Está usted en:

Comparecencia del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto al primer ministro de la República Portuguesa, António Costa, ante los medios de comunicación en la XXXII Cumbre Hispano-Portuguesa

Trujillo, Cáceres, jueves 28 de octubre de 2021

Presidente.- Buenas tardes.
Si les parece, vamos a dar comienzo a la comparecencia de prensa. En primer lugar, quisiera agradecer a los medios de comunicación su trabajo y el cubrir esta importante cumbre que estamos celebrando en Trujillo, en Cáceres, en Extremadura.
Quisiera dar las gracias al anfitrión, al presidente de la Junta de Extremadura, sin duda alguna también al Ayuntamiento de Trujillo por la extraordinaria hospitalidad y acogida.
Agradecer también a las vicepresidentas, a los ministros, ministras del Gobierno de España y del Gobierno de Portugal su extraordinario trabajo, a todos los departamentos de todos los ministerios que han hecho posible la firma de importantes memorándums de entendimiento entre España y Portugal, entre Portugal y España.
Y sin duda, dar la bienvenida al primer ministro Antonio Costa, a esta maravillosa ciudad de Trujillo.
Bueno, acabamos de clausurar la cumbre bilateral número 32, la número treinta y dos, nada más y nada menos.
Tras un intenso trabajo hemos abordado muchísimos temas, muchos temas. Hemos compartido preocupaciones y hemos apuntado también propuestas de futuro.
Algunas han quedado plasmadas en la declaración conjunta y en los nueve acuerdos, quiero subrayar este hecho, los nueve acuerdos que acabamos de firmar y otros que van a ver la luz durante los próximos meses. Una labor de enorme alcance.
Hemos mantenido nuestro compromiso de reunirnos anualmente, de dar contenido e impulso a la extraordinaria relación que tenemos ambos gobiernos, ambos países, a todos los niveles, con un objetivo bien claro. Y es que este espíritu de acuerdo tenga efectos concretos en la vida cotidiana de los ciudadanos y ciudadanas de ambos países.
En Guarda hace un año, querido Antonio, dijimos que queríamos renovar el tratado de amistad y de cooperación entre ambos países y así lo hemos hecho hoy en Trujillo. Hemos firmado un nuevo tratado de amistad y de cooperación entre ambos países que, quiero recordar, consta ya de una dilatada trayectoria de 40 años. Es un logro inmenso.
Lanza, yo creo que un mensaje muy importante, en un momento muy importante también de superación de la pandemia. Y es que nuestras relaciones han evolucionado, han evolucionado durante estos cuarenta años, son más ricas, son más diversas y tienen lugar en una Europa cada vez más integrada.
Sobre todo, después de esta pandemia, de la respuesta que estamos dando en un mundo complejo.
Recordaba antes el primer ministro Costa que somos también países aliados de la OTAN y que el próximo año, en el mes de junio, vamos a celebrar un importante, una importante cumbre en Madrid.
Y quiero recordar, además, que vamos a recoger el testigo de Lisboa, porque fue precisamente la cumbre de Lisboa de la OTAN cuando se definió entonces el concepto estratégico de la OTAN. Por aquel entonces. Y ahora lo que vamos a hacer es definirlo para los próximos diez años también en una ciudad ibérica, en este caso en la capital de España.
Regularizamos nuestras reuniones, enumeramos nuevos desafíos. Como he dicho, la digitalización, el cambio climático, los retos sanitarios, la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, el terrorismo, aspectos que nos unen a ambos gobiernos, ambas sociedades, como es, por ejemplo, la igualdad de género, el trabajo docente, los desafíos demográficos, el reto demográfico y la movilidad.
Reconocemos también por primera vez el concepto de cooperación transfronteriza para regiones ultra periféricas.
Y en este sentido quiero agradecer en primer lugar las muestras de solidaridad del pueblo portugués y sin duda alguna también del primer ministro portugués para con una isla muy querida a la que toda España está mirando y se solidariza con ella como es la isla de La Palma.
Desde este espíritu nuevo nos ponemos ya mismo manos a la obra.
Por eso, algo que compartimos el primer ministro portugués y yo mismo, en una conversación que tuvimos después del Foro de A Toxa en Galicia hace unos meses, fue el que las cumbres bilaterales tuvieran un concepto, un término que las explicara, que justificara su celebración.
En Trujillo hemos iniciado esta, yo creo es muy buena costumbre. La hemos denominado la Cumbre por la Movilidad Sostenible, y en ese sentido yo creo que tanto España como Portugal tenemos una realidad geográfica común, y en consecuencia tenemos objetivos muy semejantes en el ámbito de la transición ecológica y sin duda alguna también de la movilidad sostenible.
Esto exige un esfuerzo colectivo compartido, del que me gustaría subrayar ante los medios de comunicación algunos frutos surgidos de las reuniones que hemos mantenido a lo largo del día de hoy.
En primer lugar, me gustaría subrayar, yo creo que un hito muy positivo para futuras cumbres, y es el de que hemos puesto en común los planes de recuperación, transformación y resiliencia de ambos países, de España y de Portugal, de Portugal y España. Porque supone una enorme oportunidad no solamente para las sociedades que vamos a percibir directamente esos recursos, sino también para nuestros hermanos, en este caso para España, la población portuguesa. Una oportunidad que no podemos desaprovechar, que no vamos a desaprovechar.
Y en ese sentido hemos decidido comenzar reforzando la colaboración de nuestros dos países en cuatro áreas clave en el marco de los planes y por tanto de los fondos europeos.
El primero de ellos tiene que ver con una industria muy querida, muy importante para España y para Portugal, que es la industria del automóvil y por tanto ese proyecto tan importante para ambos países como es el vehículo eléctrico y la valorización y gestión de toda la cadena de valor, empezando por el litio hasta la fabricación del coche.
En segundo lugar, la transición ecológica, las energías renovables y en ese sentido, una joya, una riqueza que tenemos ambos países, que es precisamente el impulso al hidrógeno verde como estamos comprometidos ambos gobiernos.
En tercer lugar, todos aquellos programas vinculados con las tecnologías espaciales para la observación de la Tierra.
Y en cuarto lugar, el desarrollo de capacidades e infraestructuras digitales.
En cada uno de estos ámbitos lo que hemos hecho ha sido identificar proyectos en los que vamos a trabajar conjuntamente y hemos avanzado en la forma de concretarlos y también de convertirlos en realidad.
Y en este sentido hemos reafirmado nuestra apuesta por electrificar la movilidad, lo que va a suponer una transformación radical de toda la cadena de valor del sector del automóvil, desde la extracción del litio- y aquí en Extremadura, evidentemente lo saben muy bien-, la industrialización, hasta la fabricación de las baterías y las estaciones de recarga eléctrica.
Asimismo, el primer ministro Costa y yo hemos evaluado varios proyectos en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para favorecer el posicionamiento del conjunto de la Península Ibérica en el desarrollo tecnológico y la innovación en la producción de energías renovables y en particular, del hidrógeno verde.
Y también para que nuestra península se convierta en un hub digital con el desarrollo de la Alianza Ibérica Digital que hemos firmado hoy.
En segundo lugar, me gustaría subrayar que vamos a impulsar la modernización de la Red Terrestre de Infraestructuras con nuestra apuesta por el ferrocarril, así como la disposición de puntos de recarga de la red de carreteras, la digitalización de la red que nos interconecta y una autopista nueva, pero que va a ser fundamental también para hacer frente al reto demográfico, como es la extensión del 5G por el conjunto de la Península Ibérica.
Y por último, vamos a reforzar los avances en el mercado ibérico de la electricidad con el empuje definitivo a los proyectos de interconexión que teníamos pendientes.
Yo creo que esto también es un elemento fundamental para nuestros amigos portugueses y hemos dado un impulso definitivo en esta cumbre.
Quiero referirme ahora a otro asunto que me parece muy importante subrayarlo aquí en Extremadura, y es el de, saben ustedes que en Guarda lanzamos hace un año la estrategia de desarrollo transfronterizo, hoy en Trujillo lo que hacemos es realidad ese compromiso que va a beneficiar directamente a los habitantes de La Raya, un enorme espacio común que fue en el pasado línea de división y que nos hemos propuesto transformar en ejemplo de proximidad, de colaboración y de desarrollo compartido, luchando contra esos males, esos desafíos que tenemos ambos países, que es el del reto demográfico, el de la despoblación y la falta de oportunidades para sus habitantes.
Y vamos a apostar por su desarrollo. En primer lugar, con la firma de un protocolo para la creación del Estatuto del Trabajador Transfronterizo, que es una de las antiguas demandas que por fin ve hoy su materialización. Este Estatuto va a permitir, entre otros avances, cuestiones tan importantes para los ciudadanos de La Raya como los siguientes, por ejemplo, un censo de trabajadores transfronterizos, erradicar las discriminaciones que puedan seguir existiendo, luchar contra el fraude, facilitar el acceso en ambos países a los servicios públicos de empleo, sanitarios, educativos. En definitiva, creo que estamos dando un impulso en beneficio de los ciudadanos, tanto de España como de Portugal, que necesitan precisamente del compromiso público.
En segundo lugar, lo que hacemos es impulsar una mayor coordinación de los servicios de emergencia del 112. Es decir, apostamos por protocolos, por poner en práctica los protocolos firmados, posibilitar una colaboración ágil y eficaz en el caso de incendios forestales, de catástrofes transfronterizas, así como acelerar el intercambio de información y de buenas prácticas.
Y también en el marco de esta estrategia hemos seguido trabajando para facilitar el cruce de fronteras de los menores estudiando cómo favorecer la compatibilidad de la documentación de cada lado. Yo creo que esto también es muy importante para las familias del conjunto de La Raya.
Por eso, querido Antonio, termino diciendo que me satisface enormemente poder afirmar que estamos cumpliendo con los compromisos que asumimos el año pasado con la estrategia de desarrollo transfronterizo.
Así lo vamos a seguir haciendo con nuevos proyectos de innovación vinculados a los centros de enseñanza de investigación situados en el ámbito transfronterizo con la idea de las escuelas interculturales bilingües, que esto también es muy importante para ambos gobiernos; con la identificación de los recursos para la coordinación de la atención contra esa lacra, que también ambos gobiernos compartimos, el tratar de extirpar como es la violencia contra las mujeres; o con el desarrollo de la estrategia de sostenibilidad turística transfronteriza.
El nuevo tratado de amistad, los proyectos en materia de movilidad, el cumplimiento de la estrategia transfronteriza son, por tanto, tres pilares clave de nuestras relaciones bilaterales.
Además, hoy hemos vuelto a reafirmar que España y Portugal continuaremos profundizando nuestra concertación en el marco de la Unión Europea tras la excelente presidencia portuguesa. Así queremos seguir impulsando juntos la Europa social, la Cumbre de Oporto y el mandato de Oporto y apoyarnos mutuamente en debates que son cruciales ahora mismo para nuestros compatriotas, para nuestra industria, para nuestra economía, como es, por ejemplo, el debate sobre la energía, donde ambos coincidimos en que se necesita una mayor ambición por parte de las instituciones comunitarias.
En definitiva, yo creo que es una cumbre que de alguna manera recoge el testigo a la cumbre de Guarda de hace un año, donde hemos hecho realidad muchas de las ambiciones que nos marcamos hace un año en la ciudad portuguesa de Guarda.
Y por tanto, creo, querido Antonio, queridos ministros, queridas vicepresidentas, que cumplimos un hito más en la construcción de esta relación tan formidable que tiene Portugal y España.
Así que tuya es la palabra, Antonio, y simplemente terminar agradeciéndote a ti y a todo tu equipo el trabajo que habéis realizado durante estos meses y que hace posible también el que podamos haber firmado estos acuerdos tan importantes para ambos países.
[Intervención del primer ministro de la República portuguesa, António Costa]
Presidente.- Muchas gracias, querido Antonio, si te parece, podríamos dar la palabra a la directora, a Carmen, para que ella, en fin, nos dirija a la rueda de prensa con los medios de comunicación.
P. [Daniela Santiago, Radio Televisión Pública Portuguesa]. Muy buenas tardes, señores. Señor presidente, señor Primer Ministro, pido perdón, pero la actualidad política nos lleva hasta Portugal. Y voy a hacer dos preguntas.
Una primera, al primer ministro portugués. Señor primer ministro, dice querer respetar la posible disolución del Parlamento, pero, según usted, ¿cuál sería la mejor opción? ¿Preferiría gobernar con duodécimas a más vida más allá del presupuesto?
Si tenemos que celebrar elecciones, ¿cuál considera que serían las mejores fechas? Y luego dice que no dimite ¿Por qué? Como un caso de estabilidad política me acuerdo de eso. Hace 5 o 6 años que decía que era una buena solución gubernativa, ¿cómo lo ve ahora después de lo que sucedió ayer? y se dividiría caso estuviera en la misma situación.
Gracias.
[Intervención del primer ministro de la República portuguesa, António Costa]
Presidente.- Bueno, muchas gracias. En fin, es simplemente dos apuntes.
El primero de ellos es que hay que recordar que en España el sistema político es diferente. Es decir, a diferencia de Portugal, que es el Presidente de la República quien convoca elecciones en España, es el presidente del Gobierno, entonces son realidades completamente distintas, ¿no?
Pero si me permite Antonio, con toda la confianza que, que tenemos, creo que Portugal es un ejemplo de estabilidad y que lo he visto no solamente en las relaciones bilaterales que tenemos ambos gobiernos, sino que también he visto a Antonio trabajar en el Consejo Europeo.
Yo le puedo garantizar que hay pocos presidentes de Gobierno que yo haya visto en el Consejo Europeo, con las capacidades y las habilidades que tiene el primer ministro portugués, de diálogo, de trabajo para llegar a acuerdos y de lograr esos acuerdos. Esa es la experiencia que tengo con él.
P.- [Irene Castro, El diario.es]. Hola, qué tal, buenas tardes. Yo tenía una pregunta para ambos. Los dos gobiernan gracias a la izquierda. Portugal parece que se encamina a unas elecciones y España acaba de atravesar una gran crisis dentro del gobierno de coalición.
Les quería preguntar si han hablado de este asunto en el almuerzo o en algún momento los dos presidentes y si se han dado algún consejo el uno al otro.
Y dado que se han comprometido a que, a que estas cumbres sean anuales, si creen que los dos serán los representantes de ambos países en la del próximo año.
Y al presidente Sánchez le quería preguntar si da por resuelta la crisis en el seno del gobierno de coalición o si cree que vamos a unos meses o a unas semanas de conflicto interno por los contenidos de la reforma laboral.
Y en concreto, le quería preguntar cuál va a ser la propuesta del Gobierno en la mesa de diálogo, en la mesa de diálogo social, respecto a la ultra actividad y a los convenios. Si va a primar el de empresa o el sectorial.
Muchas gracias.
Presidente.- Muchas gracias Irene por sus palabras.
Eh, bueno yo espero Y además ese es el propósito de todo el gobierno y es lo que he venido diciendo cada vez que se me ha preguntado. La legislatura va a durar hasta el año 2023. Luego ya evidentemente serán los españoles cuando voten quienes decidirán quién continúa como presidente del Gobierno. O en mi caso, o si deciden otras formulaciones.
Pero bueno, vamos a trabajar efectivamente para para que sea con aún una mayor representación parlamentaria, la de las fuerzas progresistas, para poder tener una mayoría reforzada para hacer muchas de los avances sociales que estamos haciendo. Eso en primer lugar.
Y en segundo lugar, sobre la cuestión que usted me plantea y los debates, yo quiero decir varias cosas.
La primera de ellas es que este es un gobierno que cumple con sus compromisos. Hemos cumplido con los compromisos: dijimos que íbamos a subir el salario mínimo interprofesional y lo estamos subiendo; dijimos que íbamos a aprobar, por ejemplo, una ley de eutanasia y hemos aprobado una ley de eutanasia; dijimos que íbamos a aprobar una nueva ley educativa y estamos aprobando una nueva ley educativa; dijimos que íbamos a poner en marcha mecanismos de protección para los trabajadores, como los ERTES, Y lo hemos hecho.
Es decir, somos un gobierno que cumple. Y yo asumí un compromiso. Asumí un compromiso en el acuerdo de investidura. Asumí un compromiso en el acuerdo del gobierno de coalición. Asumimos un compromiso también con la Comisión Europea en el marco de los fondos europeos y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
Y además es que es necesario. Es necesario en dos ámbitos que me parecen fundamentales cuando estamos hablando del ámbito laboral.
En primer lugar, creo que es muy importante que recuperemos consensos que se fracturaron, que se quebraron en 2012 con una contrarreforma que hizo una mayoría absoluta del Partido Popular entonces, y hay cuestiones que dejaron sin resolverse, que se quebraron, y que este gobierno está llamado a recomponer, a reconstruir, y es el consenso entre los distintos agentes sociales.
Quiero poner en valor que a lo largo de estos más de veinte meses de legislatura, en plena pandemia, el Gobierno de España ha llegado a doce acuerdos con los agentes sociales.
Por tanto, la voluntad que tiene el Gobierno de España por lograr esos acuerdos sociales es inequívoca, es rotunda.
Por tanto, este es un Gobierno que cumple. Es un gobierno que va a cumplir con sus compromisos de investidura, de coalición y ante Bruselas.
Y en tercer lugar, es que es fundamental que lo hagamos. Porque aquí hemos hablado del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. De los más de 70 000 millones de euros que vamos a invertir durante los próximos tres años en la modernización de nuestra economía, que supone una gran oportunidad.
Y en esa modernización de nuestra economía lo que tenemos que hacer es modernizar nuestras normas laborales.
Y evidentemente, aquellas cuestiones que usted ha comentado, es claro que forman parte de la hoja de ruta que comparte este gobierno y que se va a poner en marcha cuando se tenga que abordar esa reforma laboral.
Por tanto, lo único que puedo decir es que el Gobierno de España lo que quiere es la coordinación para abordar esta reforma, el máximo diálogo y el mayor de los consensos para poder lograr una reforma que va a ser muy importante de cara también a toda la tarea de modernización que tiene la sociedad española y el Gobierno en su conjunto por delante.
[Intervención del primer ministro de la República portuguesa, António Costa]
P.- [Rubén Caballero, Televisión Española en Extremadura] Muy buenas tardes. La primera pregunta está dirigida a ambos. Sobre el tren: la línea de Alta Velocidad de Extremadura estaba planteada en una cumbre en 2003 como una conexión entre Madrid y Lisboa y en España el trazado a la provincia de Toledo no tiene ni siquiera aprobado el estudio informativo. ¿Van a agilizar los dos países esta conexión?
Por otro lado, la segunda pregunta, mañana se cumple el plazo para presentar enmiendas a la totalidad de los presupuestos aquí en España. Esquerra y el PNV amenazan con presentar enmienda a la totalidad. ¿Va a tener, señor Sánchez, problemas el Gobierno para sacar adelante los presupuestos?
Y la tercera, breve: hoy hemos conocido la condena al PP y a Bárcenas por la utilización de dinero negro para financiar la reforma de la sede de la calle Génova. ¿Qué cree que debería hacer el partido y Casado?
[Intervención del primer ministro de la República portuguesa, António Costa]
Presidente.- Muchísimas gracias, Rubén, por sus preguntas.
En relación con el ferrocarril y sus estructuras, el primer ministro y además también en los acuerdos lo podrán ustedes ver está explicitado cuál es el compromiso que vamos a ir desarrollando a lo largo de los próximos meses y años.
Pero ya que estoy en Extremadura y tuve la ocasión, además, con el presidente de la Junta Extremadura hace poco de reafirmar el compromiso que tiene el Gobierno de España para con el pueblo extremeño en verano de 2022, esa conexión entre Plasencia y Badajoz será una realidad, así como nos ha pedido en multitud de ocasiones tanto su Gobierno, el presidente, como la sociedad extremeña.
Sobre la segunda de las cuestiones, que es la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado. Yo creo que lo que es evidente es que ahora mismo la ciudadanía lo que está reclamando al conjunto de la política en España es primero estabilidad y, en segundo lugar, avances sociales.
Yo he definido estos presupuestos como los presupuestos de la recuperación justa. Son unos presupuestos que elevan a niveles históricos la inversión social y que también van a vehicular los fondos europeos para la gran transformación que exige nuestra economía. Con lo cual lo que le pediría al conjunto de grupos parlamentarios en las Cortes Generales es que antepongamos los intereses de nuestro país, los de una sociedad que necesita de la respuesta pública, de unos presupuestos que consoliden esa recuperación, pero a la vez que protejan desde el punto de vista social a aquellas personas más desfavorecidas. Por tanto, que pongamos por delante eso, la consolidación de una recuperación económica justa.
Hoy hemos tenido unos datos extraordinariamente positivos en el ámbito del empleo. Fíjese, son trece años. Es que no tenemos más de 20 millones de personas hoy empleadas, como nos ha dicho la Encuesta de Población Activa, desde el año 2008. Por lo tanto, lo que está logrando el conjunto de la economía en la sociedad española después, evidentemente, de una pandemia como la que estamos atravesando y sufrimos con tan particular dramatismo durante los primeros meses, yo creo que es formidable. Y eso exige de todos y en este caso de la política, una dosis aún mayor de responsabilidad para con el país y con la sociedad.
Y en relación con la tercera de las cuestiones, sí que diría lo siguiente. Fíjese, más allá de la sentencia, lo que es evidente es que el contexto en el que se produjo lo que hoy hemos conocido que se sentencia como un caso de corrupción, el contexto fue realmente dramático, porque estamos hablando de un momento de una crisis económica enorme, de unos ajustes y una austeridad que implicó unos recortes muy dramáticos del estado del bienestar, de la sanidad, de la educación, de la dependencia, en definitiva, de todo aquello que protegía a las personas más vulnerables. Una exigencia aún mayor a la clase media trabajadora de pagar más impuestos. Y luego, efectivamente, pues ver estos casos de corrupción que sentencia tras sentencia están visibilizando el Poder Judicial.
Bueno yo, desde el punto de vista partidario, en fin, respeto lo que haga cada partido político para asumir y también responder a los casos de corrupción que tengan. Desde el punto de vista de mi responsabilidad como presidente del Gobierno, yo lo que quiero trasladar a la ciudadanía española es que ese tiempo afortunadamente pasó. Pasó porque hubo una moción de censura. Porque se puso fin a ese gobierno y porque hoy hay un gobierno que está comprometido con la ciudadanía, que maneja los recursos públicos de manera transparente y ejemplar. Yo creo que eso es lo que podría yo responder a esta cuestión.
Bueno, pues me parece que hemos terminado muchísimas gracias a los medios de comunicación, gracias a los ministros, ministras, vicepresidentas y sobre todo a todas las personas que no son tan conocidas pero que están detrás nuestro, haciendo posible el que esta cumbre nuevamente haya sido un éxito. Y agradecer al anfitrión, en este caso al presidente de la Junta Extremadura y al pueblo de Trujillo, su amable acogida.
Muchísimas gracias, primer ministro.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)
(Intervención original en español)

Más Información