Comparecencia del presidente del Gobierno en la inauguración del 8º Congreso Anual de Multinacionales por Marca España "España: nuestro valor diferencial"

24.11.2021

Madrid

Muy buenos días. Muchísimas gracias, Beatriz, por tus palabras y también por esta invitación también Ministra, secretario de Estado, secretario general, directores, presidentes, presidentas, autoridades, en definitiva, bienvenidos a España. Bienvenidos también a este Círculo de Bellas Artes, tan importante en todo lo que representa la cultura en esta, en esta gran ciudad que es Madrid.
Yo creo que tenemos hoy una gran oportunidad, al menos para el Gobierno de España, y es inaugurar este octavo congreso anual de multinacionales por la Marca España, que se celebra en un contexto económico que me atrevo a calificar como crucial. Estamos ante una encrucijada.
Yo creo que el futuro de la recuperación económica al que nos asomamos viene evidentemente marcado por la estrategia de vacunación y por el éxito de la estrategia de vacunación en nuestro país. Somos, junto con Portugal y países como Dinamarca, los que encabezamos, los que lideramos la estrategia de vacunación en el conjunto de la Unión Europea. Y es evidente también que el futuro, la recuperación económica, va a estar marcado por dos grandes revoluciones que todos conocemos, que son la transición ecológica y la transformación digital, y de nuestra capacidad para gobernarlos depende, sin duda alguna, la prosperidad y el desarrollo de nuestro país, tanto en el presente inmediato como en el futuro.
En este contexto, como bien ha dicho antes la Presidenta, el papel de las multinacionales como agentes de innovación, de creación, de globalización, de transformación en definitiva, va a ser determinante.
Hoy diría que es difícil justificar, como antaño, que las compañías deban servir únicamente a los accionistas y tener como único objetivo la maximización del valor de sus acciones, sin duda alguna esto es así, pero no es sólo así. En este sentido, creo que las multinacionales, como las que están aquí hoy representadas, debéis ser actores relevantes, comprometidos con el desarrollo de todos los territorios de nuestro país, de todas las comunidades de nuestro país, en los que lógicamente están implantados con la creación de empleo de calidad y el avance hacia una economía que tiene que ser más digital y más descarbonizada, en definitiva, más sostenible.
Creo que la inversión extranjera directa que ustedes abanderan ha sido importante desde el punto de vista cuantitativo. Ahí están los datos. Alguno diré posteriormente, pero sobre todo cualitativamente.
Y se ha manifestado en todos los ámbitos, pero muy especialmente, como decía antes Beatriz, en la internacionalización, en la transferencia de conocimiento, en la innovación, en el desarrollo y en la investigación, en el incremento de las exportaciones y, sin duda alguna, también en el volumen de negocio y los activos localizados en España.
Por definición, la inversión extranjera directa tiene vocación de permanencia. Y así ha sido en el caso de nuestro país de España, donde muchas empresas con una significativa y estable presencia, han apostado por nuestro país.
Y esto es especialmente cierto en el caso de una economía como la española, que tiene las siguientes cifras que me gustaría, aunque sea someramente referir.
En 2019 el stock de inversiones productivas en nuestro país ascendió a más de 480.000 millones de euros, es decir, el equivalente al 40% del Producto Interior Bruto anual.
España es la duodécima economía, como bien ha dicho la presidenta mundial por stock de capital recibido y la decimocuarta por stock de capital emitido. A día de hoy en España residen más de 10.600 filiales de empresas multinacionales que dan empleo a un millón 700.000 personas en todos los sectores de actividad. Eso supone, a grandes rasgos, el 28% de la cifra de negocios, un 15% del empleo.
Y un dato que considero clave, a mi juicio, y es la contribución al gasto en I+D, que representa el 38,4% del total del gasto empresarial español.
Como media en lo que va de siglo, España recibe más de 450 proyectos de inversión greenfield transfronterizos al año, es decir, aproximadamente el 3% mundial, algo que se traduce lógicamente en empleos, como es el caso de lo que estoy refiriendo 45.000 nuevos puestos de trabajo al año.
Y un último dato ciertamente espectacular a mi juicio cuando lo leía, la verdad es que me llenó de orgullo por nuestro país. Y es que en el año 2020 los flujos de inversión extranjera directa cayeron un 42% a nivel global. Un 71% en la Unión Europea.
Pues bien, frente a los enormes descensos derivados, lógicamente, de la respuesta que tuvimos que dar con el confinamiento en todo el planeta y en particular en la Unión Europea, la inversión extranjera directa en España ascendió un 52%. Y esto yo creo que es, presidenta, la mejor prueba de que los inversores extranjeros entendieron la desfavorable situación de la economía española durante la peor pandemia como algo coyuntural y mantuvieron y reforzaron sus niveles de confianza en la economía española.
Todo esto yo creo que demuestra el que España cuenta con una excelente posición en el concierto de los destinos de inversión. Una posición que, estoy seguro, estoy convencido, va a ser incluso mucho más fuerte dentro del horizonte económico al que nos encaminamos.
Esta es la conclusión del informe elaborado por Multinacionales por Marca España bajo un título muy significativo y es el de "El valor diferencial de España para la transformación" que a continuación se va a presentar y se va a debatir en este Congreso.
Sin adelantarme a la exposición y sin duda alguna al debate, sí quisiera recordar algo brevemente. Y son las seis principales fortalezas que, a mi juicio, tiene España como destino de inversión, tal y como destaca el informe.
El informe dice que efectivamente hay una permeabilidad a la innovación, yo creo que esto tenemos que seguir abonándolo. Hay un posicionamiento geopolítico que antes ha referido la presidenta, tanto a nivel europeo como iberoamericano. Yo también subrayaría la potencial, presencia e importancia que tiene el continente africano para para la Unión Europea y también el papel que puede jugar España. La solidez del entramado institucional, la calidad de nuestra red de infraestructuras, yo creo que esta es una de las grandes aportaciones y que estamos apostando además, por todo lo que tiene que ver con la digitalización, algunas cosas ya hemos empezado a hacerlas a lo largo de estos últimos meses, en particular ayer mismo, con la apuesta que estamos haciendo por el 5G y también por el 6G.
La buena relación coste, valor, riesgo que representa a nuestro país en términos relativos. La productividad, el factor trabajo que es superior a la de países como Alemania, como en Reino Unido, como Italia. En definitiva, yo creo que son fortalezas que representan activos consolidados para España. Y sin embargo, creo que el informe resulta especialmente útil y relevante para mostrar también el efecto de las reformas, que va mucho más allá y que representa la recepción de los fondos europeos, los fondos Next Generation EU. Yo creo que es importante que sepan ustedes que queremos explorar las alianzas que administraciones y empresas puedan desarrollar en este momento crucial, especialmente la transición verde también en la transformación digital, con un objetivo muy claro y es abrir un proceso de transformación, de renovación de los tejidos productivos a través de una colaboración público privada.
Creo que a lo largo de estos largos y duros meses de pandemia, si algo ha quedado claro es que cuando trabajamos juntos, cuando trabaja la empresa y trabaja el sector público unidos, en esa colaboración público privada, podemos hacer cosas extraordinarias, como ha sido, por ejemplo, el poder adelantar, anticipar la creación de una vacuna que nos está permitiendo superar poco a poco y con dificultades, lógicamente, como estamos viendo en otras partes del mundo, y en particular en Europa, esta terrible pandemia.
En mi opinión señoras y señores, existen tres razones principales que determinan el valor diferencial de España como destino preferente de inversión.
En primer lugar, yo creo que España está experimentando una recuperación que es sólida, que es justa gracias al proceso de vacunación, a las políticas económicas que hemos ido desplegando ante la pandemia y que han demostrado la efectividad, su efectividad para evitar daños permanentes en nuestro capital humano, en nuestro capital productivo.
Creo que proteger a los más débiles, pero también proteger a los trabajadores y sin duda alguna también al tejido productivo, ha sido una decisión de política económica que nos ha permitido muchas cosas, pero que yo sintetizaría en encarar una recuperación económica sobre bases mucho más sólidas y mucho más justas, reduciendo aquello que llaman los economistas, como la histéresis.
Hemos visto, por ejemplo, como el crecimiento del Producto Interior Bruto se ha acelerado en este último trimestre, según los datos preliminares, tras expandirse en un 1,1% en el segundo trimestre lo hizo en el tercero en un 2%. La AIREF dice que el crecimiento durante el cuarto trimestre se va a situar también en el entorno del 2% respecto al trimestre anterior.
Comisión Europea para el año 2022 sitúa a España en unas tasas de crecimiento económico del 5,5% y, por tanto, seríamos la segunda economía de la zona euro que más creciera el año que viene. También ese crecimiento se va a haber superado, me refiero en términos de previsión con respecto a lo que dijo la Comisión Europea hace unos cuantos meses, en el año 2023. En definitiva, creo que el horizonte de recuperación, pese a la incertidumbre de nuestro país y del continente europeo derivada de la COVID, es muy positivo.
Y en todo caso, sí quisiera destacar que el proceso de recuperación, más allá de las estimaciones, sí que claramente tiene una traslación que ya es muy visible y es la recuperación del empleo en esta crisis y que además es una recuperación sin precedentes. En tan solo un año y medio hemos recobrado la afiliación previa a la pandemia, cuando en la crisis anterior, la crisis financiera se tardaron 12 años. Los datos hablan por sí solos. En los últimos ocho meses se ha incorporado al mercado laboral más de 1,5 millones de personas. Tenemos más de 20 millones de personas, según la EPA, ahora mismo empleadas.
Nunca en la historia de España ha habido tantas personas afiliadas a la Seguridad Social, lo que demuestra, en definitiva, este éxito colectivo que hemos logrado en un tiempo récord y en particular haciendo frente a algo tan inédito, tan inédito desde el punto de vista también de la decisión de la política pública, no solamente de la decisión de las políticas empresariales que ustedes han desplegado, como es hacer frente a una pandemia.
Y además, desde febrero el paro registrado ha descendido también en más de 750.000 personas y acumulamos ocho meses consecutivos de caídas, algo que no se había visto nunca.
La segunda razón (…) diferencial de España tiene un nombre propio y es el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
A mi juicio, se trata de una gran oportunidad, de una gran oportunidad, porque combina inversiones y reformas. Se trata, en definitiva, de nuestro mayor reto, de la mejor oportunidad durante los próximos 5 o 6 años, precisamente para poder modernizar nuestro país.
El plan se centra, como saben ustedes, inicialmente, en los cerca de 70.000 millones de euros en transferencias asignados a España para el periodo 2021 2023, en el que el 40% es inversión verde, el 28% va a destinarse a la transformación digital, de acuerdo con las dos máximas prioridades marcadas por la Comisión y también por el propio (….) de la eclosión esta pandemia.
Queremos acelerar las inversiones, pero también las reformas para hacer sostenibles financieramente, una vez termine esa inversión pública, este tipo de políticas, creo que también desde el punto de vista de política económica, pues es evidente que va a suponer un efecto contra cíclico, que va a permitir además acelerar aún más la recuperación económica con el objetivo de que las inversiones alcancen en el menor plazo posible al tejido económico, en particular al tejido productivo y a la ciudadanía.
Yo creo que no tenemos tiempo que perder. Por eso ya hemos publicado más de 200 convocatorias de fondos a nivel estatal. Somos de los países que estamos a la vanguardia, no solamente en la presentación de estos planes, sino también de las reformas y también de la percepción de estos recursos. Para que se hagan ustedes una idea, a finales de octubre la Administración General del Estado ya había autorizado el 66% de los más de 24 mil millones de euros de los del plan recogidos en los Presupuestos Generales del Estado del año 2021.
Y esto es muy importante porque estamos hablando de que este instrumento es un instrumento nuevo, es un instrumento que hemos tenido que hacer en una conversación muy intensa con la Comisión y que evidentemente supone un aprendizaje no solamente para la Administración General del Estado, también para las comunidades autónomas, sin duda alguna para los municipios y también lógicamente, para el tejido empresarial. De ese 66%, es decir, de los más de 24.000 millones de euros que estaban presupuestados en los presupuestos del año pasado, que estamos ahora mismo desplegando aprobados el año pasado, me refiero, y que se ha autorizado el 66%, de ellos insisto, el (….) pequeñas y medianas empresas. Por ejemplo, el impulso al comercio o el turismo, ayer mismo aprobamos la ministra lo aprobó en el Consejo de Ministros un plan de modernización, de sostenibilidad del sector turístico en nuestro país, dotado con 615 millones de euros, va a ser el principal (…) que va a venir para modernizar y transformar, desde el punto de vista de la sostenibilidad, el sector turístico, la descarbonización de la economía, la potenciación de la ciencia (…).
El Consejo de Ministros, como decía antes, aprobó una convocatoria de 95 millones de euros orientada a financiar el I+D+i, el fortalecimiento de los ecosistemas de innovación y también todo lo relacionado con las tecnologías 5G y 6G.
En definitiva, yo creo que las administraciones españolas estamos comprometidas para adelantar al máximo posible las inversiones y esto, evidentemente, lo que va a hacer es garantizar una pronta recuperación económica y sin duda alguna, también la modernización de nuestra economía que representa el plan.
Antes he hecho referencia a esta necesaria colaboración público privada que yo situaría como en el centro, en el corazón del despliegue de todo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
Creo que es el elemento central de la gobernanza que va a garantizar el éxito compartido del plan.
El propósito, señoras y señores, es involucrar a todos los actores, a todas las actrices y muy especialmente a las empresas en la transformación que nuestro país necesita. Yo diría incluso transformaciones, porque no necesitamos solamente una.
Y en este camino es evidente que no podemos dejar atrás a las pequeñas y medianas empresas porque representan el grueso del empleo y también de nuestro tejido empresarial.
Y por eso les adelanto que vamos a poner en marcha el programa Kit Digital que va a presentarse mañana por parte de la vicepresidenta primera y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño.
Con este programa ¿Qué es lo que pretendemos? Pretendemos impulsar la transformación digital de un millón de pequeñas y medianas empresas y también de trabajadores autónomos en nuestro país, mediante un bono de digitalización que les permita financiar un conjunto de servicios disponibles en el mercado desde el punto de vista digital.
Y próximamente lo que se va a hacer es lanzar una primera convocatoria con un importe muy relevante de 500 millones de euros para empresas de entre 10 y 49 trabajadores y trabajadoras. Y vamos a continuar con convocatorias para pequeñas y medianas empresas de otros tamaños.
Por tanto, estamos hablando de cantidades muy relevantes, muy importantes, que pueden tener un efecto de transformación muy, muy, muy importante desde el punto de vista de la digitalización y, por tanto, de la sostenibilidad y la competitividad de nuestro tejido productivo.
El tercer valor diferencial que me gustaría compartir con todos ustedes de nuestro país. Yo creo que se refiere a la apuesta, no quiero tampoco ser muy grandilocuente, pero creo que una apuesta (…..) y sin embargo, sin embargo, nuestro desempeño en I+D +i, en crecimiento de productividad, en atracción de talento, aún queda muy lejos, muy lejos de las metas ambiciosas que deberíamos marcarnos como un país que representa la cuarta economía de la zona del euro.
Y para avanzar ¿Qué es lo que estamos haciendo? Lo que estamos haciendo es reformas e inversiones de gran calado en torno a cuatro acciones fundamentales que me gustaría compartir con todos ustedes.
En primer lugar, el despliegue de una nueva ley educativa que, por ejemplo, lo que hace es universalizar de 0 a 3 años la educación y algo muy importante también para la educación de nuestros hijos y nuestras hijas. Es un nuevo currículo competencial, dejando atrás, aunque sea también importante, sin duda alguna, el modelo memorístico y poniendo en el centro la formación digital, la formación en valores cívicos, haciendo una apuesta decidida, en definitiva, también por la evaluación externa.
Vamos a crear 66.000 nuevas plazas de educación de 0 a 3 años hasta el año 2024, mejorando por lo tanto la corresponsabilidad familiar y por tanto, la igualdad de oportunidades desde la infancia.
En segundo lugar, lo que vamos a hacer, estamos inmersos en ello, es hacer una reforma, una transformación integral de nuestro sistema universitario. Debemos hacerlo. Tenemos una extraordinaria universidad pública, pero necesitamos transformarla. Necesitamos facilitar, por ejemplo, el acceso a la educación superior. Tenemos que ordenar las enseñanzas universitarias. Tenemos que garantizar una buena gobernanza, fomentar la investigación del personal docente, también la movilidad de ese personal docente. Tenemos que facilitar la conexión entre la investigación, investigación básica y también la I+D+i. Y finalmente tenemos en este contexto que abordar la doble transformación de nuestra economía desde el Plan Nacional de Capacidades Digitales, dotado con cerca de 3.600 millones de euros que van a permitir reforzar las capacidades digitales de más de 2 millones 600.000 personas para formarlas en este ámbito.
En definitiva, es evidente que la transición ecológica, la transformación digital, la vamos a tener que hacer, pero si queremos hacerla desde el punto de vista de la eficacia, si me permiten expresarlo en estos términos, necesitamos el concurso de todos. Necesitamos el concurso, el concurso del conjunto de la sociedad. Si no contamos con las personas, sobre todo con las personas, digamos, más vulnerables, difícilmente tanto la transformación digital como la transición ecológica serán un hecho en los términos en los que nos marcamos.
Y finalmente, en el ámbito del capital humano, me gustaría también trasladarles la apuesta inequívoca de que desde hace tres años, pero en particular desde hace pocos meses, con la presentación del anteproyecto de ley, hemos realizado en España.
Yo lo calificaría de una auténtica revolución, que es la formación profesional, la formación profesional.
Lo que estamos haciendo no solamente es actualizar los currículum, lo que estamos haciendo también es presentar una nueva ley, un marco legislativo que permita, entre otras cuestiones, renovar el catálogo formativo de la formación profesional, para que, evidentemente, en todo lo que vamos a invertir transición ecológica, transformación digital y en definitiva, todas las subdisciplinas que pueda tener, pueda también encontrar o representar una gran oportunidad para nuestros jóvenes.
Yo creo que potenciar la formación profesional dual, que en definitiva es hacia dónde vamos. Vamos a acabar ya con ese distingo entre una formación profesional básica y una formación profesional dual. Va a ser todo formación profesional dual. Creo que también puede hacer cosas muy importantes para nuestro país, desde reducir la tasa de abandono escolar, que es por desgracia muy alta a nuestro país, si nos comparamos con otros, con otros países. Y evidentemente eso tiene un coste en nuestro sistema educativo, aparte de otros costes, no solamente económicos, también lógicamente emocionales y sin duda alguna también el aumentar la empleabilidad de nuestros jóvenes.
En definitiva, y ya con esto termino, la conclusión yo creo que es clara, en los próximos tres años, no solamente en Europa, también España se va a experimentar una modernización sin precedentes, sin precedentes.
Yo creo que todos los que estamos aquí presentes podemos concluir después de lo vivido en estos largos 20 meses de pandemia. Y es que todas las transiciones que veíamos en el horizonte antes de la pandemia se han acelerado. La transición digital es evidente, la transición ecológica también.
Y por tanto, desde esta convicción y desde esta evidencia de que somos un destino privilegiado para la inversión extranjera. Quiero reiterar la disposición de mi Ejecutivo para contar con las grandes empresas multinacionales en este proceso histórico, tanto para España como para Europa.
Creo que tenemos que proyectarnos hacia el futuro. Es evidente que las empresas extranjeras y ustedes, sus directivos y directivas, se cuentan entre los mejores defensores y defensoras de nuestro país más allá de nuestras fronteras, como decía antes la presidenta, en las sedes sociales de las grandes empresas multinacionales, y además no existe mejor reclamo para atraer a nuestro país la necesaria inversión del exterior que la experiencia y el relato de aquellos y aquellas que invirtieron en su momento en nuestro país. Su éxito, en definitiva, también es el nuestro. Y por eso para mí no es solamente una oportunidad, sino también un honor poder dirigirme a todos ustedes.
Quiero agradecerles personalmente por ello su labor como defensores, como defensoras de España en los centros internacionales de gestión y de decisión, y sin duda alguna, proclamar y mostrar la absoluta disponibilidad del Gobierno de España para con el presente y el futuro de sus empresas, porque eso también representará el presente y el futuro de la economía española.
Muchísimas gracias por la oportunidad que me han dado.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más información