Está usted en:

Sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados, miércoles 24 de junio de 2020

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado Pablo Casado Blanco, del Grupo Parlamentario Popular

Sr. Casado: Señor Sánchez, después de 100 días con poderes excepcionales no ha conseguido la nueva normalidad, sino una dura realidad. Nos faltan más de 40.000 compatriotas, aunque usted no reconozca a todos. Y ya hay rebrotes aunque el Gobierno no ponga medidas para evitar que entren contagiados por los aeropuertos españoles.

Solo amenazan con volver al estado de alarma, en vez de aplicar la legislación en vigor, tal y como hizo ayer Alemania y le llevo planteando dos meses.

El FMI y la OCDE dicen que España es la economía que más va a sufrir esa debacle y Eurostat desvela que el desempleo aumentó aquí diez veces más que en la media europea. Por eso nadie entiende que acabe usted con el programa de liquidez para empresas y autónomos justo cuando cierran grandes empresas como Pullmantur, Alcoa o incluso Nissan. Y tampoco se entiende que rechace extender los ERTEs hasta fin de año poniendo en riesgo a dos millones de trabajadores. Pero me critica por pedir bajadas de impuestos cuando incluso un gobierno de izquierdas como Italia lo ha anunciado anteayer.

¿Nos puede decir cuáles son las previsiones económicas y sociales del Gobierno?

Presidente: Tampoco ha sido para tanto, señorías. Bastante previsible. En todo caso, señorías, en todo caso…. Gracias, señora presidenta. No es la primera vez que usted me pregunta sobre esta cuestión. Ahí están las previsiones que ha enviado el Gobierno de España, ahí están las previsiones del Fondo Monetario Internacional: una caída brusca de la actividad económica en el primer semestre del año y a partir del segundo semestre del año y el próximo año, una recuperación, esperemos, mucho más poderosa y mucho más vigorosa de lo que inicialmente se previó por parte de los organismos internacionales y del Gobierno de España.

Decirle, en todo caso, lo que le he dicho durante estas últimas semanas, y es que la unidad no solamente salva vidas, sino que también salva empresas y salva empleos. Y ahí es donde siempre le hemos tendido la mano al Partido Popular. A lo largo de estas semanas les hemos tendido la mano para llegar a acuerdos y lo que hemos visto durante estas semanas es que el Partido Popular no quiere llegar a ningún tipo de acuerdo con el Gobierno.

Si usted quiere llegar a acuerdos, empecemos por lo básico, por lo esencial, señor Casado. Defienda junto con el Gobierno de España los intereses de España en la negociación del Fondo de Recuperación en Bruselas. Eliminen, señoría, eliminen ese ignominioso informe que ustedes han enviado al Parlamento Europeo y que pone en cuestión los derechos y las libertades, en definitiva, la democracia española. Y en tercer lugar, señoría, posiciónese con el Gobierno de España, con Europa, en la constitución de una tasa para las corporaciones digitales, en contra, en consecuencia, de los intereses de la administración estadounidense.

En definitiva, señoría, si usted quiere arrimar el hombro definitivamente lo que debe hacer es defender los intereses de España en Europa y fuera de España, que es lo que está haciendo este gobierno.

Sr. Casado: Señor Sánchez, usted pide adhesión incondicional pero rechaza mi mano tendida. Tira la piedra y esconde la mano, como siempre. Cuando votaba a favor de tres prórrogas del estado de alarma usted sacó a la señora Lastra a insultarme aquí. Y ahora que anunciemos el apoyo a los decretos, saca a la señora Montero, usando La Moncloa, para atacarnos.

No olviden que el Plan de Recuperación Europea es una propuesta del PP encabezada por la presidenta de la Comisión, Van der Leyen. Solo se le pide estabilidad y responsabilidad de cara a las futuras generaciones. ¿Es eso antipatriota?

Para su vicepresidente son de ultraderecha gobiernos socialistas, como los de Suecia, Finlandia o Dinamarca. Claro, como Felipe González.

Pero el PP siempre les apoya en Bruselas, como hizo con Solbes, con Almunia, incluso con Borrell, mientras usted vetaba a Cañete y a Guindos. Somos la oposición responsable que usted nunca ha sido. Le he ofrecido un pacto de Estado sanitario Cajal por la sanidad; le he ofrecido un acuerdo social en el Senado; le he ofrecido una Oficina Nacional para las víctimas del COVID; le he ofrecido un plan de activación económica y un plan jurídico de alternativa frente a rebrotes, pero usted ni los ha valorado. Le he votado a favor del Ingreso Mínimo Vital y he anunciado que podemos votar a favor del decreto de normalidad, a pesar de que es claramente insuficiente. Por eso hoy hemos registrado en la Comisión de Reconstrucción que, por cierto, también propuse yo, medidas para complementarlo.

Señor Sánchez, no le vendría mal escuchar más a un partido que ha gestionado con éxito dos epidemias y dos recesiones. La pelota sigue en su tejado. Deje de buscar chivos expiatorios y empiece a gobernar para todos de una vez, muchas gracias.

Presidente: Gracias, señora presidenta. La verdad es que me conmueven sus palabras, señor Casado. Lo que pasa es que después de sus palabras están sus actos. Como los argumentarios que ustedes elaboran, por ejemplo, para instigar a sus dirigentes en las elecciones vascas y gallegas para utilizar los muertos de la COVID en contra del Gobierno de España. O ver cómo, por ejemplo, están diciendo que Barajas va a ser de nuevo el 8 de marzo en una nueva conspiración del Partido Popular en relación con la epidemia del COVID-19.

Señoría, si usted quiere apoyar al Gobierno, si usted quiere arrimar el hombro, se lo dejo bien claro: apoye al Gobierno de España en esa negociación del Fondo de Recuperación en Bruselas, retire ese informe ignominioso en contra de la democracia española y, en tercer lugar, apoye al Gobierno de España en la creación de esa tasa digital en contra de las grandes corporaciones tecnológicas.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado Gabriel Rufián Romero del Grupo parlamentario Republicano.

Sr. Rufián.- Muchas gracias, presidenta. Buenos días, señor presidente ¿Cree usted que hay que tomar medidas contra la impunidad galopante de la que gozan algunas instituciones en este país?

Presidente.- Muchas gracias, señora presidenta. Señor Rufián, nadie es impune en nuestro país. Nadie lo es. Fíjese, impunidad significa que las acciones punibles no se castigan y quien determina el castigo es poder independiente judicial, no es el poder ejecutivo, no es el poder legislativo; por tanto, dejemos trabajar a la justicia independientemente.

Sr. Rufián.- Muchas gracias, señora presidenta. "Dejemos trabajar a la justicia", señor presidente, y al Parlamento y al Congreso; la realidad es tozuda y le desmiente; sólo le voy a poner dos ejemplos.

El primero es el menos malo, la Corona, la monarquía, un Rey, un señor, que como todo el mundo sabe, vive en un palacio pagado por todos y al que no ha votado nadie, cuyo cuñado está en la cárcel por corruptelas, cuyo padre está perseguido por la justicia internacional y por la prensa internacional, por sus "business" con sátrapas saudíes y, sobre todo, un señor cuya luna de miel por medio mundo fue pagada a pachas por su padre y por empresarios afines ¿Qué hacen ustedes? Vetan su investigación. Vetan que se pueda investigar a esta institución opaca, terriblemente opaca, en esta Cámara. Eso no es sentido de Estado, es sentido de la "omertá" y la impunidad ¿Qué pasará cuando se publique fuera quién fue el elefante blanco del 23-F? ¿Qué pasará?

El segundo ejemplo, el peor. En este país, hubo un grupo parapolicial acreditado judicialmente que secuestró y asesinó impunemente, a las órdenes de un Gobierno en los 80. Hay nuevas informaciones fuera y ustedes que lo tienen a huevo, vuelven a vetar esa investigación. Llámenle miedo, llámenle X. La cuestión es que yo estoy convencido de que muchos de ustedes se enorgullecen de Zapatero, y se avergüenzan de Felipe, Estoy absolutamente convencido. La pregunta es ¿Por qué lo vetan? Y la respuesta da miedo.

Y acabo con una interpelación a las señorías de Unidas Podemos, nos han machado durante años con las contradicciones con nuestra coalición gubernamental: "¡Bienvenidos!"

Presidente.- Gracias, señor Rufián. Le vuelvo a insistir en su pregunta. Aquí no hay impunidad, la justicia trabaja sin interferencias por parte del poder ejecutivo. Nadie debería estar al margen de las acciones de los jueces, pero tampoco nadie y, sobre todo, en el poder legislativo se puede atribuir el papel de juez o de fiscal, por tanto, la posición del Gobierno es clara, es firme. Nosotros vamos a dejar a los jueces trabajar y no interferir en el trabajo de los jueces y de los fiscales.

Usted habla de Felipe González, señoría, y creo que es bastante clara la posición, al menos no solamente como presidente del Gobierno, sino también como secretario general del Partido Socialista Obrero Español, 4 elecciones ganadas, casi 14 años de Gobierno por parte de Felipe González, una modernización sin precedentes del sistema de Salud Pública, de la Educación, de pensiones, la integración de España en Europa. En definitiva, señoría, ahí está el legado, la historia de Felipe González, uno de los grandes modernizadores de la España democrática.

Y le diré una cosa, señoría, recuerdo una de las palabras, fíjese, señoría, porque se nos olvida y lo hablé un día desde la tribuna en el discurso de investidura. Hubo un periodista que dijo lo siguiente: "Tuvimos que desestabilizar el Estado para hacer caer el Gobierno de Felipe González" ¿Le suena?

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado Joan Baldoví Roda del Grupo Parlamentario Plural.

Sr. Baldoví.- Señor Presidente, ¿piensa el gobierno cumplir el acuerdo de investidura que firmó con Compromís hace cinco meses?

Presidente.- Gracias señor Baldoví por su pregunta. Evidentemente sí. También es cierto que llevamos poco más de tres meses, cuatro meses al frente del Gobierno. Es verdad que hemos tenido que hacer frente a una tragedia inédita en España, en Europa y en el mundo, como es la pandemia del COVID-19, y en consecuencia hemos tenido que ralentizar el cumplimiento de algunos de esos objetivos. Pero, evidentemente, la dirección de esos objetivos y de esos compromisos sigue vigente.

Sr. Baldoví.- Hemos vuelto a la normalidad, a la nueva normalidad, y hemos de mirar el futuro. Y el futuro de esta legislatura pasa, entre otras cosas, por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Recordamos que aún estamos con los de Montoro y del PP, y son especialmente dañinos para los valencianos. Y para la aprobación de los Presupuestos Generales y para muchos otros proyectos probablemente les harán falta cada voto, como le ocurrió en la investidura o con los fallidos presupuestos que presentaron.

Le cuento esto porque hay un concepto que ustedes están poniendo en circulación con indisimulado entusiasmo: geometría variable, que viene a ser como una promiscuidad política variable. Y en estas circunstancias excepcionales puedo, podemos entenderlo. Somos adultos y lo entendemos todo. Pero queremos saber si esta geometría variable va a implicar o implicará que ustedes van a cumplir los compromisos que firmaron con otros. Y no por nosotros, sino por lo que representa ese acuerdo que firmamos para cinco millones de valencianos que viven y trabajan en nuestra comunidad.

Tenemos un acuerdo firmado en los puntos cruciales no hace sino pedir que se cumpla la ley, algo tan elemental como esto. Un nuevo sistema de financiación, volvemos a la normalidad y por tanto tendremos que pensar en cumplir la ley. Nuevo sistema de financiación. Un pacto para que el Estado asuma el 50% de la dependencia, ahora solo están pagando ustedes el 12%. Para proteger nuestra agricultura. Para que las inversiones en los próximos Presupuestos Generales del Estado estén en consonancia con nuestro peso demográfico. Que en la ampliación del puerto haya, se cumpla toda la normativa ambiental. Que la AP 7 sea gratuita, sin experimentos. En definitiva, normalidad. Por eso, ¿ponemos fecha para reunirnos señor Sánchez? Esta es la normalidad.

Presidente.- Gracias señora Presidenta. Por supuesto encantado de reunirnos con su grupo, faltaría más. Y también de recuperar los hábitos y los debates políticos que teníamos antes de la explosión de esta pandemia.

Pero también le digo Señoría que a lo largo de estos meses tan intensos donde hemos tenido que volcar muchos recursos, digamos políticos, materiales y, evidentemente, también de acción del gobierno, hemos hecho mucho por la Comunidad Valenciana. En el acuerdo investidura, por ejemplo, y usted ha hecho referencia a ello, pues se incluía la cuestión de los sistemas de financiación autonómica. La ministra de Hacienda ha asumido el compromiso de remitir el primer esqueleto del nuevo sistema de financiación autonómica en el mes de noviembre en sede parlamentaria. Se ha liberado la AP7, como usted bien ha recordado. No entiendo lo que quiere decir usted con lo de los experimentos. Se sigue trabajando en la ampliación del puerto de Valencia.

Y, en fin, hemos estado presentes también en muchas de las cuestiones vinculadas con la Comunidad Valenciana, por ejemplo, y lo he dicho aquí para otras comunidades autónomas, por ejemplo actualizando el importe de las entregas a cuenta del sistema de financiación. La Comunidad Valenciana obtuvo con ello 223.25 millones de euros. Se ha ofrecido anticipar hasta el 50% del importe de la liquidación del sistema de financiación autonómica correspondiente al año 2018, es decir, 694.6 millones de euros para la Comunidad Valenciana. Y gracias a las gestiones de gobierno la Comunidad Valenciana puede reprogramar 222 millones de euros de los fondos europeos no ejecutados, que ahora pasarán del 50 al 100% de financiación por la Unión Europea para todos los gastos vinculados con el COVID-19. Y además hemos puesto en marcha ese fondo no reembolsable de 16.000 millones de euros que beneficia a todas las comunidades autónomas y en particular también a la Comunidad Valenciana.

En definitiva, no solamente estamos cumpliendo con lo acordado, sino que estamos haciendo mucho más de lo acordado.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)