Está usted en:

Entrevista-coloquio del presidente del Gobierno con Reuters en el Instituto Cervantes de Nueva York

Nueva York, miércoles 21 de julio de 2021

ENTREVISTA-COLOQUIO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO PEDRO SÁNCHEZ CON JOHN SINCLAIR FOLEY, DE REUTERS

Pregunta.- Presidente Sánchez, muchas gracias por estar con nosotros --hoy, con Reuters y con el público que nos ve desde todo el mundo. Nos vamos a quitar las mascarillas, porque estamos los dos plenamente vacunados, para que se nos oiga mejor. Está usted aquí en Nueva York, en Estados Unidos, para reforzar los vínculos económicos, y supongo que, para animar a los inversores internacionales a interesarse por España, y se va a reunir con todas las empresas que se me ocurren y más. Y, ¿qué mensaje les va a transmitir? y ¿qué les está contando a ellas?
Presidente.- Bien, en primer lugar, John, muchísimas gracias por darme la oportunidad de participar en este diálogo con Reuters y bienvenido al Instituto Cervantes de Nueva York, que estamos muy orgullosos de tener este centro aquí en el corazón de Manhattan, en Nueva York.
Pienso que después de todo lo que ha pasado con la pandemia, el gobierno español está definiendo una hoja de ruta para la modernización de nuestra economía. Y para eso necesitamos también la colaboración y la participación del sector privado de Estados Unidos. Evidentemente que la vacunación significa recuperación económica. Pero también hay que entender que no se puede seguir haciendo lo que hacíamos antes de la pandemia exactamente igual. Tenemos que modernizar las economías y por eso estoy aquí, para explicar el plan de recuperación económica que tenemos para los inversores.
Pregunta.- Y se va a reunir con empresas como BlackRock, Netflix, Zoom, bueno es una lista interminable, pero ¿qué espera conseguir específicamente con estas reuniones?
Presidente.- Bueno, lo cierto es que existen fondos de recuperación europeos de 160 000 millones de dólares para los siguientes cuatro años. Un 40 por ciento de esos fondos se van a asignar a la transición ecológica, es decir inversiones verdes, el veintipico por ciento se va a dedicar a la digitalización, el 10 por ciento a la innovación y aproximadamente el 7 por ciento a la educación, a la gran revolución que queremos llevar a cabo en el sistema educativo y de formación profesional y universitaria. Así que lo que necesitamos es también el compromiso de la inversión privada. Esperamos poder movilizar aproximadamente 500.000 millones de dólares de inversión privada y queremos contar con la colaboración y participación de empresas privadas americanas.
Pregunta.- Se ha referido evidentemente a la vacunación, que va muy bien en España. Evidentemente, la economía ha sufrido mucho con la covid, por el turismo, etcétera, pero ahora se está recuperando. Si yo fuese un inversor que nunca ha invertido en España, ¿por qué empezar ahora?
Presidente.- En primer lugar porque, como dices, la campaña de vacunación está avanzando muy rápidamente, porque afortunadamente no tenemos movimiento anti-vacunas demasiado importante en España. Estamos ya a punto de alcanzar el 70 por ciento de vacunación de la población para finales de agosto.
Estamos ya empezando a vacunar a los jóvenes, que bueno, por dar unas cifras, el 80 por ciento de los casos que estamos viendo ahora en España se están produciendo entre personas sin vacunar, no porque no quisieran vacunarse, sino porque estaban en grupos de edad que todavía no tenían acceso a la vacuna. El 5 por ciento de los casos son personas que están plenamente vacunadas, y el 11 por ciento son personas que habían recibido sólo una dosis de la vacuna.
Por lo tanto, primero porque este es el momento, porque estamos viendo una aceleración del crecimiento económico en España en este último trimestre hemos visto que el empleo ha crecido un 4,9 por ciento, el PIB ha crecido aproximadamente un 2,4 por ciento. Y por lo tanto, todas las previsiones de los organismos internacionales, nuestras propias previsiones de crecimiento económico para este año, y para el año que viene, nos llevan a niveles de un 6 por ciento este año, un 7 por ciento de crecimiento del PIB el año que viene, y por lo tanto vamos a ser una de las economías que más rápidamente va a crecer en el mundo desarrollado en esta fase. Y por lo tanto ese es el ritmo de crecimiento. Y también porque tenemos el marco legislativo y los fondos públicos necesarios para lanzar esa modernización de la economía. También voluntad política.
Tengo que decir que, en España, durante la pandemia, hemos visto una importante resiliencia, una gran capacidad de adaptarnos a esta nueva era en la que vamos a entrar ahora después de la pandemia. Aunque evidentemente sigue habiendo unas tasas de paro juvenil muy altas en España. Sabemos que es muy urgente crear empleos para los jóvenes.
Pregunta.- ¿Piensa que va a salir de estas reuniones en Estados Unidos con alguna propuesta concreta que vaya a poder presentar, con un acuerdo que pueda crear empleo y crear oportunidades?
Presidente.- Bien, ahora las grandes empresas están definiendo dónde invertir sus recursos en los próximos 2 o 3 años y por eso este es el momento de venir a Nueva York, de ir a Los Ángeles, y también a San Francisco para hablar con ellas. Y como decía antes, vamos a dedicar el 40 por ciento de los fondos de recuperación a la transición ecológica y el 28 por ciento a la trasformación digital.
Y como has dicho, tienes razón. Tenemos un gran desafío en cuanto al desempleo juvenil. Por eso es tan importante que podamos transformar y modernizar nuestro sistema de formación profesional, que es lo que estamos haciendo.
Por eso estamos transformando y modernizando el sistema educativo, y lo vamos a hacer también para el nivel de educación superior universitaria. No solamente vamos a reformar los sistemas con inversión pública, sino que también vamos a cambiar el marco legislativo. El plan de recuperación incluye aproximadamente 110 iniciativas de inversión, y ciento y pico reformas relacionadas con la formación profesional, la formación universitaria, la transición ecológica y la lucha contra el cambio climático. Por supuesto que reformas del mercado de trabajo, reforma fiscal.
Por lo tanto, en España yo creo que vamos a entrar en un período en el que vamos a ver un ritmo de reformas muy intenso, algo que probablemente no hayamos visto desde los comienzos de nuestra democracia. Y, bueno, reformas, recuperación, crecimiento son cosas que a los inversores les gusta.
Pregunta.- Otra cosa que les gusta también mucho es la estabilidad política y a menudo se le describe como un superviviente político porque ha conseguido equilibrar muy bien los intereses de miembros de su coalición. Ahora mismo los sondeos no le son muy favorables. Así que, ¿qué es lo que le hace pensar que va a poder seguir estando ahí para cumplir las promesas que está haciendo hoy?
Presidente.- Bueno, en primer lugar, porque la sociedad durante esta pandemia ha entendido muy bien la importancia de abordar todos estos desafíos a los que nos enfrentamos.
La transición ecológica para un país como España es algo crucial, porque estamos sufriendo ya las graves consecuencias de ese cambio climático. A principios de año, por ejemplo, con esa nevada histórica, Filomena. Y, en segundo lugar, porque también entendemos la importancia de la transformación digital, del teletrabajo y de la educación a distancia, y también de la ciberseguridad.
Y por eso es tan fundamental llevar a cabo estas reformas y movilizar estas inversiones.
Ahora mismo estamos gobernando en coalición, con un apoyo minoritario del Parlamento, pero hasta ahora hemos podido sacar adelante todas las reformas que nos hemos propuesto, así que hasta ahora bien. Queremos seguir colaborando con nuestros socios, no solo del gobierno de coalición, sino también del Parlamento nacional. Al menos el año pasado pudimos aprobar por primera vez en dos años los presupuestos generales del Estado. Tenemos previsto hacer lo mismo este año, y el año que viene también. La estabilidad y la certidumbre es verdad que es muy importante para la inversión extranjera.
Pregunta.- Quiero hablar un poco más sobre la transición ecológica, pero antes un par de cosas más sobre los retos políticos a los que se enfrenta. Está aquí en Estados Unidos, y España está ahora mismo implicada en una disputa sobre el Sáhara Occidental. También con las tensiones con Cuba y sé que dentro de su propia coalición y con el resto de partidos de la oposición, ha tenido que estar gestionando diferencias de opinión muy importantes. Luego, en Estados Unidos también, por supuesto, el presidente Trump reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. El presidente Biden todavía no ha dicho nada realmente sobre el embargo de Cuba. Lo que supongo que le complica bastante la vida. Si se reuniese con Joe Biden en este viaje, que sé que no lo va a hacer, pero ¿qué le diría?, ¿que querría que hiciera para facilitarle a usted las cosas?
Presidente.- Bueno, yo creo que en Estados Unidos se entiende bastante bien la importancia y el papel clave que España podría desempeñar en Latinoamérica, no solamente en Cuba, sino también en Venezuela, en Argentina y en México.
Somos un actor con mucho peso en América Latina. Por ejemplo, hace unos meses estuve en Costa Rica, en San José, y anuncié el número de dosis de vacunas que vamos a mandar a Latinoamérica, que son más de siete millones y medio de dosis. Y prevemos donar a otros países, también de Latinoamérica y de otras zonas del mundo, más de veintidós millones y medio de dosis. Por lo tanto, creo que podemos tener un papel importante en Latinoamérica.
Y en segundo lugar, por supuesto, con respecto al Sahara Occidental, te puedo decir que evidentemente Marruecos es un actor estratégico clave para España y la sociedad española, y tenemos que encontrar una solución dentro del marco de Naciones Unidas, que ha sido siempre nuestra posición política, y no sólo la mía de un gobierno progresista en coalición, sino siempre hemos propuesto una solución que pase por Naciones Unidas.
Pregunta.- [inaudible]
Presidente.- Respeto la política exterior de la administración estadounidense. Pero nuestra posición, que no es sólo la nuestra sino también la de la Unión Europea, es encontrar una solución en el marco de Naciones Unidas.
Pregunta.- Respecto al reto del cambio climático, España tiene un posicionamiento ambicioso. Quiere recortar las emisiones en una cuarta parte para 2030, con respecto a las que tienen en estos momentos, es decir es uno de los objetivos más ambiciosos de Europa. ¿Qué se puede hacer? Como he visto, el 40 por ciento de los fondos europeos se van a asignar a cuestiones relacionadas con el medioambiente. También se apuesta por las renovables en España, que tienen un gran potencial. ¿Qué pueden hacer los inversores aquí para ayudar en estas iniciativas?
Presidente.- Bueno, como sabe, tenemos una gran cantidad de fuentes renovables, y lo que queremos es ser líderes, no solamente en energías renovables, sino en energías verdes. En estas energías disruptivas tenemos las condiciones adecuadas, y además la determinación política.
Además, hemos de transformar nuestra industria. Por ejemplo, la industria automovilística, que es muy importante en nuestro país. Somos el segundo país productor de automóviles en Europa. Necesitamos avanzar hacia la electrificación de la industria automovilística. Por eso estamos gestionando más de 12.000 millones de euros para poder dar subvenciones a los vehículos eléctricos, al desarrollo de vehículos eléctricos.
Y también queremos crear cada vez más puntos de recarga eléctrica. Más de 100.000 puntos de recarga eléctrica. Lo cual muestra que estamos plenamente comprometidos con la electrificación y con la modernización de nuestra industria automovilística. Para 2030, confiamos en tener ya un millón de coches eléctricos en nuestro país.
En España, hay una Ley sobre cambio climático que ya se aprobó en el Parlamento nacional y que incluye hitos muy concretos. Un 35 por ciento de reducción de emisiones para 2030. También queremos que el 74 por ciento de nuestra producción eléctrica provenga de fuentes renovables, 41 por ciento del consumo eléctrico total que sea también de fuentes renovables. Así que queremos erigirnos en líderes mundiales en renovables y también en energía verde.
Pregunta.- Con respecto a la Ley sobre cambio climático, el Partido Popular se abstuvo. ¿Correcto?
Presidente.- Sí, se abstuvo. Y eso muestra que hoy en día es difícil, no solamente en España, sino en otros países democráticos tener en cuenta los hechos. Los hechos son que el cambio climático ya está aquí y que, por tanto, tenemos que lidiar con él, tenemos que adaptarnos y tenemos que mitigar sus efectos. Y por eso hemos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Tenemos que mejorar la eficiencia energética en los edificios. Necesitamos también reducir las emisiones del sector agroalimentario. Y tenemos qué modernizar nuestro sector productivo. Y ahí radica el reto.
En los 80, cuando recibimos fondos europeos, en aquella ocasión esos fondos se dedicaron a crear infraestructuras, ferrocarriles, etcétera. Hoy la situación es completamente distinta. Lo que necesitamos es modernizar nuestra economía en términos de transición ecológica, también de digitalización. Necesitamos conectar a las personas, a las empresas. Necesitamos ampliar la red 5G. Somos líderes europeos en cuanto a la red de fibra óptica y queremos ser líderes también en la red 5G, teniendo en cuenta, por supuesto, los retos en términos de ciberseguridad, de los que podemos hablar después.
Queremos dar acceso a Internet de alta velocidad a toda la población, a las pymes. Y la cuestión es cómo poder utilizar esos datos de forma adecuada. Me parece fundamental.
La semana pasada en España presenté el proyecto digital encaminado a responder de forma adecuada a la transformación digital en la que nos estamos embarcando. Me parece que es fundamental.
No tenemos que temer esta transición, sino ser conscientes de que la digitalización puede suponer un medio muy adecuado para garantizar una perspectiva mejor para todos.
Pregunta.- Bueno, la semana pasada presentaron también los detalles de esta reducción de emisiones del 55 por ciento, que es realmente muy amplia y que incluye, entre otras cosas, la tasa de carbono, lo cual supone que puede aplicarse una tasa de carbono a ciertas importaciones. Hay algunos países y sectores a los que no les parece bien esta idea, como por ejemplo China.
¿Cómo cree que esto puede afectar a su relación con China?
Presidente.- Sí, bueno, pues yo creo que se trata de operar en igualdad de condiciones. En Europa, la industria, así como los gobiernos, tenemos la sensación de que no estamos todos operando en pie de igualdad con respecto a nuestros compromisos en relación del cambio climático y los retos que plantea. Esta es una propuesta de la Comisión que es mucho más compleja. Tenemos la tasa de carbono de carbono, pero también hay medidas con respecto a la movilidad, con respecto a los edificios.
España, desde luego, está decidida a alcanzar este objetivo de reducción del 55 por ciento y necesitamos embarcar a otras grandes economías, como por ejemplo Estados Unidos. Por eso nos complace poder contar de nuevo con Estados Unidos en el marco del Acuerdo de París.
Pero creo que tenemos que estudiar detenidamente algunas de estas propuestas formuladas por la Comisión, puesto que podrían desembocar en políticas regresivas. Como gobierno progresista, nos parece fundamental que esta transición incorpore una perspectiva inclusiva y no elitista. Es fundamental tener en cuenta a los más vulnerables para que se den cuenta de que esta transición es una oportunidad para ellos, y no una nueva ocasión de verse excluidos.
Pregunta.- Me parece que esto es muy interesante con respecto a las relaciones comerciales. Operar en igualdad de condiciones es algo que me parece importante, pero probablemente no se pueda lograr igualdad de condiciones, puesto que Estados Unidos probablemente no se va a incorporar a este sistema de establecimiento de precios de toneladas de carbono como el que hay en Europa. Entonces, ¿qué se puede hacer cuando hay países que no están de acuerdo con estas medidas?
Presidente.- Bueno, creo que en Europa se ha abierto un debate acerca de la autonomía estratégica. Tenemos que aprender, además, de lo que ha sucedido durante la pandemia, y qué consecuencias tiene también para la industria. Me parece fundamental para la economía en Europa y para el mercado único tener esta igualdad de condiciones, que no tenemos en estos momentos, sobre todo con nuestros principales competidores en Asia.
A mí me parece que es fundamental aplicar esa tasa de carbono en frontera precisamente para lograr esa igualdad de condiciones.
Además, hay otro debate a nivel europeo que está relacionado, que tiene que ver, con los recursos para financiar no solamente los planes de recuperación, sino también el presupuesto europeo.
Pregunta.- ¿Y eso es lo suficientemente importante?
Presidente.- Sí, porque cuando estamos hablando de reformar los impuestos y sistemas fiscales es importante saber que la mayor parte de este gran debate que estamos teniendo sobre el dumping fiscal, y que internacionalmente haya esa tasa mínima para las multinacionales del 15 por ciento que ha lanzado la administración Biden, y han apoyado los gobiernos europeos. Al final no lo podemos hacer nosotros solos por nuestra cuenta a nivel nacional. El tema del impuesto, o la tasa digital hay que abordarlo a nivel multilateral.
Pregunta.- Y ha hablado de la inclusión, de la importancia de la inclusión. Y este es el problema de los impuestos sobre los combustibles, que suelen penalizar a los más pobres tanto en su país como en los países pobres.
Ahora, en España los precios de electricidad están alcanzando a niveles récord. Vimos lo que pasó en Francia en 2018, cuando estaban hablando de un impuesto sobre los combustibles y vimos los resultados que dio. Así que ¿cómo puede ser justo hacer que suba el precio de los combustibles? ¿Cómo puede un gobierno socialista específicamente llevar eso a cabo de una forma que sea más justa?
Presidente.- Pues esa es la cuestión. Cuando yo llegué al gobierno y llegamos a un acuerdo con los sindicatos para cerrar las minas de carbón del norte de España, creamos un fondo de transición justa para crear oportunidades en esos territorios, en esas zonas donde estaban cerrando las minas de carbón.
Y por eso en el plan de recuperación ahora decimos no solamente que vamos a asignar el 40 por ciento a la transición ecológica y el 28 por ciento a la digitalización, sino que lo vamos a hacer de forma inclusiva, es decir, teniendo en cuenta la igualdad de género, porque desgraciadamente las mujeres tienen un mayor reto en el tema de la digitalización. Y, en segundo lugar, cohesión social y territorial, sobre todo pensando en los jóvenes. Porque es muy importante que haya oportunidades, que se creen oportunidades en todos los territorios del país.
Con relación a los precios de la electricidad, lo que hemos hecho ha sido bajar los impuestos que gravan la factura de la electricidad, pero desgraciadamente es verdad que ha habido una subida de los precios en el mercado internacional y eso es algo que nos preocupa mucho.
Pregunta.- ¿Y la Comisión tiene un plan para esto, un fondo de compensación?
Presidente.- Sí, por cierto, también hemos creado unos bonos sociales para proteger contra la pobreza energética. Y sé que Europa está hablando de crear un fondo para ayudar a mitigar esos impactos.
Pregunta.- Pero es bastante pequeño.
Presidente.- Sí que es verdad que es pequeño y además necesitamos tener en cuenta que estas políticas podrían resultar regresivas y podrían causar un mayor daño a los segmentos más vulnerables de la población. Lo que tenemos que hacer como políticos, como gobierno, es proteger a los más vulnerables en estas transiciones.
Y esa es mi mayor prioridad. Lo que me preocupa cuando leo estas propuestas de la Comisión con respecto a la ampliación de los sistemas de mercado de emisiones a edificios y movilidad.
Pregunta.- ¿Y cuál es la solución?
Presidente.- Pues la verdad es que tenemos que abrir un debate entre nosotros en el marco del Consejo, junto con la Comisión y también con el Parlamento. Pero hasta ahora el Parlamento ha rechazado la propuesta y tampoco veo demasiado apoyo por parte del Consejo.
Pregunta.- Hablaba antes de algunas de las medidas que están proponiendo para ayudar a los ciudadanos en la transición digital. También acaban de aprobar la Ley de Autoidentificación de Género. Ha dicho que España está siendo pionera a nivel internacional en derechos individuales, en derechos LGTBI y su nuevo gobierno tiene mucha más diversidad que la mayoría de los de los Estados miembros de la Unión Europea y de su anterior gobierno también.
Y todo esto está muy bien, pero hay otros países también en la Unión Europea que van justo en la dirección contraria. Y bueno, se me ocurre, por supuesto, Hungría y Polonia, que estarían en esa categoría. ¿Qué opina sobre ellos? Porque Europa tiene muy claro dónde están las líneas rojas a nivel de economía, déficit, deuda pública, ayudas estatales, pero no está tan claro dónde está la línea roja en el tema de los valores y estas dimensiones sociales.
¿Qué opina sobre esto? y ¿en qué momento ya no debe seguir un país en la Unión Europea?
Presidente.- Bueno, cuando escuché a algunos de los gobiernos europeos decir que la igualdad de género es un tema ideológico, que la violencia de género es un tema partidista o ideológico. A mí me parece que no entienden las consecuencias de sus palabras y de lo que dicen, porque al final estamos hablando de derechos humanos fundamentales, de diversidad, de igualdad de género, de lucha contra la violencia de género.
Todas estas cosas tienen que ver con la protección de los derechos humanos fundamentales y con cómo definimos nuestras sociedades, nuestra democracia. Por eso es tan importante mantener una coherencia de esos valores en la Unión Europea.
Afortunadamente, esos valores son valores que compartimos y que están incorporados en la mayor parte de los artículos de los tratados. Y por lo tanto la Comisión, que es la guardiana de esos tratados y de esos artículos, tiene que reaccionar contra aquellos gobiernos que estén incumpliendo o debilitando esos valores que son valores fundamentales de las democracias europeas.
Pregunta.- ¿Y cómo sería esa reacción que debería tener la Comisión Europea?
Presidente.- Bueno, para empezar, tienen que pedir a estos países que expliquen qué significan estas leyes relacionadas con los derechos LGTBI, diversidad e igualdad de género, y ver qué responden.
Porque yo creo que siempre en democracia es importante tanto la forma como en el fondo, y yo creo que la Comisión Europea está actuando de la forma correcta, respetando a esos Estados miembros, pero siendo muy clara a la hora de exigir explicaciones en los mensajes que están enviando a estos países.
Pregunta.- Usted ha marcado un ejemplo con la diversidad de su propio gobierno. ¿Esto es algo que cree que la Comisión Europea debiera hacer también?
Presidente.- Bueno, yo creo que la Comisión ahora está muy concienciada.
Y por ejemplo, cuando la Comisión habla de salario mínimo, un salario mínimo común en la Unión Europea, por lo menos desde mi punto de vista, con mi experiencia en España, las sociedades que más se beneficiarían de estas medidas son las más vulnerables y dentro de las sociedades, los segmentos más vulnerables, las mujeres, por dar un ejemplo concreto. Y, por lo tanto, yo creo que ahí está muy comprometida.
Y hablando también de la desigualdad intergeneracional, que es un reto importantísimo, también en España por el desempleo juvenil, que como hemos dicho, es muy alto y las tasas de pobreza también en esos grupos de edad son demasiado altas.
Pregunta.- Hay gente que diría que todos estos otros tipos de políticas, de inclusión y de igualdad son importantísimas, pero que lo más urgente sería esto, ¿qué hacer con los jóvenes que sienten que no tienen las oportunidades que tenían sus padres? ¿Cómo se aborda esta situación? ¿Significa esto que las generaciones mayores van a tener que renunciar a algo para que las generaciones jóvenes tengan más oportunidades?
Presidente.- Yo pienso que tenemos que invertir en educación, tenemos que invertir en nuestro capital humano, tenemos que invertir en formación profesional. Creo que desgraciadamente después de la crisis financiera se recortaron muchos gastos públicos en cuestiones que tenían que ver con el futuro, con la formación profesional, con la educación superior, etcétera. Y la gran lección que tenemos que sacar ahora de esta crisis de la pandemia es la importancia del Estado del bienestar y sobre todo, esas políticas que tienen relación con la solidaridad intergeneracional. Y, por cierto, cuando creamos el concepto de la renta mínima se definió específicamente para poder luchar contra la pobreza infantil. Es decir, yo estoy absolutamente comprometido con este esfuerzo.
Me parece inaceptable que en España haya 2,3 millones de niños que sufren pobreza. Este es un desafío importantísimo, porque al final también significa que tenemos carencias en el Estado de bienestar.
Pregunta.- ¿Cómo se puede solucionar eso?
Presidente.- Bueno, yo creo que ya hemos empezado a hacer algo con esta renta mínima que pusimos en marcha el año pasado y que está destinada sobre todo a aquellas familias en las que hay pobreza infantil. Y ésta es una pieza fundamental de las políticas sociales que a partir de ahí podemos poner en marcha para abordar estos retos intergeneracionales que he mencionado.
Pregunta.- Tenemos algunas preguntas del público. La covid va a marcar una diferencia enorme y va a haber, por ejemplo, entre España y Estados Unidos una diferencia en términos de recuperación de cómo se responde a la pandemia. ¿Qué se puede aprender de un país, o de otro?
Presidente.- Creo que ambos países podemos extraer lecciones de lo que dijo el director general de la OMS al principio de la pandemia. Es un desastre abordar una catástrofe planetaria como la covid-19 como si fuera una cuestión partidaria. A mí me parece que la unidad es fundamental para poder dar una respuesta eficaz. Eso es algo que sucede en Estados Unidos y lamentablemente, también en España. Es algo que hemos sufrido al principio de la pandemia. Otra lección que podemos extraer es que hay que invertir más en ciencia y en innovación. Afortunadamente hemos dado con la solución de las vacunas y ahora tenemos que mostrar solidaridad. No solamente hemos de vacunar a nuestra sociedad, sino que tenemos que mostrar solidaridad también para con otros países. Europa, en este sentido, es el principal donante de vacunas en el mundo. Alrededor de 160 millones de dosis ya se han donado a otras zonas del mundo.
España ha donado veintidós millones y medio de dosis, principalmente a Latinoamérica, y creo que Estados Unidos podría obrar en consecuencia. Creo que ya lo está haciendo. Está empezando. Es algo en lo que podemos trabajar juntos España y Estados Unidos.
Pregunta.- ¿Cómo se puede abordar el ciclo electoral? No tienen ustedes un ciclo electoral en ciernes, pero sí en 2023. ¿Cómo se pueden abordar los desafíos que plantean estos ciclos electorales? Sobre todo, viendo la victoria que ha cosechado, por ejemplo, el partido de la oposición en Madrid y sobre todo con respecto a la gestión de la covid-19?
Presidente.- Como políticos somos líderes que tenemos que basarnos en los hechos, y a mí me parece que es una diferencia fundamental entre la oposición y el gobierno actual. Nosotros logramos resultados, atraemos inversiones, y creo que España ha salido muy bien parada de lo que se ha hecho en este momento tan difícil de nuestra historia, y de la historia de la humanidad.
Pregunta.- Bueno, ¿y qué es lo siguiente? ¿De qué tiene que ocuparse?
Presidente.- Bueno, pues el presupuesto nacional es la política más importante que hay que aprobar en el Congreso este año.
P.- Una pregunta más. Cuando la gente eche la vista atrás y vea qué ha hecho su gobierno, ¿qué es lo que les gustaría que dijeran?
Presidente.- Bueno, en primer lugar, que es la primera vez que hay un gobierno de coalición en España. Cuarenta años, cuatro decenios ya de andadura democrática y es el primer gobierno de coalición. Además, es la primera experiencia desde la segunda República, con dos partidos progresistas, el espacio progresista dentro de nuestro sistema político. Y creo que me gustaría que se destacara cómo hemos respondido ante la pandemia, pero sobre todo también que hemos emprendido las transiciones importantes que necesita acometer España, la ecológica y la digital.
Pregunta.- Muchísimas gracias.
Presidente.- Muchísimas gracias.
Pregunta.- Ha sido un placer hablar con usted.
Presidente.- Lo mismo digo.
Pregunta.- Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Oficina de Comunicación de Washington)
(Intervención original en inglés con traducción simultánea en español)

Más Información