Está usted en:

Intervención en la presentación del Plan de Impulso del sector turístico " Hacia un turismo seguro y sostenible pos-Covid19"

La Moncloa, jueves 18 de junio de 2020

PEDRO SÁNCHEZ_ Presidente del Gobierno.

Muy buenos días. Emocionante, ¿no?, el vídeo. La verdad es yo que no había tenido ocasión de verlo y me ha emocionado. Enhorabuena también a quienes han hecho posible esta campaña.

Queridos vicepresidenta, ministros y ministra,

Querido Secretario General, Zurab, gracias siempre por tu apoyo, por tus palabras.

Queridas Consejeras autonómicas de turismo,

Queridos Representantes de la CEOE, la UGT, de CC.OO.

Queridos representantes, en definitiva, del sector del turístico,

Señoras y señores, compañeros y compañeras que también me acompañan en el trabajo que hacemos aquí en Moncloa.

Lo primero que me gustaría hacer es trasladar un agradecimiento por parte del Gobierno de España a todos aquellos que han hecho posible este Plan de reactivación, de impulso, y en segundo lugar también al conjunto del sector, que está aquí presente y que lo apoya, lo respalda, con su presencia.

Agradecimiento por ser un Plan de Impulso al Turismo imprescindible y aquí se ha dicho antes, determinante para el relanzamiento de la economía española. Y porque en la etapa que se abre creo que la unidad, y aquí se ha dicho antes también por parte de otros intervinientes, es más importante que nunca. Juntos salimos y frenamos al virus y evidentemente juntos y juntas tenemos que reactivar y poner en marcha de nuevo nuestra economía, porque este es un gran país, este es un gran país que tiene grandes y enormes atributos, enormes fortalezas, las hemos visto en el vídeo, y nos lo creemos y por eso queremos compartirlo con el conjunto del mundo.

El turismo, se ha dicho, es un sector estratégico para nuestro país, ahí están las cifras macroeconómicas, las agregadas, en términos de PIB, en términos también de empleo, pero a mí me gustaría, y aquí se ha hecho también referencia por parte del alcalde, con el cual pues compartimos muchas cosas, también la afición por el baloncesto, tanto él como las consejeras, lo han planteado además con su presencia, no solamente de palabra, con sus intervenciones, y es la vertebración social y la vertebración territorial para nuestro país y para las comunidades autónomas y municipios. Y por su importancia, sin duda alguna, en la imagen exterior y en la reputación, la fantástica reputación que tiene nuestro país, que beneficia, en definitiva, al conjunto de actividades económicas y no solamente al sector turístico.

El sector no es solamente, en consecuencia, uno de los pilares de nuestra economía: es parte también central de nuestra forma de vida. No solo afecta, por tanto, a los visitantes extranjeros, muchos, por cierto, que teníamos antes de la pandemia, y yo estoy convencido de que muchos más van a venir después de que pasemos esta pandemia como la estamos atravesando, de manera óptima, con el concurso de todas las instituciones públicas, actores económicos, actores sociales… Por tanto, no solamente afecta a los visitantes extranjeros, sino también incide en la gran mayoría de compatriotas, ya que, además del motor económico, el turismo forma parte de nuestras costumbres, de nuestras rutinas y de nuestro bienestar: el ocio, los viajes, las reuniones con amigos, con familiares. El turismo, en España, no es solo una cosa para otros y de otros. Es algo nuestro. Y esto es, creo, muy importante también que lo subrayemos.

Los ciudadanos disfrutamos de España, de su increíble naturaleza, de sus pueblos, ciudades, de nuestro, sol, playa, montaña, del turismo cultural, del turismo monumental, en definitiva de todos nuestros servicios y nuestra oferta turística. Y mirad, aquí, desde el inicio del estado de alarma, el Gobierno, sin duda alguna, ha ido adoptando diferentes paquetes de medidas en contenido económico y laboral.

Aquí se ha hecho referencia, por ejemplo, a los ERTEs. Creo que cuando hablamos de reformas estructurales, los ERTEs han venido, afortunadamente, para quedarse, creo que es un elemento de flexibilidad, un elemento de adaptabilidad ante circunstancias exógenas, como las que han ocurrido con en esta crisis, que supone una alternativa al despido, que desgraciadamente se produjo en anteriores crisis de manera mucho más contundente, y evidentemente los ERTEs son esa alternativa. Pero antes que eso, otras cosas que hemos hecho.

Pues ahí están las líneas ICO, que han financiado cerca de 83.000 empresas. Es que estamos hablando de tres meses, 83.000 empresas han accedido a las líneas ICO del sector del turismo, del ocio y de la cultura. Y esto me gusta ponerlo en valor, porque no solamente está la visión política, no solamente está la voluntad política, sino que también está detrás toda la gestión que se está haciendo por parte, en este caso, del ICO, que les digo, no tiene parangón, no tiene parangón lo que se está haciendo por parte del ICO ni en términos históricos, de experiencia nacional, incluso también en términos relativos de comparación con otros países europeos.

83.000 empresas, con un importe que supera los 10.500 millones de euros. El sector más beneficiado de esta línea, el sector turístico, a los que además hay que añadir los 400 millones de euros y 4.724 operaciones de la Línea Thomas Cook COVID-19 para el sector Turístico y actividades conexas, que se pusieron en marcha, pues creo recordar, ministra, a los días de empezar, digamos, a hablar entre todos del COVID-19 en el continente europeo.

Como antes decía, y sabéis muy bien, más de 147.000 empresas del sector se han acogido a los ERTEs, que han protegido, como bien comentaba antes el secretario general de CC.OO., a un millón ciento veinte mil trabajadores y trabajadoras del sector turístico.

Y además de estas medidas generales, el Gobierno reaccionó desde el principio a las necesidades específicas del sector, mediante medidas para incentivar las altas de los trabajadores fijos discontinuos -que es muy importante en un ámbito como es el laboral, vinculado con el sector turístico, el ocio y HORECA- o líneas especiales de créditos a tipos bonificados. El Gobierno ha desplegado también una importante labor en el ámbito europeo para impulsar medidas de estímulo y ayuda a empresas, a trabajadores y trabajadoras, entre las que cabría destacar, o al menos a mí me parece que habría que destacarlo porque fue objeto también de debate dentro del consejo de ministros, la flexibilización de la norma de slots para las aerolíneas o la flexibilización también de las condiciones de contratación.

En definitiva, todo ese tipo de medidas deben continuar. Pero ahora es el momento de dar un paso más, y aquí se ha dicho por parte de la consejera del País Vasco. Yo creo que es el momento de reactivar, de volver a impulsar, como dice y reza este plan, el sector turístico. Y por eso me complace enormemente presentar hoy ante todos ustedes este trabajo en el que el Gobierno ha venido involucrándose y trabajando intensamente con todos ustedes y también con el resto de instituciones en las últimas semanas. Nos urge ponerlo en marcha, porque es decisivo posibilitar su recuperación y creo que además las buenas noticias son que, gracias a la evolución de la epidemia, pues hemos podido lograr adelantar la reapertura de fronteras, por ejemplo con los países Schengen el próximo sábado, y paliar, en la medida de lo posible, los efectos adversos de la pandemia sobre su actividad y asegurar la continuidad y la competitividad del sector.

El Plan que hoy presentamos está dotado con más de 4.250 millones de euros y se articula en torno a cinco grandes pilares:

El primero es afianzar la confianza de nuestro país como un país, como una España con un destino 360º seguro y en este sentido debemos apostar por que todos los eslabones de la cadena de valor del sector turístico incorporen medidas higiénico sanitarias que permitan ofrecer confianza al viajero. Aquí se ha dicho antes, se han elaborado 21 guías de especificaciones para la reducción del contagio por el COVID-19, que incluyen medidas de desinfección de los espacios y demás condiciones de limpieza, aforo, distancia social promovidas por el sector y visadas por las autoridades sanitarias.

Se ha promovido también la creación de un distintivo para dar publicidad a los establecimientos que se comprometen a seguir las indicaciones de estas guías. Y estamos siendo además pioneros en proyectos piloto de apertura del país al turismo internacional, a través de esos corredores turísticos seguros, el primero de ellos en las Islas Baleares, con 10.900 visitantes alemanes.

El segundo de los pilares es el referido a las medidas de apoyo empresarial para la reactivación del sector. Para atender las necesidades de crédito por parte de las empresas del sector turístico, dentro de la línea de avales ICO, se va a establecer un tramo preferente por importe de 2.500 millones de euros para el sector turístico. 2.500 millones de euros. Además, se otorgará un período de moratoria de 12 meses a aquellas operaciones financieras con garantía hipotecaria para inmuebles afectados por actividades turísticas, incluidos también los alojamientos. Y el Plan contempla algo yo creo que importante, y es una moratoria en las cuotas de leasing de los autobuses de transporte discrecional. Además, como parte de la estrategia de reactivación del turismo, AENA ha aprobado incentivos comerciales que ustedes conocen, en forma de deducciones de las tarifas de aterrizaje, que va a contribuir a una recuperación, esperemos, que lo más rápida posible, del tráfico aéreo en nuestro país. El objetivo de todas estas medidas, ustedes lo conocen, lo saben, es dar soporte al tejido productivo y social, minimizar, lo que podamos minimizar, el impacto de la crisis y facilitar que la actividad económica se recupere en cuanto la situación sanitaria lo permita.

En tercer lugar, vamos a mejorar la competitividad del sector turístico. Aquí se ha dicho: tenemos que pensar en el corto, pero tenemos que pensar también en el medio y en el largo plazo. Se van a destinar 850 millones de euros a impulsar un modelo basado en la sostenibilidad y la digitalización, se ha dicho antes por parte de algún interviniente que esta pandemia lo que ha hecho ha sido acelerar algunos cambios que ya veíamos venir, y en consecuencia, lo que tenemos que hacer es ponernos manos a la obra. Y por eso, la sostenibilidad y la digitalización, que han venido para quedarse, afortunadamente, tienen que ser las herramientas que necesitemos para seguir reforzando la competitividad y sostenibilidad en el siglo XXI.

La industria turística debe adaptarse -me consta que se está adaptando, y además a un ritmo muy acelerado- y prepararse para aprovechar el potencial de las tendencias globales que están reconfigurando el perfil de los viajeros. El Plan prevé el desarrollo de programas -y aquí se ha dicho también- de formación, capacitación y mentoring para el sector turístico.

El cuarto de los pilares va a ser algo que ha comentado mucho la ministra de Industria, Comercio y Turismo desde hace ya dos años que es la Inteligencia Turística, la creación de un nuevo observatorio de Inteligencia Turística. Esta crisis ha puesto de manifiesto muchas cosas, pero también ha puesto de manifiesto la necesidad de contar, más que nunca, con indicadores, con datos, con información en tiempo real para poder prever los distintos escenarios y en consecuencia las políticas públicas a realizar. Vamos a reforzar además el Sistema de Inteligencia Turística (SIT) para el análisis de la demanda y también las ofertas turísticas nacionales.

Y por último, en quinto lugar, vamos a utilizar todas las herramientas del márketing y la promoción para posicionar a nuestro país como un destino, como reza el título, seguro y sostenible, tanto de cara al turismo nacional, con campañas como la que hemos visto, como sin duda el turismo internacional. La reactivación se va a producir primero en el mercado doméstico, esto es evidente, va a ser así, y luego en los mercados de proximidad. Y en consecuencia lo que vamos a hacer es reforzar las herramientas online, desarrollar una fuerte estrategia de promoción a medio y largo plazo. Y en este sentido, estamos trabando de manera coordinada, y esto me gustaría también subrayarlo porque también esta es una de las experiencias que a mí más me ha congratulado en estas semanas tan duras que hemos tenido, como es precisamente la colaboración con todas las CC.AA.

Estamos trabajando de manera coordinada con ellas y los organismos de promoción en una nueva campaña de comunicación internacional con el objetivo de recuperar a los turistas extranjeros que cada año escogen nuestro país para sus vacaciones.

En definitiva: es hora de avanzar, es hora de impulsar de nuevo el sector turístico, tenemos las fronteras abiertas con Schengen a partir del 22 de junio, el 1 de julio con los países terceros, y por tanto es hora de avanzar. La recuperación del turismo es una de nuestras mayores fortalezas. Lo fue en el pasado, y aquí se ha dicho, y lo va a ser en el futuro, en el futuro más inmediato. El sector turístico ofrece seguridad. Y esta es una de las grandes garantías y las fortalezas que tiene nuestro país en términos relativos respecto a nuestros competidores. Nuestro país es mucho más que un destino, España es un modelo de saber hacer y de saber hacerlo bien, porque lo hacemos unidos, conjuntamente como estamos aquí representándolo todos los sectores y sin duda alguna también todas las administraciones. Para que el próximo horizonte sea de estabilidad y de sostenibilidad necesitamos seguir fomentando y construyendo esa unidad, porque con la unidad, yo estoy convencido de que la recuperación no solamente va a ser más rápida sino que va s ser más eficaz, porque vamos a poder trabajar conjuntamente en el corto, en el medio y en el largo plazo.

En fin, ahí está los datos. España ostenta desde 2015, querido secretario general, la posición de liderazgo en el Índice de Competitividad Turística elaborado por el Foro Económico Mundial. Ocupa el segundo puesto mundial en gasto realizado por turistas, con 89.856 millones de euros en 2019. Es el segundo país del mundo en número de turistas extranjeros, con más de 83 millones de turistas internacionales recibidos en 2019. Recuerdo alguna vez, hablándolo con la ministra, que era un poco como imposible que pudiéramos ir superando esas cotas que nos marcábamos gracias al buen hacer del sector año tras año: 81 millones, 82 millones, 83 millones…yo estoy convencido, ministra, queridos amigos y amigas, que vamos a conseguir dentro de muy poco, volver a lograr esas cifras.

Somos el segundo país del mundo como decía en turistas extranjeros y además, nuestro país se sitúa en la tercera posición en el ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones en el año 2019, tan importante también para nuestro país. Se ha hablado aquí de diversificación, y lógicamente, el turismo de negocios, el turismo de congresos y convenciones es fundamental. Recordemos que, precisamente, cuando empezamos realmente a hablar del COVID19 en nuestro país fue por una convención bien importante en la ciudad de Barcelona que se tuvo que cancelar precisamente por esta situación.

En definitiva, tenemos motivos de sobra para apostar por este sector, que no es otra cosa que apostar -y aquí se ha dicho- por nuestro país, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Hemos superado la fase más dura de la pandemia, es cierto que los datos no acompañan fuera del continente europeo y eso es pues un dato y una información que preocupa. Pero en el continente europeo, y en particular en España, es evidente que hemos pasado la fase más dura de la pandemia, y además lo hemos pasado unidos y estoy seguro de que afrontaremos la recuperación económica también unidos. España va a seguir liderando el turismo mundial desde la unidad y lo va a hacer después de este golpe, porque el sector va a contar, no les quepa duda, con el apoyo activo del Gobierno y de todas las instituciones públicas. Debemos aprovechar este momento también para ahondar en la línea de trabajo que ya habíamos iniciado antes de la pandemia: y es el de la sostenibilidad.

A mí me parece que este es uno de los elementos críticos que va a definir la competitividad del sector, no solamente del conjunto de la economía española sino del sector turístico en los próximos años. Me parece muy importante que dejemos de medir el éxito -y aquí se ha dicho- de nuestro modelo turístico por el número de turistas que nos visita, que ojalá sea el mayor posible y cada año más. Pero contamos con un tejido altamente competitivo y con un entorno enormemente privilegiado. Es el momento, en consecuencia, de sacarle el máximo rendimiento a nuestra ya alta calidad: es decir, es el momento de perfeccionar lo que ofrecemos y cómo lo ofrecemos.

Lo que se fundamentó como una prioridad de este Gobierno al inicio de la legislatura, que empezamos en el mes de enero, a mediados del mes de enero, ahora es una necesidad para todos y todas: la Estrategia de Turismo Sostenible de España 2030 es nuestro próximo reto. Sentaremos, por lo tanto, las bases del modelo turístico del futuro, un modelo que estará apoyado en la mejora de la capacidad competitiva y la rentabilidad de la industria turística, en los valores naturales que tenemos, también los culturales, diferenciales, claramente, de otros destinos, y en la distribución equitativa de los beneficios y las cargas del turismo. La equidad me parece que también debe ser una de las respuestas que demos en esta crisis.

España vuelve a abrirse al turismo como bien hemos visto en ese emocionante vídeo. Hoy presentamos un Plan de Impulso para relanzarlo. Somos líderes mundiales. Por eso, cada paso que demos será un paso seguro. Lo daremos siempre con responsabilidad y prudencia demostrando que nuestro país es un destino seguro y saludable. Tanto para los visitantes, como bien ha dicho antes el alcalde, para los residentes.

Y quiero que sepan ustedes que para mí y para el conjunto del Gobierno es un enorme orgullo saber que contamos con un competitivo y potente sector turístico. Es un orgullo el sector turístico que tenemos. Lo ha sido antes de la pandemia, durante la pandemia, porque han aguantado ustedes el tirón, y no les quepa duda de que contarán con el apoyo activo del Gobierno de España para lograr esa competitividad, esa sostenibilidad y esa creación de empleo y tejido productivo que necesita nuestro país para seguir garantizando algo que ha comentado el alcalde y que yo comparto: la cohesión social, es fundamental si queremos un desarrollo sostenido y sostenible en el tiempo.

De verdad. Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información