Rueda de prensa del presidente del Gobierno en la segunda jornada del Consejo Europeo

11.12.2020

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, PEDRO SÁNCHEZ
(Breve fragmento inaudible con saludo inicial) Porque en muchas ocasiones, no muchas, en todas las ocasiones, el buen hacer y los éxitos de las cumbres y de los consejos tiene mucho que ver con el trabajo previo que se hace en distintos ámbitos. Así que muchísimas gracias a todos ellos y a todas ellas.
Y querría, dar cuenta de este consejo maratoniano que hemos tenido, donde, bueno pues, no hemos pegado ojo literalmente ninguno de los líderes durante todo, todo este día y medio empezamos a la una de la tarde y hemos acabado ahora mismo el consejo, porque eran muchísimos los temas de muchísima enjundia, de muchísima importancia para los ciudadanos europeos y por tanto, para los españoles.
Y quiero, además, en este capítulo de agradecimientos, reconocer el trabajo de la presidencia alemana. Yo creo que una de las cosas que hemos visto al final del Consejo ha sido un aplauso que todos los miembros del Consejo hemos dado, hemos reconocido, a la canciller alemana, a la canciller Merkel, porque sin duda alguna, en este momento tan crítico que está viviendo la historia de la Unión Europea, hemos tenido la buena fortuna de que haya sido Alemania y en particular una líder con ese reconocimiento y con esa experiencia, con ese bagaje, como es la canciller Merkel, quien ha liderado la Unión Europea en plena tormenta, en la peor tormenta del último siglo, no solamente en Europa, sino también en la historia de la humanidad en términos de emergencia sanitaria. Con lo cual, yo quería también rendir ese reconocimiento, ese tributo, al trabajo de la presidencia alemana porque creo que, en buena medida, muchas de las cosas que vamos a relatar ahora, muchas de las cosas que hemos venido debatiendo durante estos últimos meses, también tienen que ver con el buen hacer del gobierno alemán y en particular de la canciller Merkel.
Bueno, lo primero, creo que lo más importante es lo que se dio a conocer ayer y es, por fin, el desbloqueo por parte de dos países del Consejo Europeo del Marco Financiero Plurianual y por tanto, también del Fondo de Recuperación, Resiliencia y Transformación. Creo que esta es una extraordinaria noticia para Europa, sin duda alguna también para España.
Creo que es importante también recordar que España, junto con otros países, cuando empezó la pandemia en el mes de marzo, ya estábamos abogando por lo que denominamos un Plan Marshall. En julio vio la luz esa suerte de Plan Marshall que llamamos Next Generation European Union, que cuenta con 700 000 millones de euros para los próximos seis años en el conjunto de la Unión Europea. Todos los países europeos nos vamos a endeudar a través de la Comisión Europea y durante estos próximos seis años España va a contar con unos recursos equivalentes a 140 mil millones de euros.
Lo hemos dicho en muchas ocasiones, incluso aquí también en esta sala de prensa de la REPER lo he comentado el día que precisamente de madrugada firmamos ese acuerdo en el mes de julio: los fondos estructurales en los años 90 representaron 8 000 millones de euros para seis años, aquí estamos hablando de 140 mil millones de euros, con lo cual, en fin, las magnitudes son, digamos, no tienen comparación. El reto tampoco tiene comparación de absorción, de ejecución, de transformación… Pero creo que, desde luego, al Gobierno de España le pilla preparado. Nos pilla preparados. ¿En qué sentido? Bueno, pues que afortunadamente en estas últimas semanas hemos visto que después de dos años largos de bloqueo, pues el Congreso de los Diputados dio la luz verde a la aprobación de unas cuentas generales para el año 2021, que creo que cumplen tres requisitos fundamentales para este tiempo que viene y lo engarzo además con la aprobación del Marco Financiero y también del Fondo de Recuperación:
La protección social. El reforzamiento de las políticas públicas vinculadas con la protección social, la sanidad, la educación, la dependencia, en fin, las políticas sociales, el ingreso mínimo vital.
Dos. La protección de sectores competitivos que como consecuencia del cierre, pues se han visto resentidos. Yo creo que el paradigma lo tenemos todos en mente, es el sector turístico que es muy competitivo en nuestro país y que, desgraciadamente, se ha visto muy afectado como consecuencia del cerrojazo a las fronteras, a la movilidad internacional y también nacional para reducir la curva de contagios del virus.
Y en tercer lugar, bueno, pues estos 27.000 millones de euros que hemos presupuestado, que va a ser, digamos, la primera oleada de esos recursos provenientes del Fondo de Recuperación que vamos a destinar a la modernización de nuestro país, a la educación, a la ciencia, a la transición ecológica, a la transición digital y a la formación de los trabajadores y trabajadoras.
Es decir, tenemos un reto por delante, apasionante, apasionante. Yo creo que es muy, muy ilusionante, muy esperanzador, pero que evidentemente va a exigir lo mejor de nosotros mismos, no solamente al Gobierno de España, sino también a todas las instituciones públicas y sin duda alguna también al sector privado con el que contamos para poder materializar muchas de estas inversiones.
Con lo cual yo creo que la primera buena noticia la tuvimos al poco de empezar el Consejo Europeo ayer, se desbloquearon los fondos Next Generation European Union, se desbloqueó el Marco Financiero Plurianual y a España le pilla preparado porque tenemos unos nuevos presupuestos, después de dos años de bloqueo, para poder abordar con éxito y con las máximas garantías ese desafío que tenemos de proteger a empresas, proteger a los colectivos más vulnerables como consecuencia de la crisis y, en tercer lugar, abordar la transformación, la reconversión de nuestra economía.
En segundo lugar, bueno, yo creo que uno de los elementos fundamentales de preocupación para los líderes europeos, pero también lógicamente para la ciudadanía europea y también la española, es la evolución de la pandemia. Ustedes vieron ayer los datos: Estamos ya por debajo de 200 en incidencia acumulada; somos de los países con una incidencia acumulada dentro de la Unión Europea más bajos… Y también les digo una cosa, cuando teníamos la incidencia acumulada de las más altas de la Unión Europea, digo lo mismo que decía, ni lo hacemos mejor ni lo hacemos peor que otros países europeos, lo hacemos igual, con los mismos instrumentos, con la misma voluntad, con la misma humildad, con el mismo asesoramiento científico. Y, desde luego, siendo muy conscientes de que aunque estemos en poco más de ciento ochenta en incidencia acumulada por cada 100000 mil habitantes en catorce días, los criterios de la OMS son bien claros: Tenemos que estar en 25 por cada 100 000, estamos en más de 180 y menos de 190. Por tanto, todavía tenemos un trecho bien importante que recorrer para tener a raya al virus.
Lo que sí que es cierto es que puede existir un poco la tentación por parte de la ciudadanía de que, bueno, pues oye, 180 no es lo mismo que 400, que estamos viendo en otros países y, por tanto, pues a una cierta relajación de las medidas de seguridad y de protección. Yo creo que es lo más importante de recordar siempre, siempre, siempre, siempre: Tenemos que no bajar la guardia, sobre todo ahora, en un momento como esta época estival, estas navidades, donde más allá de la mercantilización, pues está claro que las Navidades lo que implican es reencuentro, es familia, es cariño…Y no me cansaré de decirlo, el mejor regalo que podemos hacernos y hacer a nuestros seres queridos es regalarnos y regalar seguridad.
Por tanto, no bajemos la guardia, sigamos manteniendo todos los niveles de protección, porque evidentemente estamos bajando la curva, pero todavía estamos en niveles muy altos en comparación con los criterios que nos exige la OMS para poder mantener a raya el virus, el virus del COVID.
Lo que sí que es cierto es que también como consecuencia de esta tercera etapa en la que estamos, podemos entroncar perfectamente ya con la estrategia de vacunación, de la cual también hemos hablado en el Consejo Europeo.
Saben ustedes que España, junto con Alemania, fuimos uno de los primeros países en aprobar una estrategia de vacunación. En nuestro país empezamos a trabajar en esa estrategia de vacunación en el mes de septiembre. Lo hicimos con expertos en bioética. Lo hicimos también con el asesoramiento del CAES. Lo hemos hecho también con el asesoramiento y con el trabajo compartido con distintas Comunidades Autónomas, las más importantes, digamos, en términos poblacionales.
Y creo que el resultado es muy, muy positivo en cuanto a cuáles son los grupos, digamos, sociales, que tienen que ser vacunados en primer lugar, cuál es la previsión que tenemos de reparto de esas vacunas, de distribución, de logística, de registro también de la vacunación, de comunicación… En fin, va a ser un reto, va a ser un reto formidable, porque es la primera vez que vamos a empezar a vacunar a millones y millones de personas en España y también en Europa, con distintas vacunas para hacer frente a un mismo virus.
Por lo tanto, todo lo que representa la logística, la distribución, el acceso equitativo y, sin duda alguna, también el reparto equitativo entre los territorios en función de su población, y la seguridad, que se garantiza como consecuencia del proceso de validación de la Agencia Europea de Medicamentos, yo creo que va a ser de una extraordinaria, digamos, importancia.
Y en ese sentido, sí me gustaría trasladarles que el parecer de todos los miembros del Consejo, y lo verán ustedes además en las conclusiones, es la de intentar reforzar la coordinación en la estrategia de vacunación.
Ha habido algunos países, entre los que se encuentra España, que hemos solicitado a la Comisión Europea y también al resto de países miembros que, de alguna manera, fuésemos de la mano, empezáramos a vacunar, si no el mismo día, empezáramos a vacunar durante la misma semana. ¿Por qué? Porque es muy importante compartir información sobre el proceso de vacunación y, sin duda alguna, también articular estrategias de comunicación respecto a los ciudadanos españoles y también respecto a los ciudadanos europeos.
Bueno, yo creo que ese es un poco el ánimo que ha quedado en las conclusiones que verán del Consejo Europeo, el de la máxima coordinación, también en la estrategia de vacunación, junto con dos elementos más importantes que son el del reconocimiento de tests y también los test antígenos - que nos han dado una serie de recomendaciones, lo saben ustedes, por parte de la Comisión - y son algunos de los elementos en los cuales tenemos que seguir trabajando a nivel europeo porque todavía no está resuelto del todo. Hay algunas recomendaciones que nos hace la Comisión, que nosotros estamos manteniendo en nuestro país, pero sin duda alguna tenemos que seguir dando, digamos, pasos en esa dirección.
Dos cuestiones más vinculadas con la estrategia de vacunación, y siento extenderme en esta primera intervención pero es que son muchos temas.
La primera y me parece muy importante: la estrategia de vacunación y la vacuna en Europa es la historia de un éxito dentro de esta calamidad que es la pandemia. Si no hubiera sido por la acción concertada liderada por la Comisión y el apoyo de todos los gobiernos europeos en la negociación con las grandes farmacéuticas, hoy Europa no tendría la cantidad de dosis de vacunas que vamos a tener a partir del año 2021 y también un acceso equitativo por parte de todos los países, en función de su población respecto al total de la Unión Europea. Y creo que esto es muy importante de subrayar, porque en muchas ocasiones se critica, con razón, a la Unión Europea no hacer acciones concertadas, no hacer acciones comunes, bueno, pues en un caso como éste, que es una calamidad y una pandemia terrible que ha asolado Europa, lo está haciendo en el mundo, la peor en cien años… Todos los calificativos que ustedes se puedan imaginar y que seguro comparten conmigo, y Europa ha dado la talla. Y eso, hay que reconocerlo, ha dado la talla porque ha dado una respuesta a la emergencia sanitaria, a la vacunación sin precedentes y yo creo que para un gobierno europeísta, para una sociedad europeísta, como es la española, esto creo que es muy importante de subrayar.
Y en segundo lugar, y esto también es muy importante, vinculado con lo anterior: Uno de los elementos fundamentales que nos vamos a encontrar a lo largo del próximo año es que, muy probablemente, Europa vaya a tener un excedente de vacunas y, por tanto, ¿qué hacemos con esas vacunas? Lo que es evidente es que la aproximación de "si el mundo no está seguro, Europa no estará seguro", pues implica el que tenemos que hacer una estrategia de donación de estas vacunas a distintos países. Bueno, de esto hemos hablado también en el Consejo Europeo. Y bueno, pues todos, lógicamente, todos los países hemos estado de acuerdo en que, evidentemente, tenemos que hacer ese esfuerzo de solidaridad para con los países que, desgraciadamente, no tengan ni la capacidad económica, ni tampoco la capacidad de acceso a una vacuna en un tiempo, en un tiempo, pronto.
Bueno, este es el segundo punto que quería trasladarles, el de la vacunación, el del COVID. El tercero, yo creo que también es un logro muy importante, muy, muy importante. Me lo habrán escuchado en muchas ocasiones y si no, lo digo: la pandemia ha acelerado transiciones que ya veíamos venir, que fueron objeto además del acuerdo de gobierno de coalición, de mi discurso de investidura. No me canso de repetirlo, la transición ecológica es una de las grandes transformaciones que necesita y que exige a nuestro país el mundo.
Ahí están los Acuerdos de París. Los Acuerdos de París lo que nos están diciendo es que si no aumentamos y anticipamos el cumplimiento de esos objetivos de reducción de emisiones de CO2, no vamos a ser capaces, como Europa, de cumplir con esos objetivos marcados por los Acuerdos de París.
Mañana precisamente se celebra el aniversario de los Acuerdos de París, se celebra una cumbre por la acción climática y, por lo tanto, bueno, pues el Consejo Europeo ha estado, prácticamente la cena y toda la noche y la mañana de hoy, negociando para poder llegar a un compromiso importante que es el de reducir al menos -me parece importante también subrayar esta expresión- al menos en un 55 por ciento los gases de efecto, bueno, las emisiones de CO2, si me lo permiten, al año 2030.
Yo creo que esto no solamente actúa en interés de nuestra economía, no solamente actúa en interés de nuestra industria, sino que yo creo que también entronca, si hacemos una aproximación de esa transición ecológica desde el punto de vista de la integración social, entronca con los valores que representa o al menos que queremos que represente Europa:
De solidaridad intergeneracional con los jóvenes, que son los que van a tener y van a heredar el planeta que les dejemos hoy. Dos, con la prosperidad, con la creación de empleo sostenible. Y tres, con la sostenibilidad y el bienestar de las generaciones que ahora mismo disfrutamos del planeta.
Por tanto, yo creo que desde el punto de vista, si me lo permiten, más político, está claro el por qué tenemos que adelantar esos objetivos. Y desde el punto de vista también geoestratégico y económico, me permitirán hacer una reflexión: Ahora hay una suerte de momentum, gracias también a la elección de un nuevo presidente en Estados Unidos, que claramente se ha presentado a las elecciones diciendo que iba a volver a Estados Unidos a los Acuerdos de París; hemos visto a Japón, a Corea del Sur, a China hablar de que en 2060 va a convertir a su país en una economía neutra en carbono; y por tanto, Europa no puede quedarse a la zaga. Hemos perdido muchos puestos en revoluciones, en transiciones que van a marcar el siglo XXI, la transición digital, 5G, las nuevas tecnologías… En definitiva, yo creo que tenemos ahora mismo una gran oportunidad en el hidrógeno, en la transformación del sector de la automoción a vehículos eléctricos, a las energías renovables donde España es un país puntero… En definitiva, tenemos una gran oportunidad de no perder este tren y por tanto, situarnos, como Europa, a la vanguardia de muchas de esas transiciones que lógicamente van a implicar también un desarrollo tecnológico muy potente.
Yo creo que para ello también es fundamental el Fondo de Recuperación. Saben ustedes que en el diseño que estamos haciendo, que yo ya he presentado en España, de ese Fondo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pues en más de un 30 por ciento está vinculado con inversiones verdes y, por tanto, con esa transición ecológica que queremos para nuestro país en los próximos seis años. Y por tanto, e insisto, estamos preparados para abordar con éxito, con garantías, este enorme esfuerzo que va a implicar la reducción en al menos un 55 por ciento de las emisiones de CO2 en nuestro país para el año 2030, es decir, para dentro de diez años. Es decir, el esfuerzo que vamos a tener que hacer todo el sector público y el sector privado es extraordinario, pero yo creo que va a merecer la pena.
En cuarto lugar, el Brexit que es, digamos, la incógnita. Una incógnita hasta el próximo, hasta el próximo domingo. Saben ustedes que hubo una cena entre la presidenta de la Comisión y el primer ministro británico en esta misma ciudad, en Bruselas, a principios de semana, quedaron conminados este fin de semana para ver si podíamos llegar a un acuerdo.
Saben ustedes dónde están los problemas porque no han variado las dificultades durante estos largos meses de negociación: La gobernanza, digamos, las reglas del juego, y también la pesca. Hay otros temas más colaterales que nos afectan a nosotros de una manera un poquito más, más directa, pero que ya han sido resueltos, como el tema del transporte aéreo. Pero en todo caso, lo primero que tengo que decir es que el Gobierno de España apoya al equipo negociador. Ese es el punto 1.
El punto 2, que España lo que quiere, como el resto de Europa, que en esto estamos absolutamente unidos, es tener unas relaciones equilibradas con el Reino Unido, sobre todo en estos tres aspectos. Queremos tener las mejores relaciones con el Reino Unido, pero queremos que esas relaciones sean lo más equilibradas posibles. Por lo tanto, esperamos a que durante estos próximos días podamos llegar a un buen resultado de esas negociaciones.
Con todo, con todo, si ello no se produjera, pues es evidente que ayer vieron ustedes que la Comisión publicó una serie de medidas de contingencia más generales a nivel europeo y que España lleva ya, como saben ustedes, desde el año 2018 -porque en algunas ocasiones ustedes me han preguntado- trabajando en las medidas de contingencia sectoriales que vamos a tener que implementar en el caso, esperemos que no se dé, de un Brexit duro a partir del 1 de enero.
Sobre Turquía, que es un tema importante, pues decirles que la declaración a juicio del Gobierno España, que siempre abogado por un diálogo constructivo y un diálogo positivo con Turquía por parte de la Unión Europea, está bastante equilibrado, es firme. Expresa la solidaridad del conjunto de los estados Miembros para con Grecia y con Chipre. Traslada también la preocupación por algunas de las acciones que está realizando el presidente Erdogan en el Mediterráneo oriental. Pero lógicamente no cerramos la puerta a tener un diálogo constructivo con un socio estratégico en múltiples ámbitos como es Turquía.
Y en ese contexto también, gracias al liderazgo de España y de Italia, y que además tuvieron ustedes ocasión de poder conocerlo y preguntarnos en la cumbre bilateral que tuvimos en Mallorca hace muy pocas semanas. Bueno, pues circulamos un non paper sobre una estrategia de vecindad sur, porque Europa tiene que empezar a mirar de manera mucho más estructural y estratégica a la vecindad sur.
Bueno, yo creo que el 25 aniversario del proceso de Barcelona, la cumbre que se celebró liderada por el Alto Representante Borrel en Barcelona, supuso un poco la reactualización, la vigorizarción del proceso de Barcelona, el tratar de visualizar un diálogo estructurado en 10 ejes vinculados con elementos comunes que podemos tener con esos países del Sur, no solamente la migración, porque en muchas ocasiones solamente hablamos de la migración cuando nos referimos a estos países, sino también la economía, la transición ecológica, la igualdad entre hombres y mujeres, en fin, hay una larga lista de acciones comunes conjuntas que podemos tomar, hasta incluso también en el ámbito de la protección del Mediterráneo con el impulso a la economía azul.
Sobre terrorismo y seguridad saben ustedes que este es uno de los temas que planteó en el Consejo como consecuencia de los atentados en Alemania, en Austria y enFrancia a lo largo de estos últimos meses.
Todos los países lo que hemos hecho ha sido expresar nuestra solidaridad con estos tres países. Reivindicar no solamente que tenemos que reforzar la cooperación policial, sino que también tenemos que reforzar la cooperación judicial. España, desgraciadamente, ha sido un país que ha sufrido el terrorismo durante muchos años y sabe bien cómo combatir al terrorismo, pues no solamente es la cooperación policial, sino también la cooperación judicial.
Y un elemento también que hemos incorporado a nosotros a propuesta del Gobierno de España pues lógicamente es no perder de vista la perspectiva de las víctimas del terrorismo. Y esto es algo que queda reflejado en las conclusiones a propuesta de España.
Dos últimos puntos y ya termino y paso sus preguntas.
Uno es la relación transatlántica entre Estados Unidos y la Unión Europea. Yo creo que hay buenas expectativas para la nueva administración. El planteamiento que hace España es que hay una agenda urgente, que es la que tenemos que activar con la nueva administración, que tiene que ver con lo que he dicho antes: el Acuerdo de París, la OMS, la Organización Mundial de la Salud. Es decir, en definitiva, que Estados Unidos vuelva al multilateralismo. Esa sería la agenda urgente.
La agenda importante para España y para Europa es resolver algunos de los contenciosos que tenemos con las guerras tarifarias a productos agroalimentarios de de la agroindustria de nuestro país vinculados además con cosas que nada tenían que ver como el conflicto entre Boeing y Airbus. En definitiva, ahí tenemos muchas cosas que rehacer, más que hacer, con la administración estadounidense. La imposición digital, que saben ustedes que es algo que se está debatiendo a nivel de la OCDE. En definitiva, hay cuestiones que están vinculadas con una agenda importante que tiene Estados Unidos con la Unión Europea.
Y luego está la agenda estratégica, y la agenda estratégica, pues evidentemente tiene mucho que ver con China, con Siria, con Libia, con Turquía, con la OTAN, con la tecnología 5G y las implicaciones que tienen geoestratégicas, con Latinoamérica, con Venezuela… En fin, yo creo que hay muchísimas cosas a nivel de agenda estratégica que tenemos que tratar con la nueva administración estadounidense y que desde luego nosotros como gobierno estamos deseosos de impulsarlo.
Y finalmente, este es un tema también muy, muy relevante, hemos celebrado la cumbre del euro, donde lo que hemos hecho ha sido aprobar la reforma del MEDE que aprobaron los ministros de Economía y Finanzas en el Eurogrupo hace una semana.
Bueno, yo creo que lo más importante de las conclusiones es el adelanto del backstop al año 2022 y creo que esto es un paso muy importante para aquello que hemos hablado muchísimas administraciones, muchísimos gobiernos, de culminar de una vez por todas la unión bancaria y también la unión de capitales en un momento donde evidentemente vehicular ahorro para para invertir es uno de los elementos también yo creo que muy importantes para la recuperación económica.
Bueno, son muchísimos temas y me gustaría terminar por donde empecé. Yo creo que es muy importante reconocer el trabajo y el éxito de la presidencia alemana, de la canciller Merkel. El éxito y las buenas noticias que dentro de esta calamidad que estamos sufriendo como consecuencia de la pandemia, hemos ido avanzando, hemos ido materializando, como es el Fondo de Recuperación, el Marco Financiero Plurianual, donde se va a vehicular por ejemplo toda la política común que es tan importante para nuestro país. Y en definitiva, yo creo que nos pilla preparados como les decía, con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado después de dos años de bloqueo parlamentario, a finales de este año.
Y sin más, paso a responder sus preguntas.
Periodista. La Vanguardia. Tengo dos preguntas sobre el Brexit ¿Usted comparte la sensación que hemos ido percibiendo de que ahora mismo hay más posibilidades, bastantes más posibilidades de que no se llegue a un acuerdo, a que realmente se llegue? Y si el domingo realmente es la última fecha, porque vamos llevando bastantes últimas fechas que se van prorrogando. Y la otra más concreta se refiere al transporte aéreo y en concreto a la normativa que establece que el 50 por ciento de la propiedad de unas compañías para optar a la licencia europea deben ser propiedad de ciudadanos de la Unión Europea. Si usted sabe, si tiene garantías de que Iberia y Vueling han hecho los deberes y se han adaptado para que puedan seguir volando dentro de la Unión Europea a partir de ahora.
PG. Bueno, pues respecto a la primera de las preguntas, voy a intentar confundir mis deseos con la realidad. Yo espero que haya que haya un acuerdo, que tengamos la mejor de las relaciones con el Reino Unido, yo creo es el interés de España y el interés de Europa. Es un socio estratégico. Siempre lo hemos dicho que es una pena que el Reino Unido haya decidido marchar del proyecto europeo.
Y bueno, vamos a esperar. Yo creo que la clave es lo que les he dicho. Primero, confianza en el equipo negociador. Dos, la unidad de los 27 estados Miembros entorno al equipo negociador y a la posición negociadora de Barnier y de la presidenta de la Comisión. Y tres, que nosotros lo que queremos es una relación equilibrada.
Queremos una relación equilibrada y para eso necesitamos definir bien y clarificar bien las reglas de juego. Porque ahí nos estamos jugando mucho en términos de funcionamiento del mercado interior, que es uno de los principales logros de la Unión. En materia de pesca, en materia de gobernanza y en otras tantas materias más sectoriales que lógicamente afectan a unos países más que a otros.
En ese sentido, en relación con el transporte aéreo, bueno, venimos trabajando desde hace tiempo, al menos desde el año 2018, que entré en el gobierno, primero con IAG, con Iberia y también con la Comisión para dar una respuesta y una salida, una solución, mejor dicho, a esta cuestión. Y a día de hoy tengo que decirle que en principio está resuelta. Está resuelta, y no habría problema para que Iberia pudiera operar en el espacio aéreo europeo después de la salida del Reino Unido de la Unión.
Periodista. Hay una composición del 50 por ciento.
PG. Yo ahí ya no me meto. Si eso luego las personas que han estado más en el detalle le pueden decir exactamente cuál es el criterio, el requisito. Pero en todo caso, lo que sí que le puedo garantizar es que van a poder operar en el espacio aéreo europeo.
Periodista. El País. Yo tenía dos preguntas, un poco de política nacional, la primera sobre la Casa Real. No sé si cree usted que el Rey o la Casa Real deberían dar alguna explicación a los ciudadanos españoles sobre las irregularidades fiscales del Emérito que se están conociendo estos días, y si teme que el prestigio de la Casa Real quede dañado quizás de forma irreparable.
En segundo lugar, sobre la soberanía marroquí sobre el Sahara que Estados Unidos reconoció ayer y que ha sido además justo en el momento en el que la ministra estaba de visita en Palestina y no se si prevé algún cambio de actitud en las relaciones entre España y Marruecos o entre la Unión Europea y Marruecos. Muchas gracias.
Muchas gracias, Guillermo. Bueno, en primer lugar, en relación con la con la Casa Real, usted me pregunta por las explicaciones. Mire, estas son cuestiones que hay que preguntar a la Casa Real como institución, que es diferente al Poder Ejecutivo.
Lo que sí creo es que en muchas ocasiones las explicaciones se dan no con la palabra, sino con los hechos, y creo que el rey Felipe VI, con los hechos, desde que empezó su reinado, ha trasladado una imagen de ejemplaridad, de transparencia, en definitiva, de actualizar los hábitos de una institución como la Corona a las exigencias de una sociedad democrática avanzada en pleno siglo XXI como es la sociedad española.
Por tanto, más que con la palabra, con los hechos, también se está demostrando cuál es la forma de entender y ejercer la vida pública por parte del actual Jefe del Estado. Y es algo que yo he dicho en muchas ocasiones y que además pongo en valor y que agradezco.
En segundo lugar, sobre el prestigio o no prestigio. Yo lo he dicho en muchas ocasiones, pero me parece muy importante volver a incidir en esta cuestión.
No se está juzgando a instituciones, se está juzgando a personas, no se juzga a la Corona, se juzga al anterior jefe del Estado. Como no se juzga al Parlamento, se juzga al parlamentario. Como no se juzga al Poder Judicial, se juzga a un juez. Ese es el espíritu de la Constitución.
Y la clave es ser conscientes de que España está atravesando, junto con Europa y el mundo, una crisis sin precedentes en los últimos 100 años. Y que por tanto la sociedad española y sus instituciones tenemos que garantizar que sean fuertes, que estén estables esas instituciones.
¿Y cómo se garantiza esa estabilidad de las instituciones? Pues respetando la Constitución. Y yo lo he dicho muchas ocasiones y lo vuelvo a repetir hoy: mientras yo esté al timón del Gobierno de España, la Constitución se va a aplicar y se va a cumplir del primero al último de sus artículos y de norte a sur, de este a oeste, en nuestro país. Esa es la garantía.
Por tanto reivindiquemos la Constitución, el pacto constitucional, la monarquía parlamentaria y seamos conscientes de que se están juzgando personas y no instituciones.
Ah, perdón, el Sahara. Disculpa Guillermo.
Sobre el Sáhara, bueno, yo creo que la ministra de Asuntos Exteriores ayer fue muy clara.
Efectivamente ayer se produjo esa noticia una vez que se conoció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Marruecos y Israel, que es algo que nosotros celebramos. Ayer lo hizo la ministra de Asuntos Exteriores. También dijo algo muy importante y es que nos gustaría que se resolviera de una vez por todas el conflicto entre Israel y Palestina.
Y respecto al Sáhara Occidental la posición del Gobierno español es bien conocida. La centralidad de Naciones Unidas y el respeto a la legalidad internacional. Lo dijo ayer la ministra de Asuntos Exteriores y es algo que yo comparto a pies juntillas.
Lo que si les puedo garantizar es que la relación que tiene el Gobierno de España con Marruecos es excelente. Desde el año 2018 que yo tengo el honor de ser presidente del Gobierno he tenido la ocasión de poder viajar a Marruecos, de estar con el rey de Marruecos, de estar con el Gobierno, con el primer ministro con el que hablo frecuentemente.
Había, es cierto, un interés mutuo porque celebráramos una RAL, una reunión de alto nivel que no se celebra entre España y Marruecos desde hace ya unos cuantos años, antes de que llegáramos. Había mucho interés por parte de ambas partes. Pero bueno, hemos decidido como consecuencia de la situación epidemiológica que vamos a esperar un par de meses más para poder celebrarla con todas las garantías. Esto es lo que lo que se decidió por parte de los dos gobiernos y quedamos emplazados precisamente al mes de febrero creo recordar que es cuando hemos convocado la RAL.
Periodista. Europa Press. Volviendo al tema de la cumbre con Marruecos, quería saber si no supuso un varapalo para España necesita reforzar la cooperación sobre migración se posponga la cita. Y si se interpreta que puede ser también un toque de atención a España para que cambie la posición sobre el Sáhara.
PG. Víctor, disculpe. Gracias por la pregunta.
En absoluto, de verdad, en absoluto. Tenemos muy buena relación con Marruecos.
De hecho, nosotros cuando llegamos al gobierno he de decirle que sufrimos una crisis migratoria muy importante. Entonces no había política migratoria. Tuvimos que ponerla en pie, restablecer los cauces de comunicación perdidos o debilitados durante años con el gobierno marroquí, con las autoridades marroquíes. Y desde entonces tenemos una relación yo diría que privilegiada entre Marruecos y España. Y creo que además eso es bueno tanto para Marruecos como para España.
Evidentemente teníamos, insisto, el interés mutuo de celebrar esa RAL, porque llevamos ya años sin celebrarla. Hay muchísimos temas encima de la agenda.
Fíjese, de los temas que habíamos trabajado con memorandos de entendimiento, pues estábamos trabajando temas vinculados lógicamente con la migración; temas vinculados con el Covid, donde queríamos trabajar conjuntamente; temas vinculados con la energía, sobre todo con las energías renovables, porque Marruecos es un país muy interesado, el gobierno, en impulsar una estrategia de hidrógeno, etcétera; lógicamente, todo lo que tiene que ver con la industria, el comercio y turismo.
En definitiva, había muchísimos temas. Hay muchísimos temas encima de la mesa que lógicamente lo que hacemos es aplazarlos un par de meses como consecuencia de esta calamidad que tenemos, que es la pandemia. Pero no hay realmente ninguna, ninguna cuestión detrás porque además, volviendo a la cuestión del Sáhara Occidental, la posición del Gobierno de España es conocida. Es la que hemos mantenido durante estos dos últimos años y hemos tenido y seguimos teniendo una relación muy positiva con el gobierno marroquí.
Periodista. Televisión Española. Buenos días, presidente. Yo quería retomar dos cuestiones relacionadas con la Casa del Rey. Usted acaba de decir que hay que respetar la Constitución, el pacto constitucional. ¿Ese mensaje también va dirigido a su socio de gobierno? Porque Podemos en las últimas horas ha colgado un vídeo con una sintonía que nos recuerda una serie de narcotraficantes y con imágenes en la que no dejan buen lugar a la monarquía. No sé qué le parece ese tipo de actitudes.
Y, un posible retorno del Rey emérito a España ¿no cree que eso puede perjudicar la imagen de la institución, la labor que está desempeñando el rey don Felipe? Gracias.
Bueno, respecto a la última de las preguntas. En fin, hay que recordar que el anterior jefe del Estado, el rey emérito, ahora mismo no tiene ninguna causa abierta por la justicia. En el sentido de que es una persona que cuando publicó una carta que dirigía al actual jefe del Estado diciendo que salía del país, dijo expresamente que si la justicia requería su presencia en España, él inmediatamente volvería.
Por tanto, yo creo que es muy importante subrayar este hecho. Creo que es importante respetar la presunción de inocencia. Yo, además lo he dicho en muchas ocasiones desde el principio, cuando empezaron a salir las informaciones, las califiqué de inquietantes y perturbadoras no solamente para la ciudadanía española, sino para mí. Es decir, que en esto no me he escondido, he sido bastante claro.
Pero siempre he dicho también que la democracia está funcionando. Ustedes están informando sobre estos hechos, la Fiscalía está investigando, la Agencia Tributaria está actuando lógicamente con arreglo a la confidencialidad que debe tener todo contribuyente, se llame como se llame, y se apellide como se apellide.
Por cierto, el rey Juan Carlos, rey Emérito, no tiene ni más ni menos obligaciones y derechos que otros ciudadanos. Tiene los mismos derechos, las mismas obligaciones y sobretodo las mismas obligaciones fiscales. Lo digo por algunas declaraciones que hemos escuchado en el día de ayer por parte de alguna dirigente autonómica. Las mismas, ni más ni menos, las mismas: el principio de igualdad. Y por tanto creo que en ese sentido lo importante es que a esa cuestión de si va a volver o no, responda la institución, que es la Casa Real y no el poder Ejecutivo.
Y respecto a la primera de las preguntas, mire, Podemos, el Partido Socialista somos dos partidos distintos. Venimos de culturas diferentes. Lo he dicho en muchas ocasiones. El Partido Socialista fue el único partido en la Comisión Constitucional que defendió en una enmienda a la República en España. El Partido Comunista de entonces no defendió la República en España, la defendió el Partido Socialista y perdimos esa votación porque hubo una mayoría en el Congreso de los Diputados, en la Comisión Constitucional que defendió una monarquía parlamentaria.
El Partido Socialista entonces dijo que asumía el pacto constitucional y cuando se asume el pacto constitucional se asume en su integridad, no a cachos, que es como hacen algunos.
Ahí tiene usted, por ejemplo al Partido Popular, que por cierto, ya les anuncio que llamaré al señor Casado para ver si de una vez por todas, después de dos años esperando al señor Casado, podemos ya renovar el órgano de los jueces, el órgano de gobierno de los jueces y por tanto cumplir con la Constitución.
Cumplir con todos los artículos de la Constitución, también con aquellos que a lo mejor incomodan al señor Casado porque está en la oposición Que es renovar el gobierno de los jueces, que es renovar el Tribunal Constitucional, que esrenovar el Defensor del Pueblo, que es renovar todas aquellas instituciones que siempre están bloqueadas, oh, casualidad, cuando el Partido Popular está en la oposición.
Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)
(Intervención original en español)