• Enviar

Declaraciones del presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados

Madrid, miércoles 20 de septiembre de 2017

P.- (Inaudible)

Presidente.- Me pregunta por las palabras del señor Rufián. Yo no voy a tener ninguna polémica con el señor Rufián, ni voy a calificar sus palabras. A mí lo que me preocupa es lo importante, lo que está sucediendo.

Lo que hemos visto en Cataluña es un intento de liquidar la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Cataluña; unos plenos del Parlamento los días 6 y 7 que fueron un ejemplo de lo que no se debe hacer nunca en un Parlamento democrático y que no tiene precedentes, y ahora una gente que está saltándose la Ley y está actuando contra la Constitución Española y contra el Estatuto de Autonomía, y, lógicamente, el Estado tiene que reaccionar.

No hay ningún Estado democrático en el mundo que acepte lo que están planteando estas personas. Estaban avisados, sabían que el referéndum no se podía celebrar porque es liquidar la soberanía nacional y el derecho que tienen todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país, y yo, como ya he dicho en otras ocasiones, pido que haya una rectificación, que volvamos a la normalidad y que volvamos al sentido común porque, como ya hemos dicho, el referéndum no se puede celebrar. Y lo siento mucho. Yo espero que no continúen con esta dinámica, porque creo que no ayuda y no conduce a nada.

P.- ¿Qué tendría que hacer el señor Puigdemont para que se recondujera la situación?

Una segunda pregunta. ¿Está usted ante el reto más importante de su etapa como presidente del Gobierno?

Presidente.- Al señor Puigdemont yo lo único que le pido es que cumpla la Ley. Todos tenemos la obligación de cumplir la Ley y, desde luego, con mucha más razón los gobernantes. No se puede aprobar en tres horas, como se hizo el pasado día 7, una nueva Constitución, que es la llamada "Ley de Transitoriedad Jurídica". Eso es profundamente antidemocrático. Todos los países del mundo que tienen una Constitución lo debaten durante meses e, incluso, durante años. Lo que se está aquí es atropellando los derechos de todos, no dejando a los diputados hablar y pasando por encima de la Ley. Y, desde luego, si en España no se cumple la Ley, lo que habrá será injusticia, arbitrariedad y la ley del más fuerte. Eso, sinceramente, no lo podemos aceptar de ninguna de las maneras.

Insisto, creo que lo que dicen el sentido común y la razón, lo que es mejor para todos, para absolutamente todos, es que se dé marcha atrás en este disparate que no conduce a parte alguna.

Muchas gracias.

Más Información