Palabras del presidente del Gobierno en la Base Aérea de Los Llanos

Albacete, miércoles 10 de octubre de 2018

Buenos días, señor presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, general jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, general jefe del mando aéreo, coronel general de la Base Aérea de Albacete y el Ala 14, señor presidente de la Diputación Provincial de Albacete, delegado del Gobierno, señor alcalde de Albacete,

Es un honor poder visitar la Base Aérea de los Llanos de Albacete y conocer de cerca, aunque sea de manera muy breve, la magnífica tarea que desempeña el Ala 14 del Ejército del Aire. Gracias coronel por vuestra labor, una labor exigente, que requiere de enorme preparación técnica, como nos habéis comentado, coordinación y, sobre todo, trabajo en equipo.

Trabajáis con tecnología punta, como la que emplea el caza de combate Eurofighter, que he tenido ocasión de poder conocer de primera mano, que requiere del aprendizaje y del entrenamiento constante, determinado, por parte de todo el personal de esta unidad.

He podido comprobar, en este breve recorrido por las instalaciones, en el "briefing" en la sala de pilotos y durante la visita a la plataforma de vuelo, el por qué del reconocimiento que merecéis por parte de la sociedad.

Un reconocimiento que os ganáis desde la dedicación, el sacrificio y la disciplina en el cumplimiento del deber.

Son, a mi juicio, atributos imprescindibles para cumplir una tarea fundamental en una democracia como la nuestra, garantizar la libertad de todas y de todos los españoles protegiendo nuestro espacio aéreo.

El Ala 14 acumula más de 200.000 horas en su historia. Pilotos de esta unidad han participado en misiones internacionales, en tiempos recientes, como la del control del espacio aéreo en los países bálticos, a la cual antes hemos estado compartiendo algunas referencias. Y en ese desempeño sois, a juicio del Gobierno de España, y creo que a juicio del conjunto de la sociedad española, los mejores embajadores de nuestro país en el mundo, del compromiso de España con sus obligaciones en defensa de la paz y de la seguridad internacional. Creánme que, desde luego, cuando hemos tenido ocasión de poder hablar con otros representantes homólogos de distintos gobiernos, así lo reconocen.

Hoy, hombres y mujeres del Ejército del Aire están desplazados en misiones internacionales en distintos puntos del mundo, en Gabón en Senegal, en Djibouti e Italia, desarrollando esa misma labor con dedicación y con entrega. En la defensa de causas que nos hacen sentir un legítimo orgullo al contemplar vuestra labor.

Tenemos muy presentes vuestro trabajo. Quiero que los sepáis en primera persona. También, el que desarrollan todos vuestros compañeros y compañeras del Ejército de Tierra, al cual también quiero hacer referencia y también de la Armada o la extraordinaria labor de la Unidad Militar de Emergencias en toda España, la cual me consta habéis desplazado a las Islas Baleares, en este caso, a Mallorca, y que, posteriormente yo acompañaré en un viaje, como consecuencia de las inundaciones que se han producido en esa isla.

Hoy, quisiera dirigirme a todos vosotros y vosotras en unos días que, sin duda alguna, son muy especiales. Son muy especiales porque provocan sentimientos encontrados. Por delante, tenemos, en dos días, los actos de celebración de la Fiesta Nacional del 12 de octubre, una jornada festiva, de encuentro del conjunto de la sociedad con las Fuerzas Armadas, con sus Fuerzas Armadas. Pero este año es imposible separar esa fecha del recuerdo de la pérdida del capitán Borja Aybar hace justo un año, a poca distancia de donde nos encontramos ahora mismo, cuando regresaba a esta Base, tras participar en el desfile aéreo celebrado aquella misma mañana.

Pocos días más tarde, también sufrimos la pérdida del teniente Fernando Pérez Serrano en Torrejón de Ardoz y querría también, hoy, señalar y recordar la figura de Fernando Yarto, comandante destinado en la Escuela Militar de Montaña y operaciones especiales en Jaca, desgraciadamente, fallecido, también, en el día de hoy.

Sé que su recuerdo está presente en la memoria de todos vosotros y de todas vosotras, de aquellos que conocisteis aquellas personas. Tened la certeza de que también lo está en toda la sociedad española, precisamente, porque sabe que estáis dispuestos a darlo todo por cumplir con vuestra misión. Porque sabe que a un piloto de caza se le exige estar siempre alerta, con disponibilidad inmediata, como me habéis comentado, cuando el centro de mando ordena un "scrabble" para poner un avión en el aire apenas en unos minutos.

Se os quiere en toda España, y, también, en esta tierra, en Castilla-La Mancha, y, en esta tierra, en Albacete. Es un cariño correspondido, presidente. No hay mejor ejemplo que el emblema de los hombres y mujeres de esta Unidad del Ala 14, un Quijote que saluda al paso de tres "Mirage F1", en el azul de La Mancha. Enhorabuena por vuestro trabajo, por vuestra dedicación a nuestro país, es un orgullo, es un honor poder estar con vosotros. Y, desde luego, también, quisiera cerrar estas breves palabras recordando y honrando la memoria de vuestros compañeros que hoy no están entre nosotros.

Gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)