Intervención en el acto de presentación del Plan de Impulso de la cadena de valor de la Industria de la Automoción hacia una movilidad sostenible y conectada.

15.6.2020

La Moncloa

PEDRO SÁNCHEZ_ Presidente del Gobierno

Buenos días.

Bienvenidos, bienvenidas. Queridas vicepresidentas, ministra, ministros. Estimados secretarios generales de CC.OO. y UGT. Y por supuesto, a José Vicente y a todos los representantes de la industria de automoción. Gracias por estar aquí, en un acto muy importante para el Gobierno y sin duda alguna también para el sector, como bien se ha indicado en las intervenciones precedentes. Lo primero que me toca, que me corresponde, es felicitar a todos los presentes, hoy, aquí, en este acto, por el Plan de Impulso para el sector de la automoción que vamos a presentar.

No es necesario, y aquí se ha dicho por parte de José Vicente, no es necesario que explique al conjunto de la ciudadanía española la importancia que tiene este acto, este plan, como consecuencia de la importancia del propio sector de la automoción.

Representa hasta una décima parte de nuestro PIB, casi una quinta parte de nuestras exportaciones. Emplea a 650.000 personas de manera directa, pero a casi dos millones de personas de manera directa e indirecta. Y no es necesario explicar tampoco a estas alturas la importancia que tiene para el futuro de la economía española y también diría, para el futuro de la economía europea, la transición ecológica de nuestra economía en una época marcada precisamente por la emergencia climática. Hemos hablado de la emergencia sanitaria, pero hay una emergencia pendiente que tenemos, entre todos, que resolver, que dar solución, que es la emergencia climática.

La automoción es un sector estratégico para España, para nuestra economía para el bienestar y el progreso de nuestro país, al que este Gobierno, y aquí se ha subrayado por parte de los agentes sociales, apoya rotundamente, lo hemos apoyado desde el principio. Presentamos hoy, en consecuencia, un ambicioso plan de choque que acompañará a toda la cadena de valor del sector, aquí representada, al tiempo que nos permitirá también avanzar hacia la movilidad sostenible. Una amplia cadena de valor nacional formada por miles de empresas, en su mayoría, como aquí se ha indicado, Pymes.

Se trata de hacer lo que haga falta para, como se ha dicho aquí, amortiguar las enormes consecuencias y pérdidas del sector en el ejercicio 2020, como consecuencia de la crisis del COVID y del impacto que ha tenido el confinamiento y la restricción de la movilidad en el sector de la automoción, en las ventas de los automóviles, mientras también miramos al futuro, nos encargamos del presente pero también miramos al futuro y sentamos las bases de lo que debe ser la industria, de lo que está empezando a ser ya la industria de la automoción en el mañana: una industria que saldrá fortalecida, sin duda alguna, de la mano de la electrificación, de la digitalización y que contribuirá a que nuestro país avance en la senda de la transición ecológica justa, en la que no solamente está el Gobierno de España comprometido, sino, estoy convencido, el sector productivo y el conjunto de la ciudadanía española.

Este Plan es un ejemplo claro, otro ejemplo, diría yo, del compromiso del Gobierno de España con el sector de la automoción, que se añade a las líneas de préstamos avalados por el Estado y a los 170.000 puestos de trabajo que ahora mismo están protegidos bajo la figura del ERTE.

Creo que, además, lo hemos comentado en algunas ocasiones con el equipo económico, creo que es una de las reformas estructurales que estamos incorporando en esta crisis en cuanto a la adaptabilidad de nuestro mercado de trabajo, y dar una alternativa a lo que es la expulsión del mercado de trabajo de muchísimos empleados y empleadas.

Ahora bien, si queremos que la industria de la automoción siga siendo competitiva, como aquí se ha dicho, creo que tenemos que facilitar que el sector continúe adaptándose a las nuevas demandas del mercado nacional, también de los mercados de la exportación porque, no olvidemos, como he dicho antes, que este es un sector eminentemente exportador, por tanto, a las nuevas demandas del mercado nacional, a las nuevas demandas del mercado de la exportación, en particular al desafío de ese término que se ha utilizado por parte de todos los intervinientes, que es la descarbonización con exigencias crecientes de producción de vehículos cada vez más limpios y más sostenibles.

En los próximos años nuestro país va a contar con la fabricación de una quincena de modelos de turismo, y también la industria española está jugando un papel destacado en la producción en otros segmentos, como las motocicletas o los autobuses eléctricos, como aquí se ha hecho referencia a ello.

Por todo ello, me gustaría compartir con el conjunto de ciudadanos y ciudadanas que este Plan que estamos hoy presentando, y que ha sido, evidentemente pactado con los agentes sociales, incluye una dotación presupuestaria no menor, muy importante, 3.750 millones de euros, donde se van a movilizar 1.535 millones de euros en el año 2020 y otros 2.215 millones de euros entre los años 2021 y siguientes. Y de los cuales, el destino será:

• En un primer lugar, 300 millones de euros serán para renovación del parque público, infraestructura de recarga, adaptación de las ciudades y los entornos urbanos a las nuevas necesidades de movilidad, y la electrificación del transporte.

• 250 millones de euros serán para la renovación del parque hacia uno más sostenible y más eficiente.

• 415 millones de euros para investigación, para el desarrollo, la innovación, con el impulso a la digitalización, a la conectividad y también las soluciones innovadoras en la movilidad sostenible y la industria asociada.

• 2690 millones de euros para inversiones en cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022.

• Y 95 millones de euros en cualificación y formación profesional. Aquí se ha dicho antes, creo que es muy importante volcar recursos económicos en esa tarea que tenemos por delante de mejorar la Formación Profesional de muchísimos jóvenes que están deseando incorporarse al sector de la automoción como trabajadores y trabajadoras.

Se trata, en definitiva, de un Plan para la recuperación del sector de la automoción fomentado, y aquí se ha dicho antes, y me gustaría también a mí subrayarlo, fomentado desde la unidad. Y éste, yo creo que es un rasgo muy importante, y una de las lecciones que tenemos que sacar de la crisis del COVID, la unidad. Porque la reconstrucción, o la recuperación social y económica de nuestro país, será más rápida cuanta mayor unidad haya. De instituciones, de partidos políticos, pero sin duda alguna también de agentes sociales, como son los empresarios y los trabajadores. No solamente será más rápida sino que será, incluso, más efectiva con unidad. Por tanto, si aspiro a algo es precisamente a que esa unidad que hoy se respira en este acuerdo, en el plan de la automoción, sea la unidad que impere también en la legislatura que acabamos de comenzar.

El Plan se dirige, como saben ustedes, a toda la cadena de valor industrial con el fin de dar respuesta -con tecnología y capacidades propias- a las nuevas necesidades de la movilidad.

Pero también, y esto es algo que me ha gustado particularmente, para poner en valor el "ecosistema industrial" conformado especialmente por pequeñas y medianas empresas, digitalizar para ser más competitivos y orientar los esquemas de producción a las demandas del mercado exterior.

Busca asimismo impulsar la electrificación del transporte, que es una de las tareas pendientes que tenemos en nuestro país, en línea con los objetivos de descarbonización, en línea con los objetivos de desarrollo sostenible a los cuales este Gobierno, pues lógicamente, alinea sus políticas económicas, y con el propósito de atraer inversiones para la fabricación de nuevos modelos de vehículos de bajo consumo.

Se trata, por lo tanto, de un plan coherente con nuestros compromisos internacionales de lucha contra la emergencia climática, pero también la coherente con la apuesta por el aire limpio en nuestras ciudades.

Supone además una apuesta reforzada por el vehículo eléctrico, por la movilidad sostenible, incrementando de forma notable la dotación al programa MOVES y, como novedad en esta edición, apoyando algo que creo que es también relevante: a las Entidades Locales en aquellas adaptaciones rápidas en el entorno urbano.

Las nuevas inversiones se deberán apoyar lógicamente en un impulso claro a la I+D+i en la movilidad, activando el desarrollo de las nuevas tecnologías que permitan desplegar un sector de automoción competitivo en España en el medio y largo plazo.

Este plan impulsa también el rejuvenecimiento del parque de vehículos de España, que tiene -y aquí se ha dicho ante por parte de otros intervinientes- una antigüedad media de casi 13 años. Es uno de los principales desafíos que tenemos por delante. Se trata de una línea para la renovación del parque por vehículos nuevos de todas las tecnologías, también vehículos eléctricos e híbridos, con una serie de medidas dirigidas a reducir las emisiones.

Y una de las que más me ha llamado la atención y me ha parecido muy positiva es que para acceder a la ayuda será obligatorio el achatarramiento de un vehículo de más de 10 años, y el nuevo vehículo a adquirir deberá estar entre los más eficientes de la oferta. Creo que este es un ejemplo muy elocuente del compromiso que tiene la industria, los agentes sociales y el gobierno con esa transformación del sector de la automoción.

La línea cuenta también con algo muy importante, y es esa perspectiva social, con una ayuda adicional en el caso de personas con movilidad reducida o que pertenezcan a hogares con una renta inferior a los 1.500 euros al mes. Creo que incorporar a estos colectivos y tener esa empatía, sobre todo después de lo que hemos sufrido, también es muy elocuente y dice mucho del sector de los agentes sociales al tener presente esta cuestión.

Y algo también muy importante, y vengo, además, de hablar con alcaldes y alcaldesas, y es que los ayuntamientos nos piden participar de manera activa en la Recuperación Social y Económica. Y es que los ayuntamientos, podrán liberar una parte del superávit de las Entidades Locales para que puedan invertir en vehículos limpios en su flota. Y a mí esto me parece muy relevante porque incorporamos a una institución tan importante como son los Ayuntamientos en este reto colectivo.

Las ayudas para la renovación de la flota se harán efectivas a aquellos vehículos elegibles que se adquieran con las condiciones establecidas a partir de mañana.

A las inversiones señaladas anteriormente se suman nuevas medidas fiscales, nuevas normativas orientadas a fomentar las inversiones privadas en la cadena de valor de movilidad eléctrica, sostenible y conectada.

Y, finalmente, el Plan, como he dicho antes, incluye un pilar para mí muy importante, para todos y todas muy importante, que es formación y la empleabilidad. Este es un sector en plena transformación, y en consecuencia tenemos que adaptar y transformación y garantizar una mayor empleabilidad, con el objetivo de garantizar lo que se ha dicho aquí: la existencia del talento cualificado que el sector requiere en estos momentos.

Orientaremos la capacitación hacia las nuevas tecnologías, hacia la digitalización y hacia los medios de transporte sostenibles. Y lo haremos apoyándonos especialmente en la Formación Profesional moderna y adaptativa, que es una de las cuestiones que hablamos cuando tuvimos esa reunión el pasado 2 de marzo.

Quiero señalar, por último, que el esfuerzo del Gobierno de España que está haciendo hoy no acaba aquí.

El gobierno está trabajando ya desde hace meses en un gran plan de inversiones y también de reformas que llevaremos a Bruselas para obtener recursos de la Unión Europea -a través del nuevo Fondo de Recuperación, cuando tengamos el acuerdo en el Consejo Europeo-, que incluirá importantes dotaciones para apoyar la transformación de la que venimos hablando y de la cual este acto es un ejemplo elocuente.

La tarea de la recuperación que necesita España debe abarcar a todos los campos e, insisto, debe sostenerse en la unidad. Así es como nuestra economía y nuestra sociedad reanudará su marcha con fuerza.

Quiero para terminar, terminar como he empezado: dando la enhorabuena a todos por este Plan, que se realiza de la mano del sector, destacando el compromiso que adquirimos hoy aquí con nuestra presencia y con la firma y la rúbrica de este Plan, que es el futuro de una industria que crea empleo de calidad, que aporta valor añadido a nuestra economía y que nos ayudará a cuidar de nuestro planeta.

Ésta es la línea a seguir, de diálogo y estabilidad, en los próximos cuatro años que tenemos por delante de legislatura.

Muchas gracias por su presencia y enhorabuena por el Plan.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)