de coalición, que sin duda alguna -lo he dicho alguna otra ocasión- pues menos decibelios también me gustaría en el funcionamiento del gobierno de coalición, y también considerando que estamos hablando de la primera experiencia de gobierno de coalición a nivel estatal.

Pero también es cierto, antes le he descrito de manera muy somera los retos a los que nos hemos enfrentado durante el año pasado o los que nos vamos a enfrentar este año, como es el precio de la energía, el precio del gas o incluso el precio de la recuperación o la inflación, yo solamente tengo palabras de agradecimiento para mis ministros, porque todos y cada uno de ellos, con sus aciertos y con sus errores, están contribuyendo a dignificar la vida de los españoles. Y yo creo que eso tendrá y contará como un activo cuando lleguemos a las elecciones generales.

Y en ese sentido, lo que yo sí deseo, con todos los respetos y la autonomía que tiene ese espacio político, es que lógicamente salgan fortalecidos con el liderazgo de la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Angels Barceló: Ahora que nombrábamos esto de la inflación ¿Cree que podrán soportar los salarios en España este nivel de inflación, presidente?

Respuesta: En primer lugar, yo creo que hay que ser conscientes de que en el año 2020 vivimos una auténtica depresión de los precios, y que la elevación de la inflación que hemos visto a lo largo del año 2021 tiene mucho que ver -en un 30% más o menos, dice el Banco de España-, tiene que ver con el efecto base. Es decir, hay un rebote claramente como consecuencia de una caída del PIB y un confinamiento que tuvimos en el año 2020.

A partir de ahí, efectivamente, hay elementos que tienen que ver con el precio de la energía que explican el alza de los precios. ¿Qué es lo que yo creo que tenemos que hacer? Bueno, pues evitar lo que llaman los economistas el efecto de segunda vuelta, es decir, que ese alza de los precios acaba impregnando a toda la economía, a los sueldos, a los precios de los alimentos y demás. En principio, en principio, aunque evidentemente tenemos que monitorizarlo no desde el Gobierno de España, sino desde el Banco Central Europeo, en principio, lo que nos dicen todos los analistas, lo que dicen las organizaciones internacionales, es que a lo largo, a mitad de este año estaremos viendo ya una reducción significativa de estos precios de la energía.

Angels Barceló: Mitad de año. Es decir, nos quedan todavía seis meses, que acabamos de inaugurar el año presidente…

Respuesta: Si, pero lo importante, fíjese, aún con eso, es, en primer lugar, seguir- ya sabe que yo soy un poco obstinado- con el debate en Europa de que tenemos que revisar a fondo la articulación y la formación de los precios de la energía en nuestro país y en el continente europeo, porque no obedece a la situación actual el diseño de precios que se hizo hace ya unas cuantas décadas.

Y, en segundo lugar, nosotros hemos decidido prorrogar muchas de estas medidas de reducción o de suspensión de impuestos, como es, por ejemplo, el IVA para amortiguar todo este alza de los precios y, por tanto, contener la factura de la luz, que evidentemente es la que pagan los ciudadanos o también las industrias.

Angels Barceló: ¿Y será ese año, el año de la reforma fiscal?

Respuesta: Bueno, vamos a estar a la espera de lo que nos digan los expertos. Y yo creo que es una reforma necesaria. Evidentemente, tendremos que hacerla conforme vayamos viendo que se consolida el crecimiento económico. Creo que ahora mismo el principal objetivo económico que tiene nuestra política es la de consolidar el crecimiento económico, consolidar la senda de creación de empleo. Nunca hemos tenido esos datos de ocupación en nuestro país. Estamos recuperando no los niveles previos de empleo a la pandemia, sino los niveles previos a la crisis financiera de 2008: 20 millones de ocupados, una reducción del 40% de los parados más jóvenes… En definitiva, vamos por el camino correcto.

Ahora, la reforma fiscal es evidente que es necesaria en nuestro país. Y lo es, en primer lugar, porque este es un país muy desigual, muy desigual. Yo siempre digo que un país que cuenta con dos millones y medio de niños y niñas en situación de pobreza no es un país igualitario. Por tanto, el objetivo fundamental del Gobierno en España y el mío, personalmente y políticamente, es combatir la desigualdad, la exclusión social, la pobreza.

En nuestro país no se habla de pobreza, pero cuando salimos por las calles de Madrid y por otras muchas calles de pueblos y ciudades de nuestro país, hay mucha gente que vive en la calle, que sufre pobreza y, por tanto, si queremos combatir esa exclusión social y esa desigualdad, es evidente que necesitamos un Estado del Bienestar mucho más fuerte, mucho más redistributivo. Y eso inevitablemente lleva a un debate sobre qué Estado del Bienestar queremos, qué sanidad queremos, qué políticas sociales queremos, qué dependencia queremos, que ingreso mínimo vital queremos, qué protección cuando vienen mal dadas en la crisis económica queremos para los trabajadores, por ejemplo, en los ERTES o las prestaciones para los autónomos. Y a partir de ahí, pues evidentemente, articular una propuesta de reforma fiscal.

Algunas cosas hemos hecho ya: el impuesto de transacciones financieras, el mínimo del tipo de sociedades, un poco en la línea del debate que se está siguiendo…

Angels Barceló: ¿Y subir el impuesto a los más ricos?

Respuesta: Bueno, en todo caso, fíjense, en todo caso, ese debate sobre el impuesto a los más ricos, a las grandes fortunas que han seguido otros países, no deja de ser una pieza más de un entramado que claramente tiene que obedecer a la principal máxima, que es que si queremos justicia social, tiene que haber justicia fiscal. Y la justicia fiscal significa que aquellos que más tienen, tienen que contribuir más al erario público.

Yo creo que una de las grandes lecciones que hemos extraído de esta pandemia, es que no va a haber progreso individual si no hay progreso colectivo y que, por tanto, tenemos que crecer para repartir y repartir para crecer.

Y, en ese sentido, el Gobierno de España y, en particular, una opción como la que yo represento en estos momentos, que es la socialdemócrata, siempre va a estar en ese eje, en el de la defensa de la igualdad, la lucha contra la desigualdad y su forma más extrema, que es la exclusión social. Y, por tanto, a partir de ahí garantizar un mínimo de justicia fiscal para poder garantizar esa justicia social.

Angels Barceló: Una última cosa, ¿cuándo va a convocar mesa de diálogo con la Generalitat? ¿Son los tiempos los mismos los suyos que los de Pere Aragonés?

Respuesta: Hombre, yo espero que sean los mismos. Pero, insisto, creo que, como en todo, en la política hay cosas que evidentemente nosotros podemos condicionar y otras cosas que no podemos condicionar. Ahora la ciudadanía en Cataluña y en el conjunto de España creo que están anteponiendo cómo vamos a gestionar esta emergencia de la Ómicron; cuándo, como usted me ha preguntado antes, vamos a llegar al pico y vamos a poder empezar a ver una curva de contagios en descenso; si vamos a garantizar la seguridad o no de nuestros niños y niñas a la vuelta al colegio; qué pasa con la incapacidad temporal y con las bajas que estamos viendo en las oficinas… Yo creo que estamos ahora mismo en eso, pero, honestamente, el Gobierno de España creo que ha mostrado su absoluta predisposición a que se celebre esa mesa de diálogo. Acuérdese que en el mes de septiembre se me pidió que yo participara en esa mesa de diálogo en la ciudad de Barcelona. Así lo hice y por tanto tendrá lugar, se celebrará, pero creo que ahora mismo las instituciones estamos en algo mucho más urgente e importante para la ciudadanía, como es la emergencia sanitaria.

Angels Barceló: ¿No le pone ni fecha aproximada?

Respuesta: Hablarán los equipos. Insisto, es que si le doy una fecha, pues ya nos atamos a… Va a producirse esa reunión y a lo largo de este año vamos a tener más de una reunión y espero que podamos lograr avances. Por lo que estoy viendo en las declaraciones que hacen los dirigentes nacionalistas, pues es evidente que continúan en sus máximas. Ahí, pues es evidente que puede haber, por no decir ningún acuerdo, tampoco ningún avance.

Y sí me gustaría también pedir al Gobierno la Generalitat de Cataluña que al igual que pide y exige una mesa de diálogo con el Gobierno de España para tratar de dar respuesta a esta situación del procès, también hagan lo propio con la sociedad catalana, porque hay una parte considerable de la sociedad catalana que no comulga con las tesis independentistas y que también merece ser escuchada. Y quien la lidera ahí pues es el Partido de los Socialistas Catalanes, es Salvador Illa, junto con otros muchos partidos y yo creo que merecen y exigen también ser escuchados y abrir un diálogo con sus instituciones, con las instituciones catalanas.

Angels Barceló: Presidente, usted fue investido el 7 de enero de 2020. El 14 de marzo de 2020 se confinó a todo el país. Han sido dos años de legislatura marcados por la pandemia. ¿Qué le pide a estos dos años que vienen?, ¿o cómo se los imagina?

Respuesta: Bueno, yo desde el punto de vista social y de país lo que pido es estabilidad. Dos años en los que podamos consolidar el crecimiento económico, la creación de empleo, la superación de la pandemia, la consolidación del Estado del bienestar que dé respuesta a futuras pandemias y también respuesta a este principal drama que tiene nuestra sociedad, que es la desigualdad. Y desde el punto de vista formal, lo que pido a la política es que tomemos ejemplo de los agentes sociales, que han sido capaces de anteponer el interés general a sus intereses particulares, han sido capaces de llegar a acuerdos tan fundamentales como el de las pensiones o el de la reforma laboral.

Y creo que el rigor, la buena educación, el deber constitucional y el respeto al diálogo social deberían ser máximas que cualquier partido que se precie y que aspira a gobernar España cumplan durante sus años de oposición. Y creo que eso, por desgracia, hoy no lo estamos viendo en la derecha, pero espero que podamos verlo durante estos dos años que quedan de legislatura.

Angels Barceló: Pues, presidente, muchísima suerte.

Respuesta: Gracias a ustedes.