Está usted en:

Conferencia de prensa del presidente del Gobierno y del presidente de la República Argentina

Madrid, jueves 23 de febrero de 2017

Presidente.- Señoras y señores, muy buenas tardes y muchas gracias por su asistencia a esta convocatoria, que se produce, como saben, después de la reunión de trabajo que acabamos de tener con el presidente de la República Argentina y a la que seguirá un almuerzo aquí, también en Moncloa.

Quiero decir que para nosotros es un honor recibir en esta visita de Estado al presidente de la República Argentina, Mauricio Macri. Nos conocemos desde ya algunos años. Allí estuvimos, en Buenos Aires, hace también algunos años, menos en este caso. El presidente Macri, siendo alcalde de la ciudad de Buenos Aires, estuvo aquí, en Moncloa, en una visita que hizo a España, y la última reunión había sido una reunión que celebramos en el G-20, en China, hace ya no tan escasas fechas, porque esto creo recordar que fue en septiembre del pasado año.

Para nosotros es, por tanto, un honor su presencia hoy aquí y lo es, además, en su doble condición: la personal y su condición de presidente de la República Argentina, que es un país amigo y hermano. Casi quinientos mil españoles viven hoy en Argentina, muchos en la ciudad de Buenos Aires. La historia la conocen ustedes muy bien, no hace falta que yo la reitere. Muchos argentinos han venido a España, muchos españoles han ido a Argentina. Se han involucrado, tanto en España como en Argentina, han contribuido al progreso de esos países y, por tanto, los lazos de unión están ahí, a la vista, y son absolutamente evidentes.

En cualquier caso, lo más importante es que lo que más une hoy es el futuro. Tenemos, por fortuna, hoy unas relaciones bilaterales magníficas y estoy absolutamente convencido de que lo van a ser mucho mejores en el futuro.

Voy a resumirles cuáles son los asuntos que hemos tratado en la reunión que hemos celebrado esta mañana.

En primer lugar, hemos hablado de la situación política interna en España y en Argentina. Yo quiero resaltar algo que escuchamos muy a menudo en nuestro país y fuera de nuestro país, que es la ambiciosa política reformista que ha llevado a cabo en el tiempo que lleva al frente de la Presidencia de la República el presidente Macri. Ha tomado decisiones importantes, como el levantamiento del cepo cambiario, la eliminación de aranceles a la exportación, la simplificación aduanera o la actualización tarifaria. Ha logrado sacar adelante importantísimas votaciones en el Parlamento y los pronósticos para la economía argentina para este año 2017 son mucho mejores. Además, la consolidación presupuestaria, algo que, como saben, a nosotros nos ha ocupado mucho, y todavía nos sigue ocupando, se está haciendo a muy buen ritmo.

En cuanto a las relaciones bilaterales, tras la elección del presidente Macri hay un fuerte incremento de los contactos bilaterales entre los dos países. El anterior ministro de Asuntos Exteriores fue el primer dignatario en visitar Buenos Aires y volvió a hacerlo el año pasado. También el Rey Juan Carlos ha estado en la toma de posesión del presidente Macri y en la conmemoración del Bicentenario de la Independencia.

Por tanto, podemos decir que nuestras relaciones, con esta visita de Estado también, tras unos años difíciles han recobrado su tradicional vigor y hoy es importante que hayamos firmado un Plan de Acción de la Asociación Estratégica y, también, diversos acuerdos sectoriales muy importantes para nuestro país y también para Argentina.

Quiero señalar, asimismo, que las decisiones que se han tomado en materia económica tendrán, sin duda alguna, un efecto muy positivo sobre las inversiones y, desde luego, para España, que es el segundo país del mundo inversor en Argentina, y para las empresas españolas que han mantenido siempre su compromiso con Argentina. Son importantes porque permitirán que invirtamos más y se puede también generar empleo y riqueza en territorio argentino.

Un aspecto capital en la reunión de hoy ha sido el de MERCOSUR. Como saben ustedes, el Acuerdo de Asociación Unión Europea-MERCOSUR tiene unas negociaciones que se iniciaron en el año 2000, se suspendieron en el año 2004 y se reanudaron en el año 2016, gracias al interés manifestado por los Gobiernos argentinos, brasileños y también el español. Habrá pronto una nueva ronda de negociación en Buenos Aires y creemos que sería muy positivo el que la Unión Europea pudiera hacer un acuerdo con MERCOSUR; sería positivo para la Unión Europea, pero sería también muy positivo para los países que conforman MERCOSUR.

Al final, como la historia demuestra, abrirse al exterior, mejorar las relaciones comerciales y quitar trabas y aranceles siempre redunda en beneficio de las personas, de los ciudadanos, que, al fin y a la postre, es de lo que se trata.

También hemos hablado de la situación en la Unión Europea; fundamentalmente, del "Brexit". Ya conocen cuál es mi posición de la situación económica de la Unión Europea, que es razonable en este momento y las previsiones de crecimiento de la economía española. Pensamos crecer este año un 2,5 por 100 y que, al menos, se creen cuatrocientos mil empleos largos, con lo cual seguiremos con la tónica que ya se ha producido en nuestro país desde el año 2014. En el año 2014 crecimos el 1,4 por 100 y ya en los años 2015 y 2016, por encima del 3 por 100. Se han creado desde entonces algo más de un millón y medio de puestos de trabajo y el gran objetivo es llegar a que haya veinte millones de españoles trabajando. Eso sería muy positivo para el conjunto de la gente, pero sería también muy positivo para el conjunto del país, porque nos permitiría una recaudación fiscal mayor y, por tanto, atender mejor a los servicios públicos fundamentales y a las pensiones.

Quiero decir que, por expreso deseo del Presidente, la visita ha tenido un marcado contenido económico. Creo que las decisiones que se han adoptado en Argentina, y a las que antes he hecho referencia, son muy importantes, creo que pronto los ciudadanos argentinos van a ver los efectos beneficiosos de estas decisiones y creo que se está trabajando muy bien.

Nosotros hemos vivido, como todos ustedes saben, una época compleja, en la que también tuvimos que reducir el déficit público y también tuvimos que hacer reformas estructurales. Pero eso es duro. Al principio puede haber gente que no lo comprenda, pero la Historia demuestra, siempre, y en el caso de España hace muy poco tiempo, que, cuando las cosas se hacen en serio y cuando se hace lo que hay que hacer, al final todo ello repercute en beneficio de todos los ciudadanos.

Yo quiero agradecerle, una vez más, su visita de Estado a España al presidente Macri. Estoy absolutamente convencido de que las decisiones que se han adoptado van a redundar, como les decía antes, y pronto, en beneficio de la gente. Aquí tiene, no un Gobierno amigo, que también; tiene, sobre todo, un país amigo. Lo que somos argentinos y españoles es algo que todos conocemos muy bien.

Muchísimas gracias. Tiene usted la palabra, señor Presidente.

Sr. Macri.- Buenos días. Presidente Rajoy, querido amigo, es realmente una verdadera alegría estar acá para mí, para mi familia y para mi equipo.

Reflexionaba acerca de mi relación con España, ¿no? Yo empecé viniendo acá, Presidente, como turista, desde muy chico; después, como empresario, tenía empresas españolas asociadas; después como presidente de Boca, tuve mucha relación con el Real, con el Atlético, con el Rayo o el Barcelona, así que muchísimas veces me vieron por aquí; después, como jefe de Gobierno de Buenos Aires integré los Alcaldes Iberoamericanos, que conducía Ruíz Gallardón, y ahora me toca venir acá en mi primera visita de Estado, representando a todos los argentinos.

El primer mensaje fundamental que yo quiero traer es que el afecto del pueblo argentino hacia España no solo es especial, sino que es enorme; que, realmente, diría yo que es único. Eso tiene que ver, como usted mencionó, Presidente, con los millones de españoles que a lo largo de los siglos fueron a instalarse en Argentina, a construir su futuro allí y a ayudarnos a construir nuestro futuro; y también con una segunda etapa, en la cual al buen desarrollo de España argentinos vinieron a lo mismo acá. Y en ambos casos se sintieron en su casa desde el primer día, y eso es algo fundamental. Diría que el único "ruido" que tenemos, Presidente, que nos cuesta perdonarles, es que nos saquen sistemáticamente los mejores jugadores de fútbol y los mejores entrenadores. Ese es un problema que tenemos que resolver y esperemos encontrar una solución.

Pero, realmente, estoy muy contento también por esta jornada de trabajo que hemos tenido, muy productiva porque, sobre la base de este afecto histórico y sobre la base de compartir valores y culturas, hemos decidido relanzar nuestra relación, recuperando la máxima confianza, que es un elemento central en cualquier momento y en cualquier orden de la vida: la confianza entre los ciudadanos y la confianza entre los países. Esto es lo que queremos poner bien alto en esta etapa de Argentina en la cual hemos empezado a recorrer un camino de normalidad, estabilizando la macroeconomía, con reglas de juego claras, donde queremos que realmente los españoles sientan que pueden desarrollar todas esas capacidades que tienen en conjunto con los argentinos.

Realmente, como usted lo dijo, hay más de trescientas empresas españolas importantes en el quehacer diario de nuestro país, que marcan una agenda de producción de bienes y servicios de calidad y que esperamos que en esta nueva etapa intensifiquen su participación y sus inversiones. Saliendo de acá, iré a una reunión que se organiza con las Pymes y también espero que una corriente de pequeñas y medianas empresas españolas vayan hacia Argentina a hacer asociaciones con equivalentes en nuestro país para, todos juntos, hacer lo que usted destacó una y otra vez, que es crear oportunidades para nuestra gente.

Nosotros tenemos una primera obligación, que es mi primer compromiso, por el cual espero que se evalúe mi presidencia, y es el de, realmente, reducir la pobreza. Argentina es un país que tiene todo, y esta vez lo va a poner sobre la mesa, para liderar en la región, para ayudar al concierto de la solución de los problemas globales. Quiere reducir la pobreza y quiere crear oportunidades de trabajo, de empleo, y, de la mano de socios importantes, con este nivel de afinidad como tenemos entre los argentinos y los españoles, lo vamos a lograr más fácil

Lo que vengo a decir, en resumen, es que no sólo nos une el pasado; nos une el futuro. Y cuantos más desafíos tenemos y más incertidumbres en este escenario global, que tan bien usted bien marcó, lo que tenemos que apostar es a integrarnos, a encararlos juntos, porque de ese manera seguramente vamos a encontrar oportunidades en mejorarles los estándares de vida a nuestra gente.

Y Creo que en ese campo destacaría que es muy importante este recomienzo de negociaciones con la Unión Europea. Ahí también nuestra relación de afecto tiene que ser un facilitador de que esto se transforme en un acuerdo concreto que nos ayude a integrarnos. Este es el espíritu que tenemos con Brasil, con Uruguay y con Paraguay, y creo que es una oportunidad única, porque más fácil que integrar las culturas que ya compartimos no puede haber, y todos estamos haciendo acuerdos con otras partes del mundo, donde tenemos muchas más dificultades para ensamblar nuestras convivencias. En este caso es como natural; así que deberíamos, realmente, tener éxito.

Para terminar, quiero decirles que también festejo que en esta ocasión hayamos podido concurrir a participar en la Feria ARCO, con noventa de nuestros jóvenes y talentosos artistas, que vienen a demostrar que todo este empuje creativo que existe en Argentina estamos para integrarlo, compartido y demostrar que también en ese campo la innovación y la creatividad cultural del país tiene algo para ofrecer a España y al mundo. Vengo de ahí con el Rey, que me acompañó --realmente, también me ha hecho pasar unos días maravillosos acá, en España--, y la alegría que tenían nuestros artistas de cómo les recibieron, de cómo les acogieron en la Feria, era maravillosa.

Así que no puedo más que agradecer, una vez más, la hospitalidad y la calidez con que nos han recibido, y decirles que siempre son bienvenidos en Argentina. Como le he invitado al Rey, también le invito a usted, Presidente, a que nos visite en cuanto las agendas lo permitan, y decirles que no hay que duda que juntos tendremos un mucho mejor futuro.

Gracias.

P.- Natasha Niebieiski, del diario "Clarín". Las preguntas han sido consensuadas con los colegas. Quería preguntarles a ambos. Al presidente del Gobierno de España, primero, más allá de los lazos de amistad y confianza enorme que está mostrando ahora en esta visita de Estado, quería preguntarle qué desafíos, qué preocupaciones, todavía encuentran en Argentina desde el Ejecutivo. Y al presidente Macri, ¿qué falta por hacer en Argentina?

Después, tengo dos mínimas preguntas; una al presidente Macri, que tiene que ver con que ayer este partido Podemos le entregó una carta reclamando por Milagros Sala.

Y al presidente del Gobierno de España, ¿hablaron o mencionaron alguna estrategia conjunta, como en el pasado, sobre Gibraltar y Malvinas, algo que comparten de alguna manera?

Presidente.- Sobre esta segunda pregunta, no hemos hablado de Gibraltar y Malvinas en nuestra reunión. La posición española la conocen: si el Reino Unido finalmente abandona la Unión Europea, también Gibraltar abandona la Unión Europea y, por tanto, no se le aplican los Tratados de la Unión Europea, puesto que sus relaciones internacionales en este momento las lleva el Reino Unido.

En cuanto a los desafíos para Argentina, yo creo que el desafío para Argentina es muy similar al que nosotros teníamos en España en el momento de llegar al Gobierno, lisa y llanamente eso. Se trata de tener unas cuentas públicas cada vez más ordenadas, se trata de hacer reformas y se trata de hacer y tomar decisiones que, al final, acaben beneficiando a los ciudadanos. Aunque, como ya he dicho antes, porque es que lo he vivido hace muy poco tiempo, la primera etapa es de una enorme complejidad, porque las decisiones no producen efectos en veinticuatro horas sino que, por el contrario, llevan su tiempo. Yo llegué al Gobierno en España a final del año 2011 y los años 2012 y 2013 fueron malos: siguió aumentando el desempleo y tuvimos crecimiento económico negativo; pero ya en el año 2014, como consecuencia de las reformas y de intentar hacer las cosas bien, todo cambió. Por tanto, yo no veo otro desafío diferente de éste.

Yo tengo que decir, y lo digo como presidente del Gobierno pero lo diría también como ciudadano español, que todo el mundo percibe, por lo menos en España y también en Europa, que se están dando pasos muy bien dados en la buena dirección, y estoy absolutamente convencido de que eso redundará, ya está redundando, no sólo en el crédito exterior, como todos ustedes saben, sino también en el futuro en las mejoras concretas para la gente.

Por tanto, no se me ocurre otro desafío que perseverar en las decisiones, aunque a veces los gobernantes tienen que tomar las decisiones más difíciles; pero eso, al final, siempre es rentable, sobre todo para la gente, que es lo que, al fin y a la postre, todos debemos perseguir.

Sr. Macri.- Digamos ¿qué falta? Falta mucho, pero también es importante mirar un segundo atrás y ver todo lo que hemos logrado en catorce meses. Hoy es una demostración de eso que hemos logrado. Y hacia adelante claramente es seguir comprometiéndonos en un tema central, que es el principal desafío, que yo lo mencioné y que hoy estamos restableciendo con España, que es continuar generando confianza; confianza en base no a nuestro discurso, sino a nuestros actos. Que cada cosa que hagamos refuerce el aprendizaje, refuerce que hemos decidido este cambio, como decía ayer en el Congreso español, no por una decisión de este Presidente, no por una creación de este Presidente, sino que nosotros expresamos algo que decidieron los argentinos por convicción, por entender que el camino es una mejor convivencia entre nosotros, más armonía, más diálogo y más tolerancia, y lo mismo con el mundo, y que queremos progresar, y que para progresar es mucho mejor y más fácil lograrlo si estamos integrados con el mundo. Estas son las cosas que estamos haciendo.

Respecto a Malvinas, claramente no hablamos; pero yo quiero aprovechar para agradecer la posición que siempre ha tenido el Gobierno español respecto a nuestro legítimo reclamo.

En el tema de Milagros Sala, sí, me acercó una petición un integrante del partido Podemos, muy educadamente, en un sobre. Diría que, como lo he dicho yo anteriormente, es un tema que está en manos de la Justicia de Jujuy, que es un poder independiente; que, por suerte, ha tramitado una apelación, y se la han concedido, a la Corte Suprema de la Nación, mientras se tramitan una cantidad de juicios y denuncias que tiene la señora Milagros Sala.

En ese campo también quiero agregar --me olvidaba-- que hemos invitado a organizaciones de Derechos Humanos, que tenían dudas, a que vengan y han aceptado. Vienen en abril o mayo, en mayo, se reunirán con las autoridades judiciales de Jujuy y mirarán ellos con sus propios ojos qué es lo que se está haciendo. Así que espero que todas estas cosas que hemos hecho den tranquilidad sobre que en Argentina la Justicia funciona y en forma independiente.

P.- Beatriz Fernández, de Europa Press. Les quería preguntar a ambos si apoyan que se active la Carta Democrática de la OEA para el caso de Venezuela.

Luego, al presidente Rajoy le quería preguntar si entiende que la ciudadanía se indigne por el hecho de que el señor Urdangarín, después de ser condenado a más de seis años de cárcel, quede hoy en libertad provisional sin fianza, y si cree que puede alimentar esta indignación el hecho de que el fiscal de Murcia, que ha sido relevado de su puesto, denuncie presiones coincidiendo con la investigación al presidente de Murcia.

Sr. Macri.- Sobre lo primero, lo hemos hablado, pero más allá de la Carta Democrática. Hemos compartido la enorme preocupación ante lo que está sufriendo el pueblo venezolano, que cada día las cosas están peor y que hay algunos que siguen negando lo que pasa ahí, donde no se respetan los Derechos Humanos y las libertades individuales, como hemos visto con la condena a Leopoldo López y tantos otros presos políticos.

Seguiremos batallando, cada uno desde nuestro lugar, para intentar defender el legítimo derecho que tiene el pueblo venezolano a elegir sus autoridades y volver a tener un país integrado al mundo e intentando progresar y resolver los enormes problemas de pobreza que viene acumulando, y de todo tipo. Porque, realmente, lo que ha pasado y cómo se ha deteriorado la situación en Venezuela en los últimos meses ha sido dramático. Así que esperamos seguir, desde cada lugar donde podamos, intentando levantar las banderas en las cuales creemos, de los Derechos Humanos y la libertad, que hoy en Venezuela han sido cercenadas.

Presidente.- En relación con este asunto, la coincidencia es total y absoluta. Este es un asunto muy preocupante, pero cada vez preocupa más. Efectivamente, coincido con lo que ha dicho el presidente Macri de que las cosas van a peor.

En el siglo XXI empieza a ser inconcebible que no se respeten los Derechos Humanos, la libertad de la gente y que haya gente que esté en la cárcel, lisa y llanamente, por tener unas opiniones diferentes a aquellos que toman la decisión de que vaya a la cárcel. Yo, sinceramente, espero que esto termine a la mayor celeridad posible. Y quiero para Venezuela exactamente lo mismo que quiero para España: un sistema político con democracia, con libertad, con derechos humanos, en el cual los ciudadanos tomen las decisiones que estimen oportunas y convenientes, elijan a un Gobierno, lo cambien y, sobre todo, un Estado que sea un Estado de Derecho en el cual se cumpla siempre la Ley.

En relación con los otros dos asuntos, yo respetaré siempre las decisiones de los Tribunales; hay otros que no lo hacen, pero yo no voy a empezar a discutir sobre si unas decisiones me gustan o no me gustan. Hay que respetarlas siempre, porque esto forma parte de las reglas de juego de la democracia y de las normas de convivencia que nos hemos dado entre todos. Por tanto, mi posición la conocen ustedes muy bien, porque la he reiterado hasta la saciedad. Siempre que me preguntan por alguna decisión de algún juez, siempre digo lo mismo, que es pleno respeto a las decisiones de los jueces.

Me pregunta por la Fiscalía de Murcia, porque se va a cambiar la Fiscalía de Murcia. Ayer hubo una reunión del Consejo Fiscal donde había 35 plazas que habían terminado su mandato, siete no se han renovado y veintiocho sí se han renovado, y el fiscal general del Estado hará la correspondiente propuesta al Gobierno, que será quien al final tome la decisión que adopte, por cierto, el fiscal general del Estado.

A partir de ahí, yo no voy a entrar a juzgar las decisiones del Consejo Fiscal. Siempre me parecerán muy bien, y también las que tome el fiscal general del Estado. Hay otros que lo que quieren es, a lo mejor, otra cosa distinta pero, o en este país se aplican las reglas, o acabaremos teniendo un problema. Yo, desde luego, estoy siempre a favor de la aplicación de las reglas y de que cada uno tome las decisiones que tenga que tomar en el ámbito de su competencia. El Consejo Fiscal ha dicho esto, el fiscal general del Estado ha dicho lo mismo y, por tanto, el Gobierno nada más tiene que añadir sobre ese asunto.

P.- Román Lejtman, de Radio Nacional Infobae. Al igual que la colega argentina, las preguntas fueron consensuadas.

Para el presidente Macri, éste es un período en Argentina de discusión paritaria de aumentos salariales. Hoy es un día importante en Argentina, porque se discute el sueldo a los docentes. La pregunta concreta es si el Gobierno cree que se van a poder homologar acuerdos salariales por encima del porcentaje de inflación fijado en el Presupuesto de 2017, que fue el 17 por 100.

Para el presidente Rajoy. Teniendo en cuenta que se habla de profundizar en las relaciones entre Argentina y España, se habla del futuro, y ya está explícito el apoyo de España para lograr que Argentina, finalmente, y el MERCOSUR logren un acuerdo con la Unión Europea, ¿usted cree que este apoyo se va a suscribir solamente a la Unión Europea y a la inversión de los capitales españoles en Argentina, o el tándem España-Argentina puede motorizar un bloque iberoamericano para generar negociaciones con otros bloques, como pueden ser el NAFTA, el BRIC o la propia Unión Europea?

Sr. Macri.- Argentina va a salir adelante por nuestra capacidad de crear, de emprender, de hacer. Y el principal obstáculo que tenemos hoy para que todo ese talento, toda esa capacidad, se desarrolle es justamente la inflación, que es algo que perturba, que estafa siempre a los que menos tienen y que no permite una sana convivencia. Por eso ha sido un objetivo central desde el primer día y por eso me comprometí a que en el segundo semestre la inflación iba a bajar drásticamente, cosa que sucedió. Anualizada, es el 18 por 100 la inflación que tuvimos en el segundo semestre, la más baja desde 2008. Y el Banco Central se ha comprometido como metas entre el 12 y el 17 por 100 para este año.

Yo les digo a todos: tengamos en cuenta esas metas. Después, las paritarias son libres y cada uno acordará en su sector qué es lo que decida. De por sí, lo que le ofreció la Gobernadora a los docentes de la provincia de Buenos Aires, que es lo que tengo presente, es el 18 por 100, así que ya es un punto arriba de la meta que fijó el Banco Central.

Aparte, que me pareció muy sano, como nadie quiere reducir el salario real, lo que se ha ofrecido es una "cláusula-gatillo": que donde pase de ese nivel de inflación se recompone. Porque acá estamos en un compromiso en el cual todos tenemos que cumplir: el Gobierno tiene que cumplir la reducción de inflación y la política, la dirigencia, todos tenemos que ayudar a reducir el déficit fiscal, porque esa es la llave para que vaya bajando la inflación naturalmente, más allá que en el ínterin estemos financiando ese déficit. Pero creo que ese es el camino. Ese es el camino que nos va a llevar, como estamos creciendo este año, a crecer durante veinte años y, si crecemos veinte años, ahí realmente vamos a estar cerca de terminar con los argentinos que estén en la exclusión. Realmente, los van a incluir a todos los argentinos dentro de un sistema que dé oportunidades, que dé progreso para todos.

Presidente .- Efectivamente, uno de los temas más importantes de la reunión que hemos celebrado esta mañana ha sido el de MERCOSUR y, desde luego, el presidente Macri ha manifestado su voluntad, sus ganas, de llegar a un entendimiento con la Unión Europea, como miembro que es Argentina de MERCOSUR. Desde luego, por nuestra parte, como España, haremos todo cuanto esté en nuestras manos para que se pueda llegar a un entendimiento y para que se pueda hacer rápidamente. Como siempre sucede cuando se hace un acuerdo de estas características, hay sus dificultades, hay cuestiones técnicas complejas y hay unos que ven las cosas de una manera u otros la ven de otra; pero yo creo que estamos en condiciones de, en un plazo no demasiado largo de tiempo, llegar a un acuerdo político entre MERCOSUR y la Unión Europea, y, desde luego, España pondrá todo su empeño.

A partir de ahí, dice usted: ¿este tipo de entendimiento se puede extender a otros o actuar conjuntamente? Pues sí, siempre en defensa de los intereses de los dos países. De hecho, hoy en la reunión bilateral hemos plasmado nuestra agenda bilateral en un Plan de Acción, cuyo objetivo es profundizar la asociación estratégica existente entre ambos países. En dicho Plan se recoge, entre otras cuestiones, una serie de mecanismos de concertación institucional en foros multilaterales.

Yo creo que, en este asunto y en cualquier otro, Argentina y España pueden colaborar en beneficio de ambas partes. Yo, desde luego, en materias de libre comercio daré siempre todas las batallas, porque creo que, sin duda alguna, y al menos ésa es la experiencia española a lo largo de la Historia, siempre que uno mira fuera, siempre que uno deja de aislarse y siempre que uno mejora sus relaciones con los demás y las tiene con más gente, al final, todo eso acaba repercutiendo en beneficio de los intereses de los ciudadanos.

Le puedo dar un dato: España lleva ya cuatro años de superávit de su sector exterior, algo que no había ocurrido jamás en nuestro país. Buena parte de la razón por la que España ha superado la gravísima crisis económica que vivió fue nuestro sector exterior, porque la gente quiso vender fuera, la gente tenía muchas dificultades aquí, salió fuera y se creó una auténtica cultura de la exportación en materia de Pymes y medianas empresas, que ha sido, insisto, muy útil.

Por eso, yo a todo el mundo le digo, porque es la experiencia que yo he vivido, que no hay nada como mirar al mundo, estar en el mundo y olvidarse de las pequeñas cosas del día a día, que naturalmente hay que atenderlas, pero es muy importante buscar y hacer un esfuerzo en materia de relaciones exteriores y abrirse a todos.

P.- José Miguel Blanco, de la Agencia EFE. Comentaba el presidente del Gobierno la necesidad de llegar cuanto antes a un acuerdo entre la Unión Europea y MERCOSUR. Yo quería saber si ustedes confían en que realmente puede haber avances significativos de esa negociación para la Cumbre Unión Europea-América Latina y Caribe, que está prevista celebrarse en el segundo semestre del año.

A los dos también querría plantearles un problema común a los dos países, como es el tema de la violencia de género, que está repuntando en los primeros meses de este año. ¿Qué medidas consideran que se podrían implementar para hacer frente a este problema?

Y, si me permite, para el presidente del Gobierno, en relación con Cataluña, ¿ha habido alguna petición formal del presidente de la Generalitat para una reunión pública? ¿Considera que tiene algún sentido, dadas las posiciones muy contrarias en relación con el referéndum?

Presidente.- En relación con esta última pregunta, hablar siempre tiene sentido y dialogar siempre tiene sentido; por tanto, yo estoy dispuesto a dialogar con el señor Puigdemont, como estoy dispuesto a dialogar, y de hecho lo está haciendo el Gobierno intensamente, con la sociedad catalana. Además, yo ya he dicho los temas que creo que sería bueno dialogar. En primer lugar, debemos dialogar de aquellas cosas que preocupan de verdad a la gente, de los temas que se han tratado en la Conferencia de Presidentes; es decir, podemos dialogar de las pensiones, podemos dialogar de los servicios públicos fundamentales, podemos dialogar de la financiación de las Comunidades Autónomas y, por tanto, de la de Cataluña; podemos dialogar de los Presupuestos Generales del Estado, que pronto se presentarán; de las inversiones… De esos temas que, al final, son la vida diaria de la gente. De esos podemos dialogar.

Creo, por otra parte, que debemos hacer un esfuerzo para evitar divisiones en la sociedad. Creo que es muy importante y creo que cinco años de política promocionando el independentismo solo han servido para generar divisiones en la sociedad. Eso creo que es enormemente negativo. Me gustaría que también se pudiera hablar de eso.

Creo, por otra parte, que no es bueno para Cataluña el que se haga depender la estabilidad de un Gobierno, incluso su propia existencia, de partidos radicales, extremistas y fuera del sistema. Es poco comprensible que, al final, un partido político que se presenta a las elecciones con un candidato tenga que cambiarle porque lo dice un partido extremista. Creo que, sin duda alguna, las cosas se podían haber hecho de otra manera y creo que, al final, apuntarse al extremismo y hacerle caso no produce ningún efecto de ningún tipo frente al conjunto de los ciudadanos.

Creo que es muy importante dialogar también sobre lo positivo y lo bueno que es para todo el mundo que las instituciones no representen solo la ideología de quienes están al frente de las mismas, sino que, por contra, representen a todo el mundo. No puede un Gobierno defender solo las tesis independentistas, cuando hay muchísima gente que piensa de manera diferente. Sobre eso se puede dialogar.

Ahora bien, sobre lo que no se puede dialogar es ver cómo nos ponemos de acuerdo para incumplir conjuntamente la Ley. Eso no se le puede pedir a nadie y, desde luego, menos se le puede pedir al presidente del Gobierno de un país cuya primera obligación es garantizar el cumplimiento de la Ley.

El tema de la violencia de género es un asunto verdaderamente dramático. Es un asunto que nos ocupa al conjunto de los españoles, no sólo a las Administraciones. Y hay, efectivamente, una gran preocupación en el conjunto de la sociedad española.

Se está trabajando para aportar medidas, para ser cada vez más eficaces. Hay una subcomisión en el Congreso de los Diputados; como saben, en la última Conferencia de Presidentes uno de los temas que planteamos fue la violencia de género y también en el Senado se va a trabajar intensamente en el futuro. Creo que debemos hacerlo. Hoy mismo hubo una reunión de representantes de varios Ministerios (Interior, Justicia y también el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales) para intentar ser más eficaces en la lucha contra la violencia de género.

Y, luego, hay algo que yo siempre recomiendo, porque lo vi: hay un teléfono, el 016, absolutamente anónimo --si alguien llama allí, nadie va a saber que ha llamado--, donde cuando alguien, alguna mujer, tiene algún problema, tiene que contarlo, porque se le puede ayudar y se pueden resolver los problemas. Yo ya le digo: yo he estado allí y allí hay gente que trabaja todas las horas del día, con mucho esfuerzo, con mucha dedicación, y, sinceramente, han resuelto muchos problemas y han evitado muchos males mayores.

Por tanto, siempre que alguien tenga un problema, siempre que alguna mujer se sienta agredida, que llame al 016, que de ahí sólo va a poder recibir buenas cosas.

Sobre Unión Europea y MERCOSUR --ésta era la pregunta 17--, yo espero que haya pasos significativos todos los días, lo que pasa es que el concepto de "significativo" es opinable. Pero yo no soy capaz de dar ninguna fecha y, sobre todo, no doy ninguna fecha cuando no tengo la total y absoluta certeza de cuándo se va a llegar al acuerdo final. Pero creo que estamos en condiciones de poder llegar a un acuerdo político en un período de tiempo no demasiado largo.

Sr. Macri.- Yo me sumo. Depende de la voluntad de muchos líderes de muchos países, pero veo un clima como no se vio nunca antes, una vocación de llegar a un acuerdo, y espero que durante este año haya avances significativos.

En el tema de violencia de género, me alegro haber escuchado al presidente Rajoy, porque en Argentina pasa exactamente lo mismo: no solo el tema está en el centro de la agenda de nuestro Gobierno, sino que está en el centro de la agenda de la sociedad y se ha planteado el tema con una seriedad como nunca antes. Nosotros hemos previsto con la sociedad civil acciones concretas, que tienen que ver desde la educación, la prevención y la asistencia a las víctimas, y creemos que eso va a ir dando cada vez mejores resultados. Creo que lo más importante es que cada vez estemos más involucrados y que nunca más nos hagamos los distraídos frente a este tema, porque esto no viene de ahora, viene de muy atrás, y lo importante es que ahora lo hemos puesto sobre la mesa y estamos decididos a resolverlo. Y creo que en el mundo los seres humanos hemos descubierto que cada vez que nos proponemos resolver algo, las cosas cambian para mejor. Así que soy muy optimista al respecto.

Presidente.- Muchas gracias. Buenas tardes.

Más Información