Está usted en:

Conferencia de prensa del presidente del Gobierno a propósito de la tercera prórroga del Estado de Alarma

Sábado 25 de abril de 2020

PEDRO SÁNCHEZ_ Presidente del Gobierno

Buenas noches.

Comparezco una semana más y debo comenzar expresando el sentir de todos por la pérdida de casi 23.000 compatriotas. Es mucho más que una estadística porque, por debajo de las estadísticas, por debajo de los números de enfermos y fallecidos, está la vida, las vidas de hombres, de mujeres, con hijos, con esposos, con amigos. Las estadísticas suman algo imposible de sumar, porque cada vida humana es única como lo es también el dolor que produce la enfermedad que ha afectado ya a decenas de miles y miles de compatriotas.

Muchos de ellos y ellas se han recuperado y otros muchos luchan por su salud con la asistencia profesional y abnegada de nuestros sanitarios. En nombre del Gobierno les deseo una recuperación plena y rápida.

Hace 6 semanas decretamos el Estado de Alarma con medidas extraordinariamente duras, extremas de limitación de las actividades y los movimientos del conjunto de la ciudadanía. Los ciudadanos nos quedamos en casa para ponernos a cubierto y, también, para frenar el contagio. Y en este periodo hemos visto cómo la pandemia se ha ensañado en 5 países que se encuentran entre 7 de las mayores economías de Occidente.

Los mismos 5 países que figuran en cabeza mundial en cuanto al número de viajeros internacionales. Nos precedió Italia y nos siguieron Francia, Reino Unido y por último Estados Unidos, que ha pasado, momentáneamente, a convertirse en epicentro de la pandemia y hoy concentra más de un tercio de los contagios del mundo y más de la cuarta parte de los fallecimientos.

Ignoramos todavía muchas de las cuestiones vinculadas con el virus. Una de ellas es cuál será la próxima estación de su tránsito en este viaje letal. Pero vamos, por contra, teniendo cada vez un número mayor de certezas.

La primera es que solo venceremos definitivamente esta batalla contra la pandemia cuando contemos con una vacuna o con un remedio terapéutico y que ese proceso se va a demorar, desgraciadamente, todavía meses, esperemos que sean pocos. La segunda es que es posible arrancar victorias parciales contra el virus mediante el esfuerzo colectivo.

Hace seis semanas entramos en fase de confinamiento, una fase de confinamiento muy dura, el Gobierno es muy consciente de ello, cuando el virus avanzaba a un ritmo de contagio diario superior al 35%. En aquel momento, para explicarlo en términos coloquiales, cada persona contagiada transmitía el virus a un promedio de más de 3 personas.

Seis semanas después, gracias al esfuerzo colectivo del conjunto de la ciudadanía española, el aumento de contagios diario se ha reducido al 1,5%. Es decir, cada persona contagiada no llega a transmitir el virus a otra. Y ayer y hoy, por dos días consecutivos, y esto me parece una noticia de extraordinaria relevancia, el número de personas curadas diarias ha superado al número de personas contagiadas diarias.

Pedimos entonces que se quedaran en casa, y lo han hecho.

Pedimos, entonces, parar las actividades que no fueran esenciales, y lo han hecho.

Pedimos, también, extremar las medidas de higiene y protección y el conjunto de la ciudadanía española lo ha hecho.

Esta primera victoria frente al virus es una victoria parcial, modesta, pero es la victoria del conjunto de la sociedad española y nos enseña, sobre todo y ante todo, el camino que tenemos que recorrer durante las próximas semanas. Es la victoria de todas, de todos y por eso, en nombre del Gobierno, les doy las gracias.

Mañana, como saben, entrará en vigor una nueva prórroga del Estado de Alarma por otros 15 días. Se mantendrá la regla general del confinamiento, pero empezaremos desde mañana mismo a introducir pequeños alivios en las restricciones que venimos padeciendo desde hace semanas.

El primer alivio será, como saben, las salidas de los menores de 14 años que podrán hacerlo para pasear durante una hora en un radio de un kilómetro de distancia desde casa y acompañados, siempre, de un solo adulto.

Es importante, y me gustaría subrayarlo, es importante que este paso lo demos siguiendo a rajatabla todas las reglas que se han hecho públicas y también las medidas de protección y de higiene antes, durante y después de las salidas. Conviene no subestimar el enemigo que tenemos enfrente, porque es un enemigo, el virus, de una alta capacidad de contagio, por tanto es importantísimo que al igual que estamos beneficiándonos de estas conquistas en nuestro día a día de libertad, de espacios de alivio, como pueda ser salir a la calle con nuestros hijos y con nuestras hijas tenemos que hacerlo con las máximas seguridades, para que no nos podamos contagiar nosotros y tampoco se puedan contagiar el resto de conciudadanos. En consecuencia depende en parte de las autoridades el asegurarlo, pero depende sobre todo y ante todo de cada familia que debe comportarse con la máxima responsabilidad, como ha sucedido hasta ahora.

Si actuamos con esta prudencia, que yo estoy convencido que lo vamos a hacer, si las salidas se ajustan a las reglas y si comprobamos que no generan nuevos contagios, este primer alivio vendrá seguido de otro nuevo una semana después.

En este sentido me gustaría anunciarles, si la evolución de la pandemia prosigue en un sentido positivo como lo está haciendo hasta ahora, a partir de próximo día 2 de mayo se permitirá la salida para realizar actividad física individual y paseos con las personas con las que convivimos, siempre en las condiciones que nos marquen las autoridades sanitarias. Sera el Ministerio de Sanidad quien dicte una Orden en los próximos días, insisto, si la evolución de la epidemia es favorable como lo viene siendo hasta ahora.

En todo caso, mientras seguimos las semanas inmediatas en confinamiento general y también después, la regla debe ser siempre la misma con la que hemos actuado desde el origen de la epidemia y sobre todo desde el origen del Estado de Alarma, nos ha costado mucho llegar hasta aquí, y por eso debemos actuar con la máxima prudencia. Nos ha costado demasiado sacrificio llegar hasta aquí, nos ha costado demasiado doblegar la curva de contagios y la curva fatal de fallecimientos como para ponerlo en riesgo por un exceso de precipitación.

Si la evolución actual se mantiene y si cumplimos las condiciones marcadas por la Organización Mundial de la Salud ya entrado mayo podemos plantearnos el inicio de esta segunda etapa de la transición a la que he hecho referencia en anteriores comparecencias, lo que vienen a calificar o a denominar los epidemiólogos, los expertos, como desescalada

Como expliqué la semana pasada, esas pautas de la Organización Mundial de la Salud se refieren:

En primer lugar, al refuerzo de nuestras capacidades de asistencia sanitaria.

En segundo lugar, a una completa y actualizada información sobre la evolución de la epidemia. Es fundamental el tener una información adecuada, precisa, de la evolución de la epidemia.

En tercer lugar, la identificación y rastreo de las fuentes de contagio.

Y en cuarto lugar, y por último, el seguimiento riguroso por parte de todos de las reglas de protección, de higiene y de distancia social a las que antes hacía referencia precisamente cuando hablaba de los menores y sus salidas a partir del día de mañana.

Naturalmente, en un país fuertemente descentralizado como es España, en un Estado compuesto como el que nosotros tenemos, el cumplimiento de todas las recomendaciones que enumera la Organización Mundial de la Salud depende de la estrecha colaboración, cooperación y coordinación entre los distintos niveles de la administración: desde los pequeños y grandes Ayuntamientos, a las Provincias, a los Cabildos, a los Consells, a las Comunidades Autónomas y al Gobierno de España.

Será, junto con todas ellas, como emprenderemos esta etapa de transición, esta segunda etapa, esta etapa de desescalada, que está, no quiero esconder esta apreciación, tan plagada de riesgos y de peligros como lo ha estado la primera etapa en la que estamos conteniendo y reduciendo al máximo la epidemia, superando el pico y doblegando cada día la curva como antes señalaba.

Quiero ser muy claro en este punto. Quiero ser muy claro en este punto: debemos ser muy prudentes porque no disponemos de un manual infalible. No hay una hoja de ruta definida. Estamos enfrentándonos a algo desconocido.

No hay ningún país del mundo que haya completado un proceso de desescalada hacia esa nueva realidad, a esa nueva normalidad en la que nos vamos a desenvolver cuando tengamos controlado a la epidemia. Existen, eso sí, experiencias parciales, y además provienen de países con culturas y sistemas políticos y sociales distintos que hacen difícil trasplantar sus lecciones.

Naturalmente nos guiaremos por las recomendaciones de los expertos, comenzando por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, a las cuales quiero rendir de nuevo un tributo y un reconocimiento por el trabajo que estás realizando durante todas las horas del día y siguiendo lógicamente como les he señalado antes las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud; y naturalmente intercambiaremos experiencias con otros países, en especial, con nuestros socios europeos como venimos haciendo hasta ahora. Al fin y al cabo, la unión es la gran ventaja de los humanos frente al virus. Un coronavirus en Asia y otro en Europa no pueden intercambiar consejos. Pero los humanos sí podemos hacerlo.

Pero arrancamos ciertamente con incertezas. No tenemos certezas absolutas de cómo transitar en esta desescalada. Quien crea que sabe todo sobre esta epidemia no aprenderá nada.

Y por eso la pregunta que me gustaría en esta comparecencia responder es ésta:

¿Cómo será la desescalada, esa transición, una vez la iniciemos en el mes de mayo?

En primer lugar, quiero que sepan que esa transición, esa desescalada será gradual ¿Qué significa gradual? Pues que no vamos a recuperar de golpe toda la actividad y toda la movilidad social, sino que lo vamos a hacer por etapas. Por etapas. En cada campo de actividad se fijarán pasos sucesivos. Tanto en lo que se refiere a la reapertura de los comercios como a la restauración; tanto en las actividades de ocio, de turismo, de cultura; tanto en el sector Agrario como en el Sector Turístico o cualquier sector industrial; tanto en las actividades religiosas como en las actividades de cultura y de ocio; tanto en los deportes como nuevamente en la restauración.

Todas las actividades se recuperarán por etapas y bajo condiciones y limitaciones que irán variando con cada avance sucesivo que vayamos dando.

Por tanto, en primer lugar, será gradual.Y junto a ello, en segundo lugar, esta desescalada, esta transición hacia esa nueva normalidad será asimétrica. Es decir, dependerá del territorio en el que uno viva. La epidemia se ha extendido de forma dispar. Ahí están los datos que conocemos diariamente y que nos suministra el Ministerio de Sanidad. Por todas partes ha sucedido igual: hay zonas muy afectadas vecinas de otras donde el virus da la impresión de haber pasado de largo. La pandemia no ha golpeado a todas las zonas del país con la misma intensidad. Y, por tanto, la desescalada, además de ser gradual, tiene que ser asimétrica, diferenciada en función de los territorios sobre los cuales actuemos.

En tercer lugar, necesariamente, la desescalada tiene que ser coordinada. Es decir, se regirá por unas mismas reglas, aunque se apliquen velocidades diferentes y en espacios distintos, se verá con las mismas reglas. La experiencia demuestra que el virus no distingue de lindes administrativas. Que somos interdependientes. Y para proteger a los lugares menos afectados hemos tenido que confinarnos todos y así hemos logrado reducir la propagación del virus allí donde más se ensañaba pero también se han beneficiado aquellos territorios donde menos afectaba.

Y justamente para garantizar esta máxima coordinación, todo el proceso de desescalada se regirá por un mismo Cuadro de Mandos Integral para el conjunto del país. Ese Cuadro de Mandos integrará varios marcadores que serán valorados, tanto desde el punto de vista cuantitativo, como también desde el punto de vista cualitativo.

Este Cuadro de Mandos Integral y los marcadores que lo componen serán accesibles al público, de modo que cualquier ciudadano de a pie, desde cualquier territorio podrá conocer los criterios objetivos en los que se van a basar las autoridades públicas para fundamentar las decisiones políticas que van a regular el camino hacia esa nueva normalidad.

Por tanto, a diferencia de lo que aún sucede en esta primera etapa de confinamiento general, en la desescalada, en la transición, no avanzaremos todos a la misma velocidad, pero sí lo vamos a hacer con las mismas reglas. La máxima, en consecuencia, será una: entramos juntos y vamos a salir juntos como país. Entramos juntos y saldremos juntos como país. La desescalada será, tiene que serlo necesariamente, en equipo. Lo haremos a distintas velocidades en función de la epidemia en cada lugar, de forma asimétrica, sí, pero coordinada. En equipo. Mediremos cada paso en cada lugar y antes de seguir avanzando consolidaremos los pasos anteriores.

Conscientes en todo momento de la situación propia, pero también de la situación de todos los demás. Recuerdo: Somos interdependientes. Si algo ha demostrado esta epidemia es que no atiende a lindes administrativas, ni a fronteras interterritoriales ni tampoco interprovinciales. Por eso es muy importante que seamos conscientes de que tenemos que ir todos de la mano, trabajando codo con codo, arrimando el hombro. Los resultados que hemos obtenido en esta primera etapa los hemos logrado gracias a la unidad que hemos mostrado como sociedad, como país, como comunidad.

Nuestra responsabilidad y nuestra corresponsabilidad nos protegen. Somos el seguro unos de otros. Unas personas, de otras. Unas localidades de otras. Unas provincias de otras. Unas Comunidades de otras. Unos países, de otros.

Hay que evitar, en consecuencia, entrar en una suerte de carrera por el descenso. En competir por ver quién lo hace más rápido, quién llega antes al pie de la montaña. Los territorios o las personas que se sienten más guarecidos pueden sentirse tentados a correr o incluso a saltarse las reglas, pero deben contenerse por su bien y el bien de los demás. Porque si uno se precipitase o cayera, no sólo se lastimaría él, sino que podría arrastrar consigo al resto.

Este criterio es el que está siendo estudiado de manera sistemática por parte del Gobierno de España, también de manera sistemática en el Consejo Interterritorial de Salud con los distintos Consejeros y Consejeras de Sanidad de los distintos territorios, de los distintos Gobiernos autonómicos y es el que trasladaré mañana personalmente a las presidentas y presidentes autonómicos en una nueva videoconferencia de Presidentes.

Sé bien que estamos todos extenuados por el esfuerzo realizado en estas pasadas semanas. Con el sacrificio de todos hemos contenido la propagación del virus y estamos achicando cada vez más su daño y su impacto. Que sigue siendo importante, pero cada vez es menor. A pesar de que estamos obteniendo grandes resultados colectivos, he de recordar que somos aún vulnerables.

Y por eso les anuncio que esa máxima de prudencia como regla general la tendremos muy presente en el Plan de Desescalada que aprobará el Gobierno de España el próximo martes en el Consejo de Ministros y presentaré públicamente ese mismo martes.

Un Plan de Desescalada que llevamos preparando con mucha antelación, desde hace más de tres semanas, y que está basado en el criterio de los expertos. El corazón de su desarrollo es un Informe independiente de los expertos que vienen asesorándonos desde el inicio de la epidemia.

Concluir la desescalada debe conducirnos a esa Nueva Normalidad a la cual me he referido en anteriores comparecencias, que va a regir nuestras vidas hasta que dispongamos de un remedio terapéutico, o también de una vacuna, que nos proteja de forma completa contra el virus.

Y durante este trayecto la prudencia y la unidad han de ser nuestras guías.

Unidad desde luego en Europa, que es hasta el momento la zona más golpeada del planeta por la epidemia.

Es cierto que, inicialmente, la Unión -en especial algunos Estados miembros- vacilaron al asumir la necesidad de una respuesta conjunta, solidaria y contundente. Pero las cosas están cambiando.

La sesión del Consejo Europeo que se celebró el pasado jueves fue crucial en este sentido. Para empezar, se ratificó un paquete financiero de 540.000 millones de euros y se garantizó, a iniciativa de España, que estuviera listo este paquete financiero para el 1 de junio como muy tarde. Además, se avanzó hacia próximo Marco Financiero Plurianual, es decir, para que me entiendan, el presupuesto europeo para los próximos 7 años.

Y, lo más importante, iniciamos la negociación de un gran Fondo de Recuperación y de Reconstrucción que para España tiene que contar con hasta 1,5 billones de euros siguiendo la lógica que reclamamos desde el principio, y también otros países, de desplegar una suerte de Plan Marshall de Reconstrucción para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales tan nocivas que está teniendo esta epidemia.

La Unión avanza por el único camino posible: el camino de la unidad, el camino del Pacto para la Reconstrucción Económica y Social del continente.

Un camino al que estamos también llamados los representantes políticos de nuestro país. En todos los niveles y sea cual sea el partido que gobierne.

Estamos viviendo la mayor convulsión de nuestras vidas y nadie estaba preparado para afrontarla. Pero lo importante es evitar un error: el mayor de los errores, el error de la división y del enfrentamiento.

Sería el error más fatal, más letal, porque prolongaría la crisis y acarrearía más sufrimiento social. Y sería también el peor error porque es evitable. Porque todos sabemos que juntos podemos más, que nuestra unión es la fuerza que nos puede hace vencer definitivamente al virus.

Todos sabemos que navegamos en la misma barca y nos mantendremos a flote y llegaremos a puerto si remamos juntos. Y perderemos y nos pondremos en peligro si nos golpeamos con los remos.

Si esto no fuera una misión de todos, más allá de las legítimas diferencias políticas, entonces ¿qué sentido tendría nuestra convivencia?, ¿cómo podríamos llamarnos compatriotas? El único enemigo es el virus y sus aliados son el odio, los bulos y la división.

Es nuestra obligación ponernos de acuerdo en todos los ámbitos institucionales. en las Comunidades y, en las Ciudades, también en el Congreso de los Diputados, en las diputaciones, en los Cabildos y en los Consells que componen, todos ellos, nuestro país.

No quiero acabar sin reiterar, lo que he hecho al principio de esta intervención, que es mi afecto y solidaridad, que son los de toda la sociedad española, a quienes han perdido a un ser querido; nuestro deseo de pronta recuperación, también, a quienes sufren la enfermedad, y mi gratitud a todos, por el coraje y la disciplina con la que estamos luchando contra el virus. Todavía, desgraciadamente, no está cerca la victoria plena y completa, aún nos quedan momentos y tiempos duros que luchar, pero ya hemos empezado a ganar. Con sacrificio, resistencia y moral de victoria. Y unidos. Siempre unidos.

El empeño del Gobierno, mi empeño personal como presidente es sumar a todos para que toda la sociedad española gane.

La reconstrucción social y económica es nuestro único horizonte, la unidad es nuestro camino y no dejar a nadie atrás es, no les quepa duda, nuestro deber.

Gracias.

Secretario de Estado de Comunicación.- Muchas gracias, presidente. Vamos a empezar con las preguntas de los medios de comunicación. La lista está formada por distintos medios como la Agencia Catalana de Noticias, El Diario del Puerto, La Voz de Galicia, Radio Espejo Canario, La Política Online, EsDiario, Nos Televisión, Radiotelevisión Castilla y León, Crónica Balear y algún otro que está todavía configurando sus sistemas.

Ahí tenemos a los compañeros que van a a participar. Os rogamos que digáis, como cada día, vuestro nombre al formular las preguntas presidente. Adelante la Agencia catalana de Noticias.

P.- Buenas tardes, presidente. Soy Roger Pi de Cabanyes de la Agencia Catalana de Noticias. Usted siempre ha dicho que es un defensor del Estado de las autonomías, sin embargo, en esta primera gran crisis de su Gobierno ha preferido centrar las competencias, Mañana en la Conferencia de Presidentes, el presidente de la Generalitat y otros presidentes le van a pedir que le dejen aplicar sus propios planes de desescalada ¿Qué les va a responder, porque ellos creen que desde la cercanía se gestiona mejor esta situación de desescalada?

Luego le quería preguntar sobre el tema de los niños, se está planteando la posibilidad de que salgan por franjas horarias y por edades, es decir, cada edad a una hora y cada edad a otra, para evitar que haya demasiada gente en la calle ¿Por qué el Gobierno de España no aplica esta posibilidad?

Y luego una última pregunta, ha anunciado que se va a preparar un plan de desescalada ¿implica esto que se va a pedir una nueva prórroga en el Estado de Alarma?

Presidente.- Muchas gracias, Roger, por tus preguntas. En primer lugar, una matización, El Gobierno de España lo que hace es coordinar. No recentralizar, coordina. Yo comparto como muchos otros Alcaldes y Alcaldesas, con los que he tenido ocasión de poder hablar, también presidentes y presidentas autonómicas que el principio de subsidiariedad, es decir, de respuesta desde las Administraciones más cercanas es el más eficaz; pero también es cierto y lo he dicho antes en mi intervención que el virus no atiende a lindes administrativas y que, en consecuencia, si algo ha demostrado el Estado de Alarma es que precisamente ha sido eficaz porque hemos logrado coordinar, aunar, arrimar el hombro todos y caminar en una única dirección que es la del combate sin cuartel contra el virus.

Recuerdo simplemente los datos, un 35% de nivel de infección diaria antes del Estado de Alarma y un 1,5% de infección diaria. Todavía nos queda porque desgraciadamente son muchos el número de fallecido y el número de infectados que tenemos diario, pero en todo caso caminamos en la misma senda. Por eso, cercanía claro que sí, pero también coordinación.

Por eso, cuando hablaba antes de la desescalada es evidente y llevamos trabajando semanas no solamente internamente dentro del Gobierno sino también con las Comunidades Autónomas y durante esta semana con los Ayuntamientos, mediante la Federación Española de Municipios y Provincias, que esa desescalada debe obedecer a esos criterios a los cuales antes he hecho referencia . Uno, la gradualidad, las distintas actividades que se van a ir recuperando a lo largo de las próximas semanas no van a ser todas de golpe sino que van a estar lógicamente atendiendo a una serie de parámetros a los que luego me referiré. Junto a la gradualidad, la diferencia territorial como consecuencia de la evolución en los territorios; hay provincias que llevan semanas, días, con 0 contagios o prácticamente con muy pocos contagios y hay otras en cambio, como es el caso de Cataluña, que concentran buena parte de esos contagios. Y finalmente, la coordinación; la coordinación es fundamental, no solamente desde el Gobierno y las Comunidades Autónomas, sino también de las Comunidades Autónomas con las Diputaciones Provinciales y los Ayuntamientos.

Y antes hacía referencia al Cuadro de Mandos. Ese Cuadro de Mandos es importante que esté coordinado principalmente por el Gobierno de España. Es un Cuadro de Mandos que nos va a permitir evaluar cada cierto tiempo esa gradualidad, esa asimetría entre los distintos territorios y las fases que se van a ir poniendo en marcha. Ese Cuadro de Mandos tiene lógicamente un principio fundamental como he dicho en mi primera intervención y es que tenemos que reforzar las capacidades estratégicas del Sistema Nacional de Salud en todos y en cada uno de los territorios. Lo que hemos sufrido en esta primera ola ha sido una invasión del virus. Una invasión en el conjunto del país, pero también en el conjunto del continente europeo y por eso es importante que una vez que ya conocemos qué nivel de contagio que tiene este virus, reforcemos las estrategias sanitarias.

¿Cuáles son esas estrategias sanitarias? En primer lugar, la asistencia sanitaria reforzada, por ejemplo, el número de camas UCI. Por ejemplo, la atención primaria que va a contar ahora mismo, en esta fase de desescalada con una importancia prevalente porque tenemos que anticipar cuál es la evolución de la epidemia en cada uno de los territorios. En segundo lugar, tiene que haber una vigilancia epidemiológica y en ese sentido es importante reforzar los sistemas de salud pública que están en manos de las CCAA. También, lógicamente el desarrollo y la ejecución de las PCRs que podamos hacer a los ciudadanos de cada uno de nuestros territorios. En tercer lugar, la identificación y la contención de los contagios a través de fórmulas de aislamiento como se están poniendo en marcho en la mayor parte de los territorios y sin duda alguna, las medidas de protección colectiva ya sean las medidas de higiene, ya sean las mascarillas, ya sean las medidas de distanciamiento que vienen siendo la tónica habitual en las conductas que ya tenemos todos y cada uno de nosotros.

Por tanto, creo que es muy importante arrimar el hombro y dejar a un lado otras cuestiones que nada tienen que ver en la lucha contra la pandemia y lógicamente reconocer que este Estado de Alarma ha dado sus frutos, que estamos teniendo un nivel de exigencia en el confinamiento muy elevado, ejemplar en el conjunto de la ciudadanía española y que precisamente ese Estado de Alarma ha beneficiado al conjunto de la ciudadanía española viva donde viva, piense lo que piense, vote lo que vote y quiera lo que quiera. Por tanto, creo que es importe anteponer la defensa de la salud pública y la idea de salvar vidas ante cualquier otra consideración.

En segundo lugar, en relación a algunos planteamientos, que me comentaba usted, que se están realizando por parte de la Generalitat de la Cataluña decirles que la Orden del Ministerio es clara y es la Orden del Ministerio la que se tiene que seguir en relación a los requisitos y las exigencias para las salida de los menores de 14 años a partir del día de mañana. Y la lógica es bien sencilla, nosotros lo que hacemos es plantear de 9 de la mañana a 9 de la noche precisamente para que aquellos trabajadores que llegan a su casa puedan conciliar también esa hora de paseo que tienen con sus hijos a lo largo del día.

Y finalmente, el Plan de Desescalada es un plan que vamos a aprobar en el Consejo de Ministros y que vamos a presentar, yo mismo, el próximos martes al conjunto de la ciudadanía española donde, efectivamente, lo que vamos a hacer es un plan de desescalada que durará todo el mes de mayo y, en principio, veremos qué es lo que pasa con el mes de junio. Pero lo que sí que me gustaría también trasladarles es la importancia de ser cautelosos, de ser prudentes, de ser conscientes de que esto no es una carrera a ver quién es el primero que abre un centro comercial o que abre un pequeño comercio. No es esta la cuestión. La cuestión es que tenemos que ser conscientes entre todos que solamente trabajando en equipo lograremos llegar todos a la meta. No es quien llegue primero, es que lleguemos todos a la meta y ese es el propósito del Gobierno de España y en ese ámbito estamos. Precisamente, el martes es cuando vamos a presentar el plan de desescalada en el Consejo de Ministros porque queremos mañana a los presidentes y presidentas autonómicos sus planes de desescalada porque a lo largo de esta semana, hemos estado reuniéndonos con los consejeros de Sanidad, en este caso el Ministerio de Sanidad y también la Vicepresidenta Cuarta que es la encargada de plantear este plan de transición hacia esa nueva normalidad y que finalmente en el día de pasado mañana, en el lunes, habrá una reunión técnica para acordar y afinar los requisitos técnicos que supondrán ese Cuadro de Mandos conjunto, global, que aplicaremos en la totalidad del territorio desde el Gobierno de España.

Secretario de Estado de Comunicación.-Pregunta ahora Diario del Puerto.

P.- Miguel Jiménez, de Diario del Puerto. Yo le quería preguntar por el transporte y la logística. Sabe que es un sector esencial siempre para la economía, pero en esta ocasión más que nunca debido a la pandemia. El presidente del Comité Nacional de Transporte por Carretera, que es el órgano máximo de representación del sector con la administración, ha alertado esta semana del riesgo de colapso debido a la caída de la actividad y, sobre todo, a la crisis económica en la que nos encontramos. Este sector demanda una serie de medidas fiscales y económicas que han demandado al Ministerio de Transportes con un escrito que se presentó el 30 de marzo y el sector se encuentra inquieto porque el Gobierno no responde al mismo. La ministra de Economía, Nadia Calviño, cree que en el contexto actual no hay medidas necesarias ni insuficientes para este sector y, por tanto, el sector ha incrementado su inquietud. A mí me gustaría preguntarle si el presidente del Gobierno va a responder a us inquietudes y, sobre todo, si se va a atender sus peticiones. Muchas gracias.

Presidente.- Miguel, lo siento, pero se ha cortado el sonido de tu pregunta. Entiendo que estamos hablando del sector logístico y sin duda hablaré con el Ministerio de Transportes y con el equipo económico, para saber cuáles son las demandas de este sector tan importante para nuestro país.

Secretario de Estado de Comunicación.-Pasamos ahora a la Voz de Galicia. Adelante, La Voz de Galicia.

P-Hola, muy buenas noches Presidente. ¿Qué tal? Soy Fran Varado de La Voz de Galicia. Yo quería preguntarle por esa desescalada, no sé si puede ofrecer algún tipo de detalle, eh, sobre lo que acaba de anunciar que a partir del dos de mayo se puedan empezar a permitir salidas para practicar deporte de forma individual, no sé si podría ofrecer algún tipo de detalle y si vendrá también acompañada de alguna otra medida, eh, nueva como han pedido algunos presidente autonómicos, en este caso le hablo de lo que pidió el señor Feijoo en la Xunta de Galicia, que también se abriera una apertura de los concesionarios de coches o del pequeño mercado previa cita previa…

Y después también quería preguntarle por, por ese plan que acaba de anunciar que va ya para el Congreso el martes de la desescalada si, hasta dónde abarca, es decir, el otro día escuchamos a la ministra de Empleo que fijaba el horizonte para la apertura de la hostelería o del sector turístico hacia finales de año y no sé si cree si estas declaraciones generan un poco de incertidumbre en uno de los principales sectores económicos eh, ¿hasta dónde abarca ese plan de desescalada que tiene? Y ya por último, una de última hora. El Presidente de la Generalitat Torra parece que acaba de convocar en Cataluña una manifestación en pleno estado de alarma.

R-Bueno, gracias Fran. Respecto a la última de las cuestiones, en fin, no tengo noticia, no puedo responderle porque no conozco ni los extremos ni el anuncio que se ha planteado. Respecto a las otras dos preguntas que me hace, decirle, vamos a ver, mmm, esto es muy importantes porque claro en algunas ocasiones evidentemente se puede decir "oye, por qué no en mi provincia o en mi comunidad autónoma que tenemos pocas, eh, poco nivel de contagios diarios, por qué no podemos hacer distintas cosas o más cosas que el confinamiento que llevamos sufriendo desde hace ya semanas". Y tiene razón. Pero es cierto también y esto es lo que me gustaría trasladar al conjunto de la opinión pública, que el análisis y la evaluación que tenemos que hacer es mucho más compleja. Si fuera solamente el número de contagios diarios, pues efectivamente, el argumento se caería por su propio peso. Pero no es solamente eso. Por eso es muy importante definir una serie de parámetros objetivos en base a los cuales nosotros vamos a decidir la gradualidad de las fases que vamos a poner en marcha en esa transición hacia esa nueva normalidad. Quiero empezar por el final: esa normalidad no va a ser la que teníamos antes del estado de alarma. No lo va a ser hasta que no haya vacuna. Hasta que no haya un remedio terapéutico es evidente que tenemos que mantener el distanciamiento social, que tendremos que mantener, en fin, todas las medidas de higiene que hemos ido aprendiendo durante estas semanas gracias a la información que han suministrado ustedes los medios de comunicación. Pero, cuando hablamos de por qué esta actividad económica si y esta actividad económica no, no es solamente el número de contagios diarios el que va a permitirnos calibrar cuál es la desescalada en un territorio o en otro, van a ser otras cuestiones como por ejemplo, el grado de ocupación de ucis, el grado también de fortalecimiento de los sistemas de salud pública en cada una de las Comunidades Autónomas. También la atención primaria. Es decir, lo que no podemos permitirnos bajo ningún concepto es que cuando haya un nuevo rebrote del Covid-19 lo que haga sea poner en riesgo de nuevo a nuestro Sistema Nacional de Salud. Por tanto, cuando hablamos de actividad económica tendremos también que ser conscientes de que permitiremos abrir unas u otras en función de parámetros que a lo mejor no, no, resultan obvios pero que hay que poner encima de la mesa. Por ejemplo, qué implica en términos de apertura de actividad económica para la movilidad ese negocio. Simplemente son estas las cuestiones que tenemos que ir incorporando a nuestro cuadro de manos, al cual antes hacía referencia para poner en marcha la desescalada.

Hay países que lo que han hecho ha sido dar una respuesta lineal y poner fechas a la apertura de distintos negocios. Nosotros no vamos a hacer eso. Nosotros no vamos a poner fecha a la apertura de este o cual negocio. Lo que vamos a definir es un cuadro de mandos, una serie de indicadores objetivos, indiscutibles en base a los cuales vamos a hacer que los distintos territorios, que los distintos territorios vayan transitando hacia esa nueva normalidad en función de distintas fases. Y en esas fases pues lógicamente recogeremos la apertura de actividad económica, la apertura a esa nueva normalidad en nuestra cotidianeidad por parte de los ciudadanos en su día a día, en sus hogares.

Esta es un poco la filosofía. Y por eso no puedo responder a por qué no vamos a abrir este negocio o abrir este otro. Los vamos a abrir. Se van a abrir. En distintas fases hasta llegar a esa nueva normalidad pero la filosofía va a ser otra. La filosofía es mucho más compleja. A ver qué capacidades tenemos para que conforme vayamos recuperando y avanzando hacia esa nueva normalidad no pongamos en riesgo lo conseguido hasta ahora. Y sobre todo y ante todo, garanticemos las capacidades sanitarias que tenemos para poder hacer frente a cualquier tipo de rebrote que se pueda producir en cualquier tipo de territorio. Esta es un poco la filosofía que me gustaría trasladarles porque me parece fundamental.

En cuanto a la desescalada decirles que no es en Congreso, es en el Consejo de Ministros, por eso yo quiero mañana escuchar a los presidentes autonómicos. Muchos de ellos ya a través de los medios de comunicación han anunciado sus planes de desescalada territoriales, los vamos a tener en cuenta, pero quiero ante todo, sobre todo, subrayar eso, que es el Gobierno de España quién va a pilotar esta desescalada, esta transición hacia la nueva normalidad y en ese sentido recordarles eso, que va a ser gradual, que va a ser coordinada, que va a ser asimétrica y que va a ser en base a unos parámetros, a unos indicadores que va a poder comprender no solo el conjunto de instituciones que van a tener que aplicar esa desescalada como puedan ser las Comunidades Autónomas, sino sobre todo y ante todo los ciudadanos, porque son ellos y ellas los que también van a ganar al virus en primera persona asumiendo como propias estas decisiones que lógicamente vamos a hacer en base al criterio de los expertos en nuestro país.

P-Buenas tardes presidente. Nuria Val de la Política Online. El Banco de España y el FMI han presentado sus previsiones de déficit público para España próximas al 10% del PIB. El tesoro púbico en el último mes también ha aumentado su emisión de deuda y la prima de riesgo empieza a subir de nuevo incluso con las compras del BCE. ¿Cuánto va a presentar el Gobierno sus previsiones? ¿Y cree que de no hacerlo pronto aumentará la incertidumbre de los inversores internacionales y provocará mayor prima de riesgo? Por otro lado, ¿respalda las críticas del vicepresidente a la Justicia por la condena de Isa Serra? Y, ¿por qué Moncloa prescinde a partir de mañana de los responsables de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y la Guardia Civil en las ruedas de prensa para informar sobre la gestión de la pandemia? Muchas gracias.

Presidente- Muchas gracias por tus preguntas. En relación con las previsiones económicas. El Gobierno de España presentara las previsiones económicas cuando toca, cuando corresponde a las autoridades comunitarias, en este caso a la Unión Europea. Es evidente, no solamente en España si no en el conjunto de países y no digamos de organismo internacionales cuando hacen sus previsiones pues plantean horquillas, en fin, que demuestran también la complejidad y la dificultad que tienen ellos de prever el impacto económico y social que tiene esta epidemia. Recuerde por ejemplo que las previsiones saltan de un menos cinco de caída a un menos 10 de caída del Producto Interior Bruto. Es decir, estamos hablando de que son previsiones que incluso ellos mismo estiman con horquillas del doble. Lo que es evidente es que las consecuencias económicas y sociales de la pandemia son terribles, son tremendas. En Europa y en El Mundo. Lo van a ser. Lo van a ser. Desgraciadamente lo van a ser. Y esperemos que dure poco la pandemia, y por eso es tan importante el que la venzamos siendo inteligentes en cómo desescalamos y en sobre todo en cómo asumimos en nuestra propia cotidianeidad esa nueva realidad, esa nueva normalidad a la que vamos a tener que acudir hasta que encontremos remedio terapéutico y una vacuna contra el Covid-19.

Pero es evidente que las consecuencias económicas y sociales van a ser muy importantes por el parón de la actividad. Lo que sí le puedo garantizar en todo caso es que el Gobierno de España tiene una máxima que he dicho desde el principio y es que no vamos a dejar a nadie atrás. Que durante estas últimas semanas, casi seis semanas, hemos estado poniendo en marcha medidas sociales, económicas para tratar de mantener vivo el tejido productivo, los empleos creados en esas empresas y lógicamente también la protección social de vida a los damnificados como consecuencia del parón y los despidos que se han producido desgraciadamente durante estas semanas.

En relación con lo que me comentaba usted de la crítica que hizo el vicepresidente de Gobierno a una sentencia del Tribunal Supremos, decirle lo siguiente. Vamos a ver. El Gobierno acata, como no puede ser de otra manera, las resoluciones del Tribunal Supremo. Y del poder Judicial. Esto ha sido así siempre. Cuestión distinta es que lógicamente el señor Iglesias, como lo soy yo también, y como lo son otros responsables políticos, no solamente formamos parte del Gobierno, si no también somos líderes de distintas organizaciones políticas. Yo soy el Secretario General del Partido Socialista Obrero Español y el señor Iglesias es el Secretario General de Unidas Podemos y como tal ha hecho su valoración sobre esta sentencia que afecta a una dirigente de su organización.

Y en relación con la última de las preguntas, que no recuerdo ahora mismo…

P-¿Por qué Moncloa prescinde a partir de mañana de los responsables de las Fuerzas Armadas?

Presidente,- Ah discúlpeme. Sí, sí. Tiene razón. No prescindimos de nadie, al contrario, ya aprovecho su pregunta para agradecer de corazón el trabajo diario a todos y cada uno de los miembros del equipo técnico el trabajo diario que no solo han hecho a través del os medios de comunicación en sus comparecencias sino también en sus oficinas desplegando y haciendo eficaz todo el estado de alarma desde la Secretaria General de transportes, a los DAOS de Policía Nacional y de la Guardia Civil y lógicamente también al JEMAD. Por tanto no es esa la cuestión. La cuestión es que efectivamente la misión desde este punto de vista está cumplida y entramos a partir de mañana en otra fase que estoy explicando, que es una fase de desescalada, de recuperación, de una nueva normalidad y en consecuencia los portavoces pues lógicamente tienen que ser necesariamente otros.

Y en este caso creo que lo importante es que sea el Doctor Simón quien continúe informando sobre la evolución de la epidemia y en función de cuáles sean las cuestiones que se vayan a tratar pues evidentemente iremos incorporando a personal técnico que contribuya a informar sobre las decisiones que se vayan a tomar. Junto al doctor Simón estará también la Secretaria General de Transportes porque evidentemente tanto la movilidad como, digamos, el análisis técnico y científico que nos provee el doctor Simón son ahora mismo esenciales, fundamentales para esta etapa de desescalada en la que estamos.

P: RADIO ESPEJO CANARIO En cuanto a los criterios a los que ustedes se refería para iniciarla el desconfinamiento en Canarias ya cumplimos los requisitos que establece la Organización Mundial de la Salud a los que usted se refería. De hecho hay islas como La Graciosa con 700 habitantes, donde el virus no ha llegado nunca pero tienen un confinamiento muy riguroso como el resto de España. Quería saber si a partir del 2 de mayo Canarias estará dentro de esas comunidades que puedan comenzar la desescalada de este confinamiento. Y en segundo lugar, Canarias también tiene 3000 millones de euros en superávit. Ya desde el 23 de marzo la Unión Europea levantando la cláusula ha dado la posibilidad de saltarse la regla de gasto, la estabilidad

¿Cuándo será cuando el Gobierno de España decida que las comunidades puedan usar ese superávit?

Presidente: Vamos a ver en relación con lo primero una matización, del 2 de mayo no empieza esa desescalada en los términos que ha comentado usted, sino que el 2 de mayo, si la evolución de la epidemia como estamos viendo durante estas últimas semanas, hoy es el segundo día que creemos que hay una cifra diaria de recuperado superior a la cifra de nuevos contagios y eso implica que estamos definitivamente en doblegando la curva. Y por eso creo que es importante hacer esta matización. El 2 de mayo lo que habrá será una apertura para poder realizar actividades físicas individuales y también paseos con el conviviente. Esto es lo que se aprobará a partir del 2 de mayo.

En segundo lugar, nosotros efectivamente lo que vamos a hacer el próximo martes en el Consejo de Ministros es aprobar el plan de desescalada y ese plan será muy importante porque plantearemos a las comunidades autónomas los parámetros en base a los cuales nosotros vamos a evaluar las capacidades estratégicas sanitarias que tienen y en consecuencia a partir de ahí empezar a decidir qué territorios, qué localidades, van pasando a una fase o a otra y en consecuencia a una menor exigencia de confinamiento. Pero es importante tener esto en mente.

En tercer lugar también es fundamental ser conscientes de que no hay ningún territorio que esté al margen del virus. Que no hay ningún territorio que no sea vulnerable al virus. ¿Por qué digo esto? Porque aquellos territorios que a lo mejor no han visto o no se han visto afectados de manera tan contundente como pueda ser por ejemplo el caso de la Comunidad de Madrid. Eso no significa que estén a salvo. Es más, es importante sobre todo salvaguardar y proteger aquellos territorios en donde los ciudadanos no han sido víctimas del virus con tanta intensidad como otros. Porque efectivamente eso significa que son poblaciones que desgraciadamente van a ser más vulnerables, si vuelve una ola. Por eso es tan importante no solamente mirar como decía antes en respuesta a su colega de La Voz de Galicia, no solamente es importante evaluar el número de contagios que tenemos, el número de fallecidos que tenemos en esta isla o en este territorio, sino también evaluar otra serie de cuestiones que tienen que ver con lo que le he dicho antes, con las capacidades estratégicas sanitarias, para que cuando haya un rebrote, sea el menor posible y no ponga en riesgo la asistencia sanitaria de aquellas personas que se vean afectadas por el virus.

Y eso es el planteamiento. A mí me parece muy importante y además hoy el doctor Simón lo ha dicho en su rueda de prensa de la comisión técnica, ser conscientes de que en este tránsito hacia esa nueva normalidad, vamos a tener que aprender nuevos indicadores, vamos a tener que aprender a leer esos nuevos indicadores, vamos a tener que aprender también que ya no va a ser tan importante por ejemplo una cifra que para nosotros era fundamental como es el número de contagios diarios. Y sin embargo van a empezar a cobrar mucha más fuerza pues otro tipo de indicadores que los expertos nos han dicho que son fundamentales para anticipar, para anticipar la llegada del virus y el rebrote de la epidemia en un territorio o en otro. Por tanto, muchísima cautela, muchísima prudencia.

Hay que ser muy conscientes de que nos estamos enfrentando a algo desconocido que vamos a poner toda nuestra inteligencia científica de expertos en epidemiólogos en saber cómo combatir y cómo prevenir al virus y que por tanto territorios que a lo mejor hoy no se encuentran golpeados de manera tan contundente por el virus, eso no significa que pueda ocurrir en un futuro. Por tanto en ese sentido creo que es importante hacer esa pedagogía.

En relación con la última de las cuestiones esta ha sido un planteamiento que ha hecho el presidente de la Comunidad de Canarias en reiteradas videoconferencias. El Gobierno de España lo está estudiando pero también es cierto, y esto quiero romper una lanza en favor de la ministra de Hacienda y portavoz porque está haciendo un esfuerzo y un trabajo extraordinario, se ha aumentado en un 7 % ciento las capacidades de recursos financieros de las comunidades autónomas durante este mes, precisamente para que puedan hacer frente con dinero con recursos públicos y con liquidez lógicamente a esta epidemia.

P: Ana Martín ESDIARIO: Usted ha insistido en esta comparecencia en que es importante tener una información lo más fidedigna posible sobre los contagiados y los asintomáticos teniendo en cuenta la fase tan crucial en la que entramos pero en paralelo de momento no hay estudios ni siquiera empezado ese estudio de seroprevalencia que lleva semanas anunciándose, que iba a empezar el lunes y finalmente tampoco será así. Y tampoco según los propios miembros de ese comité científico se están haciendo test masivos. Preguntarle en primer lugar si ¿Los españoles pueden estar sino tranquilos, al menos seguros de que el Gobierno sabe lo que hace? Y no va a ciegas en esta fase. En segundo lugar usted ha dicho hoy al principio de su comparecencia que el virus se está enseñando por los cinco países que tienen más viajeros internacionales. Quería preguntarle si ¿Esa es la explicación que da el Gobierno a que España sea el país con la mayor tasa de mortalidad del mundo teniendo como hemos tenido durante cinco semanas las medidas más el confinamiento más restrictivo de todo el planeta? Ya en una última instancia. Nos puede comentar sobre las salidas a partir del día 2 si tienen límite de edad para los adultos? ¿O si también incluye a la población más mayor que es la que mayor riesgo de contagio tiene?

Presidente: Muchas gracias por tus preguntas en relación con la última de las cuestiones a partir del 2 de mayo y las salidas para hacer deporte o poder pasear. Lo he dicho antes de mi intervención, será el Ministerio de Sanidad el que a lo largo de los próximos días y en función de cuál sea la evaluación que hagamos desde los expertos que nos están asesorando que decidir definitivamente decidiremos si poner en marcha esta medida para hacer deporte individual insisto y también para salir con la persona con la que con la que vivimos.

Por tanto esperemos a esa orden donde se clasificarán algunas de estas cuestiones pero yo creo que la verdad es que la evolución de la epidemia y el control de la misma y los datos que estamos viendo a lo largo de estos últimos días invitan a un razonable y moderado optimismo en cuanto a que efectivamente va a ser posible hacerlo a partir del 2 de mayo. Y en ese sentido animo a que efectivamente todos los ciudadanos en esta semana que empezamos pues lógicamente cumplamos con nuestras normas de manera ejemplar como hemos venido haciendo hasta ahora porque efectivamente tendremos esa nueva conquista a partir del día 2 de mayo en nuestro propio beneficio, en las calles de nuestras ciudades.

Y en relación con la primera de sus preguntas. Vamos a ve, yo creo que el Gobierno de España estaba viendo los datos mientras usted me preguntaba. El Gobierno de España hasta la fecha por los datos que nos dan desde el departamento estamos por encima del millón de PCR en consecuencia de los más verosímiles en nuestro país. Y efectivamente estamos siendo de los países que más número de test estamos haciendo, que más números estamos haciendo. Y también hoy, ayer mismo además tenía que apuntado, se van a distribuir en las comunidades autónomas cerca de 800.000 test rápidos adicionales, con lo cual hasta la fecha ya se ha repartido por parte del Gobierno de España en estas pocas semanas que llevamos aunque han sido muy largas 2,8 millones de unidades para el diagnóstico en los términos que marcan los protocolos, que se acuerda usted que sabrá son en aquellos entornos de alta prevalencia de la enfermedad como pueden ser los hospitales o también las residencias de las personas mayores.

Y en último lugar, es evidente que sociedades y economías como las nuestras que reciben 82 millones de turistas al año, es evidente que somos sociedades desgraciadamente más expuestas a este tipo de epidemias y que golpean de manera muy dura efectivamente cuando tenemos sociedades que dependen efectivamente de un número tan ingente de turistas, no solamente nacionales sino extranjeros. No digo que sea la única causa, digo que efectivamente puede existir una correlación directa entre una cosa y la otra. Me parece además razonable esta apreciación.

P-Televisión Pública Holandesa: Hola, muy buenas tardes, presidente, yo soy Rutt Salzberg, de la Televisión holandesa, aquí en Madrid. Me interesa saber sobre todo cómo van las cosas a nivel europeo. Primero, usted ha notado un cambio de ambiente dentro del ámbito europeo, las relaciones sobre todo con mi país, Holanda, han sido bastante complicadas ¿Algo ha mejorado? ¿Usted ha hablado con el presidente holandés Mark Rutte? ¿Usted está notando que algo va mejor? Y segundo, para usted, las condiciones para financiar el fondo de recuperación europeo, este dinero para España debería ser un apoyo sin condiciones. Holanda ha dicho que debería ser un tipo de préstamo algo se escucha que puede ser con condiciones ¿Qué espera en ese sentido de la Comisión Europea?

Presidente: Bueno, muchas gracias por su pregunta. Yo tengo que decirle que, con el señor Rutte tengo no solamente un respeto político, sino que también tengo un respeto personal, tengo una cierta amistad con él y he de decirle que yo no he contestado a ninguna de las, en fin, apreciaciones que ha hecho algún componente de su gobierno. En relación con España y otros países que, efectivamente, estamos siendo golpeados por el COVID19, tengo que decirle que, pues eché en falta, de menos, a lo mejor, un mensaje, personal del primer ministro holandés, eh, hacia España o, hacia, incluso, también, el Gobierno de España como consecuencia de esa crítica inmerecida que se hizo por parte, en este caso, del ministro de Finanzas holandés.

Y en relación con las segundas preguntas, efectivamente, esta es la cuestión, este es el problema. El problema es que tenemos que medir qué significa la solidaridad en Europa. Esta es una pandemia, es una epidemia que nos ha golpeado de lleno al conjunto de la Unión Europea, de forma simétrica, en un primer momento, y en consecuencia lo que se pone en cuestión y lo que se interroga la ciudadanía es la solidaridad y cómo medimos y ponemos en marcha esa solidaridad, cómo la materializamos. Hay países que, efectivamente, lo que dicen es, sí, solidaridad, pero a través de préstamos. Y, efectivamente, con algún tipo de exigencia. Bueno, ahora mismo lo que estamos haciendo desde el Gobierno de España, por ponerles nuestro caso, pero no me cabe duda que lo están haciendo otros muchos gobiernos, nosotros estamos elevando el gasto público, estamos endeudándonos, precisamente porque lo que queremos hacer es salvar vidas. Aquí no hay un riesgo moral, aquí lo que hay es un objetivo colectivo de toda una sociedad y de todas sus instituciones de salvar vidas. Por tanto, no hay una condicionalidad, digamos, ajena a ésta, a invertir todos los recursos en EPIS, en personal sanitario, en apoyar a las personas que han entrado en el paro como consecuencia del cierre de actividades, en sostener el tejido productivo. En eso está el gobierno de España. Por tanto, no hay riesgo moral, somos un gobierno que queremos cumplir con nuestras, como todos, somos un gobierno que queremos cumplir con nuestras obligaciones fiscales, que queremos tener un sistema público, del estado del bienestar sostenible. Un sistema público de pensiones sostenible, pero estamos en una guerra. Y en una guerra, ¿qué condicionalidad se va a poner a esa solidaridad?

P.-Radio Televisión de Castilla y León: Muy buenas noches, presidente. Álvaro de Lúa de la RTCYL. Gracias por esta rueda de prensa. No hemos aclarado si, en los paseos adultos se van a incluir a las personas mayores, refiriendo a, volviendo a la pregunta de mi compañera Ana Martin. Si nuestros abuelos van a poder salir a la calle a partir del día dos. Otra cuestión, el presidente de Castilla y León y otros presidentes de CC.AA. han solicitado un fondo extraordinario para hacer frente a los servicios sociales esenciales. No sé si el par, el gobierno plantea la creación de ese fondo. Y por último, la OMS pide eh, lo ha dicho usted, para iniciar la desescalada, que tengamos información precisa de la evolución de la pandemia. Tenemos ahora mismo esa foto fija, después de tantos cambios en los criterios de recuento. ¿Podemos afirmar que sabemos cuál es la situación real en España? Gracias

Presidente.- Bueno, muchas gracias, Rodrigo, por tus palabras. En relación con la primera de las cuestiones, será el ministro de Sanidad, en una Orden, quien establezca los criterios en base a los cuales se va a producir esa salida eh, eh, eh, a lo largo de eh, la semana, a partir del próximo 2 de mayo. En relación con la segunda de las preguntas, recordarle, simplemente como apunte, que el Gobierno ya, al principio de la crisis, en el Estado de alarma, puso en manos de las CC.AA. 300 millones de euros y permitió también a los ayuntamientos la utilización, en su superávit municipal, de otros 300 millones de euros para atender las necesidades urgentes sociales en todos los territorios. Por tanto, creo que desde ese punto de vista, ese fondo, no conozco, digamos, la propuesta en detalle, pero, en fin, el Gobierno de España ha puesto estos recursos desde el primer momento: 600 millones de euros en manos de las CC.AA. y de los ayuntamientos para hacer frente a las urgencias más inmediatas. Y, además de todo eso, como bien saben ustedes, el Gobierno de España viene trabajando durante estas últimas semanas, de manera muy intensa, en colaboración, y en negociación con las CC.AA. en la construcción de una nueva prestación que es de ingreso mínimo vital que sin duda será un antes y un después, también, en el ámbito de la protección social en nuestro país.

Y en relación con la Organización Mundial de la Salud, tiene usted razón. Nosotros, lo hemos dicho desde el primer momento, y lo vuelvo a repetir, porque me parece trascendental. Necesitamos una evaluación mucho más rica, y mucho más anticipada de la información en esta etapa de desescalada de transición hacia esa nueva realidad a la que nos vamos a ver abocados como consecuencia de la presencia del virus hasta que no haya una vacuna o un remedio terapéutico. E insisto, lo importante, lo importante es, evaluar entre todos, entre el Gobierno de España y cada una de las CC.AA. las capacidades estratégicas sanitarias. Uno: asistencia sanitaria reforzada. Fundamental la atención primaria. En esta etapa de desescalada va a jugar un papel trascendental. Reforzar los sistemas de atención primeria en todas y cada una de las CC.AA. nos va a permitir estar cada vez más cerca del momento en el que se pueda producir el contagio entre conciudadanos. En segundo lugar, las UCIs, UCIs, no solamente para las personas contagiadas del COVID, sino también para personas que sufren otras patologías y que, desgraciadamente, durante esta invasión que hemos tenido sobrevenida del virus en nuestro país y en todo el continente pues, lógicamente, han quedado postergados como consecuencia de la urgencia que tenía el personal sanitario para atender al COVID19 y, me refiero a las personas contagiadas del COVID19. Por tanto, asistencia sanitaria reforzada, en segundo lugar, vigilancia epidemiológica. Hay que reforzar nuestro sistema de salud pública. Los sistemas de salud pública están en manos de las CC.AA. Hay que reforzarlas. Hay que reforzarlos para que nos den la información en tiempo y forma, en unos momentos en los que el tiempo y forma va a ser crítico. Va a ser crítico porque tenemos que estar adelantados, anticipándonos ante cualquier riesgo de contagio que se pueda producir. Tres: Identificación y contención del contagio. Y ahí hay experiencias muy interesantes que han ido desarrollando distintas CC.AA. en relación con mecanismos de aislamiento. Por ejemplo, los hoteles hospitalarios. Y por último, las medidas de protección colectiva: Higiene, distanciamiento, mascarillas, en fin, todo lo que hemos incorporado nuestra cotidianidad. Y estos van a ser los criterios, los marcadores que vamos a utilizar para que, efectivamente, vayamos transitando de forma simétrica y gradual esta desescalada hasta esa nueva normalidad. Y creo que le he respondido a las preguntas, Rodrigo.

P: Buenas tardes presidente, Esther Ballesteros de Crónica Balear. Quería preguntarle sobre la propuesta lanzada por empresarios de Baleares dirigida a que, una vez finalizado el estado de alarma, el descuento del 75% del que disponen los ciudadanos de las islas en los trayecto aéreos y marítimos se extienda al conjunto de los españoles como fórmula que permita reflotar el turismo, uno de los sectores más golpeados por la actual crisis y teniendo en cuenta sobre todo la gran dependencia de Baleares, también Canarias, respecto al turismo ¿Se ha planteado al Gobierno trabajar en esta posibilidad?

Y por otro lado, esta semana se ha producido una gran indignación en Baleares también, a raíz de las presiones que están efectuando propietarios alemanes con segunda residencia en Mallorca, que exigen poder desplazarse a sus viviendas bajo el estado de alarma. Empresarios, también alemanes, amenazan con buscar oportunidades de inversión lejos de las islas, de no permitirse que el archipiélago sea accesible a estos propietarios. Al respecto el ministro Abalos ha manifestado que se estudiarán fórmulas para que estos propietarios puedan visitar sus casas durante el confinamiento. ¿No le parece que de avanzarse en esta posibilidad se produciría un trato discriminatorio entre los propietarios en España de segundas residencias?

Muchas gracias.

Presidente.- Efectivamente, como usted indica Esther, hay una casuística infinita de realidades muy diversas, de sociedades complejas, como son las nuestras, donde un derecho fundamental como es la libre movilidad, la libertad de movimiento pues es un derecho esencial que viene recogido en nuestra Constitución y que ahora mismo estamos, digamos, restringiendo como consecuencia de un bien mayor, que es el de salvar vidas y anteponer la salud pública del conjunto de los ciudadanos y ciudadanas.

En este sentido decirle que el Gobierno de España desde el principio ha trabajado por tratar de sostener a un sector tan importante de nuestra economía, singularmente de determinados territorios, entre los cuales está lógicamente las Islas Baleares. Estamos en perfecta y permanente comunicación con el sector turístico a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Hemos puesto en marcha distintas medidas para tratar de paliar, digamos, las consecuencias tan dramáticas que tiene para el sector turístico y para el empleo está esta crisis. Y lo vamos a seguir haciendo, lo vamos a seguir haciendo.

Efectivamente una de las cuestiones fundamentales que vamos a tener que incorporar en este plan de desescalada, y que no quería yo tampoco hacer referencia, porque evidentemente no entra dentro de lo que a mí me parece más importante en términos de explicación, de cuál va a ser la naturaleza y la filosofía del plan de desescalada, está el control de fronteras internacionales.

Yo creo que este es uno de los debates que estamos manteniendo. El otro día en el Consejo Europeo abrimos este debate a algunos países, no solamente España, pero algunos países. Y evidentemente, creo que a lo largo de las próximas semanas y en función de cómo vaya evolucionando la epidemia, no solamente en nuestro país, sino en otros países, pues tendremos que ver si podemos encontrar soluciones conjuntas para poder impulsar algo el turismo dentro de nuestro continente

Pero insisto, con mucha prudencia, con muchísima cautela. Todavía nos queda mucho trecho para llegar a ese escenario, y lo único que puedo trasladarle es la empatía y el compromiso del Gobierno de España para con el sector turístico que sin duda alguna da muchísima riqueza y muchísimo empleo a nuestro país.

Muchísimas gracias a todos los medios de comunicación por sus preguntas.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)