Está usted en:

Intervención del presidente del Gobierno en funciones después de la reunión con Su Majestad el rey Felipe VI

Palacio de Marivent, Palma de Mallorca, miércoles 7 de agosto de 2019

Presidente: Buenas tardes a todos y a todas, siento mucho el retraso en esta comparecencia de una audiencia que se enmarca en las audiencias habituales que se tienen durante el mes de agosto en este maravilloso Palacio de Marivent.

Decirles que la reunión ha sido cordial, como lógicamente se debe tener y se tiene entre la Casa Real y la Presidencia del Gobierno de España, y en ella hemos tratado los últimos asuntos de los Consejos de Ministros y también la actualidad tanto política como económica y social.

Desde el punto de vista económico ahí están los datos, los datos son francamente positivos para la economía española, es cierto que existe una moderación en el ritmo de crecimiento de nuestra economía, pero también es cierto que estamos creciendo por encima de la media europea, y que las previsiones tanto del Banco de España, como las previsiones de la Autoridad Fiscal Independiente, la AIREF, o incluso también el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Europea; en definitiva Organismos nacionales e internacionales están diciendo que las previsiones de crecimiento económico para nuestro país en 2019 son de un 2,3% y que el próximo año también seguiremos creciendo por encima de la media europea.

Eso ha tenido también una traslación en lo que respecta a la creación de empleo durante estos últimos meses, han conocido ustedes los datos recientes de la Seguridad Social, donde estamos marcando un techo histórico de 19,5 millones de españoles y españolas que están cotizando a la Seguridad Social. En particular estoy muy muy satisfecho de que el número de cotizantes mujeres a la Seguridad Social esté en máximos históricos, de 9 millones de mujeres que están cotizando a la Seguridad Social, y sin duda alguna también el hecho de que cada vez son más los contratos indefinidos, y también cada vez son más las personas que se animan a buscar empleo, la población activa está creciendo y eso es síntoma, también, de la confianza por parte de la ciudadanía en la buena marcha de la economía española.

Esto es así, es algo que ustedes conocen, porque además también lo hemos explicado desde la sala de prensa el Consejo de Ministros, pero también es cierto que no podemos fiar la buena marcha de nuestra economía y la buena marcha en el ritmo de creación de empleo al propio ciclo económico, sino que tenemos que hacer algunas transformaciones, algunas reformas en nuestro país para intensificar esa creación de empleo, porque seguimos teniendo una tasa de desempleo elevada en términos relativos respecto a otros países europeos, de un 14%, y en ese sentido es importante plantear la otra pata de la conversación que he tenido con el jefe del Estado, con el rey, que es, sin duda alguna la situación de bloqueo que vive nuestro país desde el punto de vista político.

Saben ustedes que el pasado 25 de julio, desgraciadamente, me presenté para una investidura, que fue fallida, que no salió adelante, y el 26 de julio declaramos desde el Partido Socialista que nosotros no tirábamos la toalla y que íbamos a hacer todo lo posible para garantizar 2 cosas que creo que son ampliamente compartidas por parte de la ciudadanía: una, que voy a decir yo y la segunda que dijo el otro día el jefe del Estado con mucho acierto. El jefe del Estado dijo que la mayoría de los españoles y españolas no quieren repetir las elecciones el próximo 10 de noviembre, algo que lógicamente comparte el Gobierno y que comparto, lógicamente. Y en segundo lugar que el pasado 28 de abril los ciudadanos y ciudadanas expresaron, claramente, que es lo que querían, y lo que quieren es un Gobierno progresista que esté liderado por el PSOE.

El 26 de julio decidimos empezar de cero, plantear la negociación con las distintas formaciones políticas que nos puedan apoyar de una manera completamente distinta a la que habíamos hecho hasta ese momento, que era hablar de las políticas, del programa que pudiera desplegar ese Gobierno. ¿Lo que hemos hecho durante estos últimos días desde el 26 de julio que ha sido? Ha sido hablar con colectivos de muy diversa índole, hoy, por ejemplo me he reunido con el colectivo de la Industria, del Comercio, del Turismo, que son, sin duda alguna, sectores muy importantes desde el punto de vista de creación de empleo y de progreso económico en nuestro país.

Ayer me reuní con el colectivo del Tercer Sector, de la Sanidad, de la Educación, de los Servicios Sociales y también me he reunido con colectivos vinculados con la Ecología y la Transición Energética.

En todas las interlocuciones que he tenido, en todas las reuniones que he tenido con todos estos colectivos, y con los que tendré mañana y pasado, lo que me he encontrado es la petición urgente de la constitución de un Gobierno ya en nuestro país, y he encontrado la urgencia de resolver muchos problemas que pueden tener su materialización en unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, o que pueden tener su materialización en la modificación de determinadas leyes, ya sea la ley educativa, ya sea la sanidad, el Sistema Nacional de Salud, o ya sea todo lo que tiene que ver con el Pacto de Estado por la Industria que es algo que hemos tratado en la reunión con el colectivo y con el sector industrial de nuestro país.

Por tanto, nosotros, lo que queremos, y el objetivo de todas estas reuniones que estamos teniendo con la sociedad civil y con el sector económico es bien sencillo, es crear las bases de un programa abierto para una propuesta política progresista, común que pueda poner encima de la mesa al resto de formaciones parlamentarias que sean susceptibles de poder apoyar mi investidura. Ese es el propósito, crear un Gobierno progresista, un Gobierno progresista que no dependa de fuerzas independentistas en la investidura y sin duda alguna también en la gobernabilidad de nuestro país y por eso he pedido tanto al grupo de UP su apoyo para esa investidura como al PP y a C´s que faciliten con su abstención que se pueda constituir un Gobierno cuanto antes en nuestro país en tanto en cuanto no haya alternativa posible que pase por la presidencia del PSOE del Gobierno de España.

En fin, vamos a trabajar durante estas próximas semanas con ese ánimo, yo no pierdo la esperanza, no tiro la toalla, como dije el mismo día 25 de julio, creo que los españoles no se merecen volver a ir a elecciones. Creo que los españoles se merecen responsables políticos en todas las formaciones que traten de materializar lo que nos pidieron el pasado 28 de abril que es un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas y en eso voy a estar trabajando hasta el último día antes, lógicamente de ese deadline que tenemos del 23 de septiembre que nos abocaría a una repetición electoral.

Y con esta introducción, pues quedo a disposición de sus preguntas.

Periodista: Hola, buenas tardes presidente. Bueno, ya nos ha contestado lo que opina sobre las declaraciones que hizo aquí el Rey sobre la no repetición de elecciones pero quería preguntarle sobre esas reuniones que ha tenido usted hasta esta misma mañana y que va a seguir teniendo con colectivos de la sociedad civil. Hay quien interpreta que eso podría ser una forma de presión a su otrora grupo preferente para la investidura que sería UP, puesto que son colectivos también del entorno de la izquierda. Me gustaría que valorara esa idea y luego, más directamente quería preguntarle si cuando se reúna con UP, que parece ser que lo ha dejado usted para los últimos- si tiene algún comentario sobre esto, también me gustaría que me lo hiciera-si descarta usted ofrecerle de nuevo el partido de Pablo Iglesias una coalición de Gobierno, esa vicepresidencia, tres ministerios, o ese tren ya ha pasado para la formación morada. Muchas gracias.

Presidente: Gracias Lucía por sus preguntas. Vamos a ver, yo creo que hay dos elementos de consenso en el conjunto de la sociedad española. El primero es que la sociedad española no quiere ir a elecciones. El pasado 26 de mayo la sociedad española cerró un ciclo político electoral muy intenso con cuatro procesos electorales en menos de 28 días. Las elecciones generales primero el 28 de abril, y las elecciones europeas, municipales y autonómicas el 26 de mayo y en esas dos elecciones claramente la ciudadanía lo que dijo es que quería que el PSOE gobernara y que se pudiera conformar un Gobierno progresista. En las CCAA, como ha ocurrido por ejemplo en las Islas Baleares o a nivel de España, también ese Gobierno progresista. Nosotros lo hemos intentado, hemos intentado explorar y además antes de la investidura, creo que ha sido bastante claro los movimientos que ha hecho el PSOE y yo mismo, que veníamos de una fórmula de Gobierno de cooperación que es como lo calificamos a un Gobierno de coalición que fue rechazado por el partido del Sr. Iglesias, de UP en la sesión de investidura y por eso ahora mismo no tenemos Gobierno. Por tanto, ha sido la propia UP quien ha rechazado el Gobierno de coalición y yo creo que hay que ser claros en esta cuestión. Ha habido dos argumentos que se han utilizado por parte del Sr. Iglesias a la hora de pedir un Gobierno de coalición. La primera tenía que ver con la supuesta desconfianza que tiene en el PSOE en la acción del Gobierno. Tengo que decirle que de tantas veces decir que desconfía del PSOE, he acabado por desconfiar yo también de las posiciones del Sr. Iglesias y de UP. Por tanto, es reciproca esa desconfianza, máxime cuando esa investidura fallo precisamente el pasado 26 de julio. Y en segundo lugar, porque cuando se ha hablado del Gobierno de coalición, es evidente que hay dos visiones completamente distintas de esa coalición por parte del PSOE y de UP.

Desde el punto de vista del partido Socialista nosotros hemos planteado una fórmula de Gobierno plural, y lo que ha planteado Unidas Podemos ha sido una fórmula de tener dos gobiernos en uno. Creo que un Gobierno tiene que tener una única dirección, tiene que ser cohesionado y tiene que ser coherente en sus líneas de acción política, y eso, evidentemente, ni antes de la investidura fallida, ni ahora, por las declaraciones que se están viendo por parte de los dirigentes de Unidas Podemos, se ve claramente una rectificación de sus postulados, continua la desconfianza por su lado y continua también un planteamiento de Gobierno de compartimentación más que de coalición, y por tanto creo que es evidente que tenemos que buscar otras fórmulas y es lo que yo estoy precisamente haciendo, porque hay muchas fórmulas, no solamente está la formula danesa o la formula portuguesa, también hay acuerdos de investidura que se pueden plantear, o se pueden hacer acuerdos de legislatura, en definitiva hay muchas opciones por las cuales podemos entendernos Unidas Podemos y el Partido Socialista para poder materializar ese Gobierno progresista.

Insisto, yo no tiro la toalla, lo que si hago es sacar es sacar una lectura crítica de lo que ocurrió en la pasada sesión de investidura, y por tanto, creo, que hay que empezar la base por el programa, por los contenidos, por ese programa común progresista que sea el sustento de ese Gobierno progresista que queremos poner en marcha los socialistas, y por eso estoy hablando con los colectivos. Empezar de cero, plantear a los colectivos las distintas propuestas desde el partido Socialista, pero también recibir sus inputs, sus apreciaciones, sus ideas, para impulsar la Educación, la Sanidad, la Industria, el Comercio, el Turismo, la Transición Ecológica, en definitiva todo aquello que está pendiente como consecuencia de este bloqueo político.

Por tanto ese es el primero de los consensos que hay por parte de la ciudadanía, y es que haya un Gobierno progresista liderado por el Partido Socialista, y en segundo lugar es el consenso social que expreso el otro día el Rey, y es que, efectivamente, la sociedad española no quiere elecciones, la sociedad española lo que quiere es que se materialice su mandato del pasado 28 de abril, y el mandato del pasado 28 de abril es bien claro, bien rotundo. Quieren un Gobierno progresista que no dependa de fuerzas independentistas, y eso interpela no solamente a Unidas Podemos, si no que interpela también a Ciudadanos y al partido Popular, que lo que tendrían que hacer, porque saben que no existe una alternativa, es facilitar la formación de un Gobierno, y no bloquear, como desgraciadamente estamos viendo por parte de los dirigentes de las dos formaciones conservadoras.

Periodista.- Buenas tardes presidente, yo le quería preguntar si sigue pensando, como dijo en 2016 que era un error creer que solo el apartido más votado podía gobernar, y también cuando está pidiendo la abstención del Partido Popular y de ciudadanos quería preguntarle si ahora se arrepiente del "no es no".

Presidente.- Hay que recordar una cosa, que creo que es importante, y es que el partido Socialista nunca ha eludido sus responsabilidades. El Partido Popular en 2016 eludió su responsabilidad, porque declino la petición que le hizo, precisamente, el jefe del Estado de presentarse a la investidura, y eso hizo que el Partido Socialista, y yo mismo, asumiera una responsabilidad que declino el señor Rajoy en esa investidura fallida de febrero de 2016, con lo cual claro que hay diferencias sustanciales.

Una es que el partido Socialista siempre ha asumido sus responsabilidades, la asumió en 2016 cuando el Partido Popular dijo que no a presentarse a la investidura porque sabía que iba a ser fallida, porque no contaba con ese apoyo parlamentario suficiente como para poder prosperar su investidura, la asumí yo en primera persona, y la he vuelto a asumir el pasado 25 de julio, por tanto hay diferencias bien significativas en cuanto al comportamiento de unos y otros.

Yo lo que le pido al Partido Popular es que asuma su responsabilidad. Su responsabilidad significa que sabiendo que no hay alternativa posible a la conformación de un Gobierno entorno al Partido Socialista, y sabiendo que lo que le ha dicho la ciudadanía española es que quiere un Gobierno progresista que no dependa de independentistas, que facilite con su abstención, también con la de Ciudadanos el que precisamente no sean las fuerzas independentistas las que garanticen la investidura del presidente del Gobierno de España.

Periodista.- Buenas tardes presidente, quería preguntarle dos preguntas que son dobles a su vez…

Presidente:- Son cuatro entonces…(risas)

P.- Son dos medias (risas). Por un lado ahora mismo la situación que están atravesando las comunidades autónomas es muy complicada, porque al no haber los Presupuestos de este año seguimos con los Presupuestos prorrogados de Rajoy, y el problema de las comunidades autónomas ahora mismo todas tienen un agujero presupuestario enorme, en el caso de Baleares son 177 millones de euros, quería saber si desde el Gobierno se plantea alguna medida para poder dar a las comunidades autónomas esta deuda que se tiene con ellas.

Y la pregunta enlazada es la siguiente, estamos ahora elaborando los presupuestos del año 2020, las CCAA y están en las mismas, no hay presupuesto, no saben cuánto dinero van a recibir de financiación y por lo tanto están a ciegas haciendo los presupuestos y también aquí quería saber si se plantea algún tipo de medida especifica o algún Decreto Ley o alguna medida, no sé si se puede hacer, que al menos las CCAA sepan a qué atenerse a la hora de hacer los presupuestos. Esta es la doble primera. La doble segunda es, entiendo que usted, la imposibilidad de repetir un pacto (inaudible) atribuye únicamente a las exigencias de UP y ya me gustaría saber si se va a reunir con JPC y con ER para esta ronda de contactos.

Presidente: Bueno, respecto a la primera pregunta doble, es bien sencilla: no se puede. Creo que además esta es una de las justificaciones para que el PP y C´s sean consciente de que hay muchos gobiernos, de esas coaliciones que han hecho con la ultraderecha en CCAA y también en Ayuntamientos que necesitan de una certidumbre, de una predictibilidad, en cuanto a los objetivos de déficit, de deuda pública, y sin duda alguna también en cuanto a los ingresos y los recursos públicos, por tanto, lo que tengo que decir es que mientras estemos en funciones y mientras no tengamos un Gobierno en plenas competencias, pues no es legalmente posible plantear ninguna fórmula compensatoria, lo que sí que le puedo garantizar es el compromiso del Gobierno de España, y así además, lo he explicitado el otro día precisamente con las fuerzas políticas valencianas, no solamente al presidente de la Generalitat Ximo Puig, sino también a Compromis que uno de los principales objetivos y de las principales prioridades del Gobierno de España va a ser renovar el sistema de financiación autonómica. Y no solamente de la financiación autonómica sino también de la financiación local.

Y respecto a la segunda de las preguntas, decirle que el planteamiento es un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas, y por tanto, con quien hablaré será lógicamente, y además lo he dicho siempre, nosotros, desde un punto de vista, digamos, parlamentario, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, la Sra. Lastra, pues hizo esa labor de interlocución, de dialogo con las fuerzas políticas independentistas catalanas, con JpC, con otras, pero que yo me iba a centrar sobre todo en esas tres fuerzas políticas nacionales que son las que de verdad tienen la llave para poder desbloquear esta situación desde el punto de vista parlamentario, y en ese sentido, pues lógicamente pues con quien tendré que hablar y con quien hablare será efectivamente con el Sr. Iglesias, con el Sr. Casado y espero que en esa ocasión el Sr. Rivera se digne a poder hablar conmigo, en todo caso, también le diré una cosa, yo ahora mismo no soy candidato, mi candidatura declinó como consecuencia de la investidura fallida del pasado 26 de julio y por tanto, bien, lo hago más por la responsabilidad que me confiere ser el presidente del Gobierno en funciones como también la primera fuerza política de este país.

Pero sí que insisto en que sería muy importante que hiciéramos una apelación a la responsabilidad de todos los partidos políticos, a ser conscientes de que no hay alternativa que no pase por un Gobierno liderado por el PSOE y que aquellas formaciones políticas que están planteando otras opciones pero que en el fondo lo que están diciendo es que no van a apoyar ni a facilitar la investidura de un presidente socialista y de un Gobierno progresista, pues lógicamente lo que están haciendo es abocar al país a una repetición electoral el próximo 10 de noviembre, y creo que esa es una tremenda irresponsabilidad y por eso es importante apelar a la generosidad de estas fuerzas parlamentarias para que entre todos encontremos las forma de poder desbloquear esta situación y ponernos en marcha ya.

Hay un claro mandato el pasado 28 de abril, de que España tiene que avanzar, que tiene que avanzar con justicia social, de que tiene que abordar muchas transformaciones, muchas reformas en el ámbito educativo, en el ámbito laboral, económico, de la transición ecológica, de la reconstrucción de derechos, en la ampliación de libertades, en definitiva, todas aquellas cuestiones que están pendientes, que afectan al día a día de la ciudadanía y que no entienden que haya partidos políticos que simplemente por un hecho y por un interés absolutamente partidario que nada tiene que ver con el interés general, estén bloqueando pues la única opción posible de Gobierno que es la de un Gobierno progresista liderado por el PSOE.

Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información