Está usted en:

Sesión de control al Gobierno

Congreso de los diputados, miércoles 14 de octubre de 2020

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por el diputado Pablo Casado del Grupo Parlamentario Popular

Sr. Casado.- Señor Sánchez, usted llegó al poder en una moción de censura basada en una mentira y dando lecciones de ejemplaridad. Ahora que la Audiencia Nacional acusa de tres graves delitos con agravante de género a su vicepresidente, por qué no le cesa en vez de protegerle a través de una Fiscal General del Estado socialista, y explique por qué amenaza a toda España con una reforma a la polaca del Consejo General del Poder Judicial que liquidaría la separación de poderes y la independencia judicial. Mientras no retire ese atropello legal, no hay nada que pactar. A mí no me presiona nadie y menos alguien como usted hasta que no rectifique, acudiremos al Tribunal Constitucional, a las instituciones y tribunales europeos.

Así que no ponga en riesgo los fondos de reconstrucción por atacar nuestro Estado de Derecho, no busque a falsos culpables porque su ministro estuvo en un consejo que se atrasó en su renovación dos años y el Partido Socialista bloqueó la presidencia del Constitucional cuatro años. Si prefiere volver a la legalidad, apoya la propuesta de despolitización judicial que registramos esta semana y expulse del proceso a Podemos. No permitiremos que meta de caballo de Troya contra nuestro sistema constitucional a un partido imputado que arremete contra el juez, también contra el máximo que imparte la justicia en su nombre, el Rey, y también que defienda a batasunos a independentistas y a dictadores bolivarianos.

Me puedo entender con Podemos para aprobar un ingreso mínimo vital, pero nunca para que jueces y fiscales estén a sueldo de Iglesias y de Monedero, esto lo dijo usted hace 4 años, cumpla por una vez con su palabra y cese al señor Iglesias.

Presidente: Muchas gracias, señora presidenta, gracias, señor Casado, una semana más, un pleno más, otra retahíla de insultos y de provocaciones. Yo no voy a entrar en esa, en esa dinámica, señoría. No vamos a entrar en esa dinámica, señoría. Yo voy a responder a su pregunta y su pregunta es si confío o no confío en el vicepresidente segundo, le digo claramente, el vicepresidente segundo y todos los miembros del gobierno tienen mi más absoluta confianza, la mayor y absoluta confianza por parte de la presidencia del Gobierno. Le diré más, este es un gobierno que no tiene ni procesados, ni condenados, ni imputados, a diferencia de cuando ustedes gobernaban, a diferencia de cuando ustedes gobernaban con siete ministros procesados y tres ministros condenados.

Sr. Casado.- Usted tuvo que cesar al señor Huerta y a la señora Montón, apenas semanas de llegar después al Gobierno, usted tiene en el Gobierno a Calviño, a Duque y a Celáa, con sociedades patrimoniales instrumentales para evadir impuestos, y usted tiene a tres consejeros de los ERES, a la señora Calvo, a la señora Montero y al señor Planas. Usted tiene un secretario de Estado de Turismo imputado por corrupción y ahora tiene un vicepresidente al que se le acusa de tres graves delitos.

Pero usted siempre tira la piedra y esconde la mano, como va a hacer mañana, que no tiene el coraje para venir aquí a defender el estado de alarma que ha impuesto en Madrid, señor Sánchez. Usted no viene aquí a explicar por qué en autonomías que gobierna la izquierda con mayor incidencia de contagios, usted no hace nada y sin embargo, Madrid le cambia hasta los requisitos que ya reconocen esa mejoría la Organización Mundial de la Salud. Usted ha mentido todo el tiempo, miente con los 60.000 fallecidos, miente con los informes ocultos de seguridad nacional, miente también negando el Plan B que le hemos ofrecido desde hace meses. Retire ya el estado de alarma, señor Sánchez, porque si no su soberbia, que es la expresión de lo que le falta y no de lo que tiene bajo una mala pasada. En Europa ya ven a este país como un Estado fallido, pero se equivocan, el único fallido es usted como presidente del Gobierno.

Presidente: Gracias, señora Presidenta. No entraremos en sus provocaciones, en absoluto. No lo vamos a hacer, señoría. Sí le diré, señor Casado, que usted, que habla tanto de la Constitución y defiende tanto la Constitución, podría empezar por defender el artículo 24 .2, que defiende el derecho a la presunción de inocencia de todos y cada uno de los españoles. Mire, señoría, le diré, señoría, que ustedes deberían defender la Constitución, pero son un partido que cuando está en la oposición defienden la Constitución a medias en función de le convenga o no le convenga a su señoría.

Bloqueo al Consejo General del Poder Judicial, bloqueo al nombramiento del Defensor del Pueblo, bloqueo a la renovación del Tribunal Constitucional. Y así le va la democracia española, señorías, cuando ustedes están en la oposición desde que usted lidera el Partido Popular, señoría, el Partido Popular ha dejado de ser un partido de Estado, es un partido antisistema, es un partido que no cumple con la Constitución. Así es, señorías, así es. Usted lo que ha hecho, señoría, es arrastrar a su partido en la estrategia de una oposición crispada, provocadora, qué es lo que está haciendo la ultraderecha en este país. Tanto es así que a días de la moción de censura del señor Abascal no sabemos qué va a hacer el Partido Popular: votar a favor, votar en contra o ponerse de perfil. Por favor, se lo digo, rectifique, mediten antes de que sea muy tarde para usted y para su partido.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por Santiago Abascal Conde, del grupo parlamentario VOX.

Sr. Abascal.- Señor Sánchez venía aquí como un aplicado y convencional diputado a preguntarle cómo valora usted el gobierno de coalición. Pero he pensado que no quiero convertirme en un figurante más de su farsa, que es lo que han convertido esta sesión de control al Gobierno, en la que ya no contestan, sino que se dedican a lanzar insultos y odio contra la oposición. Lo que no es raro, porque también han convertido el proceso electoral en una auténtica mascarada en la que mintieron a sus propios electores. Yo venía a preguntarle cómo valora ese gobierno de coalición con aquellos con los que dijo que nunca iba a pactar, venía a preguntarle cómo duerme usted con el señor Iglesias, pero sobre todo venía a preguntarle cómo duerme usted después de haber mentido a sus propios electores socialistas y no haberles dado ni una sola explicación en esa tribuna parlamentaria desde hace diez meses sobre la gran mentira que trajo usted a este Parlamento y a este gobierno.

Pero seamos sinceros, señor Sánchez, a mí ya no me interesa ninguna respuesta que usted pueda darme, máxime después de lo de ayer, de su ataque brutal contra la justicia independiente o de lo de anteayer, de su acólito, que faltó a las más elementales normas de respeto ante Su Majestad el Rey. Señor Sánchez, le voy a leer unas palabras que no son mías: Iglesias ha defendido tener una policía propia para su vicepresidencia y que los jueces y fiscales fueran afines al gobierno, creo que son retrocesos de derechos y libertades y lógicamente yo no los quiero para la sociedad española y tenemos que permanecer alerta.

No son mías las palabras, pero es que son suyas, señor Sánchez, y le tomamos la palabra literalmente. Estamos alerta frente a ustedes. Estamos alerta frente al retroceso de derechos y libertades que ustedes traen a España. Estamos alerta ante sus mentiras electorales, ante sus mentiras, sobre la justicia y ante el gusto que ustedes han cogido por los estados de excepción. Y estamos alerta porque nos hemos dado cuenta que ustedes están al frente de un golpe contra el Estado de Derecho, contra el Rey Constitucional, contra la justicia independiente y contra la oposición democrática a la que amenazan un día sí y otro también desde la bancada azul del Gobierno. Y por eso tendrán en este Parlamento la moción de censura que merecen, como ningún otro gobierno lo ha merecido durante toda la democracia.

Sr. Presidente: Muchas gracias, señora presidenta. Veo, señor Abascal, que con el señor Casado, hay un poco de coordinación en sus preguntas. Hombre, ustedes ven aquí, dice que no respetamos las sesiones de control, Será usted, que lanza un monólogo y no plantea ninguna pregunta poder responderse por parte del gobierno.

Si le diré una cosa, señor Abascal, su pregunta es ¿cómo funciona este gobierno de coalición? Le recuerdo este es un gobierno legítimo, afortunadamente, en este país la legitimidad no se la da usted, ni tampoco el señor Casado, se la dan los españoles con su voto y también sus señorías con su voto en la sesión de investidura. Este es un gobierno de coalición que para ser la primera vez en la historia de la democracia, está funcionando razonablemente bien. Es más, le diría que en comparación con algunos gobiernos de coalición que ustedes apoyan en territorios como por ejemplo Madrid, funciona bastante bien, bastante razonablemente bien.

Y le diré, señoría, que bueno, usted claramente ya nos ha dejado bastante meridianamente claro cuál es su concepción de la democracia. Para usted pues habría que habría que ilegalizar la mitad de los medios de comunicación, habría que ilegalizar a la mitad de los partidos políticos de esta cámara, habría que ilegalizar también a la mitad de los españoles que no piensan como usted. Eso en política, señoría tiene un nombre, no se lo voy a decir. Usted recordó hace unos cuantos años un Gobierno precisamente no emanado de las urnas, que calificó como mejor al Gobierno democrático, efectivamente, legítimamente elegido por los ciudadanos.

Le diré una cosa, señor Casado. Fíjese, fíjese lo que está haciendo usted, abriendo la puerta a la ultraderecha. Fíjese lo que está haciendo usted con su estrategia de oposición, de crispación, de provocación y de insultos. Reflexionen, piense que va a hacer usted durante la próxima semana en la votación de la moción de censura. Si va a votar a favor, si va a votar en contra o se va a abstener, se va a poner de perfil ante una moción de censura liderada por la otra derecha. Piénselo, señoría.

La respuesta la tendremos la próxima semana y le insto a que rectifique, a que centre a su partido, a que lo modere y a que cumpla con la Constitución y que vuelva a ser el Partido Popular, un partido de Estado.

Sr Abascal: Señor Sánchez, ha demostrado usted una nueva falta de respeto en la sesión de control contestando al señor Sánchez en lugar de mí, mintiendo sobre todo en nuestras palabras.

Yo no le voy a pedir que me respete a mí cuando usted no respeta ni a los jueces ni al jefe del Estado. No se respetan ni asimismo no respetan ni a sus propios electores. Subas a la tribuna, pida perdón a los españoles y márchese de una vez por todas.

Sr. Presidente.- Señor Abascal, simplemente le digo este es un Gobierno legítimo. Este es un gobierno legítimamente elegido por los ciudadanos, legítimamente elegido por esta Cámara. Ya veremos qué apoyos concita su moción de censura la próxima semana. Y por eso insto al señor Casado a que no se deja arrastrar en la estrategia de provocación y confrontación que lidera la ultra derecha.

Respuesta del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la pregunta formulada por Dª Mireia Vehí Cantenys, del grupo parlamentario Mixto.

Sra. Vehí: Señor presidente, buenos días. Hoy hace un año de la sentencia de los presos del procés y prácticamente de su legislatura. ¿Cómo valora la acción de su Gobierno en la desjudicialización de la política en el conflicto catalán?

Sr. Presidente.- Gracias, señora presidenta. Gracias, señoría. La valoro razonablemente bien. Este es un gobierno progresista, de coalición, que planteó en el discurso de investidura abrir un diálogo territorial, entre otras cuestiones, para cerrar de una vez por todas la crisis política en Cataluña. Y en ello estamos. Hemos planteado una agenda del reencuentro en Cataluña con 44 puntos, una agenda de reencuentro que no es partidista, que es progresista, que apuesta por la justicia social, que apuesta también por la igualdad entre catalanes y sin duda alguna, que apuesta y tiende la mano precisamente a todos los partidos políticos en Cataluña para superar esta etapa negra, esta etapa negra de confrontación entre catalanes y también entre Cataluña y el conjunto del país.

Sra. Vehí: Señor presidente, estaremos de acuerdo que la pandemia ha modificado las prioridades políticas de todos los gobiernos que están centrados en garantizar la vida, pero también estaremos de acuerdo en que las responsabilidades políticas de este gobierno no han desaparecido de la noche a la mañana.

De la mesa de diálogo que ustedes empezaron con el Gobierno catalán hay tres resultados: una fotografía, un presidente inhabilitado y unas elecciones forzadas por la judicatura española. Igual eso le sirve para negociar presupuestos con ERC o con Junts per Catalunya, o incluso para hablarnos, anunciarnos unos indultos que son sin duda soluciones individuales, pero en ningún caso suponen una solución colectiva.

Usted sabe, señor presidente, que el independentismo va a volver a ganar las elecciones en Cataluña. Y usted sabe, además, que el inmovilismo político del Gobierno que usted preside con Podemos solo nos lleva a un sitio, que es a volver a convocar nuevos embates, como fue el 1 de octubre, como fue Arenys o como fue las convocatorias del "Tsunami Democratic" que hoy hace un año que ocuparon un aeropuerto.

¿Estará dispuesto usted a negociar con perspectiva democrática y respeto a nuestro pueblo? ¿O hará lo mismo que su predecesor M. Rajoy, que es no hacer nada? Mire, nosotros le aseguramos que la nueva ola del independentismo va a volver cuando las condiciones sanitarias lo permitan. Y también le decimos que la CUP y la Esquerra independentista ha decidido ser decisiva, tomar partido y aportar soluciones y certezas a la situación de bloqueo a la que ustedes están contribuyendo.

Ante la razón de Estado que lamentablemente ustedes defienden que es una cárcel de pueblos y de pobres, nosotras hemos decidido ser motor, ser cambio y ser proyecto de país.

Sr. Presidente.- Gracias, señoría.

En fin, parece que estamos ya en precampaña electoral en Cataluña y por tanto hemos asistido a su discurso, a su mitin, en la sede de la soberanía nacional. Sí le diré, señoría, que desde luego siempre negocio con perspectiva democrática. No puedo hacer otra cosa viniendo, además del partido que vengo, secretario general del Partido Socialista Obrero Español, que ha defendido durante 140 años la democracia en nuestro país, por ejemplo. También le diré otra cuestión, señoría. Lo haremos, lo haremos con profundo respeto, lo haremos con profundo respeto también al pueblo catalán, como no puede ser de otra manera. Y eso es lo que hicimos poniendo en marcha la mesa de diálogo. Y eso es lo que hicimos también, poniendo en marcha esa agenda de reencuentro. Una agenda del reencuentro, señoría, que en primer lugar lo que hace es abrir un proceso de negociación y de diálogo sobre el futuro de Cataluña.

Dos, que evita la judicialización de la política. Otra cuestión es que yo no me puedo poner en los zapatos de quienes son los responsables institucionales en Cataluña, que de manera reiterada están vulnerando precisamente las advertencias del Poder Judicial.

Tres, que tras la aprobación del anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, promueve la reparación moral y la memoria de las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura.

Cuatro, que impulsa a través de la mesa de diálogo soluciones políticas en el marco de la ley y el respeto a la seguridad jurídica.

Cinco, que reduce la conflictividad institucional, que es lo que estamos haciendo desde que llegamos al Gobierno.

Yo sé, señoría, que ustedes, en fin, vinieron a esta Cámara a importar el conflicto político en Cataluña. Nosotros estamos por resolver el conflicto político en Cataluña. Ojalá las próximas elecciones en Cataluña sean una gran oportunidad para pasar a una nueva etapa. Una etapa presidida por la concordia, la convivencia y el reencuentro.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información