• Enviar

Respuestas del presidente del Gobierno en la sesión de control parlamentario

Congreso de los Diputados, miércoles 10 de octubre de 2018

Respuesta del presidente del Gobierno a la pregunta formulada por Pablo Casado Blanco del Grupo Parlamentario Popular

Sr. Casado.- Sí, gracias, presidenta.

Desde la bancada del Grupo popular también nos solidarizamos con todas las víctimas de las riadas, de las inundaciones, y con los equipos de emergencia.

Señor Sánchez le preguntamos: ¿Qué más tiene que pasar en España para que convoque elecciones?

Presidente.- Gracias, presidenta.

Vaya por delante, también, la solidaridad del conjunto del Gobierno con las inundaciones, con los afectados y, por supuesto, los familiares de las víctimas.

Y, respondiendo a su pregunta. Señor Casado, mire, ustedes utilizaron la excusa de la crisis económica para hacer recortes ideológicos en el Estado de Bienestar: Educación, Sanidad, Dependencia, Servicios Sociales, políticas activas de empleo, etcétera, etc. Con lo cual, el tratamiento que tiene este Gobierno es el de la reconstrucción del Estado de Bienestar, el del ensanchamiento del espacio de derechos y libertades que ustedes recortaron durante esos siete años de Gobierno, y, en consecuencia, a este Gobierno todavía le queda mucha tarea, mucha tarea de aquí al final de la legislatura por hacer en beneficio de la mayoría social de este país.

Sr. Casado.- Sí, señor Sánchez. Yo le agradezco que esté de visita por España y que se digne a venir al Congreso, después de haber desprestigiado al Senado y de haber huido durante tres semanas del caos de su Gobierno: dos ministros dimitidos; dos ocultando patrimonio en contra de su baremo para ser cesados.

Actualmente, vemos como ayer fue reprobada la ministra por mentir sobre su participación en una conspiración de cloaca. Y, hoy, conocemos que hay otro ministro, el de Exteriores, envuelto en un caso de información privilegiada. ¿Y era usted el que repartía carnés de decencia política?  Pero el problema es que en España ya no manda usted, ni en el Gobierno. Quien manda y pone los plazos es el señor Torra. Lo vimos el 1 de octubre con la ignominia para todos los españoles, y, encima con su número dos diciendo que era un día de reflexión, de unidad, de concordia y de violencia aceptable.

¿Comparte usted estas palabras? ¿Es aceptable que la "kale borroka" salte al Parlament y apalee policías? ¿Es aceptable, por ejemplo, que unos energúmenos digan 'visca Terra Lliure' que es una organización criminal que perpetró 200 atentados? O es asumible, por ejemplo, que la cárcel de Lledoners se convierta en un consultorio, donde todo el mundo pasa por ahí porque usted acercó a los presos golpistas, dijo que había liberarlos o indultarlos, y, después, dejó que la tele pública entrara a entrevistarlos. Pues, mire, lo que pasa ya en Cataluña es inasumible.
Y yo les digo una cosa, señores diputados, ayer los independentistas perdieron su mayoría en el Parlament. Estamos ante una oportunidad histórica y yo creo que no podemos dejarla pasar.

Señores de Ciudadanos es el momento de presentar una moción de censura al señor Torra. Ustedes pueden contar con el apoyo del Partido Popular y podemos ver, señor Sánchez, con quién está usted, si con los constitucionalistas o con los golpistas. Aquí no caben ni medias tintas, ni equidistancia, porque hace falta un cambio urgente en Cataluña.

Y hablando de cambios, ayer, la señora Díaz le espetaba que los andaluces no merecían la inestabilidad política de España, y tenía razón. Lo que no decía es que tampoco merecen mil millones de ayudas malversadas que acaban en mariscadas, en cocaína, en juergas y en prostitutas. Y ya sé que para alguna ministra esto de las prostitutas es un gol por la escuadra o sencillamente es un éxito garantizado. Pero esto es indecente. No aguanta Andalucía ni más cifras de paro ni escándalos del PSOE. No aguanta España más humillación de los independentistas. Póngase de acuerdo, por una vez, con la señora Díaz, y convoque elecciones anticipadas ya.

Presidente.- Muchas gracias, señora presidenta.

En fin, señor Casado usted, desde que ha sido elegido presidente del Partido Popular, y junto con el señor Rivera, que hoy no tenemos la suerte de que nos acompañe, ha formado una suerte de coalición por la crispación. A falta de proyecto político, a falta de propuestas políticas con las que excusarse, por ejemplo, a la abstención sobre la exhumación del dictador; la abstención o el voto en contra, por ejemplo, de la universalidad de la sanidad pública o, también, en relación con la reversión de los recortes en la educación pública, ustedes lo que han hecho ha sido atacar personalmente a todos y cada uno de los miembros de este Gobierno.

Pero le digo una cosa, señor Casado, por ahí nosotros no vamos a pasar. Y no va a hacer mella a este Gobierno con sus ataques 'ad hominen'. Pero le digo más, señor Casado, en esa coalición de la crispación ustedes lo que han hecho ha sido romper, me parece, uno de los consensos más fundamentales que se había producido durante estos últimos años, y es la lealtad de la oposición con el Gobierno en cuestiones de Estado. Ustedes no están haciendo lo mismo que hizo el Partido Socialista Obrero Español cuando apoyó sin ambages al Gobierno de Mariano Rajoy en todo lo que tenía que desarrollar como Estado. En fin, es lo que ocurre siempre cuando la derecha está en la oposición.

También le diré una cosa, señor Casado, se ha visto claramente cuáles son los frutos de esa coalición de la crispación de este fin de semana en Madrid. Y le diré una cosa, señor Casado, a usted y a algunos dirigentes del Partido Popular les he venido escuchando teorizar sobre la necesidad de no fragmentar el voto conservador. Pero le diré una cosa, señor Casado, el problema no es la fragmentación del voto, el problema es la radicalización y el abandono de la moderación por parte del Partido Popular.

Por tanto, señor Casado yo solamente le pido una cosa: céntrese. Céntrese, recupere la moderación.

Respuesta del presidente del gobierno a la pregunta formulada por Pablo Iglesias Turrión del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos, En Común Podem En Marea

Sr. Iglesias.- Gracias, señora presidenta.
Señor presidente del Gobierno, ¿qué piensa el Gobierno de que González Pacheco alias 'Billy el Niño' -un torturador- haya sido invitado recientemente a un acto oficial de la Policía Nacional?

Presidente.- Gracias, señora presidenta. Gracias, señor Iglesias.

Por supuesto que lo que pensamos es un rechazo absoluto a ese tipo de invitaciones, que nunca se tuvo que producir, en primer lugar. En segundo lugar, consideramos que, precisamente, lo que hace es ofender este tipo de invitaciones. En primer lugar, a la memoria histórica, a la memoria democrática de nuestro país, a tantos y tantos hombres y mujeres, a través de las generaciones, que han luchado por la democracia en nuestro país. Y, también, creo que, de manera desafortunada, hace un flaco favor al Cuerpo de la Policía Nacional. Porque, efectivamente, la Policía Nacional lo que está haciendo es garantizar la seguridad de las libertades, y, en definitiva, la democracia en nuestro país.
Lo que ha hecho el ministro, el Ministerio del Interior, desde el momento en el que conocimos el asunto fue abrir una investigación, y, por supuesto, después de concluir esa investigación, abrir un expediente disciplinario a la persona afectada. A partir de ahí, lo que le puedo trasladar al pleno del Congreso es que el Gobierno lo que ha hecho ha sido es actuar con la máxima diligencia y desde el primer segundo.

Sr. Iglesias.- Señor presidente, no podemos consentir que algunos se burlen de nuestra democracia y se burlen de la dignidad de las víctimas de la dictadura. Es una vergüenza para nuestro país que un torturador estuviera en ese acto público y está humillando la dignidad, también, de los profesionales del Cuerpo Nacional de Policía y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad comprometidos con la democracia.

Además, es una provocación, porque "Billy el Niño", sabe usted y yo, acordamos quitarle las condecoraciones y el 'extra' de pensión que recibe. Que, después de ese acuerdo, este malnacido se atreva a ir a un acto público de la Policía demuestra la arrogancia y la sensación de impunidad que tiene esta gentuza.

Hay un responsable directo de que esta invitación se produjera, y es el comisario Mariscal de Gante. El fin de ese expediente disciplinario tiene que ser una sanción ejemplar para un comisario de Policía que, en 2018, se atreve a invitar a un torturador.
El acuerdo que nosotros alcanzamos de retirarle las condecoraciones y las medallas ha merecido por parte de su Ministerio del Interior un informe jurídico. Creo que hay que acelerar esos trabajos para que no pase un mes más en el que un torturador esté recibiendo un dinero 'extra' que no reciben los policías y guardias civiles comprometidos por la democracia y que han trabajado con arreglo a la ley.

Retirarle la medalla, retirarle las condecoraciones, retirarle la pensión es sólo un paso simbólico. Un paso simbólico que tiene que abrir la puerta hacia un camino de lucha contra la impunidad que tenemos que recorrer juntos. Y que, muy difícilmente, se podría recorrer con los que quieren presentarse a las elecciones con Vox. Pero escúcheme, cuando preguntaron a la portavoz de su Gobierno por "Billy el Niño", dijo que era un ciudadano libre que al fin y al cabo puede acudir adonde se le invite. Ése es el problema. Que en este país hay tuiteros, hay raperos y hay titiriteros procesados y que acaban en prisión, mientras que los torturadores pueden circular libremente y pueden tratar de reírse de usted, de mí, y de las víctimas en un acto público de la Policía.

Demos ejemplo y acabemos con la impunidad, reconociendo la justicia que merecen las víctimas de la dictadura. Muchas gracias.

Presidente.- Gracias, señora presidenta. Gracias, señor Iglesias. Comparto, en buena medida, su reflexión y su planteamiento en la réplica, en su intervención. Sí le diré que le puedo garantizar que el conjunto del Gobierno estamos avergonzados por este tipo de situaciones que se provocan, que no las compartimos, que la rechazamos, que se ha abierto ese expediente disciplinario, y que, evidentemente, al ser un puesto por concurso profesional, lógicamente, vamos a intentar que esa infracción sea lo más ejemplar posible.

A partir de ahí, usted también ha hecho referencia a otras cuestiones que tienen más que ver con la "Ley Mordaza". Nosotros, sabe que, desde el primer momento, no solamente por iniciativa por parte del Grupo Parlamentario Socialista, sino también de este Gobierno, lo que queremos es modificar la 'Ley Mordaza'. Ahora mismo está en tramitación parlamentaria, por distintos grupos parlamentarios. Lo que me gustaría es que se agilizara, que se pudiera modificar esa 'Ley Mordaza' y que se derogaran los aspectos más lesivos de la misma.

Y volviendo al caso que usted ha referido en su pregunta de 'Billy el Niño', de este comisario, lo que sí que le puedo garantizar, señor Iglesias, es que el Ministerio del Interior está trabajando de manera intensa para poder realizar esos cambios de la manera más pronta posible, entre otras cuestiones, porque creo que lo tenemos que hacer con la máxima seguridad jurídica. Y en eso está el Ministerio del Interior y en eso está el Gobierno.


Respuesta del presidente del gobierno a la pregunta formulada por Carles Campuzano i Canadés, del Grupo Parlamentario Mixto

Sr. Campuzano.- Gracias, señora presidenta. También nuestro afecto a todos los las victimas de Mallorca.(en catalán)

Señor presidente, ¿cómo piensa encauzar democráticamente el conflicto entre Cataluña y las instituciones del Estado? Gracias.

Presidente.- Bueno, gracias, señora presidenta.

Gracias, señor Campuzano por su pregunta. Vamos a ver. Yo creo que el conflicto que hay en Cataluña no es tanto el de la independencia, como el de la convivencia. Y, por lo tanto, creo que lo más importante es que todos seamos conscientes de que tenemos que abrir, dentro de la ley, un proceso de diálogo, primero, entre catalanes, aquellos que son nacionalistas y aquellos que no son nacionalistas; y, por supuesto, entre el Govern de la Generalitat y el Gobierno de España.

Democracia es, por supuesto, diálogo. Pero democracia es también respetar las reglas del juego que nos hemos dado entre todos, en particular, en esta Cámara. Con lo cual, dentro de la legalidad y, por supuesto, con la fuerza del diálogo, estamos dispuestos a hablar con el Govern, pero también el Govern tiene que hacer esa reflexión, señor Campuzano. Tiene que hacer la reflexión de abrir un proceso de diálogo con la otra parte que no ha sido escuchada, y a la cual no se dirige en la actualidad el Govern en Cataluña, sobre todo cuando estamos hablando de la crisis que se vive en Cataluña que, insisto, es de convivencia, no es de independencia.

Sr. Campuzano.- Gracias, señora presidenta.

Señor presidente no comparto que el problema sea de convivencia. El problema es democrático, es de encauzar la cuestión de fondo que le plantea la sociedad catalana, que no es otra que los catalanes puedan decidir democráticamente y libremente su futuro político. Ese es el consenso principal que hay en Cataluña. Y abordar eso exige coraje político, sentido democrático y respetar a la sociedad catalana.

Y, señor presidente del Gobierno, hay ministros de su Gobierno que no están respetando la sociedad catalana. No se respeta a la sociedad catalana cuando se condecora al responsable político del señor Rajoy en Cataluña, el señor Millo. No se respeta a la sociedad catalana cuando el ministro Borrell veta la presencia del president Torra en un acto de la Cumbre Euromediterránea. No se respeta a la sociedad catalana, señor presidente, cuando una ministra de su Gobierno repite la doctrina del ministro Dastis sobre las 'fake news' del 1 de octubre. La sociedad catalana exige respeto, y algunos de sus ministros no trabajan precisamente para ese diálogo.
Y señor presidente, hace un año celebramos el 1 de octubre. Dos millones de catalanes fuimos a votar. Cientos de catalanes nos protegieron con sus cuerpos de unas cargas policiales brutales, desmesuradas. Nadie ha asumido ninguna responsabilidad por esas cargas policiales. Nadie ha asumido la responsabilidad por unos protocolos de actuación de la Policía y la Guardia Civil desmesurados, que incumplían la propia orden de la juez, que reclamaba que esa actuación de la policía no afectase a la convivencia ciudadana.

Señor presidente del Gobierno, alguien debe de asumir responsabilidades y reparar el daño cometido en aquella jornada del 1 de octubre. Y ahora hemos conocido, a través de los medios de comunicación, unas presiones inaceptables de los poderes políticos al mundo económico catalán. Eso también exige responsabilidades, exige transparencia y exige de este Gobierno que dé también las explicaciones de la sociedad catalana, para que la sociedad catalana vuelva a recuperar el respeto y la dignidad. Exigimos transparencia, exigimos responsabilidades.

Presidente.-  Yo creo que, señor Campuzano, que el Gobierno ha sido transparente. Ha sido claro desde el primer minuto. Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones en comparecencias que yo he celebrado en este Congreso y también a preguntas parlamentarias de su Grupo y de otros.

El Gobierno lo que quiere es ser consciente, en primer lugar, de que este no es un problema que vayamos a resolver ni en un mes, ni en dos meses, ni en tres meses, ni tan siquiera en un año, dos años. Estamos hablando de una crisis que se ha larvado más de una década y que, por tanto, va a necesitar sosiego, determinación, mucha generosidad, y sentido de Estado, que, por cierto, no vemos en aquellos que exigían el sentido de Estado precisamente al grupo parlamentario socialista cuando estaban en el Gobierno. Pero, en todo caso, nosotros sí que se lo pedimos. Y lo que queremos es, en primer lugar, normalizar las relaciones instituciones, señor Campuzano. El haber logrado los acuerdos que hemos logrado. Activar las Comisiones Bilaterales para hablar de los problemas cotidianos de los catalanes me parece la mejor manera de empezar a destensar la situación, a normalizar las relaciones institucionales. Sobre todo, para algo muy importante, y es reconstruir la confianza y la lealtad entre las partes.

Ahora mismo, ustedes desconfían, nosotros desconfiamos. Es evidente que hay una brecha que tenemos que no socavar, no ahondar, sino lo que tenemos que hacer es estrechar conforme pasa los meses y, sobre todo, conforme vayamos agilizando esas comisiones bilaterales y esos procesos de diálogo. En eso está el Gobierno, señor Campuzano.

Usted hace referencia al 1 de octubre de hace un año, pero yo hago referencia al 21 de diciembre. En el 21 de diciembre participó casi el 80% de la sociedad catalana. Y el 80% de la sociedad catalana, señor Campuzano no habló de independencia. Habló de convivencia. Y, probablemente, la solución, pero eso tiene que liderarlo el Govern de Cataluña, es acabar con la dinámica de bloques, empezar a tender puentes con…

 (Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)